Definición de Sacerdocio

Sacerdocio - Su Significado, Definición y Concepto

Definición y Concepto de Sacerdocio

Significado de: Sacerdocio

m. REL. Dignidad y estado del sacerdote.
Ejercicio y ministerio del sacerdote.
Conjunto de sacerdotes.
fig.Consagración activa y celosa al desempeño de una profesión o ministerio elevado y noble.
HIST. RELIG. En Grecia y Roma al separarse, con la abolición de la monarquía, los poderes político y sacerdotal, los sacerdotes quedaron como funcionarios del Estado. En la India, Caldea, Egipto, etc., constituyeron castas hereditarias muy poderosas. En el pueblo hebreo pertenecían a la tribu de Leví (levitas) y el sumo sacerdocio, cuando no recaía en el monarca, era ejercido por un personaje político. En el cristianismo el sacerdote está configurado a Cristo por el sacramento del orden y por él participa de la función de enseñar, santificar y gobernar. La eucaristía es el vértice del ministerio sacerdotal y su celebración solo le corresponde al sacerdote.

Definición de: Sacerdocio


Sacerdocio
{m.} | priesthood

Del lat. sacerdotium); sust. m.

1. Dignidad y estado de sacerdote.
2. Ejercicio y ministerio propio del sacerdote: desde pequeño, sus padres vieron claro que el sacerdocio iba a ser su vocación.
3. [Uso figurado] Consagración abnegada al desempeño de una profesión noble y respetable: el sacerdocio de la enseñanza escolar nunca será lo suficientemente reconocido.
4. Conjunto de sacerdotes.

Sinónimos
Ministerio, clero, clerecía, presbiterado, clericato, curato, clericalismo, vocación, consagración.

Antónimos
Siglo, mundo, pecado.

1)[Religión] Sacerdocio u Orden sacerdotal.

El sacerdocio ministerial confiere un poder sagrado para el servicio de los fieles. Los ministros ordenados ejercen su servicio en el pueblo de Dios mediante la enseñanza, el culto divino y por el gobierno pastoral. Desde los orígenes, el ministerio ordenado fue conferido y ejercido en tres grados: obispos, presbíteros y diáconos. Estos ministerios son insustituibles para la estructura orgánica de la Iglesia: sin el obispo, los presbíteros y los diáconos no se puede hablar de Iglesia.

El obispo recibe la plenitud del sacramento del Orden que lo incorpora al Colegio episcopal y hace de él la cabeza visible de la Iglesia particular que le es confiada. En cuanto sucesores de los apóstoles y miembros del Colegio, los obispos participan en la responsabilidad apostólica y en la misión de toda la Iglesia bajo la autoridad del Papa, sucesor de San Pedro.

Los presbíteros están unidos a los obispos en la dignidad sacerdotal y al mismo tiempo dependen de ellos en el ejercicio de sus funciones pastorales, son llamados a ser cooperadores diligentes de los obispos, en torno al obispo forman el presbiterio que se responsabiliza de la Iglesia particular. Reciben del obispo el cuidado de una comunidad parroquial o de una función eclesial determinada.

Los diáconos son ordenados para las tareas de servicio de la Iglesia: ministerio de la palabra, del culto divino, del gobierno pastoral y del servicio de la caridad, bajo la autoridad pastoral de su obispo.

El sacramento del Orden es conferido por la imposición de las manos seguida de una oración consagratoria solemne pidiendo el Espíritu Santo para su ministerio. La ordenación imprime un carácter sacramental indeleble. Corresponde a los obispos conferir el sacramento del Orden en los tres grados.

La Iglesia confiere el Orden únicamente a los varones bautizados, con aptitudes reconocidas. En la Iglesia latina el sacramento del Orden para el presbítero sólo es conferido ordinariamente a candidatos que están dispuestos a abrazar libremente el celibato.


Concepto de: Sacerdocio

La palabra sacerdocio presenta un uso especial en el ámbito de la religión, dado que allí se la usa para designar tanto a la dignidad, el cargo y el ejercicio de la profesión de sacerdote que despliega un individuo.
El sacerdote es un hombre que se dedica de manera profesional y exclusiva a ejercer como mediador entre los integrantes de una comunidad religiosa y la divinidad que estos adoran, por ejemplo, en el caso del cristianismo , entre Dios y los cristianos.
Cabe destacarse que en las religiones politeístas, por ejemplo en las culturas romanas y griegas, cada divinidad tenía sus propios sacerdotes, así Zeus tenía uno, Afrodita otro, etc.
En tanto y especialmente en la antigüedad el sacerdote solía ocupar una posición social de privilegio.
Para desempeñarse como sacerdote, en el catolicismo, el aspirante a sacerdote debe ingresar al seminario que es una institución de formación destinada a tal efecto y a través de la cual una vez finalizados y aprobados los estudios pertinentes la persona podrá acceder al ministerio sacerdotal. Es decir, el propósito del seminario es la formación de pastores.
Entre las condiciones que se exigen se cuentan: ser varón, tener una clara vocación sacerdotal, capacidad intelectual e espiritual, ser católico, y haber recibido los sacramentos de bautismo, comunión, confesión y confirmación, y aceptar el celibato.
Generalmente, los seminarios pertenecen a una diócesis y su autoridad máxima es el obispo.
También en el Judaísmo existen estas instituciones formadoras.
Por su parte, el sumo sacerdote será la autoridad más importante de una confesión. Por caso, es que al Papa los católicos lo llaman también Sumo Pontífice.
Por otra parte, en el lenguaje coloquial también se usa extendidamente esta palabra para dar cuenta de la dedicación y el compromiso que una persona tiene con la realización de una actividad, profesión o tarea. Por supuesto este uso deriva directamente de la referencia original que se le atribuye en la religión. La docencia es un sacerdocio para mi hermano.