Puntos sobresalientes de la Biblia: 2 Samuel 16-17-18 > Escuela del Ministerio Teocrático

Escuela del Ministerio Teocrático - Información para el estudio personal

Leer y Escuchar la lectura de la Biblia en JW.org:

Información para el estudio personal

2 SAMUEL 16:3

“El rey ahora dijo: “¿Y dónde está el hijo de tu amo?”. Ante esto, Zibá dijo al rey: “Allá está morando en Jerusalén; porque dijo: ‘Hoy la casa de Israel me devolverá el regir real de mi padre’”.”

*** w02 15/2 págs. 14-15 párr. 11 Sobrellevaron las espinas en la carne ***
11 Más adelante, se clavó otra espina en la carne de Mefibóset. Su siervo Zibá lo calumnió ante el rey David, quien huía de Jerusalén por causa de la rebelión de su propio hijo, Absalón. Zibá afirmó que Mefibóset le era desleal y que se había quedado en Jerusalén con la esperanza de conseguir la gobernación real. David le creyó y entregó a aquel mentiroso toda la propiedad del hijo de Jonatán (2 Samuel 16:1-4).

*** w02 15/2 pág. 15 Sobrellevaron las espinas en la carne ***
Un plan ambicioso como aquel no era propio de alguien tan humilde y agradecido como Mefibóset. Es muy probable que él conociera la fidelidad de su padre, Jonatán, quien aun siendo hijo del rey Saúl, reconoció con humildad que Jehová había escogido a David para ser rey de Israel (1 Samuel 20:12-17). Jonatán, un padre temeroso de Dios y amigo leal de David, no habría inculcado en el corazón de su pequeño la ambición por el poder real.

2 SAMUEL 16:9

“Por fin Abisai hijo de Zeruyá dijo al rey: “¿Por qué debe este perro muerto invocar el mal contra mi señor el rey? Déjame pasar, por favor, y quitarle la cabeza”.”

*** w99 1/5 pág. 32 Victoria sobre el mal ***
Victoria sobre el mal
“¿POR qué debe este perro muerto invocar el mal contra mi señor el rey? Déjame pasar, por favor, y quitarle la cabeza.” Esta petición procedía de Abisai, un jefe del ejército israelita. Estaba furioso porque un benjamita llamado Simeí había insultado —llevado por el odio— a su señor, el rey David (2 Samuel 16:5-9).
Abisai se estaba dejando llevar por una filosofía muy popular en la actualidad, la de pagar con la misma moneda. En efecto, Abisai deseaba que Simeí fuese castigado por haber injuriado a David.

2 SAMUEL 16:10

“Pero el rey dijo: “¿Qué tengo yo que ver con ustedes, hijos de Zeruyá? Así, pues, que invoque él el mal, porque Jehová mismo le ha dicho: ‘¡Invoca el mal contra David!’. Por lo tanto, ¿quién debe decir: ‘¿Por qué hiciste así?’”.”

*** it-1 pág. 1249 Invocación de mal ***
Debido a que David reconocía que solo Jehová puede hacer efectiva una invocación de mal, no le permitió al encolerizado Abisai ir y “quitarle la cabeza” a Simeí, que estaba invocando el mal sobre David de manera injuriosa. David dijo: “¡Déjenlo para que invoque el mal, porque así se lo ha dicho Jehová! Quizás vea Jehová con su ojo, y Jehová realmente me restaure el bien en vez de su invocación de mal este día”. (2Sa 16:5-12; compárese con Sl 109:17, 18, 28.)

2 SAMUEL 16:11

“Y David dijo además a Abisai y a todos sus siervos: “Miren que mi propio hijo, que ha salido de mis mismas entrañas, anda buscando mi alma; ¡y cuánto más ahora un benjaminita! ¡Déjenlo para que invoque el mal, porque así se lo ha dicho Jehová!”

*** w99 1/5 pág. 32 Victoria sobre el mal ***
Pero, ¿cómo reaccionó David? Contuvo a Abisai diciendo: “¡Déjenlo!”. Aunque las acusaciones de Simeí eran falsas, David, humildemente, resistió la tentación de tomar represalias; antes bien, dejó el asunto en manos de Jehová (2 Samuel 16:10-13).
Cuando David regresó al trono tras fracasar la revuelta liderada por su hijo, Simeí fue uno de los primeros en darle la bienvenida y pedirle perdón. De nuevo, Abisai quiso matarle, pero una vez más David se lo impidió (2 Samuel 19:15-23).
En esta ocasión, David representó bien a Jesucristo, de quien el apóstol Pedro escribió: “Cuando lo estaban injuriando, no se puso a injuriar en cambio [...], sino que siguió encomendándose al que juzga con justicia” (1 Pedro 2:23).
Hoy en día se aconseja a los cristianos que sean “de mente humilde, no pagando daño por daño ni injuria por injuria” (1 Pedro 3:8, 9). Al seguir el ejemplo de David y de Jesucristo, nosotros también podemos “[seguir] venciendo el mal con el bien” (Romanos 12:17-21).

2 SAMUEL 16:16

“Y aconteció que, tan pronto como Husai el arkita, compañero de David, entró a donde Absalón, Husai procedió a decir a Absalón: “¡Viva el rey! ¡Viva el rey!”.”

*** it-1 pág. 35 Absalón ***
Después de ocupar Jerusalén y el palacio, Absalón aceptó la aparente defección de Husai, aunque primero hizo una referencia sarcástica al hecho de que hubiera sido el fiel “compañero” de David. Luego, siguiendo el consejo de Ahitofel, tuvo relaciones ante los ojos de todo Israel con las concubinas de su padre como prueba de que había roto por completo con él y estaba absolutamente resuelto a mantener el control del trono. (2Sa 16:15-23.) De este modo se cumplió la parte final de la profecía inspirada de Natán. (2Sa 12:11.)

2 SAMUEL 16:17

“Ante esto, Absalón dijo a Husai: “¿Es esta tu bondad amorosa para con tu compañero? ¿Por qué no fuiste con tu compañero?”.”

*** it-1 pág. 35 Absalón ***
Después de ocupar Jerusalén y el palacio, Absalón aceptó la aparente defección de Husai, aunque primero hizo una referencia sarcástica al hecho de que hubiera sido el fiel “compañero” de David. Luego, siguiendo el consejo de Ahitofel, tuvo relaciones ante los ojos de todo Israel con las concubinas de su padre como prueba de que había roto por completo con él y estaba absolutamente resuelto a mantener el control del trono. (2Sa 16:15-23.) De este modo se cumplió la parte final de la profecía inspirada de Natán. (2Sa 12:11.)

2 SAMUEL 16:21

“Entonces Ahitofel dijo a Absalón: “Ten relaciones con las concubinas de tu padre, que él dejó para que cuidaran la casa. Y todo Israel ciertamente oirá que te has hecho hediondo a tu padre, y las manos de todos los que están contigo ciertamente se pondrán fuertes”.”

*** w05 15/5 pág. 13 Mari, antigua reina del desierto ***
Las tablillas que se hallaron en Mari también arrojan luz sobre ciertos pasajes bíblicos. Por ejemplo, indican que adueñarse del harén de un enemigo era “una parte fundamental de la conducta de los monarcas de aquella época”. El consejo que el traidor Ahitofel dio a Absalón —hijo del rey David—, a saber, de que tuviera relaciones sexuales con las concubinas de su padre, no era nada nuevo (2 Samuel 16:21, 22).

*** it-1 pág. 35 Absalón ***
Luego, siguiendo el consejo de Ahitofel, tuvo relaciones ante los ojos de todo Israel con las concubinas de su padre como prueba de que había roto por completo con él y estaba absolutamente resuelto a mantener el control del trono. (2Sa 16:15-23.) De este modo se cumplió la parte final de la profecía inspirada de Natán. (2Sa 12:11.)

2 SAMUEL 16:22

“Por lo tanto, le asentaron una tienda a Absalón sobre el techo, y Absalón empezó a tener relaciones con las concubinas de su padre ante los ojos de todo Israel.”

*** it-1 pág. 521 Concubina ***
Como según la costumbre oriental, las esposas y concubinas de un rey solo podían llegar a pertenecer a su sucesor legal, Absalón, que hizo gala de una total falta de respeto a David, trató de dar fuerza a sus intentos de conseguir la corona teniendo relaciones con las diez concubinas de su padre. (2Sa 16:21, 22.)

*** it-2 pág. 848 Rey ***
Esposas y propiedades. Una de las costumbres matrimoniales y familiares de los reyes de Judá era la de tener muchas esposas y concubinas, aunque la Ley estipulaba que el rey no debía multiplicar el número de sus esposas. (Dt 17:17.) Las concubinas se consideraban propiedad de la corona y pasaban al sucesor del trono junto con los derechos y las propiedades del rey. El casarse o apoderarse de una de las concubinas del difunto rey equivalía a reclamar públicamente el trono. Por consiguiente, el que Absalón tuviera relaciones con las concubinas de su padre, el rey David, y el que Adonías pidiese como esposa a Abisag, la enfermera y compañera de David en los días de su vejez, equivalía a reclamar el trono. (2Sa 16:21, 22; 1Re 2:15-17, 22.) Estas acciones se consideraban traiciones.

*** si pág. 62 párr. 21 Libro bíblico número 10: 2 Samuel ***
En Jerusalén, por indicación de Ahitofel, el usurpador Absalón tiene relaciones sexuales con las concubinas de su padre “ante los ojos de todo Israel”. Esto cumple el juicio profético de Natán (16:22; 12:11). También Ahitofel aconseja a Absalón que tome una fuerza de 12.000 hombres y persiga a David en el desierto. Sin embargo, Husai, quien se ha ganado la confianza de Absalón, recomienda un derrotero diferente. Y en respuesta a la oración de David el consejo de Ahitofel queda frustrado. Como después hizo Judas, el frustrado Ahitofel se marcha a casa y se ahorca

2 SAMUEL 17:10

“Y aun el hombre valiente, cuyo corazón es como el corazón del león, de seguro se hará blando en debilidad; porque todo Israel se da cuenta de que tu padre es un hombre poderoso y así, también, lo son los hombres valientes que están con él.”

*** w96 15/7 pág. 32 Usted puede tener “el corazón del león” ***
Usted puede tener “el corazón del león”
LA BIBLIA en ocasiones pone al león como símbolo de valor y confianza. Dice que los hombres valientes y denodados tienen “el corazón del león”, y que los justos “son como un león joven que tiene confianza”. (2 Samuel 17:10; Proverbios 28:1.) Sobre todo cuando se le desafía, el león muestra que merece la reputación de ser “el más poderoso entre las bestias”. (Proverbios 30:30.)
Jehová Dios relaciona su determinación de proteger a su pueblo con la audacia del león. Isaías 31:4, 5 dice: “Tal como gruñe el león, aun el leoncillo crinado, sobre su presa, cuando se llama a salir contra él a un número cabal de pastores, y a pesar de la voz de ellos él no se aterroriza, y a pesar de la conmoción de ellos no se agacha, de la misma manera Jehová de los ejércitos descenderá para hacer guerra sobre el monte Sión [...]. Al defenderla, también ciertamente la librará. Al perdonarla, también tiene que hacer que ella escape”. De este modo, Jehová garantiza a sus siervos que los cuidará, especialmente cuando afronten adversidad.
La Biblia compara a Satanás el Diablo, el peor enemigo de la humanidad, con un león rugiente y hambriento. A fin de que no nos convirtamos en presa suya, las Escrituras nos advierten: “Mantengan su juicio, sean vigilantes”. (1 Pedro 5:8.) Un modo de hacerlo consiste en evitar la somnolencia espiritual, que tiene consecuencias fatales. Jesús dijo al respecto: “Presten atención a sí mismos para que sus corazones nunca lleguen a estar cargados debido a comer con exceso y beber con exceso, y por las inquietudes de la vida”. (Lucas 21:34-36.) Sí, estar despiertos espiritualmente en estos “últimos días” nos dará “el corazón del león”, un corazón “constante, confiado en Jehová”. (2 Timoteo 3:1; Salmo 112:7, 8.)

2 SAMUEL 17:12

“Y tenemos que venir contra él en uno de los lugares donde de seguro se hallará, y nosotros mismos estaremos sobre él tal como cae el rocío sobre el suelo; y ciertamente no quedará ni siquiera uno entre él y todos los hombres que están con él.”

*** it-2 pág. 862 Rocío ***
Las gotas de rocío son silenciosas y abundantes. Quizás Husai quería referirse a ese sigilo o tal vez a un ejército tan numeroso como las gotas de rocío cuando dijo a Absalón: “Estaremos sobre [David] tal como cae el rocío sobre el suelo”. (2Sa 17:12.)

2 SAMUEL 17:17

“Puesto que Jonatán y Ahimáaz se hallaban parados en En-roguel, una sierva se fue y les dio informe. De modo que ellos mismos se fueron, puesto que tenían que informarlo al rey David; porque no podían dejarse ver entrando en la ciudad.”

*** gl pág. 20 Jerusalén y el templo de Salomón ***
En-roguel, al sur, la abastecían de agua fresca, algo de especial importancia durante los asedios de ejércitos enemigos (2Sa 17:17).

*** gl pág. 21 Jerusalén y el templo de Salomón ***
En-roguel

2 SAMUEL 17:23

“En cuanto a Ahitofel, vio que no se había obrado conforme a su consejo, y procedió a aparejar un asno y a levantarse e irse a casa, a su propia ciudad. Entonces dio órdenes a su casa y se estranguló, y así murió. De modo que fue enterrado en la sepultura de sus antepasados.”

*** it-1 pág. 35 Absalón ***
Ahitofel debió considerar que la sublevación era una causa perdida y se suicidó. (2Sa 17:1-14, 23.)

*** it-1 pág. 76 Ahitofel ***
Más tarde, el que en otro tiempo fue compañero íntimo de David, alevosamente se volvió traidor y se unió a Absalón, hijo de David, en una sublevación contra el rey. Como cabecilla de la rebelión, aconsejó a Absalón que violara a las concubinas de su padre y le pidió permiso para formar un ejército de 12.000 hombres con el fin de salir de inmediato en persecución de David y matarlo, aprovechando su estado de debilidad y desorganización. (2Sa 15:31; 16:15, 21; 17:1-4.) Cuando Jehová frustró esta atrevida estratagema por medio del consejo de Husai, Ahitofel debió comprender que la revuelta de Absalón fracasaría. (2Sa 15:32-34; 17:5-14.) Se suicidó poco después y fue enterrado con sus antepasados. (2Sa 17:23.) Aparte de los suicidios ocurridos en tiempo de guerra, este es el único caso mencionado en las Escrituras Hebreas.

*** it-1 pág. 506 Colgar ***
En dos casos de suicidio mencionados en la Biblia se empleó el ahorcamiento. Ahitofel, el consejero traidor de David, se estranguló (“se ahorcó”, LXX). (2Sa 17:23.) La acción de Ahitofel prefiguró la de uno de los apóstoles de Jesús que se volvió traidor, Judas Iscariote (Sl 41:9; Jn 13:18), quien también se ahorcó. (Mt 27:5.)

2 SAMUEL 17:25

“Y a Amasá fue a quien Absalón puso en el lugar de Joab sobre el ejército; y Amasá era hijo de un hombre cuyo nombre era Itrá el israelita, que tuvo relaciones con Abigail hija de Nahás, hermana de Zeruyá, madre de Joab.”

*** it-1 pág. 23 Abigail ***
2. Una de las dos hermanas de David. (1Cr 2:13-17.) Algunos doctos creen que solo era su medio hermana, emparentada con él por parte de madre y no por parte de padre. En 2 Samuel 17:25 se dice que Abigail era “hija de Nahás”. La tradición rabínica afirma que Nahás es otro nombre de Jesé, el padre de David. La Versión de los Setenta (edición de Lagarde) lee “Jesé” en vez de “Nahás” en este versículo, igual que algunas traducciones modernas. (Véanse BJ, RH.) Sin embargo, debe notarse que en el registro de 1 Crónicas 2:13-16 no se llama a Abigail y Zeruyá ‘hijas de Jesé’, sino más bien “hermanas” de los hijos de Jesé, entre los que se contaba David. Existe la posibilidad de que su madre hubiera estado casada con un hombre llamado Nahás, del que habría tenido a Abigail y Zeruyá, antes de ser esposa de Jesé y por lo tanto madre de sus hijos. En consecuencia, no se puede afirmar dogmáticamente que Abigail fuera hija de Jesé. (Véase NAHÁS núm. 2.)

*** it-2 págs. 77-78 Jesé ***
No se dice que las dos hermanas de David, Abigail y Zeruyá, fueran hijas de Jesé. De una de ellas se dice que era “hija de Nahás”. (1Cr 2:16, 17; 2Sa 17:25.) Nahás tal vez fuera el primer esposo de la esposa de Jesé, lo que haría que sus hijas fuesen medio hermanas de los hijos de Jesé, a menos que, como algunos piensan, Nahás sea otro nombre de Jesé o incluso el nombre de su esposa.

*** it-2 pág. 458 Nahás ***
2. Padre de Abigail, la hermana o medio hermana de David, y posiblemente padre de Zeruyá. Abisai, Joab, Asahel y Amasá fueron nietos suyos. (2Sa 17:25; 1Cr 2:16, 17.) A Abigail se la llama “hija de Nahás”, pero no hay ninguna referencia directa en la que a ella y a su hermana se las llame hijas de Jesé, el padre de David. No obstante, se dice que eran las “hermanas” de los hijos de Jesé, uno de los cuales era David. Esto permite varios posibles parentescos: 1) Nahás era una mujer, la esposa de Jesé y madre de todos los implicados (el nombre era tanto de hombre como de mujer); eso, sin embargo, no es muy probable, pues en las genealogías los nombres de mujeres aparecían únicamente por motivos especiales, que no parecen existir en este caso. 2) Nahás era otro nombre de Jesé, como indica la tradición judía primitiva. La Septuaginta griega (edición de Lagarde) utiliza el nombre “Jesé” en vez de Nahás en 2 Samuel 17:25.

2 SAMUEL 17:28

“[trajeron] camas y fuentes y vasijas de alfarero, y trigo y cebada y harina y grano tostado y habas y lentejas y grano reseco;”

*** it-1 pág. 91 Alimento ***
El grano solía comerse tostado; se tostaba de dos maneras: o acercando al fuego un manojo de espigas o asándolas sobre una plancha. (Rut 2:14; 2Sa 17:28.)

2 SAMUEL 17:29

“y miel y mantequilla y ovejas y requesones de vacada presentaron para David y para la gente que estaba con él, para que comieran, porque dijeron: “La gente está hambrienta y cansada y sedienta en el desierto”.”

*** it-2 pág. 774 Queso ***
Durante la guerra civil fomentada por Absalón, algunos amigos enviaron a David provisiones de alimento que incluían “requesones de vacada”, posiblemente quesos frescos. (2Sa 17:29.)

2 SAMUEL 18:5

“Y el rey pasó a ordenar a Joab y Abisai e Ittai, diciendo: “Traten con suavidad, por mi causa, al joven Absalón”. Y toda la gente misma oyó cuando el rey dio órdenes a todos los jefes acerca del asunto de Absalón.”

*** it-1 pág. 108 Amabilidad ***
Como se ve en 2 Samuel 18:5, aunque David era un hombre de guerra, movido por su amor paternal, le ordenó a Joab que tratase “con suavidad” a su hijo rebelde Absalón. La palabra hebrea (ʼat) que se emplea en este texto alude a una acción moderada o movimiento suave.

2 SAMUEL 18:6

“Y la gente continuó saliendo al campo para encontrarse con Israel; y se libró la batalla en el bosque de Efraín.”

*** it-1 pág. 765 Efraín ***
4. “El bosque de Efraín” era una zona situada al E. del Jordán, donde el ejército del rey David luchó contra el de su hijo rebelde Absalón. (2Sa 18:6-8.) Se desconoce el lugar que ocupaba este bosque en la tierra de Galaad, pero es probable que estuviese cerca de Mahanaim. (2Sa 17:22, 24, 26.)

2 SAMUEL 18:8

“Y la batalla allí llegó a extenderse sobre toda la tierra que estaba a la vista. Además, el bosque hizo más, en cuanto a comerse a la gente, que lo que hizo la espada en comérsela aquel día.”

*** w87 15/3 pág. 31 Preguntas de los lectores ***
Preguntas de los lectores
▪ ¿Qué se entiende por la declaración de 2 Samuel 18:8, que dice: “La selva hizo más, en cuanto a comerse a la gente, de lo que hizo la espada”?
El hijo del rey David, Absalón, quien era bien parecido, usurpó el trono y obligó a su padre a huir de Jerusalén. Más tarde, en la selva de Efraín (quizás al este del río Jordán) ocurrió una batalla entre las fuerzas de Absalón y los hombres leales al rey ungido de Jehová, David. El relato de 2 Samuel 18:6, 7 dice que durante la encarnizada batalla los hombres de David dieron muerte a 20.000 rebeldes. El siguiente versículo añade en parte: “Además, la selva hizo más, en cuanto a comerse a la gente, de lo que hizo la espada en comérsela aquel día”.
Algunos han sugerido que esto se refiere a que soldados rebeldes fueron devorados por las bestias salvajes que moraban en los bosques. (1 Samuel 17:36; 2 Reyes 2:24.) Pero esto no se refiere necesariamente a un comer literal por animales, tal como “la espada” tampoco se comió literalmente a los que murieron en batalla. En realidad, la batalla “llegó a extenderse sobre toda la tierra que estaba a la vista”. De manera que una explicación más probable es que los hombres derrotados de Absalón, que huían en pánico por la selva rocosa, quizás cayeron en hoyos y barrancos ocultos y se enredaron en la maleza. Es interesante que el relato pasa a decir que Absalón mismo fue víctima de la selva. Aparentemente debido a su abundante cabellera, la cabeza se le prendió de un gran árbol, y él quedó expuesto sin defensa posible al ataque mortífero de Joab y sus hombres. El cadáver de Absalón fue ‘arrojado en la selva, en un hueco grande, y sobre él alzaron un montón de piedras muy grande’. (2 Samuel 18:9-17.)

2 SAMUEL 18:9

“Por fin Absalón se encontró delante de los siervos de David. Y Absalón iba cabalgando sobre un mulo, y el mulo llegó a meterse debajo del ramaje de un gran árbol macizo, de modo que [a Absalón] se le quedó firmemente prendida la cabeza en el árbol grande, y él fue alzado entre los cielos y la tierra, puesto que el mulo mismo que estaba debajo de él siguió adelante.”

*** it-1 pág. 36 Absalón ***
Batalla decisiva y muerte de Absalón. Las fuerzas recién formadas de Absalón sufrieron una derrota aplastante a manos de los expertos combatientes de David. La batalla llegó hasta el bosque de Efraín. Mientras huía cabalgando sobre su mula real, Absalón pasó por debajo de las ramas bajas de un gran árbol y debió de enredársele el pelo en la horquilla de una rama, de manera que quedó suspendido en el aire.

2 SAMUEL 18:12

“Pero el hombre dijo a Joab: “Y aunque estuviera yo pesando sobre las palmas de mis manos mil piezas de plata, no alargaría mi mano contra el hijo del rey; porque a nuestros oídos el rey les dio órdenes a ti y Abisai e Ittai, diciendo: ‘Cuiden, quienquiera [que sea], del joven, de Absalón’.”

*** it-1 pág. 36 Absalón ***
El hombre que informó a Joab que le había visto dijo que no hubiera desobedecido la solicitud de David matando a Absalón ni por “mil piezas de plata [si eran siclos, c. 2.200 dólares (E.U.A)]”,

2 SAMUEL 18:18

“Ahora bien, Absalón mismo, mientras estaba vivo, había tomado y procedido a alzarse una columna, que está en la llanura baja del Rey, porque decía: “No tengo hijo para que se conserve en recuerdo mi nombre”. De modo que llamó la columna por su propio nombre, y se le sigue llamando el Monumento de Absalón hasta el día de hoy.”

*** it-1 pág. 36 Absalón ***
Monumento de Absalón. Absalón erigió una columna en la “llanura baja del Rey”, llamada también “llanura baja de Savé”, cerca de Jerusalén. (2Sa 18:18; Gé 14:17.) Levantó este monumento debido a que no tenía hijos mediante quienes conservar su nombre después de su muerte. Por lo tanto, parece ser que sus tres hijos mencionados en 2 Samuel 14:27 murieron siendo aún jóvenes. A Absalón no se le enterró en la ubicación de su monumento, sino que lo arrojaron a un “hueco” del bosque de Efraín. (2Sa 18:6, 17.)
En el valle de Cedrón hay un monumento cortado de la misma roca llamado “tumba de Absalón”, pero su estilo arquitectónico indica que es del período grecorromano, quizás del tiempo de Herodes. Por consiguiente, no hay ninguna base para relacionar el nombre de Absalón con este monumento.

*** it-2 pág. 976 Savé, Llanura baja de ***
Siglos después, Absalón erigió su monumento en “la llanura baja del Rey”, al parecer, el mismo lugar y probablemente cerca de Jerusalén. (2Sa 18:18.) Josefo especifica que el monumento de Absalón se erigió “a dos estadios [370 m.] de Jerusalén”. (Antigüedades Judías, libro VII, cap. X, sec. 3.) Sin embargo, en la actualidad no es posible averiguar la ubicación exacta de la llanura baja de Savé.

2 SAMUEL 18:33

“Entonces el rey se perturbó y subió a la cámara del techo sobre el paso de entrada y se puso a llorar; y esto decía al andar: “¡Hijo mío, Absalón, hijo mío, hijo mío, Absalón! ¡Oh, que yo pudiera haber muerto, yo mismo, en lugar de ti, Absalón, hijo mío, hijo mío!”.”

*** g94 8/3 pág. 26 Consuelo para su aflicción ***
EL AGUIJÓN de la muerte no solo hace daño, también deja aturdida a la mayoría de los supervivientes: esposo, esposa, padre, madre, hijo, hija o amigo. Los sabios quizás hagan preguntas, pero sin encontrar respuestas que los consuelen, y los fuertes tal vez se lamenten bajo el peso de la aflicción, pero sin obtener consuelo. Los lectores de la Biblia puede que recuerden el lamento de David por la ejecución del traidor Absalón: “¡Hijo mío, Absalón, hijo mío, hijo mío, Absalón! ¡Oh, que yo pudiera haber muerto, yo mismo, en lugar de ti, Absalón, hijo mío, hijo mío!”. (2 Samuel 18:33.) No se trataba del llanto del rey por un traidor; era el llanto del padre por su hijo muerto.

Clic en la Imagen para Descargar la información completa en archivo digital para Computadora Portatil (Laptop), Tableta (Tablet PC) y Teléfono Inteligente (Smartphone)

Descargar información para el Estudio Personal para Computadora Portatil (Laptop), Tableta (Tablet PC) y Teléfono Inteligente (Smartphone)

Descargar información para el Estudio Personal para Computadora Portatil (Laptop), Tableta (Tablet PC) y Teléfono Inteligente (Smartphone)