El Número Cardinal

Gramática Española de María Moliner

Gramática Española de María Moliner

OBSERVACIONES SOBRE SU USO.

1. Acento. Los únicos cardinales expresados con palabras simples son los que expresan unidades o decenas y «quinientos, cien» y «mil»; todos ellos se pronuncian con su acento propio: 'Siete-niños, catorce-huevos, noventa-libros, cien- vecinos, mil-preocu-paciónes'. En los compuestos, el primer elemento es proclítico, salvo «ciento» y «mil», que tienen siempre acento propio: 'diecisiete, veintidós, cincuentaicuatro, cienmil'; pero 'ciento-sesenta, mil-cuatrocientos'; «cien» tiene acento en 'cien millones' porque «millones» es nombre. Se pronuncian acentuados, en cambio, los segundos elementos de los cardinales compuestos: ' ochocientos, cuarentaisiete'. Así, pues, en un número largo, se acentúan: «mil», los segundos elementos de cada palabra compuesta y los que siguen a «y»: 'Docemil-seis-cientos-cuarentaisiete'.
2. «Uno» tiene género. y hay que ponerlo en femenino cuando se aplica a cosas de este género: 'Veintiuna cartas'. (Sería incorrecto decir 'veintiún cartas'.)
3. Escritura. «Diez» y «veinte» se unen en la escritura en una sola palabra al número que expresa las unidades, cambiando «diez» la «z» en «c», y «veinte» la «e» final en «i»: 'Diecisiete, veinticuatro'; los demás, que se forman intercalando «y» entre los dos numerales, se mantienen en palabras independientes: 'Treinta y cinco, noventa y nueve'. Los números de centenas, expresados con un numeral dígito y la palabra «cientos», se escriben en una palabra única: ' ochocientos, doscientos'; los de miles, expresados con un numeral de unidades o de decenas y la palabra «mil», se escriben en dos palabras: 'Dos mil, cien mil'; y lo mismo los de unidades superiores a mil: 'Dos millones, cincuenta millones'. Así, por ejemplo, el número 250.457.722, se escribiría con palabras así: «doscientos cincuenta millones cuatrocientos cincuenta y siete mil setecientos veintidós».

Contenidos Recomendados