Definición de Receptor

Receptor - Su Significado, Definición, Concepto e Importancia

Definición de: Receptor y su Importancia

Desde que somos pequeños que formamos parte de un Grupo Social Primario del cual tenemos un fuerte sentido de pertenencia forjado a través de vínculos sentimentales y emotivos, nuestra Familia, sin la cual se nos vería imposibilitada nuestra supervivencia en los primeros años de nuestra vida, dándonos el Abrigo, los cuidados básicos y la Alimentación que nuestro cuerpo requiere para desarrollarse con normalidad.

Es también la encargada no solo de inculcarnos los Valores Morales que regirán sobre nuestras futuras acciones, sino también los estímulos que ayudan a desarrollar nuestras Facultades Cognitivas que nos ayudan a entender el mundo que nos rodea de mejor manera, desarrollando el lenguaje y posteriormente nuestra Comunicación con nuestros pares, pasando de ser balbuceos hasta la construcción de conceptos claros.
Todo proceso de comunicación parte de un Emisor siendo éste quien inicia el intercambio de lo que es un Mensaje, el cual hace uso de un Lenguaje en particular que cuenta a su vez con un sistema que es conocido por todos, contando con Reglas Ortográficas y Sintácticas que permiten que un conjunto ordenado de símbolos como lo es el Alfabeto tenga una concordancia y pueda formar las palabras que hacen a la Oración y le dan un sentido y significado.
Este mensaje es entonces enviado a través de la Vía de Comunicación que es justamente el medio por el cual se propaga, que en el caso de una conversación entre dos personas donde se hace uso del Lenguaje Oral sería el aire o el ambiente donde se lleva a cabo la charla, o bien en el caso del Lenguaje Escrito el canal sería el soporte o papel por el cual un Emisor ha efectuado una escritura.
Del otro extremo de la comunicación encontramos entonces al Receptor, que es quien recibe el Mensaje que ha sido enviado y a su vez tiene una respuesta que es acorde a lo que se ha intentado transmitir, o bien como éste lo ha interpretado, lo que lleva a la realización de un Control o Análisis del mensaje.
Por un lado tenemos el criterio Sintáctico, que es la aplicación de un correcto orden de palabras y símbolos dentro de un Enunciado u Oración; se suma a ello el criterio Semántico correspondiente al significado del contenido del mensaje y que efectivamente éste signifique lo que se ha querido transmitir; por último, el criterio Pragmático es relativo a la respuesta que realiza quien recibió el mensaje, siendo esta la esperada o esperable acorde a la esencia del mensaje.

Concepto de: Receptor y Qué es

En términos generales, se designa con el término de receptor al equipo o persona cuya principal función es la de recibir.
La recepción puede ser lisa y llanamente de un paquete, una carta, o cualquier otro material que se quiera hacer llegar a una persona, o bien puede tratarse de una recepción un poco más sofisticada como en el caso de una señal, un código o un mensaje, entre otros, las cuales provienen de un transmisor.
Porque por ejemplo, a instancias del proceso de comunicación, el receptor supone uno de los roles fundamentales dentro del mismo y que sin el sería imposible que la comunicación logre su efecto, porque no habría ningún depositario del mensaje que se quiere o necesita transmitir. El mencionado proceso supone un emisor y receptor. El primero generará un mensaje que será transmitido por un medio o canal, luego este mensaje, una vez en destino, será decodificado produciendo determinados y concretos efectos, uno de los cuales será el de responder, enviar una respuesta al emisor, que en términos técnicos se denomina como feedback, en tanto, el proceso tiene lugar en un contexto y en una situación particular.
Si bien el rol y las presencias tanto del receptor como del emisor resultan imprescindibles, el receptor es quien tendrá la responsabilidad de cerrar el proceso a través de la devolución o respuesta que emita con destino al emisor.
Por otra parte y tal como señalábamos más arriba, también, se denomina con el término de receptor al dispositivo electrónico que facilita y permite la recuperación de las señales vocales o de cualquier otro tipo y que son transmitidas por un emisor de radiofrecuencia mediante ondas electromagnéticas.

Significado de: Receptor y sus Usos

1. Se aplica a la persona o cosa que recibe algo: la empresa receptora de los productos Acme ha quebrado. (Ú. t. c. sust.: los receptores del premio serán homenajeados en su ciudad natal).
2. [Por especialización] Se aplica al motor que recibe la energía de un generador: el mecanismo receptor no estará operativo hasta dentro de una semana. (Ú. t. c. sust. m.: ya está reparado el receptor que llevaste a arreglar).
3. [Por especialización] Se aplica al dispositivo que recibe ondas o señales energéticas de cualquier tipo emitidas por una fuente transmisora distante: por favor, sintonicen su aparato receptor para una mejor calidad en la escucha. (Ú. t. c. sust. m.: el receptor de radio se nos estropeó y no podemos escuchar nuestro serial favorito).
4. (sust.) [Lingüística] Individuo que, en un acto comunicativo, recibe el mensaje enviado por el emisor y es capaz de interpretarlo adecuadamente mediante un código común: los elementos que intervienen necesariamente en la comunicación humana son emisor, receptor, mensaje, código y canal.
5. (sust.) [Biología] Entidad que recibe un mensaje dentro de un acto comunicativo animal o vegetal: las plantas y los microorganismos también son receptores de distintos tipos de estímulos interactivos.
6. (sust.) [Medicina] Persona que recibe una donación de sangre o de órganos: el receptor consiguió salvarse gracias a un generoso donante.
7. (sust.) [Derecho] Escribano comisionado por un tribunal para salir a practicar diligencias judiciales: el receptor pasó por la aldea a cobrar los impuestos anuales.
8. (sust. m.) Conjunto de individuos que recibe una emisión de radio o televisión (por su significado intrínseco se usa siempre en plural): los receptores de ese programa han protestado por su falta de contenido.

Sinónimos
Recibidor, recipiente, destinatario, beneficiario, donatario, aceptante, aceptador, radiorreceptor, eradio, receptáculo, recogedor, cosechero.

Antóanimos
Donante, dador, emisor.

Modismos
Receptor general. El que recaudaba las multas impuestas por los tribunales superiores.
Receptor universal. [Medicina] Persona del grupo sanguíneo AB que puede recibir sangre de todos los grupos pero sólo puede dar al del suyo propio.

(3) [Telecomunicaciones]

Aparato destinado a la recepción de señales eléctricas o radioeléctricas, y su conversión en señales directamente perceptibles, como las acústicas o visibles (véase radio).

Los receptores superheterodinos se utilizan para radiodifusión y están constituidos por una sección de radiofrecuencia, una sección amplificadora, una sección detectora, otra amplificadora de audiofrecuencia y un altavoz (para más información véase superheterodino) Los receptores de código suelen ser aparatos corrientes superheterodinos a los que se les añade un oscilador que produce batimientos de audiofrecuencia con la frecuencia media, emitiendo así señales acústicas según un código determinado. Los receptores para uso profesional y radioaficionados también suelen ser receptores superheterodinos mejorados técnicamente mediante filtros de cristal, supresores de ruido, osciladores de batido de frecuencia media, etc. Estos receptores requieren para un funcionamiento eficaz cierta pericia técnica y más experiencia por parte de los operadores (véase radioafición).

(5) [Biología] Receptor sensorial

Para sobrevivir, cada organismo ha creado medios por los cuales puede dar respuestas apropiadas significativas y adaptativas a cambios específicos en el medio ambiente. Esto requiere que posea receptores (órganos sensoriales) para descubrir los cambios, sistemas de nervios y órganos endocrinos para integrar y coordinar la información recibida y desencadenar la respuesta, y efectores para llevar a cabo las respuestas.

Un órgano sensorial es una estructura especializada que consta de una o mas células receptoras y tejidos accesorios. Por ejemplo, las células receptoras del ojo humano son los bastones y los conos; las estructuras accesorias son la córnea, el cristalino, el iris y los músculos ciliares.

Percepción de estímulos y la elaboración de respuestas

El órgano sensorial realiza dos funciones: descubrir y transmitir información al sistema nervioso central. En algunos órganos sensoriales el receptor es una neurona primaria que descubre y transmite, en otros órganos sensoriales el receptor es una célula epitelial que descubre pero es la neurona asociada quien transmite la información.

En su capacidad de detector o sensor un receptor recibe una pequeña cantidad de energía del medio ambiente. Cada clase de receptor está especializada para recibir una forma particular de energía mas eficientemente que otra: los bastones y los conos absorben la energía de fotones de ciertas energías específicas; los receptores de temperatura responden a energía radiante transferida por radiación, conducción o convección; la electricidad es detectada por la energía de los electrones; los sabores y los olores son detectados por la energía potencial en la atracción y repulsión mutua de moléculas.

Las distintas clases de energía ambiental actúan como desencadenadoras, haciendo que los receptores realicen trabajo biológico. Este trabajo transforma la energía metabólica en energía eléctrica. Por ejemplo, un órgano sensorial muy sencillo es el pelo táctil de un insecto, que junto a sus células asociadas conforma un órgano sensorial completo. La neurona bipolar en su base es el receptor. Su dendrita está unida a la base del pelo cerca de la raíz; su axón pasa directamente al sistema nervioso central sin sinapsis. En su estado no estimulado esta neurona mantiene un potencial de reposo constante, es decir, hay una diferencia de potencial entre el interior y el exterior de la neurona. Esta diferencia existe porque la composición iónica a cada lado de la membrana celular semipermeable es diferente. La diferencia se mantiene por la aportación de sodio y por el trabajo metabólico efectuado por la célula. Cuando se toca el pelo, su eje se mueve en la raíz y mecánicamente deforma la dendrita. La deformación (el estímulo) aumenta la permeabilidad de la membrana neuronal a los iones, lo que provoca que la diferencia de potencial entre los dos lados de la membrana disminuya, desaparezca o aumente. Si se reduce o desaparece, se dice que la célula está "despolarizada"; si aumenta, se dice que está "hiperpolarizada".

El estado de despolarización se llama "potencial receptor". Cuando un área especial de las células cerca del axón se despolariza, se generan potenciales de acción. Los potenciales de acción se transmiten al sistema nervioso central por el axón. El receptor primario realiza así todas las funciones esenciales de un órgano sensorial. Los receptores suelen clasificarse según la naturaleza de sus estímulos eficaces. Así podemos distinguir mecanorreceptores, quimiorreceptores, fotorreceptores, receptores de temperatura y electrorreceptores.

Los mecanorreceptores son sensibles a la extensión, a la comprensión o al esfuerzo de rotación impartido a los tejidos. Los mecanorreceptores se relacionan con la capacidad de un organismo para mantener su actitud corporal primaria respecto a la gravedad (en humanos, extremo anterior arriba y extremo posterior abajo; para un perro, lado dorsal arriba y lado dorsal abajo). Se relacionan también con el mantenimiento de las relaciones posturales, información esencial para todas las formas de locomoción y para todos los movimientos coordinados y diestros. Los mecanorreceptores pueden dividirse en táctiles, propioceptivos y auditivos.

En todo el reino animal muchas actividades reproductoras, sociales y de la alimentación son iniciadas, reguladas o influidas por aspectos químicos específicos del medio ambiente. Los insectos, por ejemplo, usan quimiorreceptores en la comunicación, para defensa contra depredadores y para el reconocimiento de alimentos específicos. La quimiorrecepción es responsable del gusto y del olfato.

Casi en toda materia viva hay células sensibles a la luz. Incluso los protozoos responden a cambios de intensidad lumínica. Muchas plantas orientan sus hojas y flores hacia el Sol, aunque en ellas no se descubran órganos sensibles a su radiación. Los fotorreceptores responden a estímulos lumínicos, pero no pueden formar imágenes. Un primer paso necesario en la evolución desde los fotorreceptores hasta el ojo verdadero fue la aparición de un cristalino para concentrar la luz en un grupo de fotorreceptores. Al aparecer sistemas de cristalinos más perfeccionados, el fotorreceptor pudo formar imágenes, y surgió así un ojo verdadero. Han aparecido dos tipos fundamentalmente de ojos: el ojo en forma de cámara de los vertebrados y cefalópodos, y el ojo compuesto o en mosaico de los artrópodos.