BUSCAR CONTENIDOS

Búsqueda personalizada

Puntos sobresalientes de Josué 1 a 5 - Escuela del Ministerio Teocrático

ADS

Escuela del Ministerio Teocrático - Información para el estudio personal

Lectura de la Biblia: Josué 1 a 5 (10 min.)

(Josué 1:4)

Desde el desierto y este Líbano hasta el gran río, el río Éufrates, es decir, toda la tierra de los hititas, y hasta el mar Grande, hacia donde se pone el sol, es lo que resultará ser el territorio de ustedes.

*** it-1 pág. 170 Aram ***
Al conquistar los reinos arameos, David extendió las fronteras de su reino hacia el N. hasta alcanzar el río Éufrates, no lejos de Harán de Padán-aram. De esta forma cumplió la promesa de Jehová concerniente a la extensión de la herencia de Israel en la Tierra Prometida. (Dt 1:7; 11:24; Jos 1:4.)

(Josué 1:7)

”Sólo sé animoso y muy fuerte para que cuides de hacer conforme a toda la ley que Moisés mi siervo te mandó. No te desvíes de ella a la derecha ni a la izquierda, para que actúes sabiamente adondequiera que vayas.

*** w95 1/5 pág. 12 Acepte la Biblia como lo que verdaderamente es ***
La responsabilidad de los que ocupan posiciones de superintendencia
16 En lo que respecta a leer las Escrituras, se dio atención especial a los superintendentes de la nación. Jehová dijo a Josué: “[Cuida] de hacer conforme a toda la ley”. Con el objetivo de que cumpliera con esa responsabilidad, se le ordenó: “Día y noche tienes que leer en [el libro de la ley] en voz baja, [...] porque entonces tendrás éxito en tu camino y entonces actuarás sabiamente”. (Josué 1:7, 8.) Como en el caso de todos los superintendentes cristianos de la actualidad, la lectura regular de las Escrituras ayudaba a Josué a mantener la mente enfocada en los mandamientos específicos que Jehová había dado a su pueblo. Josué también tenía que entender la relación de Jehová con sus siervos en diversas circunstancias. Cuando leía textos sobre el propósito de Dios, era importante que pensara en su propia responsabilidad en relación con ese propósito.

*** w89 15/3 págs. 13-14 párrs. 10-11 Acudamos a Jehová por perspicacia ***
Cuando a Josué se le encomendó la responsabilidad de introducir a Israel en la Tierra Prometida, Jehová le dijo: “Sólo sé animoso y muy fuerte para que cuides de hacer conforme a toda la ley que Moisés mi siervo te mandó. No te desvíes de ella a la derecha ni a la izquierda, para que actúes sabiamente adondequiera que vayas. Este libro de la ley no debe apartarse de tu boca, y día y noche tienes que leer en él en voz baja, a fin de que cuides de hacer conforme a todo lo que está escrito en él; porque entonces tendrás éxito en tu camino y entonces actuarás sabiamente”. La palabra hebrea que aquí se vierte ‘actuar sabiamente’ también significa “actuar con perspicacia”. (Josué 1:7, 8.)
11 ¿Cómo daría Jehová tal perspicacia a Josué? No infundiéndosela milagrosamente. La Palabra escrita de Dios era la clave para ello. Josué tenía que llenarse de ella la mente y el corazón, mediante leerla y meditar sobre ella con regularidad. Como lo sabía Josué, la Palabra de Dios decía que los levitas instruirían a partir de la Ley. Esto, pues, era algo que Josué tenía que apreciar, y no aislarse como si, por tener una posición responsable en la nación, pudiera determinar por sí mismo todo lo que tenía que hacer. (Proverbios 18:1.) Era importante que Josué fuera diligente en el estudio de la Palabra escrita de Dios. Si hacía eso, sin descuidar parte alguna de ella, y si la obedecía, entonces actuaría con perspicacia. (Compárese con 1 Reyes 2:3.)

VER INFORMACIÓN COMPLETA EN EL ARCHIVO PDF


Descargar archivo en PDF con información para el estudio personal

Descargue Archivo PDF para Laptops, Tabletas y Móviles

BUSCAR CONTENIDOS

Búsqueda personalizada