BUSCAR CONTENIDOS

Búsqueda personalizada

Puntos Sobresalientes de Josué 16 a 20 - Escuela del Ministerio Teocrático

ADS

Escuela del Ministerio Teocrático - Información para el estudio personal

Lectura de la Biblia: Josué 16 a 20 (8 min.)

(Josué 16:9)

Y los hijos de Efraín tenían ciudades enclavadas en medio de la herencia de los hijos de Manasés, todas las ciudades y sus poblados.

*** it-1 pág. 494 Ciudades enclavadas ***
Cuando se dividió la Tierra Prometida entre las doce tribus, hubo ciudades ubicadas dentro del territorio general de una tribu que se asignaron a otra. Según Josué 16:9, “los hijos de Efraín tenían ciudades enclavadas [o “separadas; aisladas”] en medio de la herencia de los hijos de Manasés” (NM, nota), es decir, “ciudades reservadas para los hijos de Efraím de la herencia de los hijos de Manasés” (BJ; véase también Jos 17:8, 9).

(Josué 17:2)

Y llegó a haber [una suerte] para los hijos de Manasés que quedaron, según sus familias, para los hijos de Abí-ézer y los hijos de Héleq y los hijos de Asriel y los hijos de Siquem y los hijos de Héfer y los hijos de Semidá. Estos fueron los hijos de Manasés hijo de José, los varones según sus familias.

*** w07 15/11 págs. 12-13 Fragmentos de cerámica que confirman lo que dice la Biblia ***
Cuando los israelitas conquistaron la Tierra Prometida y la dividieron entre las doce tribus, Samaria quedó en el territorio de la tribu de Manasés. Josué 17:1-6 indica que diez clanes de Manasés, a través de su nieto Galaad, recibieron lotes de terreno en esta zona. Sus nombres eran Abí-ézer, Héleq, Asriel, Siquem y Semidá. Dado que el cabeza del sexto clan, Héfer, no tuvo nietos varones pero sí cinco nietas —Mahlá, Noá, Hoglá, Milcá y Tirzá—, cada una recibió un lote de terreno (Números 27:1-7).
Los óstraca de Samaria conservan siete de esos nombres de clanes: aquellos de los cinco hijos de Galaad y los de dos nietas de Héfer, a saber, Hoglá y Noá. “Los nombres de clanes conservados en los óstraca de Samaria suministran un dato extrabíblico que confirma la relación entre los clanes de Manasés y el territorio donde, según indica la Biblia, se establecieron”, afirma la NIV Archaeological Study Bible. Por lo tanto, estos óstraca confirman las alusiones bíblicas a dicho aspecto de la historia antigua de las tribus de Israel.

(Josué 17:3)

En cuanto a Zelofehad hijo de Héfer, hijo de Galaad, hijo de Makir, hijo de Manasés, resultó que no tuvo hijos, sino hijas, y estos eran los nombres de sus hijas: Mahlá y Noá, Hoglá, Milcá y Tirzá.

*** w07 15/11 págs. 12-13 Fragmentos de cerámica que confirman lo que dice la Biblia ***
Cuando los israelitas conquistaron la Tierra Prometida y la dividieron entre las doce tribus, Samaria quedó en el territorio de la tribu de Manasés. Josué 17:1-6 indica que diez clanes de Manasés, a través de su nieto Galaad, recibieron lotes de terreno en esta zona. Sus nombres eran Abí-ézer, Héleq, Asriel, Siquem y Semidá. Dado que el cabeza del sexto clan, Héfer, no tuvo nietos varones pero sí cinco nietas —Mahlá, Noá, Hoglá, Milcá y Tirzá—, cada una recibió un lote de terreno (Números 27:1-7).
Los óstraca de Samaria conservan siete de esos nombres de clanes: aquellos de los cinco hijos de Galaad y los de dos nietas de Héfer, a saber, Hoglá y Noá. “Los nombres de clanes conservados en los óstraca de Samaria suministran un dato extrabíblico que confirma la relación entre los clanes de Manasés y el territorio donde, según indica la Biblia, se establecieron”, afirma la NIV Archaeological Study Bible. Por lo tanto, estos óstraca confirman las alusiones bíblicas a dicho aspecto de la historia antigua de las tribus de Israel.

VER INFORMACIÓN COMPLETA EN EL ARCHIVO PDF


Descargar archivo en PDF con información para el estudio personal

Descargue Archivo PDF para Laptops, Tabletas y Móviles

BUSCAR CONTENIDOS

Búsqueda personalizada