¿Cuál es el Significado de Debate? Concepto, Definición, Qué es Debate

ADSBYGOOGLE

Debate – Su Definición y Conceptos


Debate – Definición de Debate, Concepto de Debate, Significado de Debate

1. Concepto de Debate

“De la discusión nace la luz” y es precisamente el debate la técnica que permite exponer a dos o más personas sus argumentos fundados sobre uno o más temas polémicos, escuchándose mutuamente, para que ellos mismos y el auditorio, puedan aclarar sus propias ideas al respecto.
Para que exista debate debe tratarse de un tema cuestionable con posibilidad de varios enfoques o interpretaciones. Pueden debatir dos personas o dos grupos de personas.
Los debates pueden ser privados, o sea, realizados en ámbitos que no trascienden al conocimiento de más personas que al de los propios interesados, o públicos, cuando se hacen en ámbitos con gran afluencia de personas o cuando se debate ante las cámaras de televisión. En los debates públicos se debe contar con la presencia de un moderador, que prepare las preguntas cuestionables, que equilibre los tiempos de exposición de cada parte, e intervenga pacificando, cuando el debate se torne demasiado agresivo, tratando que en ningún caso se pierda de vista el objetivo. El moderador, nunca debe participar en el debate, sino conducirlo, guiarlo y estimularlo, pudiendo aclarar confusiones o contradicciones pero sin dar sus propios puntos de vista. Se debe designar además un secretario que tome nota de las actuaciones, y al finalizar el debate trate de llegar a las conclusiones arribadas.
La clave del debate está en la argumentación. Cuantas más razones se den para avalar una postura, ésta será más creíble.
Las personas que participan en un debate público, deben ser conocedoras o más bien expertas del tema en cuestión, y es conveniente que preparen su exposición, imaginando las preguntas de su interlocutor, para prever las respuestas.
Quien gana un debate es quien mejor argumentó su postura, no elevó la voz para defenderlas, escuchó pacientemente las opiniones contrarias, rebatiéndolas una a una a su tiempo, no se burló sino que mostró respeto por las opiniones diferentes, y habló con lenguaje sencillo pero culto, entendible, pausado y en forma breve y concisa.


2. Definición de Debate

Debate procede del verbo debatir (discutir o disputar sobre algo) y hace mención a una controversia, discusión o contienda. Por ejemplo: “Terminemos con este debate y comencemos a actuar”, “Si quieres iniciar un debate conmigo, tienes que tener algún argumento”, “El moderador dio por concluido el debate en su punto más conflictivo”.
El debate suele ser considerado como una técnica o una modalidad de la comunicación oral. Los debates organizados cuentan con un moderador y con un público que asiste a las conversaciones. Quienes debaten se encargan de exponer sus argumentos sobre el tema en cuestión.
La forma más habitual de debate es un auditorio con público presente o en un estudio de televisión ante las cámaras (para que el público pueda seguir las acciones desde sus hogares). Gracias al desarrollo de la tecnología, es posible que se organicen debates a través de Internet, ya sea mediante videoconferencias, chat o foros.
Para que exista un debate, tienen que encontrarse dos posiciones antagónicas. De lo contrario, si los participantes están de acuerdo, no se producirá la confrontación o controversia.
En la actualidad, los debates más frecuentes involucran a los políticos que se presentan como candidatos en un proceso de elecciones. Estas personas aceptan debatir en los medios de comunicación para defender sus propuestas y refutar los argumentos de sus adversarios: “El candidato oficialista resultó ganador del último debate, de acuerdo a los sondeos de una consultora”, “Gómez decidió no participar del debate por estar en desacuerdo con las condiciones”, “El debate entre los candidatos presidenciales rompió el récord de audiencia”.

3. Significado de Debate

Un debate es una forma de expresión oral, que consiste en la discusión ordenada de ideas contrarias sobre un tema de interés para el público. Se distingue de otras formas de expresión oral por involucrar no sólo el uso de argumentos convincentes, sino también de retórica fácil de seguir y de una cierta conexión emocional con la audiencia, lo que lo convierte en una actividad más sutil y estratégica, que requiere de mucho más además que el simple conocimiento y dominio del tema.
Los debates suelen ocurrir en asambleas en las que se intenta a llegar a resoluciones mediante un voto. Ahí, cada parte defiende su postura con la esperanza de obtener una resolución que le sea favorable. Esto es común en Congresos y en organismos internacionales como en las Naciones Unidas.
En algunos sistemas políticos, es común que los candidatos a algún puesto de elección popular realicen debates previo a la elección para discutir temas que preocupen a los electores y así ganar votos de aquellos ciudadanos que aún no han decidido a quien apoyar. Por otra parte, en universidades y escuelas el debate se realiza como una actividad meramente educacional y recreativa. La realización de torneos entre equipos representativos de universidades es algo común.
De cualquier forma, en todos los debates siempre existe la figura del moderador, que es la persona encargada de otorgar la palabra a cada una de las partes y de anunciar el formato del evento, así como sus reglas y condiciones. En caso de que sea necesario, el moderador puede tener el poder de sancionar a algún participante si tiene un comportamiento que se considera de mala educación en el debate, como gritar, interrumpir a sus oponentes, recurrir a insultos personales o seguir hablando aún si ya se agotó su tiempo.
En algunos eventos, además del moderador existe un panel de jueces encargados de decidir que lado será el ganador al final del debate.