Cuestión de talla


Te damos útiles consejos para acertar con la medida correcta de sujetador y así evitar posibles problemas en el pecho

Cuestión de talla


Elegir la talla correcta del sujetador no es sólo una cuestión estética. Comprar una medida más pequeña puede ir en detrimento de la salud de nuestro pecho. Y es algo que les sucede a siete de cada diez mujeres, que no llevan la talla correcta ni el sujetador adecuado, según apuntan desde la consulta de Cirugía Plástica y Estética del doctor Junco.

Han llegado a esta conclusión al observar en sus pacientes que una de las mayores preocupaciones de quienes acuden a la consulta de Dr. Junco para realizarse un aumento de pecho, es saber la talla con la que quedarán: la mayoría de ellas desconoce su talla real de sujetador.

Por eso, no han dudado en dar una serie de consejos prácticos, pues utilizar sujetador es bueno para la sujeción y salud del pecho por lo que es importante que las medidas de copa y contorno se adapten a la perfección a nuestro cuerpo. Además, las mujeres saben que con el tiempo el cuerpo sufre cambios por lo que deben revisar su talla si notan que su sujetador favorito de pronto les deja marca en la piel, el cierre en la espalda se sube por encima de la línea del pecho o notan que les falta o sobra copa.

Acertar con el número... y con la letra

El número (contorno) se obtiene midiendo el contorno del tronco, por debajo de la línea del sujetador, y sumándole 15. La letra (la copa) se obtiene midiendo por encima del pecho y restándole lo que mide el contorno realmente. Con ese dato ya solo hay que seguir esta regla: A (de 12 a 14 centímetros, busto pequeño), B (de 14 a 16 centímetros, busto medio), C (de 16 a 18 centímetros, busto lleno), D (de 18 a 20 centímetros, busto voluminoso) y la secuencia continúa para copas superiores.

Ten en cuenta que...

-Toma las medidas sin ropa y cuando no tengas la menstruación: durante esos días el volumen del pecho aumenta.
-La mayoría de los sujetadores tienen tres posiciones de corchetes. Un sujetador sienta bien si al cerrarlo en el del centro ajusta sin oprimir ni hacer pliegues en la piel.
-El sujetador no debe hacer marcas en todo el contorno.
-El regulador de la espalda no debe quedar por encima de la línea del bajo pecho.
- Si vas a hacer ejercicio, escoge un buen sujetador deportivo que amortigue el movimiento del pecho.

Ver artículo original

Contenidos Recomendados