BUSCAR CONTENIDOS

Búsqueda personalizada

Defensa del territorio

ADS

Capítulo II. Surgimiento de un Nuevo Mundo 1498 / 1780

Unidad 5. Vida colonial 1700 / 1780


056-01
Las fuerzas españolas enfrentan una incursión inglesa en La Guaira

056-02
La posición estratégica de Venezuela en el Caribe es siempre un recurso que los españoles saben aprovechar y proteger. Son numerosas las fortificaciones –fuertes, baterías, baluartes y vigías– que se erigen para la defensa territorial desde el siglo XVI. La labor continúa en los siglos XVII y XVIII, cuando se agravan las tensiones en el Caribe como producto de las contiendas europeas, con la construcción y mejoras de las defensas en Cuba, Puerto Rico, Veracruz, Portobelo, Panamá, Cartagena de Indias y en toda la costa de la actual Venezuela.
Para defender el río Orinoco y sus ciudades principales (primero Santo Tomé de Guayana y luego Angostura), son construidas varias defensas. Entre 1678 y 1681 es erigido el fuerte San Francisco, 40 km aguas abajo, de la desembocadura del río Caroní. En 1757 es construido el fuerte San Diego de Alcalá o Padrastro en la cima del cerro Padrastro, como algunas fortalezas más pequeñas en la propia Angostura, hoy Ciudad Bolívar.
056-03
Entre las primeras defensas de la costa venezolana destaca el fortín en las bocas del río Manzanares que intenta proteger el agua dulce, vital para los pobladores de Cubagua. Construido por Jácome de Castellón en 1522, es destruido al poco tiempo por los indígenas. Posteriormente son edificados el fuerte de Santa María de la Cabeza entre 1669 y 1673 y el de San Antonio de la Eminencia entre 1684 y 1686, que defienden la posición estratégica de Cumaná y su rico hinterland, la cuenca de Cariaco, rica en peces, y la sal vecina. La defensa de las salinas de Araya se logra a través del fuerte Santiago de Araya, construido entre 1625 y 1645, y demolido en 1762.
La estratégica posición de la isla de Margarita entre tierra firme y el resto del caribe insular, tiene también que ser defendida. Para ello se construyen el castillo Santa Rosa en La Asunción, terminado para 1681, y el San Carlos Borromeo en Pampatar, edificado entre 1664 y 1684.
La Guaira es la ciudad mejor fortificada de Venezuela, si bien sus defensas dejan mucho que desear en comparación con otros lugares del caribe continental e insular en manos de España. Las obras comienzan desde fines del siglo XVI. Para fines del siglo XVIII existen cinco fuertes: El Vigía, San Agustín, San Carlos, Palomo y Gavilán, cinco baluartes, seis baterías, un polvorín.
Las obras de fortificación en Puerto Cabello siguen en importancia a las de La Guaira. Entre ellas destaca el fuerte San Felipe, terminado en 1741. El pequeño puerto de La Vela de Coro tiene que ser protegido con un fuerte en el siglo XVIII.
Para defender Maracaibo y la entrada del lago, se erige, entre otras defensas, el castillo de San Carlos entre 1679 y 1682.

BUSCAR CONTENIDOS

Búsqueda personalizada

ADD THIS