BUSCAR CONTENIDOS

Búsqueda personalizada

El Número Gramatical

ADS BY GOOGLE

Gramática Española de María Moliner

Gramática Española de María Moliner

Algunas observaciones sobre el empleo del singular y el plural.
1) Es muy frecuente el empleo del singular con «tanto» para expresar multiplicidad: 'No sé de dónde saca tanta mentira. En mi vida he visto tanto chico'.
2) Se designa con el nombre masculino en plural una pareja, aunque sean distintos los nombres con que se designan la parte masculina y la femenina de ella: 'Los padres (el padre y la madre). Los reyes (el rey y la reina)'.
3) Para referirse a un género de cosas puede usarse indistintamente el plural o el singular: 'Se aplica al animal [a los animales] que busca[n] su comida por la noche'. Cuando hay dos nombres usados genéricamente unidos por régimen, no hay inconveniente en poner uno de ellos en singular y otro en plural: 'La colocación de una pieza en una máquina. La colocación de las piezas en las máquinas. La colocación de una pieza en las máquinas. La colocación de las piezas en una máquina' En las expresiones en singular puede «algún» substituir a «un»: 'La colocación de una pieza en alguna máquina [de alguna pieza en una máquina]'.
4) Cuando en una serie de nombres se suprimen los artículos (o adjetivos determinativos) de todos los que siguen al primero, puede ponerse el verbo en singular: 'La inteligencia, rectitud y sentido de responsabilidad de ese hombre ES la causa de que se haya impuesto entre todos'. Pero 'la inteligencia, la rectitud y el sentido de responsabilidad... SON la causa...'. Lo mismo si, en vez de nombres, se trata de infinitivos: 'Tanto trabajar, cavilar y padecer HA ACABADO por quitarle la salud'. Pero 'tanto trabajar, tanto cavilar y tanto padecer HAN ACABADO...'. También puede concertar con el verbo en singular un sujeto múltiple formado por expresiones neutras: 'Esto que te digo y algo más que me callo explica mi negativa'.
5) Si la oración se inicia con el verbo puede ponerse éste en singular aunque el sujeto sea múltiple: 'Le parece todavía poco el sueldo y las gratificaciones'. Pero 'el sueldo y las gratificaciones le parecen todavía poco'.
6) En los casos en que el sujeto y el atributo son intercambiables, el verbo puede concertar con cualquiera de ellos cualquiera que sea su posición: 'Mi mayor preocupación SON las enfermedades' o 'mi mayor preocupación ES las enfermedades'.
7) En lenguaje coloquial es muy frecuente que el que habla se incluya, usando la primera persona del plural. en algo que, realmente, se refiere sólo a la persona a quien se dirige: 'Parece que estamos de
suerte, ¿eh? ¿Conque nos casamos pronto...?'. 8) Los escritores usan a veces el plural «nosotros» en vez del singular «yo» en lo que se llama «plural de modestia»; pero hay tendencia a substituir este recurso por otras expresiones tales como «el que habla» o «el que esto escribe».

BUSCAR CONTENIDOS

Búsqueda personalizada

ADD THIS