Búsqueda personalizada

Definición de Banca Comercial

Banca Comercial - Su Significado, Definición y Concepto

Definición de: Banca Comercial

La banca, de acuerdo a una de las acepciones del término, es el conjunto de bancos y banqueros. El concepto se utiliza para nombrar a las entidades dedicadas a facilitar la financiación.
Comercial es aquello perteneciente o relativo al comercio o a los comerciantes. El adjetivo también se usa en referencia a lo que tiene fácil aceptación en un determinado mercado.

La noción de banca comercial está vinculada a los bancos que actúan como operadores universales y que pueden ofrecer todos los servicios y las operaciones pasivas y activas que le son permitidas por ley. El banco comercial, por lo tanto, es un tipo de banco, como el banco de inversión o el banco hipotecario.
La función principal de la banca comercial es intermediar entre la oferta y la demanda de recursos financieros. Estos bancos pueden recibir el ahorro de las personas y de las empresas (en depósitos, plazos fijos, etc.) y conceder préstamos y créditos. La recepción de recursos es una operación pasiva, mientras que el préstamo de dinero es una operación activa.
El funcionamiento de la banca comercial está sometido a las leyes específicas de cada país y a las normativas de cada Banco Central. Es habitual es que estos bancos comerciales brinden otros servicios, como el cambio de billetes y monedas, el alquiler de cajas de seguridad o el cobro de impuestos.
La distinción entre la banca comercial y la banca de inversión surgió tras la Gran Depresión, cuando el Congreso estadounidense exigió a los bancos que sólo desarrollen las actividades bancarias tradicionales, dejando la operatoria en el mercado de capitales a los denominados bancos de inversión.

Concepto de: Banca Comercial

La banca es el término que se emplea en el ámbito de las finanzas y de los negocios para denominar, por un lado, al conjunto de acciones económicas que tienen por misión llevar a cabo actividades comerciales, y por otro lado la palabra se usa para designar también, de manera amplia y general, conjunto de bancos y de banqueros que ejercen actividades financieras.
En tanto, la banca comercial es el concepto que designa a aquella institución financiera que ejerce como intermediario a la hora de la oferta y de la demanda de los recursos financieros.
Cabe destacarse que la banca comercial ofrece diversos servicios y asimismo operaciones de tipo pasivo y activo, que se encuentran estipuladas y reguladas a través de una normativa especial y vigente en la nación que corresponda.
Entre otras actividades, la banca comercial, podrá admitir el ingreso en sus arcas de los ahorros que disponen personas físicas y también el propio que disponen personas jurídicas o empresas y colocarlos en cuentas corrientes, cajas de ahorro, plazos fijos, según sea el arreglo y la necesidad del cliente en cuestión. Y por otra parte, la banca comercial también se destaca a la hora de otorgar préstamos y créditos a quienes se acercan al banco para gestionarlos, porque quieren impulsar un negocio, comprar una vivienda, entre otras alternativas que impulsan esta solicitud.
Vale mencionar que la admisión de dinero es una operación considerada pasiva, mientras que la entrega de préstamos activa.
Pero la actividad de estos bancos no se limita únicamente a las actividades indicadas líneas arriba, también realizan otras acciones como cambiar monedas extranjeras, cobrar impuestos y servicios y alquilar cajas de seguridad.
La acción de la banca comercial está controlada de cerca por el Banco Central del país que corresponda y además existe una legislación particular en cada nación que estipula cómo debe ser el comportamiento.
De la vereda de enfrente de la banca comercial se encuentra la banca de inversión , que es aquella institución que asiste a sus clientes en las operatorias que se producen en el mercado de capitales.

ShareThis

Búsqueda personalizada