BUSCAR CONTENIDOS

Búsqueda personalizada

En defensa de la nación

ADS

Capítulo 5. El guzmancismo: Un proyecto de país 1870 / 1899

Unidad 13. Autocracia y progreso 1877 / 1888


152-01

152-02Guzmán Blanco desconcierta a críticos e historiadores por su nacionalismo que parece contradecir la política de atraer capitales extranjeros y el criterio muy poco nacionalista de otorgarles algunos privilegios de explotación económica sin límites como los ofrecidos por el protocolo Rojas-Pereire (1879). Dos clases de manifestaciones vinculan a Guzmán con posiciones nacionalistas.
Una es su interés en la historia como fuente de identificación nacional.
La otra, la defensa de los intereses nacionales en la política exterior.
Con relación a la primera, promueve el culto a la historia heroica, que tiene en el Libertador su máxima expresión. El altar de los héroes en el Panteón Nacional y la publicación de obras como Venezuela heroica, de Eduardo Blanco (1881), o la adopción de símbolos patrios, como el himno nacional “Gloria al Bravo Pueblo” (1881), convierten el culto de lo nacional en un instrumento de gobierno. La religión del pasado se coloca al servicio del presente.En el plano internacional, en la defensa de los intereses nacionales se mezclan problemas internos entre guzmancistas y antiguzmancistas, y los intereses del mismo Guzmán en la explotación minera. El conflicto con Holanda, primero por el cierre de los puertos de Maracaibo y La Vela de Coro en el Septenio y luego por el 30 por ciento antillano, corta las relaciones diplomáticas hasta 1894; las medidas, en perjuicio del comercio curazoleño, aparentemente buscan frenar el tráfico de armas y las conspiraciones antiguzmancistas a través del “Comité de Curazao”. Guzmán incluso considera comprar Curazao a Holanda para poder controlar la isla. Con Gran Bretaña las relaciones también son difíciles por las conspiraciones antiguzmancistas en Trinidad y por una razón más poderosa: la usurpación de territorio venezolano del Esequibo. Éste es un viejo conflicto en el cual los descubrimientos mineros en la zona, las reclamaciones venezolanas y los actos de soberanía de Venezuela conducen a la ruptura de relaciones por diez años, en 1887. También las relaciones con Francia son interrumpidas en el Quinquenio. Con Estados Unidos hay tensión, sin llegar al conflicto, por la negativa de Guzmán a cancelar la Deuda Diplomática, cuyo cálculo considera fraudulento. Después de largas gestiones se logra la revisión, y aunque la cifra acordada es mayor que la propuesta por Venezuela, la deuda es sustancialmente rebajada.

152-03

 

Los inmigrantes

Un informe de la legación británica en Venezuela de 1880 señala que: “la corriente de emigrantes de Europa a Venezuela es muy lenta”. La legación española registra la entrada de 4.252 inmigrantes españoles en los últimos cinco años y el número decrece por la inseguridad de la propiedad “que ocasiona una precaria seguridad a los ahorros de una raza notablemente frugal”. No hay cifras sobre lositalianos, pero son pocos, la mayoría artesanos: zapateros, hojalateros, carpinteros. Los británicos de las Antillas vienen como mineros y muchos se establecen en el país.
De Martinica viene un cierto número de sirvientes, de Alemania oficinistas, de Francia peluqueros, reposteros y tenderos.

BUSCAR CONTENIDOS

Búsqueda personalizada