Consulta la Tabla de Contenidos para ver Todas las Entradas

Búsqueda personalizada

Cuál es el Significado de Conformismo. Concepto, Definición, Qué es Conformismo


Definición de Conformismo ‒ Compendio de Conceptos y Significados

1. Definición de Conformismo

Cambio en la condición u opiniones como resultado de una presión real o imaginada por parte de una persona o grupo.
De algún modo en nuestra cultura, a los inconformistas se les considera “inadecuados”, o “desviados” y no son muy apreciados por el grupo al que rehúsa plegarse, aunque todo depende de las situaciones. Hay situaciones en que lo deseable es ser conformista, por ejemplo, que los coches circulen todos por la derecha, y otras situaciones en que puede ser desastroso, por ejemplo, el círculo establecido en torno a un dictador como Hitler, en los que la desviación estaba prohibida. En este último ejemplo se trata de grupos cohesionados y aislados de otros puntos de vista discordes y que caen en lo que se denomina “capillismo”, es decir, que la búsqueda de coincidencia se hace tan dominante, en una camarilla, cohesionada, que se tiende a descartar consideraciones alternativas realistas. Los individuos del grupo, enfrentados con presiones de conformismo, llegan a dudar de sus propias reservas y se abstienen de expresar opiniones disidentes. Se perciben a sí mismos como invulnerables y están cegados por el optimismo. La búsqueda de consenso es tan importante que ciertos miembros del grupo a veces se transforman en “vigilantes del conocimiento”, censurando la entrada de info perturbadora.
Un ejemplo de conformismo: el experimento de Asch sobre juicio perceptivo
En el experimento muchos sujetos experimentales se pliegan al juicio incorrecto de la mayoría. Es una situación especialmente llamativa por que no hay ningún tipo de sanción en caso de resp contraria a la mayoría, ni de recompensa para el conformismo, que se hicieran explícitas, por tanto caben dos posibilidades:
-ante el juicio unánime, quedaron convencidos de que sus juicios estaban equivocados, o
-siguieron a la masa evitando así “antipatías” derivadas del desacuerdo.
En el experimento hay dos metas en conflicto: dar la respuesta correcta, y responder a las expectativas de los otros.
El efecto de la presión social se podía comprobar cuando se permitía a los sujetos dar su resp en privado, situación en que la presión para conformarse a los juicios ajenos deja de tener efecto. Como detalle curioso, se añadía que la mayor parte de las personas solemos pensar que estamos motivador por la aspiración a la corrección y que los demás están motivados por el deseo de ser bien considerados por los otros, es decir, infravaloramos el grado en que estamos influidos por el grupo.

Variables que incrementan o reducen el conformismo

I. Unanimidad en la opinión mayoritaria; uno de los factores que determinan la propensión al conformismo es la unanimidad o falta de ella en la opinión mayoritaria. Basta con que el sujeto tenga un solo aliado que dé la respuesta correcta para que su tendencia a plegarse al juicio erróneo disminuya fuertemente. Sin embargo, si hay unanimidad, el volumen de la mayoría no necesita ser muy grande para que provoque el máximo conformismo,
II. Compromiso previo con el juicio inicial: el conformismo se reduce cuando se induce al sujeto a adoptar un tipo de compromiso con su juicio inicial, así, cuando se da una respuesta antes de escuchar el juicio de los demás, se reduce el conformismo a las respuesta de los otros.
III. Tipo de persona: los sujetos que en general tienen una opinión pobre de sí mismos, tienden mucho más a plegarse a la presión del grupo que aquéllos que tienen una autoestima elevada. Es más, en tareas específicas, la autoestima puede verse influida por una situación determinada y así, aquéllos a quienes se permite tener éxitos previos en una tarea, tienen mucho menos al conformismo que si entran en frío en la situación. Si un sujeto cree que tiene poca o ninguna aptitud para realizar una tarea, tenderá más al conformismo.
IV. Tipo de cultura: se ve mayor conformismo en sociedades colectivistas, por ejemplo China, que en individualistas, por ejemplo EE.UU.
V. Género: parece haber una pequeña diferencia de género según la cual las mujeres tenderían más al conformismo que los hombres, que se hace mayor cuando el investigador es varón o la tarea se presenta con sesgo masculino.
VI. Composición del grupo de presión: un grupo es más efectivo para inducir al conformismos si está constituido por expertos, en el tema, si los miembros son importantes para el sujeto, por ej amigos, si son comparables al sujeto, por ej, compañeros de clase. Una excepción se observa en niños, en que si la mayoría unánime está constituida por niños blancos, se induce una mayor conformismo tanto en niños blancos como en niños negros, (el poder que da a los blancos nuestra cultura es suficiente para superar la tendencia a ser más influyente por sujetos comparables).
VII. Sentimiento de inseguridad: Si no se está seguro de ser apreciado y aceptado por el grupo, habrá una menos tendencia a expresar desacuerdo, aunque sean amigos, cuando se valora la pertenecía al grupo.
*Cuando la fuente de influencia se sitúa en un individuo en lugar de un grupo: los factores vinculados al conformismo son semejantes. Es más probable que nos mostremos conformes con la condición o las opiniones de un individuo semejante o importante para nosotros o que aparente ser un experto o una autoridad, en una situación determinada. Por ej, es más fácil que atendamos a una petición hecha por alguien que lleve uniforme que por alguien que viste de civil. Así mismo, la apariencia de un estatus elevado nos influye más.

El Espectador no Comprometido como Conformista

Hay normas diferentes para la ayuda en las grandes ciudades y en las ciudades más pequeñas; es más probable recibir ayuda en escenarios no urbanos. En los casos como el de Kitty Genovese, se ve como una víctima suele conseguir menos ayuda cuando hay un gran número de personas observando. En consecuencia, la no intervención puede entenderse como un acto de conformismo. A este fenómenos se le ha dado el nombre de “efecto del espectador”; en una situación semejante a la del caso de Kitty, puede ocurrir que si la gente se da cuenta de que el suceso está siendo presenciado por otros, se difumine la responsabilidad sentida por cada individuo, cada espectador puede pensar que alguien estaba llamando a la policía o a la ambulancia, o que era deber de los otros hacerlo).

2. Concepto de Conformismo

El término conformismo es un término que se utiliza para designar a un tipo de actitud o forma de vida que encierra cierta pasividad y falta de lucha por lo que se considera derechos propios. El conformismo suele ser descripto como una actitud mediante la cual una persona se conforma con lo que tiene sin cuestionarlo, sin pretender mejorar su realidad ni la del mundo y tampoco actuando de manera activa para hacerlo. Es común relacionar al conformismo con el estilo de vida actual que se lleva a cabo a través del consumo de productos y objetosmateriales, consumo que implica a su vez una pérdida del espíritu de lucha y de acción de cada individuo.
El conformismo suele ser visto como un fenómeno muy actual debido a que la sociedad moderna capitalista induce a los individuos a dejar de lado intereses más profundos, inquietudes más trascendentales y metafísicas para centrarse alrededor del consumo de productos y de adaptarse a parámetros de conducta social comunes que no supongan la lucha o el cuestionamiento del sistema. De este modo, el conformismo se expande a nivel social en el sentido de que hace que cada individuo deje de buscar continuamente mejorar su realidad a un nivel más profundo que el superficial.
El conformismo es, además de social, también un problema o una actitud individual. En este sentido, es mucho más común encontrar una actitud conformista en personas que demuestran un carácter más pasivo que en aquellas que constantemente se enfrentan a aquello que no consideran justo o conveniente. Así, las personas que sucumben al conformismo suelen conformarse o contentarse con la realidad tal y como la viven pensando que es así porque esa fue su suerte o porque les tocó ese estilo de vida sin tener en cuenta que el destino o la historia de una persona se cambia a partir de los hechos o las decisiones que uno toma a lo largo de sus actividades cotidianas. El conformismo puede volverse un problema cuando el mismo no le permite a la persona tener éxito en sus actividades y volverse una persona sufriente, infeliz o constantemente angustiada.

3. Significado de Conformismo

El término conformismo es un término abstracto que se utiliza para hacer referencia a la actitud que un ser humano puede tener ante la vida y las diferentes situaciones que le tocan vivir día a día. La idea de conformismo proviene del adjetivo “conforme”. Estar conforme con algo significa aceptarlo y si bien cuando se usa este adjetivo se suele dar un sentido positivo a la persona, en el caso de conformismo esa aceptación se vuelve negativo en tanto y en cuanto la persona se caracteriza por aceptar todo aquello que le sucede independientemente de que eso sea negativo o positivo y no hacer nada para luchar en contra de lo que no le gusta o satisface.
El conformismo es en muchos sentidos una de las actitudes más comunes de nuestra época y esto tiene que ver con el tipo de sociedad en el que vivimos. La sociedad actual hace que sus miembros se vean inmersos en un complejo sistema de rutinas, exigencias, deberes y ocupaciones de los cuales es muy difícil librarse si uno quiere poder subsistir de la mejor manera posible. Así, ante la permanente necesidad de seguir las rutinas y mandatos sociales las personas tienden a mostrar actitudes más bien conformistas con su presente y su destino porque simplemente no tienen tiempo ni el poder suficiente para luchar contra aquello que no les satisface.
Muchas veces el conformismo también tiene que ver con el miedo o la inseguridad a perder el lugar social que uno ocupa, a no querer cambiar por encontrarse en un lugar seguro, a no buscar más triunfos o logros porque los que uno posee ya le alcanzan para llevar una vida más o menos normal.
En diferentes épocas el ser humano ha sabido rebelarse no sólo ante situaciones cotidianas si no también ante estructuras sociales, políticas y culturales, generando cambios tan profundos que la sociedad nunca volvió a ser igual. Un ejemplo claro de esto puede ser la RevoluciónFrancesa, uno de los momentos históricos más cruciales para occidente ya que significó un cambio de paradigma no sólo político si no también social y cultural. En un momento como ese, el conformismo juega un muy pequeño o casi nulo lugar ya que las personas no conceden aceptar esa realidad y se muestran disconformes de diversas maneras.

4. Qué es Conformismo

El conformismo no lógico o complaciente, lleva irremediablemente al estancamiento y a la mediocridad.
Debemos entender como conformismo no lógico o complaciente a aquél conformismo que es sinónimo de adaptación a las circunstancias con resignación.
Jamás existirá peor insulto para una persona que el de ser tildado de conformista, ya que, en ese momento, ese individuo, estará siendo catalogado como un ser sin ambición, sin carácter ni personalidad, en fin, un ser mediocre condenado a pertenencer durante el resto de su existencia a la más baja categoría de personas, a la de las grandes masas uniformes.
La vida de un hombre debe estar llena de metas y, su existencia, dedicada a alcanzarlas. Estas metas pueden ser grandes o pequeñas, reales o ilusorias; en realidad nada de esto importa al individuo, lo realmente importante es que la mente jamás permanezca ociosa, que siempre esté trabajando en algo nuevo. Es a esta ansia de crear, de hacer siempre algo más, algo mejor, a lo que llamamos ambición, y a la persona que practica esta manera de vivir, ambiciosa.
Es importante no confundir en ningún momento la ambición con la codicia, porque, mientras la ambición lo que busca es el bienestar individual y/o común, la codicia lo que busca es el bienestar individual a costa del común.
El bienestar individual, en la ambición, se logra al trabajar por realizar las metas, y este trabajo enriquece de manera increíble a la persona, convierte al ser en ser humano, y hace que este crezca hasta límites inimaginables, pero, por supuesto, el bienestar total o ideal se logrará en la medida en que se consiga o no la meta establecida.
En la codicia, este bienestar se logra a través de un trabajo destructivo, cuya única norma es aquella máxima del pensamiento maquiavélico que nos dice “El fin (la satisfacción personal) justifica los medios (destrucción o daño del prójimo)”. Este trabajo destructivo, lacerante, envilece al ser, y lo degrada hasta convertirlo en una criatura pervertida que no merece existir al lado de los verdaderos seres humanos. Son las personas codiciosas las que hacen temblar nuestras sociedades.
Así, estas sociedades avanzarán, se estancarán, retrocederán o entrarán en conflictos, dependiendo de la proporción de conformistas, ambiciosos o codiciosos que las conformen, o de cual de estas cualidades se manifieste predominantemente en sus líderes.
En todo caso, debemos recordar que el bienestar común se logra a través de la ambición de individuos y colectivos, y los pocos aportes que puede entregarnos la codicia, generalmente son a costa de elevados costos de destrucción y sufrimiento.

ShareThis

Búsqueda personalizada