Buscar contenidos

Búsqueda personalizada

Guipuzcoana, monopolio y protesta

Capítulo II. Surgimiento de un Nuevo Mundo 1498 / 1780

Unidad 5. Vida colonial 1700 / 1780


052-01
Planos de la casa de la Compañía Guipuzcoana en La Guaira, 1791.
Casa de la Compañía de Filipinas en Macuto
052-02
La Guerra de Sucesión produce una crisis en la economía americana porque el tráfico comercial con la metrópoli queda casi interrumpido. En el caso venezolano, son pocas las naves que en trece años llegan a nuestros puertos, circunstancia que origina un desabastecimiento general de mercancías y alimentos, dificultades en la producción agropecuaria y miseria en la población.
El contrabando prospera. Para mejorar la situación es creada la Compañía Guipuzcoana en 1728, encargada de monopolizar el comercio de la provincia de Venezuela y de perseguir el contrabando. A partir de 1730 llegan las tres primeras naves, que en muy breve tiempo obtienen ganancias.
El monopolio comercial ejercido por la Guipuzcoana genera desde el comienzo, la animadversión de cosecheros y mercaderes locales quienes ven perturbadas sus transacciones, especialmente del cacao, con el Caribe insular y la Nueva España (hoy México). La protesta hace su aparición y es promovida en la provincia por los criollos, representados en el Cabildo de Caracas, desembocando luego en numerosos conflictos y en la insurrección del canario Juan Francisco de León entre 1749 y 1751. Esta revuelta pone en guardia a la corona española sobre los procederes de la Guipuzcoana. Comienza entonces un período de dificultades para la Companía: la Intendencia y Real Hacienda le entorpece ciertos privilegios desde 1776; la guerra de España con Inglaterra en 1779 le impide cumplir con sus obligaciones; las dificultades crecientes del comercio exterior, que obligan a conceder franquicias a los mercaderes criollos para comerciar; y la presión sostenida del Cabildo de Caracas, socavan sus bases. La Compañía es eliminada definitivamente por real cédula el 10 de marzo de 1785, y sus bienes pasan a la Compañía de Filipinas –creada para fomentar el intercambio de las producciones asiáticas y americanas– que sobrevive hasta 1834.
052-03

Buscar Contenidos

Búsqueda personalizada