BUSCAR CONTENIDOS

Búsqueda personalizada

Abdomen hinchado > Absceso perirrenal | Enciclopedia Médica: A

ADS


Patologías y Salud

1. Abdomen hinchado
2. Ablación endometrial
3. Aborto espontáneo
4. Aborto médico
5. Aborto quirúrgico
6. Absceso
7. Absceso anorrectal
8. Absceso cerebral
9. Absceso de la médula espinal
10. Absceso de la piel
11. Absceso del espacio faringomaxilar
12. Absceso dental
13. Absceso en abdomen o pelvis
14. Absceso epidural
15. Absceso hepático amebiano
16. Absceso hepático piógeno
17. Absceso o quiste de Bartolino
18. Absceso pancreático
19. Absceso periamigdalino
20. Absceso perirrenal

Abdomen hinchado

Se presenta cuando la zona ventral es más grande de lo normal.

Causas

La hinchazón o distensión abdominal con frecuencia es provocada por comer en exceso más que por una enfermedad grave. El problema también puede ser causado por:
• Deglución de aire (un hábito nervioso)
• Acumulación de líquidos en el abdomen (esto puede ser un signo de un problema grave de salud)
• Gases en el intestino por comer alimentos ricos en fibra (como frutas y verduras)
• Síndrome del intestino irritable
• Intolerancia a la lactosa
• Quistes ováricos
• Oclusión intestinal parcial
• Embarazo
• Síndrome premenstrual (SPM)
• Miomas uterinos
• Aumento de peso

Cuidados en el hogar

La distensión abdominal producto de comer una comida pesada desaparecerá cuando usted digiera el alimento. Comer porciones más pequeñas ayuda a prevenir la hinchazón.
En los casos de una distensión del abdomen causada por deglutir aire:
• Evite las bebidas carbonatadas.
• Evite masticar goma de mascar o chupar caramelos.
• Evite beber líquidos con popote (pajilla) o tomar sorbos de la superficie de una bebida caliente.
• Coma lentamente.
Cuando la distensión abdominal es causada por malabsorción, intente cambiar su dieta y reducir el consumo de leche. Hable con su proveedor de atención médica.
En cuanto al síndrome del intestino irritable:
• Disminuya el estrés emocional.
• Incremente la cantidad de fibra en la dieta.
• Hable con su proveedor de atención médica.
Cuando la distensión abdominal sea producto de otras causas, siga el tratamiento recetado por su proveedor de atención médica.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte a su proveedor de atención médica si:
• La hinchazón abdominal está empeorando y no desaparece.
• La hinchazón se presenta con otros síntomas inexplicables.
• El abdomen es sensible al tacto.
• Tiene fiebre.
• Tiene diarrea intensa o heces con sangre.
• No puede comer o beber por más de seis a ocho horas.

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

Su proveedor de atención médica realizará un examen físico y hará preguntas acerca de su historia clínica, como cuándo comenzó el problema y en qué momentos sucede.
El proveedor de atención médica también le preguntará acerca de otros síntomas que pueda estar presentando como:
• Ausencia del periodo menstrual
• Diarrea
• Fatiga excesiva
• Exceso de gases (flatulencia) o eructos
• Irritabilidad
• Vómitos
• Aumento de peso
Los exámenes que pueden realizarse incluyen:
• Tomografía computarizada del abdomen
• Ecografía abdominal
• Exámenes de sangre
• Colonoscopia
• Esofagogastroduodenoscopia (EGD)
• Paracentesis
• Sigmoidoscopia
• Examen coprológico
• Radiografía del abdomen

Nombres alternativos

Vientre inflamado; Hinchazón del abdomen; Distensión abdominal; Abdomen distendido

Referencias

Mcquaid K. Approach to the patient with gastrointestinal disease. In: Goldman L, Schafer AI, eds.Goldman's Cecil Medicine
Squires RA, Postier RG. Acute abdomen. In: Townsend CM Jr, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds. Sabiston Textbook of Surgery

Ablación endometrial

Ablación endometrial es una cirugía o un procedimiento que se realiza para dañar el revestimiento del útero para minimizar el flujo menstrual abundante o prolongado. El revestimiento se llama endometrio.

Descripción

Con más frecuencia, se utiliza una herramienta llamada histeroscopio. Es un tubo delgado con luz. Este envía imágenes del interior del útero a un monitor de video.
• La mayoría de veces, el procedimiento se realiza bajo anestesia general, pero algunas veces se realiza en el consultorio bajo sedación liviana.
• El proveedor de atención médica coloca el endoscopio a través de la vagina y el cérvix y dentro del útero.
• Se puede colocar gas o líquido dentro del útero para dilatarlo. Esto ayuda al proveedor a ver mejor el área.
• Las imágenes del útero se pueden ver en la pantalla de video.
Las herramientas pequeñas se pueden usar a través del endoscopio para extraer crecimientos anormales o tejido para examinarlo. La ablación utiliza calor, frío o electricidad para destruir el revestimiento del útero.
El procedimiento tarda aproximadamente 45 minutos.

Por qué se realiza el procedimiento

Este procedimiento puede tratar períodos muy abundantes o irregulares. Su médico probablemente habrá tratado otros tratamientos primero, como medicamentos con hormonas o DIU.
La ablación endometrial no se utilizará si usted quiere quedar embarazada en el futuro. Aunque este procedimiento no impide que quede embarazada, podría reducir sus probabilidades de quedar embarazada. Los anticonceptivos confiables son importantes en todas las mujeres que se hacen este procedimiento.
Si una mujer queda embarazada después de un procedimiento de ablación, el embarazo con frecuencia resultará en un aborto involuntario o será de alto riesgo debido al tejido cicatrizado en el útero.

Riesgos

Los riesgos de una histerectomía incluyen:
• Agujero (perforación) en la pared del útero
• Cicatrización del revestimiento del útero
• Daño al cérvix
• Necesidad de una cirugía para reparar el daño
Los riesgos de cualquier cirugía pélvica incluyen:
• Daño a los órganos cercanos o tejidos
• Coágulos de sangre que pueden ir a los pulmones y ser mortales (rara vez)
Los riesgos de la anestesia incluyen:
• Náuseas y vómitos
• Mareos
• Dolor de cabeza
• Problemas respiratorios
• Infección pulmonar
Los riesgos de cualquier cirugía incluyen:
• Infección
• Hemorragia

Antes del procedimiento

Una biopsia del endometrio o revestimiento del útero se realizará en las semanas previas al procedimiento. Las mujeres más jóvenes se pueden tratar con una hormona que bloquea la fabricación del estrógeno en el cuerpo por 1 a 3 meses antes del procedimiento.
Su proveedor de atención médica podría recetar medicamento para dilatar su cérvix. Esto facilita insertar el endoscopio. Debe tomar este medicamento de 8 a 12 horas antes del procedimiento.
Antes de cualquier cirugía:
• Siempre informe a su proveedor acerca de todos los medicamentos que toma. Esto incluye vitaminas, hierbas y suplementos.
• Informe a su proveedor si tiene diabetes, enfermedad cardíaca, insuficiencia renal u otros problemas de salud.
En las 2 semanas antes de su procedimiento:
• Es posible que necesite dejar de tomar los medicamentos que dificultan la coagulación de la sangre. Estos incluyen aspirina, ibuprofén (Advil, Motrin), naproxeno (Naprosyn, Aleve), clopidogrel (Plavix) y warfarina (Coumadin). Su proveedor le indicará lo que debe o no debe tomar.
• Pregunte a su médico qué medicamentos puede tomar en el día de su procedimiento.
• Informe a su proveedor si tiene un resfriado, gripe, fiebre, un brote de herpes u otras enfermedades.
• Se le indicará cuándo llegar al hospital. Pregunte si necesita tener a alguien que lo lleve a su casa.
El día del procedimiento:
• Es posible que le pidan que no beba ni coma nada de 6 a 12 horas antes del procedimiento
• Tome todos los medicamentos aprobados con un sorbo de agua.

Después del procedimiento

Usted podría ir a su casa el mismo día. Rara vez, necesitará quedarse durante la noche.
• Es posible que tenga cólicos parecidos a los menstruales y un leve sangrado vaginal por 1 a 2 días. Pregunte a su proveedor si puede tomar analgésicos de venta libre para los cólicos.
• Es posible que tenga una descarga acuosa por varias semanas.
• Puede regresar a las actividades diarias dentro de 1 a 2 días. No tenga relaciones sexuales hasta que su proveedor le diga que puede hacerlo.
• Todos los resultados de la biopsia usualmente están disponibles dentro de 1 a 2 semanas.
Su médico le dará los resultados de su procedimiento.

Expectativas (pronóstico)

El revestimiento del útero sana al cicatrizarse. Las mujeres con frecuencia tendrán menos sangrado menstrual después de este procedimiento. Hasta 30 a 50% de las mujeres dejarán de tener períodos del todo. Este resultado es más probable en las mujeres mayores.

Nombres alternativos

Histeroscopía: ablación endometrial; ablación térmica láser; ablación endometrial por radiofrecuencia; ablación por balón, ablación térmica endometrial; ablación hidrotérmica; ablación Novasure

References

Lentz G. Endoscopy: Hysteroscopy and laparoscopy: Indications, contraindications and complications. In: Lentz GM, Lobo RA, Gershenson DM, Katz VL, eds.Comprehensive Gynecology.

Aborto espontáneo

Un aborto involuntario es la pérdida espontánea de un feto antes de la semana 20 del embarazo. Pérdida del embarazo después de 20 semanas se llama muerte fetal.
Un aborto espontáneo también se denomina "aborto natural" y se refiere a los hechos que ocurren naturalmente y no a abortos terapéuticos o abortos quirúrgicos.
Otros términos para referirse a una pérdida temprana en el embarazo son:
• Aborto consumado: todos los productos (tejidos) de la concepción salen del cuerpo.
• Aborto incompleto: sólo algunos de los productos de la concepción salen del cuerpo.
• Aborto inevitable: no se pueden detener los síntomas y se presenta el aborto espontáneo.
• Aborto infectado (séptico): el revestimiento del vientre (útero) y cualquier producto restante de la concepción resultan infectados.
• Aborto retenido: el embarazo se pierde y los productos de la concepción no salen del cuerpo.
Su proveedor de atención médica también puede usar el término "amenaza de aborto". Los síntomas de esta afección son cólicos abdominales con o sin sangrado vaginal. Son un signo de que se puede presentar un aborto.

Causas

La mayoría de los abortos espontáneos son causados por problemas cromosómicos que hacen imposible el desarrollo del bebé. Por lo regular, estos problemas no tienen relación con los genes del padre o de la madre.
Otras causas posibles de aborto espontáneo son:
• Drogadicción y alcoholismo
• Exposición a toxinas ambientales
• Problemas hormonales
• Infección
• Obesidad
• Problemas físicos de los órganos reproductores de la madre
• Problemas con la respuesta inmunitaria del cuerpo
• Enfermedades graves en todo el cuerpo (sistémicas) de la madre (como la diabetes no controlada)
• Tabaquismo
Alrededor de la mitad del total de los óvulos fecundados muere y se pierde (son abortados) en forma espontánea, casi siempre antes de que la mujer se percate de que está embarazada. Entre las mujeres que saben que están en embarazo, entre 15 y 20 de cada 100 sufrirá un aborto espontáneo. La mayoría de los abortos espontáneos ocurren durante las primeras 7 semanas del embarazo. La tasa de este tipo de aborto disminuye después de que se detecta el latido cardíaco del bebé.
El riesgo de aborto espontáneo es más alto en mujeres:
• De mayor edad. El riesgo incrementa después de los 30 años, se vuelve mucho más grave entre los 35 a los 40 años, y es mayor después de los 40.
• Que hayan tenido abortos espontáneos antes.

Síntomas

Los posibles síntomas abarcan:
• Lumbago o dolor abdominal sordo, agudo o de tipo cólico
• Material tisular o en forma de coágulos que sale de la vagina
• Sangrado vaginal con o sin cólicos abdominales

Pruebas y exámenes

Durante un examen pélvico, su proveedor de atención médica puede observar que su cuello uterino se ha abierto (dilatado) o adelgazado (borramiento del cuello uterino).
Se puede hacer una ecografía abdominal o vaginal para verificar el desarrollo del bebé, los latidos cardíacos y la cantidad de su sangrado.
Se pueden llevar a cabo los siguientes exámenes de sangre:
• Tipo de sangre (si usted tiene un tipo de sangre Rh-negativo, requeriría un tratamiento con inmunoglobulina Rh-. Ver el artículo: incompatibilidad Rh).
• Conteo sanguíneo completo (CSC) para determinar cuánta sangre se ha perdido.
• GCH (cualitativa) para confirmar el embarazo.
• GCH (cuantitativa) que se hace con intervalos de algunos días o semanas.
• Conteo de glóbulos blancos (GB) y fórmula leucocitaria para descartar infección.

Tratamiento

En el caso de presentarse el aborto espontáneo, el tejido que sale por la vagina debe ser examinado. Esto se hace para determinar si era placenta normal o una mola hidatiforme (un crecimiento raro que se forma dentro del útero en el inicio del embarazo). Igualmente, es importante determinar si aún queda algún tejido fetal dentro del útero.
Si el tejido del embarazo no sale del cuerpo en forma natural, usted puede necesitar quedar bajo una vigilancia cuidadosa hasta dos semanas. Es posible que se necesite cirugía (dilatación y legrado, D y C) o medicamentos para eliminar los contenidos restantes de su útero.
Después del tratamiento, las mujeres generalmente reanudan su ciclo menstrual normal al cabo de 4 a 6 semanas. Cualquier sangrado vaginal posterior debe ser vigilado cuidadosamente. A menudo, es posible quedar en embarazo inmediatamente. Se recomienda que usted espere un ciclo menstrual normal antes de tratar de quedar embarazada de nuevo.

Posibles complicaciones

Las complicaciones de un aborto espontáneo completo son infrecuentes.
Un aborto séptico puede ocurrir si cualquier tejido de la placenta o el feto permanece en el útero después del aborto espontáneo. Los síntomas de una infección abarcan fiebre, sangrado vaginal que no para, cólicos y un flujo vaginal fétido. Las infecciones pueden ser serias y requerir atención médica inmediata.
Las mujeres que pierden a un bebé después de las 20 semanas de embarazo reciben atención médica diferente. Esto se denomina parto prematuro o muerte fetal y requiere atención médica inmediata.
Después de un aborto espontáneo, las mujeres y sus parejas pueden sentirse tristes, lo cual es normal. Si los sentimientos de tristeza no desaparecen o empeoran, consulte con la familia y los amigos, así como con el médico.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si se presenta sangrado vaginal con o sin cólicos durante el embarazo.
De igual manera, consulte si está embarazada y observa material tisular o con apariencia de coágulo que sale de su vagina. Recoja el material y llévelo a su proveedor de atención médica para que lo analice.

Prevención

La atención prenatal pronta y exhaustiva es la mejor prevención disponible para todas las complicaciones del embarazo.
Los abortos espontáneos que son causados por enfermedades sistémicas se pueden prevenir detectando y tratando la enfermedad antes de quedar en embarazo.
Igualmente, es menos probable que se presenten abortos espontáneos si usted evita cosas que sean dañinas para su embarazo, como los rayos X, las drogas y el alcohol, la alta ingesta de cafeína y las enfermedades infecciosas.
Cuando el cuerpo de la madre tiene dificultades para mantener un embarazo, se pueden presentar signos como sangrado vaginal leve. Esto significa que hay una posibilidad de un aborto espontáneo, pero eso no significa que definitivamente vaya a ocurrir uno. Una mujer embarazada que desarrolla cualquier signo o síntoma de amenaza de aborto debe buscar a su perinatólogo inmediatamente.
Tomar vitaminas prenatales y suplementos de ácido fólico antes de embarazarse puede disminuir grandemente las probabilidades de un aborto espontáneo y ciertos defectos de nacimiento.

Nombres alternativos

Aborto natural; Aborto retenido; Aborto incompleto; Aborto consumado; Aborto completo; Aborto inevitable; Aborto séptico

Referencias

American College of Obstetricians and Gynecologists. ACOG Committee opinion no. 462: Moderate caffeine consumption during pregnancy.Obstet Gynecol.
Katz VL. Spontaneous and recurrent abortion: etiology, diagnosis, treatment. In: Katz VL, Lentz GM, Lobo RA, Gershenson DM, eds.Comprehensive Gynecology
Laurino MY, Bennett RL, Saraiya DS, et al. Genetic evaluation and counseling of couples with recurrent miscarriage: Recommendations of the National Society of Genetic Counselors.J Genet Couns
Simpson JL, Jauniaux ERM. Pregnancy loss. In: Gabbe SG, Niebyl JR, Simpson JL, eds.Obstetrics: Normal and Problem Pregnancies

Aborto médico

El aborto médico es el uso de medicamentos para terminar un embarazo. El fármaco ayuda a eliminar el feto y la placenta de la matriz (útero) de la madre.
Hay diferentes tipos de abortos médicos.
• El aborto médico terapéutico se hace porque la mujer tiene una enfermedad.
• El aborto provocado se hace porque una mujer opta por (decide) terminar el embarazo.
Un aborto provocado no es lo mismo que un aborto espontáneo. Éste último es cuando un embarazo termina por sí solo antes de la semana 20.
En el aborto quirúrgico, se utiliza cirugía para terminar un embarazo.

Descripción

Un aborto médico, o no quirúrgico, se puede hacer dentro de las 7 semanas desde el primer día del último periodo menstrual de la mujer. Se utiliza una combinación de medicamentos hormonales recetados para ayudar al cuerpo a expulsar el feto y el tejido de la placenta. El médico puede darle medicamentos después de llevar a cabo un examen físico y hacerle preguntas respecto a su historia clínica.
Los medicamentos empleados abarcan mifepristona, metotrexato, misoprostol, prostaglandinas o una combinación de estos medicamentos.

Por qué se realiza el procedimiento

Un aborto médico se podría considerar cuando:
• El feto tiene una anomalía congénita o un problema genético.
• El embarazo es dañino para la salud de la mujer (aborto terapéutico).
• El embarazo se dio después de un evento traumático como una violación o incesto.
• La mujer posiblemente no desea estar embarazada (aborto provocado).

Riesgos

Los riesgos del aborto médico (no quirúrgico) abarcan:
• Sangrado continuado
• Diarrea
• Tejido del embarazo que no sale completamente del cuerpo, haciendo necesaria la cirugía
• Infección
• Náuseas
• Dolor
• Vómitos

Antes del procedimiento

La decisión de terminar un embarazo es muy personal. Para ayudarle a sopesar sus opciones, analice sus sentimientos con un asesor, el médico, un familiar o un amigo.
Exámenes que se realizan antes de este procedimiento:
• Se lleva a cabo un examen pélvico para confirmar el embarazo y calcular cuántas semanas tiene de estar embarazada.
• Se puede hacer un examen de sangre para GCH con el fin de confirmar el embarazo.
• Se puede realizar una ecografía vaginal o abdominal para determinar la edad exacta del feto y su localización en el útero.

Después del procedimiento

La recuperación física por lo regular ocurre al cabo de unos días, dependiendo de la etapa del embarazo. Es de esperar una pequeña cantidad de sangrado vaginal y calambres leves durante unos días.
Un baño caliente o el uso de una almohadilla térmica configurada en bajo o una botella de agua caliente en el abdomen pueden ayudar a aliviar la molestia. Descanse lo que sea necesario y no realice ninguna actividad extenuante durante unos días. El trabajo doméstico suave está bien. Las relaciones sexuales deben evitarse durante 2 a 3 semanas. Un periodo menstrual normal debe darse en aproximadamente 4 a 6 semanas.
Usted puede quedar embarazada antes de su próximo periodo menstrual. Cerciórese de hacer los arreglos necesarios para prevenir un embarazo, especialmente durante el primer mes después del aborto.

Pronóstico

Rara vez se presentan complicaciones (problemas).

Nombres alternativos

Aborto médico terapéutico; Aborto médico provocado; Aborto provocado; Aborto no quirúrgico

Referencias

American College of Obstetricians and Gynecologists. Clinical management guidelines of obstetrician-gynecologists. Medical management of abortion.Obstet Gynecol
Annas GJ, Elias S. Legal and ethical issues in obstetric practice. In: Gabbe SG, Niebyl JR, Simpson JL, eds.Obstetrics: Normal and Problem Pregnancies
Jensen JT, Mishell Jr DR. Family planning: contraception, sterilization, and pregnancy termination. In: Katz VL, Lentz GM, Lobo RA, Gershenson DM, eds.Comprehensive Gynecology
Simpson JL, Jauniaux ERM. Pregnancy loss. In: Gabbe SG, Niebyl JR, Simpson JL, eds.Obstetrics: Normal and Problem Pregnancies

Aborto quirúrgico

El aborto quirúrgico es un procedimiento para terminar un embarazo por medio de la extracción del feto y la placenta del útero (matriz) de la madre.
El aborto quirúrgico no es lo mismo que el aborto espontáneo. Éste último es cuando un embarazo termina por sí solo antes de la semana 20.

Descripción

En un aborto quirúrgico, se utiliza una ventosa obstétrica para extraer el feto y el material conexo del útero (matriz) de la madre. El procedimiento casi siempre se hace 6 semanas después del último período menstrual de la mujer o poco después cuando sea posible.
Antes del procedimiento, le pueden hacer los siguientes exámenes:
• Un examen de orina para verificar si está embarazada.
• Un examen de sangre para verificar su tipo sanguíneo. Con base en el resultado del examen, es posible que necesite una vacuna especial para prevenir problemas en caso de quedar embarazada en el futuro. La vacuna se llama Rhogam.
• Una ecografía verifica cuántas semanas tiene de embarazo.
Durante el procedimiento:
• Usted se acuesta en una camilla.
• Le pueden dar un medicamento (un sedante) para ayudarle a relajarse y sentir sueño.
• Sus pies descansarán en soportes llamados estribos. Éstos permiten posicionar las piernas de manera tal que el médico pueda ver la vagina y el cuello uterino.
• El médico puede anestesiar el cuello uterino para que sienta poco dolor durante el procedimiento.
• Se colocarán varillas pequeñas llamadas dilatadores en el cuello uterino para ensancharlo suavemente. Algunas veces, se coloca laminaria, o tallos de algas marinas para uso médico, en el cuello uterino. Esto se hace el día antes del procedimiento para ayudar a dilatarlo lentamente.
• El médico introduce una sonda en el útero y se utiliza una aspiradora para extraer los tejidos del embarazo.
Después del procedimiento, le pueden dar medicamentos para ayudar a que el útero se contraiga, lo cual reduce el sangrado.

Por qué se realiza el procedimiento

Las razones por las cuales se podría considerar la posibilidad de un aborto quirúrgico son:
• El bebé tiene un defecto congénito o un problema genético.
• El embarazo es perjudicial para su salud (aborto terapéutico).
• El embarazo se dio después de un evento traumático como una violación o incesto.
La decisión de terminar un embarazo es muy personal. Para ayudarle a sopesar las opciones, analice sus sentimientos con el asesor o el médico. Un miembro de la familia o un amigo también pueden ser de ayuda.

Riesgos

Los riesgos del aborto quirúrgico abarcan:
• Daño al útero o al cuello uterino
• Perforación uterina (hacer un agujero accidentalmente en el útero con uno de los instrumentos utilizados)
• Sangrado excesivo
• Infección del útero o de las trompas de Falopio
• Cicatrización del interior del útero
• Reacción a los medicamentos o a la anestesia, como por ejemplo problemas para respirar
• No extraer todo el tejido, con la necesidad de otro procedimiento

Después del procedimiento

Usted permanecerá en la sala de recuperación durante unas horas. Los médicos le dirán cuándo se puede ir para la casa. Debido a que es posible que aún esté soñoliento por los medicamentos, haga los arreglos con anticipación para que alguien lo recoja.
Siga las instrucciones sobre cómo cuidarse en casa. Solicite citas de control.

Pronóstico

Las complicaciones (problemas) rara vez se producen después de este procedimiento.
La recuperación física se presenta generalmente en unos pocos días, según la etapa del embarazo. El sangrado vaginal puede durar de una semana a 10 días. Los cólicos por lo general duran uno o dos días.
Usted puede quedar embarazada antes de su próxima menstruación, que ocurre de 4 a 6 semanas después del procedimiento. Asegúrese de tomar medidas para prevenir el embarazo, especialmente durante el primer mes después del procedimiento. Es posible que desee hablar con su médico acerca del anticonceptivo de emergencia.

Nombres alternativos

Legrado por succión; Aborto quirúrgico; Aborto provocado; Aborto terapéutico quirúrgico

Referencias

Annas GJ, Elias S. Legal and ethical issues in obstetric practice. In: Gabbe SG, Niebyl JR, Simpson JL, eds.Obstetrics: Normal and Problem Pregnancies
Jensen JT, Mischell Jr DR. Family planning: contraception, sterilization, and pregnancy termination. In: Katz VL, Lentz GM, Lobo RA, Katz VL, eds.Comprehensive Gynecology

Absceso

Es una acumulación de pus en cualquier parte del cuerpo que, en la mayoría de los casos, causa hinchazón e inflamación a su alrededor.

Causas

Los abscesos ocurren cuando se infecta un área de tejido y el sistema inmunitario del cuerpo trata de combatirlo. Los glóbulos blancos se mueven a través de las paredes de los vasos sanguíneos hasta el área de la infección y se acumulan dentro del tejido dañado. Durante este proceso, se forma el pus, que es una acumulación de líquidos, glóbulos blancos vivos y muertos, tejido muerto, al igual que bacterias u otras sustancias extrañas.
Los abscesos pueden formarse en casi cualquier parte del organismo. La piel, el área subcutánea y los dientes son los sitios más comunes. Los abscesos pueden ser causados por bacterias, parásitos y sustancias extrañas.
Los abscesos en la piel son fáciles de ver. Son de color rojo, elevados y dolorosos. Los abscesos que se forman en otras áreas del cuerpo puede que no se vean, pero pueden causar daño a órganos.
Algunos tipos específicos de abscesos son:
• Absceso abdominal
• Absceso hepático amebiano
• Absceso anorrectal
• Absceso de Bartolino
• Absceso cerebral
• Absceso epidural
• Absceso periamigdalino
• Absceso hepático piógeno
• Absceso cutáneo
• Absceso de la médula espinal
• Absceso subcutáneo
• Absceso dental

Pruebas y exámenes

Con frecuencia, se toma una muestra de líquido del absceso y se examina para ver qué tipo de microorganismo está causando el problema.

Tratamiento

El tratamiento varía, pero a menudo se requiere cirugía para drenar el absceso, antibióticos o ambos.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si cree que tiene algún tipo de absceso.

Prevención

La prevención de los abscesos depende del sitio donde aparecen. Por ejemplo, una buena higiene puede ayudar a prevenir abscesos cutáneos. Con la higiene dental y los cuidados de rutina se previenen los abscesos dentales.

Referencias

Holtzman LC, Hitti E, Harrow J. Incision and drainage. In: Roberts JR, Hedges JR, eds.Clinical Procedures in Emergency Medicine

Absceso anorrectal

Un absceso anorrectal es una acumulación de pus en la zona del ano y el recto.

Causas

Las causas comunes del absceso anorrectal incluyen:
• Glándulas obstruidas en la zona anal
• Infección de una fisura anal
• Infección transmitida sexualmente
Los abscesos rectales profundos pueden ser causados por trastornos intestinales, tales como la enfermedad de Crohn o la diverticulitis.
Los siguientes factores aumentan el riesgo de un absceso anorrectal:
• Sexo anal
• Fármacos quimioterapéuticos para tratar el cáncer
• Diabetes
• Enfermedad intestinal inflamatoria (enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa)
• Uso de medicamentos corticosteroides
• Sistema inmunitario debilitado (por ejemplo, a raíz de VIH/SIDA)
Esta afección se puede presentar en bebés y niños pequeños que aún utilizan pañales y que tienen antecedentes de fisuras anales.

Síntomas

Los síntomas comunes son hinchazón alrededor del ano y un dolor pulsátil y constante. El dolor durante las deposiciones puede ser intenso.
Otros síntomas pueden incluir:
• Estreñimiento
• Secreción de pus por el recto
• Fatiga, fiebre, sudoración nocturna y escalofríos
• Enrojecimiento, tejido endurecido y doloroso en la zona del ano
En los bebés, el absceso aparece a menudo como una protuberancia inflamada, roja y sensible al borde del ano. El bebé puede estar intranquilo e irritable por la molestia. Normalmente no hay otros síntomas.

Pruebas y exámenes

Un tacto rectal puede confirmar la presencia de un absceso anorrectal. Se puede practicar una proctosigmoidoscopia para descartar otras enfermedades.
En raras ocasiones es necesaria una tomografía computarizada, una resonancia magnética o un ultrasonido para localizar la acumulación de pus.

Tratamiento

El problema rara vez desaparece por sí mismo. Los antibióticos solos generalmente no pueden tratar un absceso.
El tratamiento implica cirugía para abrir y drenar el absceso.
• La cirugía se hace utilizando medicina local para adormecer la zona, junto con sedación consciente. También puede utilizarse anestesia raquídea.
• La cirugía casi siempre es un procedimiento ambulatorio, lo que significa que usted puede regresar a su casa el mismo día. El cirujano abrirá el absceso y quitará el pus.
• Si la acumulación de pus es profunda, es posible que necesite permanecer en el hospital hasta que el absceso se haya vaciado por completo.
• Después de la cirugía, necesitará baños de asiento tibios (sentarse en una tina con agua tibia). Esto ayuda a aliviar el dolor, reducir la inflamación y hace que el absceso sea más fácil de drenar.
Los abscesos drenados generalmente se dejan abiertos y no son necesarias suturas.
El médico puede recetar analgésicos y antibióticos.
Usted puede necesitar ablandadores de heces. Practique una buena higiene. Consuma una alimentación blanda o líquida hasta que el absceso haya sanado.

Expectativas (pronóstico)

Las personas con esta afección generalmente se recuperan con un tratamiento oportuno. Los bebés y los niños pequeños en general se recuperan rápidamente.
Es posible que haya complicaciones cuando el tratamiento se demora.

Posibles complicaciones

• Fístula anal (una acumulación anormal entre el ano y otra estructura)
• Infección que se extiende a la sangre (sepsis)
• Dolor continuo
• Reaparición de los problemas (recurrencia)
• Cicatrices

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte a su proveedor de atención médica si:
• Nota una secreción rectal, dolor u otros síntomas de un absceso anorrectal.
• Presenta fiebre, escalofrío u otros síntomas nuevos después de haber recibido tratamiento para esta afección.

Prevención

Un tratamiento rápido o la prevención de enfermedades de transmisión sexual pueden prevenir la formación de abscesos anorrectales. Utilice condones durante la relación sexual, incluso el sexo anal, para prevenir tales infecciones.
En bebés y niños pequeños, los cambios frecuentes de pañales y la limpieza debida al cambiarlos pueden ayudar a prevenir tanto las fisuras anales como los abscesos perianales.

Nombres alternativos

Absceso anal; Absceso rectal; Absceso perirrectal; Absceso perianal; Absceso de glándulas anales; Absceso del ano y el recto

Referencias

Marcello PW. Diseases of the anorectum. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds.Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease
Nelson H. Anus. In: Townsend CM, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds.Sabiston Textbook of Surgery

Absceso cerebral

Es una acumulación de células inmunitarias, pus y otros materiales en el cerebro, generalmente a raíz de una infección bacteriana o micótica.

Causas

Los abscesos cerebrales comúnmente ocurren cuando las bacterias u hongos infectan parte del cerebro. Como resultado, se presenta hinchazón e irritación (inflamación). Las células cerebrales infectadas, los glóbulos blancos, al igual que las bacterias u hongos vivos y muertos se acumulan en una zona del cerebro, lo que forma tejido alrededor de esta zona y crea una masa o un absceso.
Los microorganismos que causan un absceso cerebral por lo regular llegan al cerebro a través de la sangre. O, entran al cerebro directamente, como puede ser durante una cirugía cerebral.
A menudo no se encuentra la fuente de la infección. Sin embargo, la fuente más común es una infección en los pulmones. Muy rara vez, la causa es una infección en el corazón.
Los siguientes factores aumentan el riesgo de que se desarrolle un absceso cerebral:
• Un sistema inmunitario debilitado (como en los pacientes con SIDA).
• Una enfermedad crónica, como el cáncer.
• Medicamentos que inhiben el sistema inmunitario (corticosteroides o quimioterapia).
• Cardiopatía congénita.

Síntomas

Los síntomas se pueden manifestar lentamente, en un período de dos semanas o pueden aparecer en forma repentina y pueden incluir:
• Cambios en el estado mental, como confusión, procesos cognitivos lentos, incapacidad para concentrarse o somnolencia
• Disminución de la sensibilidad
• Fiebre y escalofríos
• Dolor de cabeza, convulsiones, o cuello rígido
• Dificultades con el lenguaje
• Pérdida de la función muscular, particularmente en un lado
• Cambios en la visión
• Cambios en la visión
• Vómitos
• Debilidad

Pruebas y exámenes

Un examen del sistema nervioso y del cerebro (neurológico) generalmente mostrará signos de aumento de la presión intracraneal y problemas con el funcionamiento del cerebro.
Los exámenes para diagnosticar un absceso cerebral pueden incluir.
• Hemocultivos
• Radiografía de tórax
• Hemograma o conteo sanguíneo completo (CSC)
• Tomografía computarizada de la cabeza
• Electroencefalografía (EEG)
• Resonancia magnética de la cabeza
• Exámenes para detectar presencia de anticuerpos contra ciertos microorganismos
Generalmente se lleva a cabo una biopsia por punción para identificar la causa de la infección.

Tratamiento

Un absceso cerebral es una emergencia médica, dado que la presión intracraneal puede volverse tan alta que puede ser mortal. Se necesita hospitalización hasta que se logre la estabilización y algunas personas pueden requerir soporte vital.
Se recomienda el manejo con medicamentos, no con cirugía, si se presentan:
• Un absceso pequeño (menos de 2 cm)
• Un absceso profundo dentro del cerebro
• Un absceso acompañado de meningitis
• Varios abscesos (raro)
• Derivaciones en el cerebro para hidrocefalia (en algunos casos, es posible que sea necesario retirar la derivación o reemplazarla)
• Una infección por toxoplasmosis en una persona con VIH
Le pueden recetar varios tipos diferentes de antibióticos con el fin de garantizar que el tratamiento funcione.
Los medicamentos antimicóticos también se pueden prescribir si existe la probabilidad de que la infección sea causada por un hongo.
Puede ser necesario el tratamiento inmediato si un absceso está lesionando el tejido cerebral al presionarlo o si hay un absceso grande con un alto grado de hinchazón a su alrededor que está aumentando la presión intracraneal.
Se requiere una cirugía si:
• La presión intracraneal continúa o empeora.
• El absceso cerebral no disminuye después de tomar medicamentos.
• El absceso cerebral contiene gas (producido por algunos tipos de bacterias).
• El absceso cerebral podría romperse (ruptura).
La cirugía consiste en abrir el cráneo, exponer el cerebro y drenar el absceso. Generalmente se realizan exámenes de laboratorio para analizar el líquido. Esto ayuda a identificar la causa de la infección, para que se puedan prescribir los antibióticos y antimicóticos más apropiados.
Para abscesos profundos, se puede requerir una aspiración con aguja guiada por tomografía computarizada (TC) o resonancia magnética (RM). Durante este procedimiento, se pueden inyectar medicamentos directamente dentro de la masa.
Ciertos diuréticos (píldoras de agua) y esteroides también se pueden utilizar para reducir el edema cerebral.

Expectativas (pronóstico)

Sin tratamiento, un absceso cerebral casi siempre es mortal. Con tratamiento, la tasa de mortalidad es aproximadamente del 10 al 30%. Entre más pronto se reciba el tratamiento, mejor.
Algunos pacientes pueden presentar problemas neurológicos prolongados después de la cirugía.

Posibles complicaciones

Las complicaciones pueden incluir:
• Daño cerebral
• Meningitis grave y potencialmente mortal
• Reaparición (recurrencia) de la infección
• Convulsiones

Cuándo contactar a un profesional médico

Acuda a la sala de urgencias de un hospital o llame al número local de emergencias (como el 911 en los Estados Unidos) si tiene síntomas de un absceso cerebral.

Prevención

Se puede reducir el riesgo de desarrollar un absceso cerebral al recibir tratamiento para las infecciones o cualquier problema de salud que las pueda causar.
Algunas personas, incluso aquellas con ciertos trastornos cardíacos, pueden recibir antibióticos antes de procedimientos dentales u otros procedimientos para ayudar a reducir el riesgo de infección.

Nombres alternativos

Absceso en el cerebro; Absceso en el SNC

Referencias

Tunkel AR. Brain abscess. In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds.Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases
Tunkel AR, Scheld WM. Brain abscess. In: Winn HR, ed.Youman's Neurological Surgery

Absceso de la médula espinal

Es una hinchazón e irritación (inflamación) y acumulación de material infectado (pus) en la médula espinal o a su alrededor.

Causas

El absceso de la médula espinal es causado por una infección dentro de la columna vertebral. Este tipo de absceso en sí es muy poco común. Un absceso de la columna generalmente ocurre como una complicación de un absceso epidural.
El pus se forma como una acumulación de:
• Células de tejido destruido
• Líquido
• Bacterias y otros microorganismos muertos y vivos
• Glóbulos blancos
El pus generalmente se encuentra cubierto por un revestimiento o membrana que se forma alrededor de los bordes. La acumulación de pus ejerce presión sobre la médula espinal.
La infección generalmente se debe a bacterias. A menudo es causada por una infección por estafilococos que se disemina a través de la columna vertebral. Puede ser causada por tuberculosis en algunas áreas del mundo, pero no es tan común en la actualidad como lo fue en el pasado. En algunos casos raros, la infección puede deberse a un hongo.
Los siguientes factores incrementan el riesgo de un absceso de la médula espinal:
• Lesiones o traumatismos en la espalda, incluso lesiones menores
• Forúnculos en la piel, especialmente en la espalda o el cuero cabelludo
• Complicación de una punción lumbar o una cirugía en la espalda
• Diseminación de cualquier infección a través del torrente sanguíneo proveniente de otra parte del cuerpo (bacteriemia)
• Inyección de drogas
La infección inicial frecuentemente comienza en el hueso (osteomielitis). La infección ósea puede provocar la formación de un absceso epidural. Este absceso se agranda y comprime la médula espinal. La infección puede diseminarse a la médula misma.
Un absceso en la médula espinal es poco común. Cuando sucede puede ser mortal.

Síntomas

Los síntomas pueden incluir cualquiera de los siguientes:
• Fiebre y escalofríos
• Pérdida del control de esfínteres
• Pérdida del movimiento de una zona del cuerpo por debajo del absceso
• Pérdida de la sensibilidad de una zona del cuerpo por debajo del absceso
• Lumbago, con frecuencia leve, pero que empeora lentamente, con dolor que se mueve a la cadera, la pierna o los pies. O, el dolor se puede propagar al hombro, brazo o mano

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica hará un examen físico y puede encontrar lo siguiente:
• Sensibilidad sobre la columna vertebral
• Compresión de la médula espinal
• Parálisis de la parte inferior del cuerpo (paraplejía) o de todo el tronco, los brazos y las piernas (cuadriplejía)
• Cambios en la sensibilidad por debajo de la zona comprometida
La magnitud de pérdida neurológica depende de la localización de la lesión en columna y de qué tanto esté comprimiendo la médula espinal.
Los exámenes que se pueden hacer incluyen:
• Tomografía computarizada de la columna
• Drenaje del absceso
• Cultivo y tinción de Gram del material del absceso
• Resonancia magnética de la columna

Tratamiento

Los objetivos del tratamiento son aliviar la compresión de la médula espinal y curar la infección.
Una cirugía puede llevarse a cabo para aliviar la presión. Este procedimiento implica extirpar parte del hueso de la columna y drenar el absceso. Algunas veces no es posible drenar el absceso completamente.
Se utilizan antibióticos para tratar la infección, los cuales generalmente se administran por vía intravenosa (IV).

Expectativas (pronóstico)

El pronóstico de una persona después del tratamiento puede variar. Algunas se recuperan por completo.
Un absceso de la médula espinal que no recibe tratamiento puede llevar a una compresión de la médula espinal. Esto puede causar parálisis grave y permanente, al igual que pérdida neurológica, y puede ser mortal.
Si el absceso no se drena por completo, puede retornar o causar cicatrización en la médula espinal.

Posibles complicaciones

El absceso puede ya sea lesionar la médula espinal por presión directa. O puede interrumpir el riego sanguíneo a la médula espinal.
Las complicaciones pueden incluir:
• Reaparición de la infección
• Dolor de espalda prolongado (crónico)
• Pérdida del control de esfínteres
• Pérdida de la sensibilidad
• Impotencia masculina
• Debilidad, parálisis

Cuándo contactar a un profesional médico

Acuda a la sala de urgencias o llame al número local de emergencias (como el 911 en los Estados Unidos) si presenta síntomas de absceso de la médula espinal.

Prevención

El tratamiento completo de los furúnculos, la tuberculosis y otras infecciones disminuye el riesgo. El diagnóstico y tratamiento oportunos son importantes para prevenir complicaciones.

Nombres alternativos

Absceso en la médula espinal

Referencias

Camillo FX. Infections of the spine. In: Canale ST, Beaty JH, eds.Campbell's Operative Orthopaedics
Kim CW, Currier BL, Eismont FJ. Infections of the spine. In: Herkowita HN, Garfin SR, Eismont FJ, Bell GR, Balderston RA, eds.Rothman-Simeone The Spine

Absceso de la piel

Es una acumulación de pus dentro o sobre la piel.

Causas

Los abscesos cutáneos son comunes y afectan a personas de todas las edades. Se presentan cuando una infección provoca la acumulación de pus en la piel.
Los abscesos cutáneos se pueden presentar después de:
• Una infección bacteriana (a menudo estafilococo)
• Una herida o lesión menor
• Forúnculos
• Foliculitis (infección en un folículo piloso)
Un absceso cutáneo puede aparecer en cualquier lugar del cuerpo.

Síntomas

Los síntomas pueden incluir:
• Fiebre o escalofrío, en algunos casos
• Hinchazón local alrededor del punto afectado
• Endurecimiento del tejido de la piel
• Lesión cutánea que puede ser una úlcera abierta o cerrada, o un nódulo abultado
• Enrojecimiento, sensibilidad y calor en la zona
• Salida de líquido

Pruebas y exámenes

El médico puede diagnosticar el problema observando el área afectada. El líquido que supura de la lesión se puede enviar al laboratorio para un cultivo. Esto puede ayudar a identificar la causa de la infección.

Tratamiento

Se puede aplicar calor húmedo (por ejemplo, compresas calientes) para ayudar a que el absceso se vacíe y sane más rápido. NO comprima ni apriete el absceso.
Su proveedor de atención médica puede abrir y limpiar el absceso. Si esto sucede:
• Se aplica un anestésico en la piel.
• Se puede dejar una compresa en la herida para ayudarla a sanar.
Se pueden necesitar antibióticos por vía oral para controlar la infección.

Expectativas (pronóstico)

La mayoría de los abscesos cutáneos se pueden curar con el tratamiento apropiado. Las infecciones causadas por Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (SARM) responden a antibióticos específicos.

Posibles complicaciones

Las complicaciones que pueden suceder por un absceso incluyen:
• Diseminación de la infección en la misma zona.
• Diseminación de la infección a la sangre y por todo el cuerpo.
• Muerte tisular (gangrena).

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor de atención médica si tiene cualquier signo de infección cutánea, incluso:
• Drenaje de cualquier clase
• Fiebre
• Dolor
• Enrojecimiento
• Hinchazón
Hable con su proveedor de atención médica si aparecen nuevos síntomas durante o después del tratamiento para un absceso de piel.

Prevención

Mantenga limpia y seca la piel que circunda las heridas menores para prevenir una infección. Consulte con el médico si nota signos de infección y trate las infecciones pequeñas oportunamente.

Nombres alternativos

Absceso de piel; Absceso cutáneo; Absceso subcutáneo

Referencias

Daum RS.Staphylococcus aureusPrinciples and Practice of Pediatric Infectious Diseases.
Pasternack MS, Swartz MN. Cellulitis, necrotizing fasciitis, and subcutaneous tissue infections. In: Mandell GL, Bennett JE, Dolin R, eds.Principles and Practice of Infectious Diseases

Absceso del espacio faringomaxilar

Es la hinchazón e irritación (inflamación) o presencia de pus en el área comprendida entre la garganta y el maxilar superior.

Referencias

Melio FR, Berge LR. Upper respiratory tract infections. In: Marx JA, Hockberger RS, Walls RM, et al, eds.Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice
Shirley WP, Woolley AL, Wiatrak BJ. Pharyngitis and adenotonsillar disease. In: Flint PW, Haughey BH, Lund LJ, et al, eds.Cummings Otolaryngology: Head & Neck Surgery.

Absceso dental

Es una acumulación de material infectado (pus) en el centro de un diente debido a una infección bacteriana.

Causas

Un absceso dental es una complicación de la caries dental. También puede ocurrir cuando un diente se rompe o recibe un golpe. Las aberturas en el esmalte dental permiten que las bacterias infecten el centro del diente (la pulpa). La infección puede propagarse desde la raíz del diente hasta los huesos que lo sostienen.
La infección ocasiona una acumulación de pus e inflamación de los tejidos internos del diente. Esto causa un dolor de muelas intenso. Si la pulpa del diente muere, el dolor de muelas se puede detener, a menos que se desarrolle un absceso. La infección puede permanecer activa y seguir diseminándose, causando más dolor y destruyendo tejido.

Síntomas

El síntoma principal es un dolor de muelas intenso. El dolor es continuo y se puede describir como terrible, agudo, pulsátil o punzante.
Otros síntomas pueden abarcar:
• Sabor amargo en la boca
• Mal aliento
• Malestar, inquietud, sensación general de enfermedad
• Fiebre
• Dolor al masticar
• Sensibilidad de los dientes al calor o al frío
• Hinchazón de la encía sobre el diente infectado, que puede lucir como un grano
• Ganglios inflamados en el cuello
• Área mandibular superior o inferior inflamada (un síntoma muy serio)

Pruebas y exámenes

El odontólogo examinará minuciosamente los dientes, la boca y las encías. Usted puede sentir dolor cuando el odontólogo golpea ligeramente el diente. El dolor también se incrementa al cerrar la boca o al morder con fuerza. Las encías pueden estar inflamadas y enrojecidas, y pueden drenar un material espeso.
Las radiografías dentales y otros exámenes le pueden ayudar al odontólogo a determinar qué diente o dientes están causando el problema.

Tratamiento

Los objetivos del tratamiento son curar la infección, preservar el diente y prevenir complicaciones.
Se pueden recetar antibióticos para combatir la infección. Los enjuagues bucales con agua tibia y sal pueden ayudar a calmar el dolor. Los analgésicos de venta libre pueden aliviar el dolor de muelas y la fiebre.
No ponga ácido acetilsalicílico (aspirin) directamente sobre el diente o encías, ya que esto aumenta la irritación de los tejidos y puede provocar úlceras bucales.
Un tratamiento de conductos se puede recomendar en un intento por salvar el diente.
En caso de presentarse una infección grave, se puede extraer el diente o se puede necesitar una cirugía para drenar el absceso. Es posible que algunas personas deban ser hospitalizadas.

Expectativas (pronóstico)

Los abscesos sin tratamiento pueden empeorar y llevar a complicaciones potencialmente mortales.
El tratamiento oportuno cura la infección en la mayoría de los casos. El diente a menudo se puede salvar.

Posibles complicaciones

• Pérdida del diente
• Infección de la sangre (sepsis)
• Propagación de la infección al tejido blando (celulitis facial, angina de Ludwig)
• Propagación de la infección a la mandíbula (osteomielitis de la mandíbula)
• Propagación de la infección a otras áreas del cuerpo que ocasiona absceso cerebral, endocarditis, neumonía u otras complicaciones

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el odontólogo si tiene un dolor de muelas pulsátil que no desaparece.

Prevención

El tratamiento oportuno de la caries dental reduce el riesgo de un absceso dental. Los dientes fracturados o partidos deben ser examinados de inmediato por el odontólogo.

Nombres alternativos

Absceso periapical; Infección dental; Absceso en un diente; Absceso dentario

Referencias

Amsterdam JT. Oral Medicine. In: Marx JA, Hockberger RS, Walls RM, et al, eds.Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice

Absceso en abdomen o pelvis

Un absceso abdominal es una bolsa de fluido infectado y pus que se encuentra adentro del vientre (cavidad abdominal). Este tipo de absceso puede encontrarse cerca, o adentro del hígado, el páncreas, los riñones u otros órganos. Puede haber uno o más abscesos.

Causas

Es posible que usted tenga un absceso abdominal porque tiene:
• Un apéndice reventado
• Una perforación en el intestino
• Una perforación en el ovario
• Enfermedad inflamatoria intestinal
• Una enfermedad de la vesícula biliar, páncreas, ovarios u otros órganos
• Una infección pélvica
• Una infección por parásitos
Además, usted puede tener un riesgo mayor de sufrir un absceso abdominal si sufre o sufrió de:
• Trauma
• Úlcera perforada
• Cirugía en la zona del abdomen
• Un sistema inmunitario
Los gérmenes pueden pasar a través de su sangre a un órgano en su abdomen. En algunas ocasiones, no se puede encontrar ninguna causa del absceso.

Síntomas

Un dolor o malestar en el vientre que no se alivia es un síntoma común. Este dolor:
• Puede encontrarse únicamente en un área de su vientre o a través en la mayor parte de su vientre
• Puede ser agudo o sordo
• Puede empeorar a lo largo del tiempo
Según el lugar en el que se encuentra el absceso, es posible que tenga:
• Dolor de espalda
• Dolor en el pecho u hombro
Otros síntomas de un absceso abdominal pueden ser muy parecidos a los síntomas que se presentan cuando tiene gripe. Puede experimentar:
• El vientre inflamado
• Diarrea
• Fiebre o escalofríos
• Falta de apetito o posible pérdida de peso
• Náuseas o vomitos
• Debilidad
• Tos
Sus síntomas pueden ser una señal de muchos problemas distintos. Su médico le realizará pruebas cuando crea que tiene un absceso abdominal. Las pruebas pueden incluir las siguientes:
• Hemograma completo: Un conteo alto de glóbulos rojos es una posible señal de un absceso u otra infección.
• Análisis metabólico completo: Esto mostrará cualquier problema en el hígado, riñones o en la sangre.
Otras pruebas que pueden revelar abscesos abdominales:
• Rayos x del abdomen
• Ultrasonido del abdomen y la pelvis
• Una tomografía del abdomen y la pelvis
• Una resonancia magnética del abdomen y la pelvis

Tratamiento

Su equipo de atención médica intentará identificar y tratar la causa del absceso. Sus abscesos se tratarán con antibióticos y drenaje del pus. Al principio probablemente recibirá atención en el hospital.
ANTIBIÓTICOS
Se le administrarán antibióticos para tratar el absceso. Tendrá que tomarlos por hasta 4 a 6 semanas.
• El tratamiento comenzará con antibióticos vía intravenosa en el hospital y puede recibir más antibióticos por esa vía en casa.
• Posteriormente puede cambiar a pastillas. Asegúrese de tomar todos los antibióticos, incluso si se siente mejor.
DRENAJE
Es necesario limpiar el pus de su absceso. Su médico decidirá junto con usted la mejor manera de hacerlo.
Utilizar una aguja y drenar: Su médico coloca una aguja a través de la piel en el absceso. Normalmente esto se hace con la ayuda de rayos x para asegurarse de que la aguja se inserte en el absceso.
Su médico probablemente le dará medicinas para hacerlo sentir adormilado, y otras medicinas para adormecer la piel antes de que la aguja se inserte en la piel.
Una muestra del absceso se enviará al laboratorio. Esto ayuda a su médico a elegir qué antibióticos utilizar.
Se dejará un drenaje en el absceso para que el pus pueda drenarse. Normalmente, este drenaje permanecerá por días o semanas hasta que el absceso mejore.
Cirugía: En ocasiones un cirujano realiza una cirugía para retirar los abscesos. Se le pondrá anestesia general de manera que esté dormido durante la cirugía. La cirugía puede ser necesaria si:
• Sus abscesos no pueden alcanzarse usando una aguja a través de la piel
• Su apéndice, intestinos u otros órganos reventaron
El cirujano hará una incisión en el área del vientre. Una laparotomía hará necesaria una incisión (corte) mayor. La laparoscopia requiere un corte muy pequeño y un laparascopio (una pequeña cámara de video). Posteriormente el cirujano:
• Limpiará y drenará los abscesos.
• Colocará un drenaje en los abscesos. El drenaje permanecerá hasta que el absceso mejore.
La manera en la que responderá al tratamiento dependerá de la causa detrás del absceso y la gravedad de la infección. También dependerá de su salud en general. Normalmente los antibióticos y el drenaje tratarán los abscesos abdominales que no se hayan esparcido.
Es posible que requiera más de una operación. En ocasiones, los abscesos volverán a aparecer.
Las complicaciones pueden incluir que:
• Los abscesos puedan no drenarse por completo
• Los abscesos puedan volver a aparecer (recurrir)
• Los abscesos puedan provocar enfermedades serias y una infección en el torrente sanguíneo
• La infección pueda esparcirse
Llame a su médico si tiene:
• Dolor abdominal fuerte
• Fiebre
• Náuseas
• Vomitos
• Cambio en sus hábitos intestinales

Nombres alternativos

Absceso intraabdominal; Absceso pélvico

Referencias

Minei JP, Champine JG. Abdominal abscesses and gastrointestinal fistulas. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds.Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease.
Prather C. Inflammatory and anatomic diseases of the intestine, peritoneum, mesentery, and omentum. In: Goldman L, Schafer AI, eds.Goldman's Cecil Medicine.
Squires RA, Postier RG. Acute abdomen. In: Townsend CM Jr, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds.Sabiston Textbook of Surgery.

Absceso epidural

Un absceso epidural es una acumulación de pus (material infectado) localizada entre la cubierta exterior del cerebro, la médula espinal y los huesos del cráneo o la columna vertebral. Este absceso causa hinchazón en el área.

Causas

Un absceso epidural es un raro trastorno causado por infección en la zona entre los huesos del cráneo o la columna vertebral, y las membranas que recubren el cerebro y la médula (meninges). Esta infección se denomina absceso epidural intracraneal si se encuentra en la zona del cráneo. Se llama absceso epidural raquídeo si se encuentra en la zona de la columna vertebral. La mayoría están localizados en la columna.
La infección en la columna generalmente es causada por bacterias, pero puede ser causada por hongos. Puede deberse a otras infecciones en el cuerpo (especialmente una infección urinaria) o a microorganismos que se diseminan a través de la sangre. No obstante, en algunas personas no se encuentra ninguna otra fuente de infección.
Un absceso dentro del cráneo es llamado absceso epidural intracraneal. La causa puede ser cualquiera de las siguientes:
• Infecciones crónicas del oído
• Sinusitis crónica
• Traumatismo craneal
• Mastoiditis
• Neurocirugía reciente
Un absceso en la columna vertebral se conoce como absceso epidural raquídeo. Puede verse en personas en cualquiera de las siguientes situaciones:
• Una cirugía de espalda u otros procedimientos invasivos que involucren la columna vertebral
• Infecciones de la sangre
• Forúnculos, especialmente en la espalda o el cuero cabelludo
• Infecciones óseas de la columna vertebral (osteomielitis vertebral)
Las personas que se inyectan drogas también están en mayor riesgo.

Síntomas

Un absceso epidural raquídeo puede causar estos síntomas:
• Incontinencia urinaria o intestinal
• Dificultad para orinar (retención urinaria)
• Fiebre y dolor de espalda
Un absceso epidural intracraneal puede causar estos síntomas:
• Fiebre
• Dolor de cabeza
• Letargo
• Náuseas y vómitos
• Dolor en el sitio de una cirugía reciente que empeora (en especial si está acompañado de fiebre)
Los síntomas neurológicos dependen de la ubicación del absceso y pueden incluir:
• Disminución de la capacidad de movimiento de cualquier parte del cuerpo
• Pérdida de la sensibilidad en cualquier zona del cuerpo o cambios anormales en la sensibilidad
• Debilidad

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica llevará a cabo un examen físico para buscar pérdida de funciones, como el movimiento o la sensibilidad.
Los exámenes que se pueden hacer incluyen:
• Hemocultivos
• Hemograma o conteo sanguíneo completo (CSC)
• Tomografía computarizada de la cabeza o la columna
• Drenado del absceso y análisis del material
• Resonancia magnética de la cabeza o la columna

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es curar la infección y reducir el riesgo de daño permanente. El tratamiento generalmente incluye antibióticos y cirugía. En algunos casos, solamente se utilizan antibióticos.
Los antibióticos generalmente se administran por vía intravenosa durante 4 a 6 semanas. Algunas personas necesitan tomarlos por un período más prolongado, según el tipo de bacteria y la gravedad de la enfermedad.
La cirugía para drenar o eliminar el absceso puede ser necesaria. Con frecuencia esta operación es necesaria para reducir la presión sobre la médula espinal o el cerebro si existe debilidad o daño en los nervios.

Expectativas (pronóstico)

El diagnóstico y tratamiento oportunos mejoran enormemente la posibilidad de un buen pronóstico. Una vez que se presenta debilidad, parálisis o cambios en la sensibilidad, disminuyen las posibilidades de recuperar la función perdida. Se puede presentar daño neurológico permanente o la muerte.

Posibles complicaciones

Las complicaciones pueden incluir:
• Absceso cerebral
• Daño cerebral
• Infección ósea (osteomielitis)
• Dolor de espalda crónico
• Meningitis
• Daño neurológico
• Reaparición de la infección
• Absceso de la médula espinal

Cuándo contactar a un profesional médico

Un absceso epidural es una emergencia. Vaya a la sala de emergencias o llame al número local de emergencia (911 en los Estados Unidos) si tiene síntomas de un absceso en la médula espinal.

Prevención

El riesgo de absceso epidural se puede reducir con el tratamiento de ciertas infecciones como infecciones del oído, sinusitis e infecciones del torrente sanguíneo. El diagnóstico y tratamiento oportunos son importantes para prevenir complicaciones.

Nombres alternativos

Absceso de la médula espinal

Referencias

Bartt RE. Cranial epidural abscess and subdural empyema.Handb Clin Neurolwww.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20109676
Nath A, Berger J. Brain abscess and parameningeal infections. In: Goldman L, Schafer AI, eds.Goldman's Cecil Medicine

Absceso hepático amebiano

Es una acumulación de pus en el hígado en respuesta a un parásito intestinal.

Causas

El absceso hepático amebiano es causado por la Entamoeba histolytica, el mismo parásito que causa la amebiasis, una infección intestinal también llamada disentería amebiana. Después de que ha ocurrido una infección, el parásito puede ser transportado a través de la sangre desde los intestinos hasta el hígado.
La enfermedad se disemina por consumir agua o alimentos contaminados con materia fecal (algunas veces debido al uso de excrementos humanos como fertilizantes) y a través del contacto directo entre personas.
La infección se presenta a nivel mundial, pero es más común en las áreas tropicales donde hay situaciones de hacinamiento y malas condiciones sanitarias. África, Latinoamérica, el sudeste asiático y la India tienen problemas de salud considerables a raíz de esta enfermedad.
Los factores de riesgo para el absceso hepático amebiano son, entre otros:
• Alcoholismo
• Cáncer
• Inmunodepresión
• Desnutrición
• Edad avanzada
• Embarazo
• Viaje reciente a una región tropical
• Uso de esteroides

Síntomas

Generalmente, no hay síntomas de infección intestinal. Si se presentan, pueden ser:
• Dolor abdominal
o particularmente en la región superior derecha del abdomen
o puede ser intenso, continuo o punzante
• Escalofríos
• Diarrea (sólo en un tercio de los pacientes)
• Fiebre
• Malestar, incomodidad o indisposición general (malestar)
• Ictericia
• Dolor articular
• Inapetencia
• Sudoración
• Pérdida de peso

Pruebas y exámenes

Los exámenes que se pueden hacer abarcan:
• Ecografía abdominal
• Tomografía computarizada del abdomen
• Conteo sanguíneo completo
• Aspirado del absceso hepático para buscar infección bacteriana en dicho absceso
• Gammagrafía del hígado
• Pruebas de la función hepática
• Serología para amebiasis
• Exámenes coprológicos para detectar amebiasis

Tratamiento

Los antibióticos como metronidazol (Flagyl) o tinidazol (Tindamax) son el tratamiento usual para un absceso hepático. Igualmente, hay que tomar medicamentos, como paromomicina or diloxanida, para eliminar todas las amebas en el intestino, con el fin de prevenir la reaparición de la enfermedad. Este tratamiento por lo general se puede demorar hasta después de que se haya tratado el absceso.
En raras ocasiones, es posible que sea necesario drenar el absceso para aliviar algo del dolor abdominal.

Pronóstico

Sin tratamiento, el absceso puede abrirse (romperse) y diseminarse a otros órganos, lo que lleva a la muerte. Las personas que reciben tratamiento tienen una probabilidad muy alta de curarse por completo o de presentar únicamente complicaciones menores.

Posibles complicaciones

El absceso puede romperse y drenar hacia la cavidad abdominal, el revestimiento de los pulmones, los pulmones o el saco alrededor del corazón. La infección también se puede extender al cerebro.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si se desarrollan síntomas de esta enfermedad, especialmente si usted ha viajado recientemente a un área en donde se sabe que ésta se presenta.

Prevención

Al viajar dentro de países tropicales con condiciones sanitarias deficientes, tome agua purificada y no coma verduras crudas ni frutas con cáscara.

Nombres alternativos

Amebiasis extraintestinal; Amebiasis hepática; Absceso amebiano del hígado

Referencias

Donnelly JP, Blijlevens NMA, DePauw BE. Entamoeba species including amebiasis. In: Mandell GL, Bennett JE, Dolin R, eds. Mandell, Douglas, andBennett's Principles and Practice of Infectious Disease
Reddy KR. Bacterial, parasitic, fungal, and granulomatous liver disease. In: Goldman L, Schafer AI, eds.Goldman's Cecil Medicine

Absceso hepático piógeno

El absceso hepático piógeno es una zona llena de pus en el hígado.

Causas

Existen muchas causas posibles de abscesos hepáticos, que incluyen:
• Infección abdominal, como apendicitis, diverticulitis o un intestino perforado
• Infección en la sangre
• Infección en las vías biliares
• Endoscopia reciente de las vías biliares
• Traumatismo que causa daño al hígado
Las bacterias más comunes que causan abscesos hepáticos son:
• Escherichia coli
• Bacteroides
• Enterococo
• Klebsiella pneumoniae
• Staphylococcus aureus
• Estreptococo
En la mayoría de los casos, se encuentra más de un tipo de bacteria.

Síntomas

• Dolor torácico (cuadrante inferior derecho)
• Dolor en la parte superior derecha del abdomen (más común) o en todo el abdomen (menos común)
• Heces color arcilla
• Orina turbia
• Fiebre, escalofrío
• Inapetencia
• Náuseas, vómitos
• Pérdida de peso involuntaria
• Debilidad
• Coloración amarillenta de la piel (ictericia)

Pruebas y exámenes

Los exámenes pueden abarcar:
• Tomografía computarizada del abdomen
• Ecografía abdominal
• Examen de sangre para bilirrubina
• Hemocultivo para bacterias
• Hemograma o conteo sanguíneo completo (CSC)
• Biopsia del hígado
• Pruebas de la función hepática

Tratamiento

El tratamiento generalmente consiste en colocar una sonda a través de la piel para drenar el absceso. Con menos frecuencia, se requiere cirugía. Usted también recibirá antibióticos durante más o menos 4 a 6 semanas. Algunas veces, los antibióticos solos pueden curar la infección.

Expectativas (pronóstico)

Esta afección puede ser mortal para algunos pacientes. El riesgo de muerte es más alto en personas que tienen muchos abscesos hepáticos.

Posibles complicaciones

Se puede desarrollar una sepsis potencialmente mortal.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si tiene:
• Cualquier síntoma de este trastorno
• Dolor abdominal severo
• Confusión o disminución del estado de conciencia
• Fiebre alta y persistente
• Otros síntomas nuevos durante o después del tratamiento

Prevención

El tratamiento oportuno de las infecciones abdominales o de otro tipo puede reducir los riesgos de formación de un absceso hepático, pero no es posible prevenir la mayoría de los casos.

Nombres alternativos

Absceso hepático bacteriano; Absceso hepático

Referencias

Reddy KR. Bacterial, parasitic, fungal and granulomatous liver diseases. In: Goldman L, Schafer AI, eds.Goldman's Cecil Medicine
Sifri CD, Madoff LC. Infections of the liver and biliary system. In: Mandell GL, Bennett JE, Dolin R, eds.Principles and Practice of Infectious Diseases

Absceso o quiste de Bartolino

Es una acumulación de pus que forma una protuberancia (hinchazón) en una de las glándulas de Bartolino, las cuales están localizadas a cada lado de la abertura vaginal.

Causas

Un absceso de Bartolino se forma cuando se presenta una obstrucción de la pequeña abertura (conducto) de la glándula. El líquido se acumula en la glándula y puede infectarse. El líquido puede acumularse durante muchos años antes de que se presente un absceso.
Con frecuencia, el absceso aparece rápidamente durante algunos días. El área se torna muy caliente e inflamada. La actividad que ejerza presión sobre la vulva, al igual que caminar y sentarse, puede causar un dolor intenso.

Síntomas

• Una protuberancia sensible a cada lado de la abertura vaginal
• Fiebre
• Dolor durante la relación sexual

Pruebas y exámenes

El médico realizará un examen pélvico. La glándula de Bartolino estará agrandada y sensible. En mujeres de edad avanzada, puede recomendarse una biopsia para buscar un tumor, aunque esto es muy infrecuente.
Cualquier drenado de líquido o flujo vaginal se enviará a un laboratorio para su análisis.

Tratamiento

MEDIDAS DE CUIDADOS PERSONALES
Los baños en agua tibia cuatro veces al día, durante varios días puede aliviar la molestia. También puede ayudar a que el absceso se abra y drene por sí solo. Sin embargo, la abertura generalmente es muy pequeña y se cierra de forma rápida; por lo tanto, el absceso a menudo reaparece.
DRENADO DEL ABSCESO
Una pequeña incisión quirúrgica puede drenar por completo el absceso. Esto proporciona alivio de los síntomas y una recuperación muy rápida.
• El procedimiento puede hacerse bajo anestesia local en un consultorio médico.
• Se puede introducir un catéter (sonda) y dejarlo puesto durante 4 a 6 semanas para permitir que el drenado del absceso continúe mientras el área cicatriza.
• Usted debe comenzar a tomar baños de asiento en agua tibia 1 o 2 días después de esto. No puede tener relaciones sexuales hasta que el catéter se retire.
Se pueden recetar antibióticos si hay pus u otros signos de infección.
MARSUPIALIZACIÓN
Las mujeres también se pueden tratar con un procedimiento quirúrgico menor llamado marsupialización.
• El procedimiento implica la creación de una abertura pequeña y permanente para ayudar a que la glándula drene.
• El procedimiento algunas veces se puede hacer en una clínica con medicamento para anestesiar el área. En otros casos, puede ser necesario que se haga en el hospital con anestesia general para que usted esté dormida y sin dolor.
• Usted debe comenzar a tomar baños de asiento en agua tibia 1 o 2 días después de esto. No puede tener relaciones sexuales durante cuatro semanas después de la cirugía.
• Usted puede tomar medicamentos orales para el dolor después del procedimiento. El médico puede recetarle analgésicos narcóticos si los necesita.
El médico puede recomendar la extirpación completa de la glándula si los abscesos siguen reapareciendo.

Expectativas (pronóstico)

La probabilidad de una recuperación total es excelente. Los abscesos reaparecen en aproximadamente 1 de cada 10 casos.
Es importante tratar cualquier infección vaginal que se diagnostique al mismo tiempo que el absceso.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si:
• Nota una protuberancia dolorosa e inflamada en los labios cerca de la abertura vaginal, que no mejora con 2 a 3 días de tratamiento casero.
• El dolor es fuerte e interfiere con sus actividades normales.
• Usted tiene uno de estos quistes y presenta fiebre por encima de los 38° C (100.4° F).

Nombres alternativos

Absceso de Bartholin; Glándula de Bartolino infectada

Referencias

Holtzman LC, Hitti E, Harrow J. Incision and drainage. In: Roberts JR, Hedges JR, eds.Clinical Procedures in Emergency Medicine
Eckert LO, Lentz GM. Infections of the lower genital tract: vulva, vagina, cervix, toxic shock syndrome, endometritis, and salpingitis. In: Lentz GM, Lobo RA, Gershenson DM, Katz VL, eds.Comprehensive Gynecology

Absceso pancreático

Es un área llena de pus dentro del páncreas.

Causas

Los abscesos pancreáticos se forman en pacientes que tienen seudoquistes pancreáticos que resultan infectados.

Síntomas

• Masa abdominal
• Dolor abdominal
• Escalofríos
• Fiebre
• Incapacidad para comer
• Náuseas y vómitos

Pruebas y exámenes

La mayoría de las personas con abscesos pancreáticos han tenido pancreatitis. Sin embargo, la complicación a menudo tarda 7 o más días en presentarse.
Los signos de un absceso se pueden observar en:
• Tomografía computarizada del abdomen
• Resonancia magnética del abdomen
• Ecografía del abdomen

Tratamiento

Es posible drenar el absceso a través de la piel (percutáneo). El drenaje del absceso se puede hacer a través de un endoscopio, mediante ultrasonido endoscópico (USE) en algunos casos. Con frecuencia, se necesita cirugía para drenar el absceso y retirar el tejido muerto.

Expectativas (pronóstico)

El pronóstico de una persona depende de la gravedad de la infección. La tasa de mortalidad de los abscesos pancreáticos que no se han drenado es muy alta.

Posibles complicaciones

• Abscesos múltiples
• Sepsis

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si presenta dolor abdominal con fiebre u otros signos de absceso pancreático, especialmente si ha tenido recientemente un seudoquiste pancreático o pancreatitis.

Prevención

El drenaje de un seudoquiste pancreático puede ayudar a prevenir algunos casos de absceso pancreático; sin embargo, en muchos casos, el trastorno no se puede prevenir.

Referencias

Forsmark CE. Pancreatitis. In: Goldman L, Schafer AI, eds.Cecil Medicine

Absceso periamigdalino

Es una acumulación de material infectado en la zona alrededor de las amígdalas.

Causas

El absceso periamigdalino es una complicación de la amigdalitis. En la mayoría de los casos, es causado por un tipo de bacterias llamadas estreptococos beta-hemolíticos del grupo A.
El absceso periamigdalino ocurre en su mayoría en niños mayores, adolescentes y adultos jóvenes. La afección hoy en día es muy poco común con el uso de antibióticos para tratar la amigdalitis.

Síntomas

Una o ambas amígdalas resultan infectadas. La infección en la mayoría de los casos se disemina a la parte trasera de la amígdala. Posteriormente puede propagarse hacia el cuello y el pecho. Los tejidos inflamados pueden obstruir las vías respiratorias. Esto constituye una emergencia potencialmente mortal.
El absceso se puede abrir (romper) dentro de la garganta. El contenido del absceso puede viajar hacia los pulmones y causar neumonía.
Los síntomas del absceso periamigdalino abarcan:
• Fiebre y escalofríos
• Dolor de garganta intenso que generalmente es en un lado
• Dificultad y dolor al abrir la boca
• Problemas para deglutir
• Babeo o incapacidad para tragar saliva
• Hinchazón facial o cervical
• Fiebre
• Dolor de cabeza
• Voz velada
• Ganglios de la mandíbula y garganta sensibles

Pruebas y exámenes

Un examen de la garganta con frecuencia muestra hinchazón en un lado y en el paladar.
La úvula en la parte posterior de la garganta puede estar distanciada de la hinchazón. El cuello y la garganta pueden estar enrojecidos e hinchados en uno o en ambos lados.
Se pueden realizar las siguientes pruebas:
• Aspiración del absceso usando una aguja
• Tomografía computarizada

Tratamiento

La infección se puede tratar con antibióticos si se detecta temprano. Si se ha formado un absceso, será necesario drenarlo con una aguja o haciéndole un corte para abrirlo. A usted le darán analgésicos antes de hacer esto.
Algunas veces se extirpan las amígdalas al mismo tiempo que se drena el absceso. En este caso, le aplicarán anestesia general de manera que esté dormido y no sienta dolor.

Expectativas (pronóstico)

El absceso periamigdalino desaparece sin tratamiento en la mayoría de los casos. La infección puede reaparecer en el futuro.

Posibles complicaciones

Las complicaciones pueden incluir:
• Obstrucción de las vías respiratorias
• Celulitis de la mandíbula, el cuello o el tórax
• Endocarditis (poco común)
• Líquido alrededor de los pulmones (derrame pleural)
• Inflamación alrededor del corazón (pericarditis)
• Neumonía
• Sepsis (infección en la sangre)

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor de atención médica de inmediato si ha tenido amigdalitis y presenta síntomas de absceso periamigdalino.
Llame también a su proveedor de atención si presenta:
• Problemas respiratorios
• Problemas para deglutir
• Dolor torácico
• Fiebre persistente
• Síntomas que empeoran

Prevención

El tratamiento oportuno de la amigdalitis, especialmente si es causada por bacterias, puede ayudar a prevenir esta afección.

Nombres alternativos

Absceso de las amígdalas

Referencias

Melio FR, Berge LR. Upper respiratory tract infections. In: Marx JA, Hockberger RS, Walls RM, et al, eds.Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice
Shirley WP, Woolley AL, Wiatrak BJ. Pharyngitis and adenotonsillar disease. In: Flint PW, Haughey BH, Lund LJ, et al, eds.Cummings Otolaryngology: Head & Neck Surgery.

Absceso perirrenal

Un absceso perirrenal es una cavidad de pus alrededor de uno o ambos riñones. Es causado por una infección.

Causas

La mayoría de los abscesos perirrenales son ocasionados por infecciones urinarias que empiezan en la vejiga. Después se diseminan a los riñones y luego la zona alrededor de estos. Una cirugía en las vías urinarias o el aparato reproductor y una infección del torrente sanguíneo también pueden llevar a que se presente un absceso perirrenal.
El mayor factor de riesgo de absceso perirrenal son los cálculos renales, que bloquean el flujo urinario. Esto brinda un lugar para que prolifere una infección. Las bacterias tienden a pegarse a los cálculos y los antibióticos no las pueden destruir allí.
Los cálculos se encuentran entre el 20 y el 60% de los pacientes con absceso perirrenal. Otros de los factores de riesgo para esta afección incluyen:
• Diabetes
• Tener vías urinarias anormales
• Traumatismo
• Uso de drogas intravenosas

Síntomas

Algunos de los síntomas del absceso perirrenal son:
• Escalofríos
• Fiebre
• Dolor en el costado (lado del abdomen) o el abdomen, el cual puede irradiarse a la ingle o pierna abajo
• Sudores

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica lo examinará. Puede presentar sensibilidad en la espalda o en el abdomen.
Los exámenes incluyen:
• Hemocultivo
• Tomografía computarizada del abdomen
• Ecografía del abdomen
• Análisis de orina
• Urocultivo

Tratamiento

Para tratar un absceso perirrenal, el pus se puede drenar por medio de un catéter que se coloca a través de la piel o con cirugía. Igualmente, se deben administrar antibióticos inicialmente a través de una vena (IV).

Expectativas (pronóstico)

En general, el diagnóstico y tratamiento rápidos de un absceso perirrenal deben llevar a un buen pronóstico. Los cálculos renales se deben tratar para prevenir infecciones posteriores.
En raras ocasiones, la infección se puede diseminar más allá de la zona del riñón al torrente sanguíneo. Esto puede ser mortal.

Posibles complicaciones

Si usted tiene cálculos renales, la infección puede no desaparecer.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si tiene antecedentes de cálculos renales y desarrolla:
• Dolor abdominal
• Ardor al orinar
• Escalofríos
• Fiebre
• Infección urinaria

Prevención

Si usted tiene cálculos renales, pregunte a su proveedor de atención médica sobre la mejor manera de tratarlos para evitar un absceso perirrenal. Si se ha sometido a una cirugía urológica, mantenga la zona quirúrgica lo más limpia posible.

Nombres alternativos

Absceso alrededor del riñón (perinéfrico)

Referencias

Chambers HL. Staphylococcal infections. In: Goldman L, Schafer AI, eds.Goldman's Cecil Medicine
Schaeffer AJ, Schaeffer EM. Infections of the urinary tract. In: Wein AJ, ed.Campbell-Walsh Urology

Recuperado con fines educativos del website: MedlinePlus
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica.

BUSCAR CONTENIDOS

Búsqueda personalizada