jueves, septiembre 05, 2013

Falcón y Guzmán, el ejercicio federal

ADS

Capítulo 5. El guzmancismo: Un proyecto de país 1870 / 1899

Unidad 12. Falcón y Guzmán Blanco, el ejercicio federal 1870 / 1877


133-01
Epicentro de sucesos históricos como plaza mayor y mercado de la ciudad, la plaza Bolívar honra la memoria del primero de los caraqueños. La estatua, obra del escultor italiano Adán Tadolini, fue inaugurada el 7 de noviembre de 1874 en una ceremonia solemne que incluyó “una salva de 21 cañonazos y un repique general de campanas”.


Luego de una larga crisis de la que no lograron sacarla ni los líderes de la Federación (1863/ 1868) ni los de la Revolución Azul (1868/1870), Venezuela recobra durante el Septenio guzmancista (1870/1877) la esperanza de convertirse en una nación moderna y organizada. El prestigio militar forjado en la Guerra Federal convierte a Juan Crisóstomo Falcón y a Antonio Guzmán Blanco en máximos líderes del movimiento federal hecho gobierno.
En la presidencia, Falcón manifiesta poco apego al cargo, a Caracas y a las reglas básicas de la administración fiscal, mientras que Guzmán Blanco aprende rápidamente las artes de gobernar. Se convierte en un gobernante excepcional que administra con orden y eficiencia. En el Septenio, logra la pacificación del país, ordena la Hacienda Pública, reforma la educación, transforma el orden jurídico, y desarrolla las obras públicas en Caracas, con la aspiración de transformarla en un pequeño París.
En el aspecto político, Venezuela sigue sujeta a viejas prácticas: la voluntad del caudillo es ley. El país avanza más en esos años que en las décadas anteriores, pero los métodos personalistas de Guzmán no dejan a los siguientes gobernantes un legado político que permita afirmar la democracia y continuar la obra de progreso.

Contenidos Recomendados