Definición de Pulverización

Pulverización - Su Significado, Definición, Concepto e Importancia

Definición de: Pulverización y su Importancia

Pulverización es el procedimiento de pulverizar y el resultado del mismo. El verbo pulverizar, que procede del vocablo latino pulverizāre, se refiere a difuminar una sustancia líquida en partículas diminutas o a convertir algo en polvo. De manera simbólica, pulverizar es destruir algo.
Por ejemplo: “No funciona el botón que posibilita la pulverización del desodorante ambiental”, “Gracias a la masa, la pulverización de la roca me llevó unos pocos segundos”, “La pulverización del proyecto corrió por cuenta del gerente, a mí me parecía una idea interesante”.

Es habitual que el concepto de pulverización se emplee con referencia a un aerosol. Pulverizar, en este sentido, resulta equivalente a rociar o atomizar. Los desodorantes, los insecticidas y los aceites que se presentan en este formato, por lo tanto, se pulverizan: uno puede presionar un botón para que la sustancia contenida en el interior del envase sea expulsada en pequeñas gotas.
La idea de pulverización agrícola se emplea con referencia a la actividad desarrollada por los aviones y las máquinas que fumigan los campos. La fumigación, de este modo, implica propagar algún tipo de plaguicida a través de su pulverización sobre el terreno.
Pulverización catódica, por su parte, es aquello que tiene lugar cuando se aplican iones energéticos sobre un sólido, provocando la vaporización de aquellos átomos que forman parte del material en cuestión. Este proceso se produce por las colisiones entre los átomos y los iones.
En un sentido coloquial, la pulverización puede asociarse a una destrucción o una aniquilación: “El objetivo del juego es lograr la pulverización de los enemigos”.