Definición de Vehículo

Vehículo - Su Significado, Definición, Concepto e Importancia

Definición de: Vehículo y su Importancia

1. Lo que sirve para conducir o transmitir fácilmente una cosa: ese aparato de aire acondicionado en mal estado sirvió de vehículo al virus que causó la enfermedad.
2. Medio de transporte de personas o mercancías: el vehículo mal estacionado fue retirado por la grúa municipal.
3. [Farmacología] Excipiente o menstruo que da forma a los medicamentos: el vehículo de ese antibiótico es una pequeña cápsula.

Modismos
Vehículo automóvil.
Vehículo cisterna. Camión destinado al transporte de líquidos en gran cantidad: el vertido producido por el vehículo cisterna volcado infectó un acuífero cercano.
Vehículo especial. Vehículo de motor no automóvil, destinado generalmente a realizar labores de construcción o mantenimiento de la vía pública, que en ocasiones supera las medidas máximas autorizadas por la legislación vigente: muchos de los aparatos que se utilizan para limpiar la calzada son vehículos especiales.
Vehículo de motor. Aquél que consta de un sistema mecánico de tracción; se excluye de esta definición al ciclomotor: todos los automóviles son vehículos de motor.
Vehículo lento. El que en llano no puede desarrollar una velocidad superior a los 60 kilómetros por hora: los vehículos lentos tienen prohibido circular por las autopistas.

Sinónimos
(1) Medio, soporte; (1, 2) transporte; (2) carruaje, carro, velocípedo, troica; (3) excipiente, forma, apariencia, presentación.


Concepto de: Vehículo y Qué es

La palabra vehículo se deriva del latín vehicŭlum, y define a todo aquel medio de transporte que permite realizar traslados de un lugar a otro, tanto de personas como de cualquier otro tipo de carga. Casi siempre los vehículos son manufacturados, siendo algunos de los más populares la bicicleta, el automóvil, los trenes y los aviones.
Los vehículos pueden ser clasificados en cuatro grandes grupos: los vehículos terrestres, aéreos, marítimos y espaciales. Como sus nombres indican, lo que los distingue es el medio por el cual se desplazan. Hay que destacar que estos cuatro grupos de vehículos a su vez se vuelven a dividir en una serie de subcategorías.
Entre los vehículos terrestres, nos encontramos aquellos que funcionan con carriles o rieles, como los trenes o los sistemas de metro de las grandes ciudades. También se cuentan los que son para terrenos pavimentados, como los automóviles comunes, y los que son para terrenos poco comunes, como una grúa o ciertos vehículos militares.
Entre los vehículos aéreos se ubican aquellos que requieren un motor para funcionar, como los aviones, y aquellos que no lo necesitan, como un paracaídas o un globo aerostático.
En los vehículos marítimos también sólo hay dos categorías: los que funcionan sobre el agua y los que trabajan debajo de ella. En el primer grupo podemos ubicar a un barco, buque o lancha, mientras que en el segundo encontramos, por ejemplo, al submarino.
Finalmente, los vehículos espaciales se categorizan en aquellos que son tripulados, como la Estación Espacial Internacional, y aquellos que pueden funcionar sin necesidad de contar en su interior con una tripulación, como los satélites de comunicaciones.
La palabra vehículo, cabe destacar, también define a cualquier medio que sirve para transmitir o conducir algo de manera sencilla y práctica. Por ejemplo, aquello que permite transmitir electricidad, sonido u ondas de radio.

Significado de: Vehículo y sus Usos

La etimología de la palabra vehículo nos remite al latín “vehiculum”, integrada por “vehere”, que se usa para expresar la acción de llevar, y “culum”, sufijo que hace referencia al medio o instrumento. Literalmente entonces, vehículo puede ser definido como todo medio de transporte.
Por un lado, designa a aquellos medios que se usan para trasladar cosas, animales o personas, como bicicletas, carros, motocicletas, automóviles, embarcaciones, trenes, camiones, colectivos, taxis o aviones. Ejemplos: “mi vehículo es más ecológico que el tuyo, yo me traslado en bicicleta” o “deberías comprarte un vehículo para no cansarte tanto de caminar tantas cuadras para ir a tu trabajo”, o “Los vehículos se usan para desplazarse en la tierra, el mar o el espacio”.
La concentración de la población en las ciudades y la gran industrialización que se produjo desde las postrimerías del siglo XIX obligó a agudizar el ingenio y los estudios en cuanto al transporte vehicular, para hacer más ágiles los medios, liderados hasta entonces por el caballo, uno de los primeros medios naturales usados por el hombre; y los medios de transporte impulsados por la fuerza del vapor, que se habían impuesto desde el siglo XVIII, naciendo así los primeros automóviles dotados de un motor de gasolina, en 1885. Desde entonces los vehículos fueron perfeccionándose de modo vertiginoso, y multiplicaron su producción, hasta exigir un reordenamiento del tránsito en las grandes ciudades, que sufren por ello de una gran contaminación ambiental.
Por otro, pero en sentido similar al primero, pues el fin es trasladar, vehículo es todo medio que permita la circulación o transmisión, ya sea de ondas sonoras, mensajes, calor, frío, infecciones, remedios, etcétera. Los vehículos que sirven para transmitir enfermedades se denominan vectores. Cuando se trata de animales se los conoce como vectores biológicos. Dentro del cuerpo, la sangre puede actuar como vehículo para transportar las infecciones al resto del organismo.