Buscar contenidos

Búsqueda personalizada

La Gran Colombia

Capítulo 4.  De la Gran Colombia a la Federación 1821 / 1870 

El Libertador plasmó sus sueños en la creación de la Gran Colombia, pero su proyecto tuvo una vigencia tan efímera que, a pesar de su grave enfermedad, la misma se disolvió antes de su muerte.
Personalismos y rivalidades regionales terminaron con aquella unión de repúblicas y en cada uno de los países nacidos bajo su visionaria mirada pasaron a ejercer el mando los próceres que habían sido sus colaboradores en el proceso de la emancipación.
Más tarde, en Venezuela, controversias sobre las bondades de los regímenes centralista y federal se dirimieron en una cruenta y destructiva guerra fratricida cuyo resultado fue la imposición del federalismo como sistema de gobierno.
 

Unidad 9. La Gran Colombia 1821 / 1830


097-01
Antonio José de Sucre, considerado el militar más completo y cabal de los próceres de la Independencia. Destacan en él sus conceptos del patriotismo americano, el honor, la gratitud y la lealtad.

La Gran Colombia (1821 / 1830)

Entre 1810 y 1830 se llevan a cabo ambiciosos proyectos de emancipación de las colonias hispanoamericanas.
Después de la liberación de casi todo el territorio de Venezuela con la batalla de Carabobo, el ejército al mando del Libertador y de Antonio José de Sucre emprende la liberación de Nueva Granada y Quito, territorios de Colombia, lo cual se logra con los triunfos de Bolívar en Bomboná y de Sucre en Pichincha.
De la misma manera, el virreinato del Perú es emancipado de las armas españolas por las decisivas batallas de Junín y Ayacucho que dan al traste con el poderío español en América.
Al mismo tiempo que se desarrolla la campaña del sur, se establecen las bases institucionales de las nuevas repúblicas. El Congreso de Cúcuta redacta la constitución de Colombia y las leyes fundamentales de su desarrollo económico y social.
El Libertador redacta una constitución para Bolivia y encarga a Antonio José de Sucre de su promulgación. La gesta independentista no enfrenta solamente al poder real. La clase dominante dividida y el ascenso de caudillos populares que surgen de las guerras, amenazan en todas partes la estabilidad republicana.
El sueño panamericano de Bolívar es aplazado.


Buscar Contenidos

Búsqueda personalizada