jueves, agosto 29, 2013

José María Vargas, el ensayo civil

ADS

Capítulo 4. De la Gran Colombia a la Federación 1821 / 1870

Unidad 10. La república de los próceres. 1830 / 1862


114-01




En el proceso electoral de 1834 se evidencia en forma clara la pugna entre militarismo y civilismo expresada, entre otras cosas, por las aspiraciones de los jefes militares a detentar altos cargos en el gobierno republicano. En competencia con tres generales de la independencia (Mariño, Salom y Soublette) José María Vargas, candidato de Páez e insigne civil que cuenta con el apoyo de los comerciantes, logra la Primera Magistratura. El 9 de febrero de 1835, el juramento de Vargas ante el Congreso da inicio a un accidentado y convulso período presidencial (1835/1838), marcado por la oposición militarista, la inestabilidad política y la intranquilidad pública. En el transcurso de estos años Vargas renuncia en dos oportunidades, es depuesto y desterrado a Saint Thomas por obra de la Revolución de las Reformas que estalla el 8 de julio de 1835, y recurre a Páez para el restablecimiento del orden constitucional. Sólo permanece 14 meses en la Presidencia.
114-03
En la Revolución de las Reformas figuran ilustres guerreros fundadores y libertadores de la República quienes reivindican la federación, el fuero militar como su privilegio y el ejercicio de los cargos públicos por los antiguos patriotas: Santiago Mariño, Diego Ibarra, Pedro Briceño Méndez, José Tadeo Monagas, Justo Briceño, Pedro Carujo. Mariño es el jefe superior de la conspiración que se extiende por las provincias orientales.
Una de sus consignas es establecer la República de Colombia y organizarla en estados federales.
Los reformistas son vencidos por Páez. Unos se someten al indulto de Pirital (3.11.35), otros son expulsados o encarcelados.
Vargas, partidario de castigar con severidad a los conspiradores, disiente de la indulgencia de Páez, lo que origina una crisis de gobierno. En reconocimiento “a los importantes servicios” de Páez en esta campaña el Congreso decreta otorgarle una espada de oro.Los revoltosos ocupan en Caracas la sede de la Sociedad Económica de Amigos del País, creada en 1826 con el objeto de contribuir al progreso. Las actividades de la Sociedad se paralizan.
Pese a tantos inconvenientes, en este lapso se aprueba el arreglo de la deuda grancolombiana, se sanciona la ley de azotes para los reos de hurto y robo, se crean las oficinas de registro público, la Dirección General de Instrucción, el impuesto sobre sueldos y se establece el Escudo de Armas de Venezuela (v. 1836).
Controlada la situación, tras la renuncia de Vargas, el Poder Ejecutivo es ejercido sucesivamente con carácter interino por Andrés Narvarte, Vicepresidente; José María Carreño, del Consejo de Gobierno, y el general Carlos Soublette, a quien le toca enfrentar el nuevo levantamiento de Francisco Farfán, quien es derrotado por Páez en San Juan de Payara (Apure).
114-02

Contenidos Recomendados