Finanzas y comercio

ADSBYGOOGLE

Capítulo 5. El guzmancismo: Un proyecto de país 1870 / 1899

Unidad 12. Falcón y Guzmán Blanco, el ejercicio federal 1870 / 1877


138-01

138-02Para resolver el estado apremiante de las finanzas públicas, Guzmán aplica tres principios: conocer, racionalizar y centralizar. Conocer el monto de las deudas y el estado de los ingresos y egresos, racionalizar los gastos y centralizar los ingresos. En esto, como en otros asuntos, confía en la colaboración de los grandes comerciantes con quienes hace un trato: ellos prestan al Estado sus servicios gerenciales en la percepción y administración de los ingresos de aduana y, a cambio, cobran sus acreencias con el Tesoro nacional, más una comisión; por añadidura, tienen ciertos privilegios como contratos de negocios y acceso a información. Surge así en diciembre de 1870 la Compañía de Crédito de Caracas, integrada por las siguientes firmas: Eraso Hnos. y Cía; H.L. Boulton y Cía; J. Röhl y Cía; Santana Hnos. y Cía., y Calixto León y Cía. La Compañía de Crédito funciona como una tesorería nacional, y al extinguirse, en 1876, se crea el Banco de Caracas, con las mismas funciones. Este esquema, también aplicado en Puerto Cabello y Maracaibo, permite normalizar el ingreso fiscal, racionalizar el gasto y asignar un porcentaje de éste al pago de la deuda. El cumplimiento de los compromisos mejora en pocos años el crédito del país. Guzmán Blanco y algunos miembros de su círculo obtienen grandes ganancias con la compra de bonos de la deuda, cuya cotización sube al reordenar las finanzas. Durante este período, el volumen de exportaciones de café, cacao, algodón y oro de minas casi duplica el de fines de los sesenta, y el valor del comercio exterior sube más del doble; con excepción del último año del período, la balanza comercial es siempre favorable. También, salvo un año, las cuentas del gobierno cierran con saldo positivo. A pesar de la reorganización de las finanzas, prevalecen criterios tradicionales y poca seguridad en unas condiciones demasiado sujetas a la presencia de Guzmán Blanco en el poder. Medidas diversas, como el auxilio a la agricultura con bonos de deuda, la reducción de los derechos de importación, la eliminación de los peajes, la libre importación de maquinarias y aparatos para la producción o la información estadística, son insuficientes para cambiar tal situación.
El comercio es la actividad más extendida, las rutas mercantiles alcanzan los caseríos más alejados. Los venezolanos no son frugales cuando tienen con qué comprar, y lo hacen en gran variedad de establecimientos. El llamado alto comercio exportador e importador está en manos de grandes firmas de Caracas y del interior, algunas con filiales o asociadas a empresas más poderosas en el exterior; no faltan firmas venezolanas, unas de origen colonial como la Casa Santana; pero predominan las de origen extranjero, algunas con varias décadas en el país: la casa Boulton cumple cincuenta años en 1876 y la casa Blohm cuarenta en 1875.
138-03