BUSCAR CONTENIDOS

Búsqueda personalizada

2 Crónicas 29-30-31-32, Tesoros de la Biblia: semana del 4-10 de enero

ADS BY GOOGLE

Leer y Escuchar la lectura de la Biblia en JW.org: 2 Crónicas 29-32




Textos Bíblicos y Referencias para la Guía de Actividades


“Servir a Dios implica esfuerzo” (10 mins.):


2Cr 29:10-17. Ezequías restablece con decisión la adoración verdadera.


(2 Crón. 29:10-17) Ahora está junto a mi corazón el celebrar un pacto con Jehová el Dios de Israel, para que su cólera ardiente se vuelva de contra nosotros. 11 Ahora, hijos míos, no se entreguen al descanso, porque ustedes son aquellos a quienes Jehová ha escogido para estar de pie delante de él para ministrarle y para continuar como sus ministros y hacedores de humo de sacrificio”. 12 Ante eso, se levantaron los levitas: Máhat hijo de Amasai y Joel hijo de Azarías de los hijos de los qohatitas; y de los hijos de Merarí: Quis hijo de Abdí y Azarías hijo de Jehalelel; y de los guersonitas: Joah hijo de Zimá y Edén hijo de Joah; 13 y de los hijos de Elizafán: Simrí y Jeuel; y de los hijos de Asaf: Zacarías y Matanías; 14 y de los hijos de Hemán: Jehiel y Simeí; y de los hijos de Jedutún: Semaya y Uziel. 15 Entonces reunieron a sus hermanos y se santificaron y vinieron conforme al mandamiento del rey en las palabras de Jehová, para limpiar la casa de Jehová. 16 Los sacerdotes ahora entraron dentro de la casa de Jehová para hacer la limpieza, y sacaron al patio de la casa de Jehová toda la inmundicia que hallaron en el templo de Jehová. A su vez, los levitas la recibieron para sacarla al valle torrencial de Cedrón, afuera.17 Así comenzaron la santificación el [día] primero del primer mes, y el día octavo del mes llegaron al pórtico de Jehová; de modo que santificaron la casa de Jehová en ocho días, y el día dieciséis del mes primero acabaron.

2Cr 30:5, 6, 10-12. Ezequías invita a los israelitas de buen corazón a reunirse para adorar a Dios.


(2 Crón. 30:5, 6) Por lo tanto, se decidieron a hacer pasar el pregón* por todo Israel, desde Beer-seba hasta Dan, para que vinieran a celebrar la pascua a Jehová el Dios de Israel en Jerusalén; porque no lo habían hecho como multitud conforme a lo que está escrito. 6 Por consiguiente, los correos con las cartas de la mano del rey y de sus príncipes fueron por todo Israel y Judá, aun conforme al mandamiento del rey, diciendo: “Hijos de Israel, vuélvanse a Jehová el Dios de Abrahán, Isaac e Israel, para que él se vuelva a los que quedan de ustedes como escapados de la palma de la mano de los reyes de Asiria.
Lit.: “voz”. Heb.: qohl; gr.: ké•ryg•ma, “proclamación; predicación”. Compárese con Mt 12:41, n.

(2 Crón. 30:10-12) Así que los correos siguieron adelante, pasando de ciudad en ciudad por toda la tierra de Efraín y Manasés, aun hasta Zabulón; pero continuamente se estaba hablando de ellos con mofa y se hacía escarnio de ellos. 11 Solamente individuos de Aser y Manasés y Zabulón se humillaron de manera que vinieron a Jerusalén. 12 La mano del Dios [verdadero] resultó estar también en Judá para darles un solo corazón para que ejecutaran el mandamiento del rey y de los príncipes en el asunto de Jehová.

2Cr 32:25, 26. La humildad impide que Ezequías se convierta en una persona orgullosa (w05 15/10 pág. 25 párr. 20).


(2 Crón. 32:25, 26) Pero Ezequías no correspondió según el beneficio que se le había hecho, porque su corazón se hizo altivo, y vino a haber indignación contra él y contra Judá y Jerusalén. 26 Sin embargo, Ezequías se humilló por la altivez de su corazón, él y los habitantes de Jerusalén, y la indignación de Jehová no vino sobre ellos en los días de Ezequías.

***w05 15/10 pág. 25 párr. 20 Evitemos desarrollar un corazón altivo***

20. a) ¿Qué puso en peligro la buena reputación de Ezequías? b) ¿Qué analizaremos en el siguiente artículo?
20 Comparemos el caso del rey Uzías con el de otro rey, Ezequías, quien en cierta ocasión estuvo a punto de manchar su excelente reputación “porque su corazón se hizo altivo”. Afortunadamente, “Ezequías se humilló por la altivez de su corazón” y recobró el favor de Dios (2 Crónicas 32:25, 26). Observemos que el remedio contra su altivez fue la humildad. En efecto, la humildad es lo opuesto a la altivez. Por lo tanto, en el siguiente artículo analizaremos cómo cultivar y mantener la humildad cristiana.

Busquemos perlas escondidas (8 mins.):


2Cr 29:11. ¿Cómo podemos imitar a Ezequías al establecer nuestras prioridades? (w13 15/11 pág. 17 párrs. 6, 7).


(2 Crón. 29:11) Ahora, hijos míos, no se entreguen al descanso, porque ustedes son aquellos a quienes Jehová ha escogido para estar de pie delante de él para ministrarle y para continuar como sus ministros y hacedores de humo de sacrificio”.

***w13 15/11 pág. 17 párrs. 6-7 ¿Quiénes son hoy los siete pastores y ocho adalides?***
UN NUEVO PASTOR ACTÚA DE UN MODO DIFERENTE
6. ¿En qué se diferenció Ezequías de Acaz?
6 A la muerte de Acaz, ocurrida en el año 746 antes de nuestra era, su joven hijo Ezequías heredó un reino de Judá totalmente arruinado, tanto en sentido material como espiritual. ¿Cuál sería su prioridad? ¿Sacar al país de la pobreza? No. Ezequías era un hombre espiritual, un valioso pastor para aquel rebaño compuesto por toda una nación. Lo primero que hizo fue restablecer la adoración pura y ayudar a aquella nación rebelde a recuperar su relación con Jehová. Comprendía lo que Dios esperaba de él y actuó con decisión. ¡Qué magnífico ejemplo para nosotros! (2 Crón. 29:1-19.)
7. ¿Por qué necesitaban los levitas el apoyo del nuevo rey?
7 Los levitas tendrían un papel clave en la importante tarea de restaurar la adoración pura, así que Ezequías se reunió con ellos para garantizarles que podían contar con su apoyo. Imagínese a los levitas fieles presentes, con lágrimas de emoción cayéndoles por las mejillas, escuchando a su rey decir: “Ustedes son aquellos a quienes Jehová ha escogido para estar de pie delante de él para ministrarle” (2 Crón. 29:11). En efecto, los levitas tenían encomendada la misión de promover la adoración verdadera.

2Cr 32:7, 8. ¿Qué es lo mejor que podemos hacer a fin de prepararnos para las dificultades futuras? (w13 15/11 pág. 20 párr. 17)


(2 Crón. 32:7, 8) “Sean animosos y fuertes. No tengan miedo ni se aterroricen a causa del rey de Asiria ni debido a toda la muchedumbre que está con él; porque con nosotros hay más que los que hay con él.8 Con él está un brazo de carne, pero con nosotros está Jehová nuestro Dios para ayudarnos y para pelear nuestras batallas”. Y el pueblo empezó a apoyarse en las palabras de Ezequías el rey de Judá.

***w13 15/11 pág. 20 párr. 17 ¿Quiénes son hoy los siete pastores y ocho adalides?***
17. ¿Qué cuatro conclusiones pueden sacar los ancianos del relato que hemos estudiado?
17 Los ancianos que están leyendo este artículo pueden sacar algunas conclusiones útiles de lo que acabamos de estudiar. 1) La medida más práctica que pueden tomar para prepararse ante el cercano ataque del “asirio” es fortalecer su fe en Dios y ayudar a los hermanos a hacer lo mismo. 2) Cuando “el asirio” ataque, los ancianos tendrán que estar totalmente convencidos de que Jehová nos librará. 3) En ese momento, las instrucciones que reciban de la organización de Jehová quizás no les parezcan aconsejables desde un punto de vista estratégico o humano. Pero todos nosotros debemos estar listos para obedecer todas las instrucciones que se nos den, nos parezcan o no prácticas, pues obedecerlas nos salvará la vida. 4) Ahora es el momento de que cualquiera que esté poniendo su confianza en la educación seglar, las posesiones o las instituciones humanas cambie su modo de pensar. Por eso, los ancianos deben estar listos para ayudar a todos los que ahora estén tambaleando en la fe.

¿Qué me enseña sobre Jehová la lectura bíblica de esta semana?


¿Qué ideas de la lectura bíblica de esta semana pueden servirme en la predicación?


Lectura de la Biblia: 2Cr 31:1-10 (4 mins. o menos)


(2 Crón. 31:1-10) Y tan pronto como acabaron todo esto, todos los israelitas que se hallaban [allí] salieron a las ciudades de Judá, y procedieron a quebrar las columnas sagradas y a cortar los postes sagrados* y a demoler los lugares altos y los altares de todo Judá y Benjamín, y en Efraín y Manasés, hasta que hubieron acabado; después de lo cual todos los hijos de Israel regresaron a sus ciudades, cada cual a su propia posesión. 2 Entonces Ezequías estableció las divisiones de los sacerdotes y de los levitas en sus divisiones, cada una en conformidad con su servicio para los sacerdotes y para los levitas en cuanto a la ofrenda quemada y los sacrificios de comunión para ministrar y para dar gracias y alabanza en las puertas de los campamentos de Jehová. 3 Y hubo una porción del rey, de sus propios bienes, para las ofrendas quemadas, para las ofrendas quemadas de la mañana y de la tarde, y también las ofrendas quemadas para los sábados y para las lunas nuevas y para los períodos de fiesta, conforme a lo que está escrito en la ley de Jehová. 4 Además, dijo al pueblo, los habitantes de Jerusalén, que dieran la porción de los sacerdotes y de los levitas, a fin de que estos se adhirieran estrictamente a la ley de Jehová. 5 Y tan pronto como la palabra prorrumpió, los hijos de Israel aumentaron las primicias del grano, vino nuevo, y aceite y miel y todo el producto del campo, y el décimo de todo lo trajeron en abundancia. 6 Y los hijos de Israel y de Judá que moraban en las ciudades de Judá, sí, ellos mismos [trajeron]* el décimo de las reses vacunas y las ovejas y el décimo de las cosas santas, las cosas santificadas a Jehová su Dios. Lo trajeron y así dieron montones sobre montones. 7 En el tercer mes ellos dieron principio a los montones colocando la capa de más abajo, y en el séptimo mes acabaron.8 Cuando Ezequías y los príncipes vinieron y vieron los montones, procedieron a bendecir a Jehová y a su pueblo Israel. 9 Con el tiempo Ezequías inquirió de los sacerdotes y los levitas respecto a los montones.10 Entonces Azarías* el sacerdote principal de la casa de Sadoc le dijo, sí, dijo: “Desde el tiempo en que comenzaron a traer la contribución a la casa de Jehová ha habido comer y quedar satisfechos y ha habido un sobrante en abundancia; porque Jehová mismo ha bendecido a su pueblo, y lo que ha sobrado es esta gran copia”.*
O: “los aserás”.
“Trajeron”, LXXVg; M omite el verbo.
“Azarías.” Heb.: ‛Azar•yá•hu.
“Bendecido a su pueblo, y todavía nos queda esta cantidad (gran número; multitud)”, LXX. Este difícil pasaje en M parece decir: “bendecido a su pueblo y lo restante (lo que sobró), aun esta muchedumbre”.

Investigación para buscar más Tesoros de la Biblia: 2 Crónicas 29 a 32


4 de ene. Lectura de la Biblia: 2 Crónicas 29 a 32

(2 CRÓNICAS 29:6)

“Porque nuestros padres han actuado infielmente y han hecho lo que era malo a los ojos de Jehová nuestro Dios, de manera que lo dejaron y volvieron el rostro en dirección opuesta al tabernáculo de Jehová y presentaron la parte posterior del cuello.”

*** it-2 pág. 872 Rostro ***
‘Volver el rostro en dirección opuesta’ puede ser una demostración de indiferencia o desprecio. (2Cr 29:6; Jer 2:27; 32:33.)

(2 CRÓNICAS 29:10)

“Ahora está junto a mi corazón el celebrar un pacto con Jehová el Dios de Israel, para que su cólera ardiente se vuelva de contra nosotros.”

*** it-1 pág. 905 Ezequías ***
Luego reunió a los sacerdotes y a los levitas, y les dijo: “Está junto a mi corazón el celebrar un pacto con Jehová el Dios de Israel”. Este fue un pacto de fidelidad, como si se inaugurase de nuevo en Judá el pacto de la Ley, que se había pasado por alto aunque todavía estaba en vigor. Con gran tesón, procedió a organizar a los levitas en sus servicios, y restableció las disposiciones para los instrumentos musicales y el canto de alabanzas. Era el mes de Nisán, cuando se celebraba la Pascua, pero tanto el templo como los sacerdotes y los levitas estaban en una condición inmunda. Sin embargo, para el día 16 de Nisán se había limpiado el templo y restaurado sus utensilios. Entonces tenía que hacerse una expiación especial por todo Israel. En primer lugar, los príncipes llevaron sacrificios, ofrendas por el pecado a favor del reino, el santuario y el pueblo. Después, el pueblo presentó miles de ofrendas quemadas. (2Cr 29:1-36.)

(2 CRÓNICAS 29:27)

“Entonces Ezequías dijo que se ofreciera el sacrificio quemado sobre el altar; y al tiempo en que comenzó la ofrenda quemada, comenzó el canto de Jehová y también las trompetas, aun bajo la dirección de los instrumentos de David el rey de Israel.”

*** it-2 págs. 443-444 Música ***
Cuando se organizó la música en el templo, es de suponer que los demás instrumentos se sumaron a las trompetas en estas y en otras ocasiones especiales. Esta conclusión, así como el orden de las intervenciones musicales, parece desprenderse de los acontecimientos que tuvieron lugar cuando el rey Ezequías reanudó los servicios sagrados en el templo después de que se limpió: “Al tiempo en que comenzó la ofrenda quemada, comenzó el canto de Jehová y también las trompetas, aun bajo la dirección de los instrumentos de David el rey de Israel. Y toda la congregación estaba inclinándose mientras el canto resonaba y las trompetas daban fuerte sonido... todo esto hasta que quedó terminada la ofrenda quemada”. (2Cr 29:27, 28.) El hecho de que las trompetas estuviesen “bajo la dirección de los instrumentos de David” parece indicar que su sonido complementó el de los demás instrumentos en lugar de oscurecerlo. La orquesta entera estaba situada “al oriente del altar”. (2Cr 5:12.)

(2 CRÓNICAS 30:2)

“Sin embargo, el rey y sus príncipes y toda la congregación de Jerusalén se resolvieron a celebrar la pascua en el mes segundo;”

*** si pág. 83 párr. 28 Libro bíblico número 14: 2 Crónicas ***
Se planea una enorme Pascua, pero como en el primer mes no hay tiempo para prepararla, se aprovecha una provisión de la Ley y se celebra en el segundo mes del primer año del reinado de Ezequías. (2 Cró. 30:2, 3; Núm. 9:10, 11.)

(2 CRÓNICAS 30:5)

“Por lo tanto, se decidieron a hacer pasar el pregón por todo Israel, desde Beer-seba hasta Dan, para que vinieran a celebrar la pascua a Jehová el Dios de Israel en Jerusalén; porque no lo habían hecho como multitud conforme a lo que está escrito.”

*** it-1 pág. 298 Beer-seba ***
Llegó a representar el extremo S. de la Tierra Prometida, tal como se expresa en la frase proverbial ‘desde Dan hasta Beer-seba’ (Jue 20:1), o a la inversa, “desde Beer-seba hasta Dan”. (1Cr 21:2; 2Cr 30:5.) Después de la división de la nación en dos reinos, Beer-seba siguió significando el límite meridional del reino de Judá, como se puede ver por las expresiones “desde Gueba hasta Beer-seba” (2Re 23:8) y “desde Beer-seba hasta la región montañosa de Efraín” (donde empezaba el reino septentrional de Israel). (2Cr 19:4.) En la época posterior al exilio se usó la expresión “desde Beer-seba hasta el mismo valle de Hinón” para referirse a la zona que ocuparon los repatriados de Judá. (Ne 11:27, 30.)
Había otras ciudades de la Tierra Prometida situadas al S. de Beer-seba, de la misma manera que algunas ciudades israelitas se encontraban al N. de Dan. Sin embargo, tanto Dan como Beer-seba estaban en las fronteras naturales del país. Beer-seba se hallaba al S. de las montañas de Judá, en el confín del desierto. Además, fue una de las ciudades principales de Judá (junto con Jerusalén y Hebrón), no solo por estar bien abastecida de agua para la agricultura y la cría de ganado, sino también porque era una encrucijada de caminos importantes. Una antigua ruta iba desde Egipto hasta Beer-seba por el “Camino de los Pozos” a través de Qadés-barnea, y se unía con otro camino, por el que viajaban las caravanas de camellos de los “reinos de las especias” de la península arábiga que se dirigían a Filistea o Judá. De Ezión-guéber, en el golfo de ʽAqaba, salía otra ruta que cruzaba el Arabá, luego giraba hacia el O., pasaba por la Subida de Aqrabim y conducía a Beer-seba. De Gaza, en la llanura filistea, partía una ramificación del Camino del Mar en dirección SE. que llegaba hasta Beer-seba. Por otra parte, la ciudad estaba comunicada con el resto de Judá por un camino que salía de ella en dirección NE., remontaba la meseta, se adentraba en las montañas de Judá hasta llegar a Jerusalén y continuaba hacia el N. (Gé 22:19.)

(2 CRÓNICAS 30:6)

“Por consiguiente, los correos con las cartas de la mano del rey y de sus príncipes fueron por todo Israel y Judá, aun conforme al mandamiento del rey, diciendo: “Hijos de Israel, vuélvanse a Jehová el Dios de Abrahán, Isaac e Israel, para que él se vuelva a los que quedan de ustedes como escapados de la palma de la mano de los reyes de Asiria.”

*** it-1 pág. 561 Correos ***
CORREOS
Hombres seleccionados especialmente del cuerpo de guardia real para entregar en zonas distantes del reino tanto los decretos reales como otra correspondencia urgente del rey. Para estos correos (heb. ra•tsím; literalmente, “corredores”) la velocidad en la entrega era primordial. (2Cr 30:6, 10; Jer 51:31.)

(2 CRÓNICAS 30:10)

“Así que los correos siguieron adelante, pasando de ciudad en ciudad por toda la tierra de Efraín y Manasés, aun hasta Zabulón; pero continuamente se estaba hablando de ellos con mofa y se hacía escarnio de ellos.”

*** it-1 pág. 561 Correos ***
CORREOS
Hombres seleccionados especialmente del cuerpo de guardia real para entregar en zonas distantes del reino tanto los decretos reales como otra correspondencia urgente del rey. Para estos correos (heb. ra•tsím; literalmente, “corredores”) la velocidad en la entrega era primordial. (2Cr 30:6, 10; Jer 51:31.)

(2 CRÓNICAS 30:11)

“Solamente individuos de Aser y Manasés y Zabulón se humillaron de manera que vinieron a Jerusalén.”

*** it-1 pág. 905 Ezequías ***
Puesto que la inmundicia del pueblo impidió que se observase la Pascua en la fecha habitual, Ezequías se valió de la ley que permitía que los que estaban inmundos la celebrasen un mes más tarde. De manera que no solo convocó a Judá, sino también a Israel, enviando cartas mediante correos a todo el país, desde Beer-seba hasta Dan. Muchos se mofaron de los correos, pero algunas personas, en especial de Aser, Manasés, Zabulón, Efraín e Isacar, se humillaron y asistieron. Además, también estuvieron presentes muchos otros adoradores de Jehová que no eran israelitas. Es probable que los residentes del reino norteño que estuviesen a favor de la adoración verdadera tuvieran dificultades para asistir, pues, al igual que los mensajeros, se enfrentarían a la oposición y burla del reino de diez tribus, ya decadente, sumido en la adoración falsa y hostigado por la amenaza asiria. (2Cr 30:1-20; Nú 9:10-13.)

(2 CRÓNICAS 30:13)

“Y procedieron a reunirse en Jerusalén, un pueblo numeroso, para celebrar en el mes segundo la fiesta de las tortas no fermentadas, una congregación sumamente grande.”

*** it-1 págs. 934-935 Fiesta de las tortas no fermentadas ***
En las otras dos referencias concurren circunstancias de gran singularidad. Una tiene que ver con la reanudación de la fiesta de las tortas no fermentadas después de un período de abandono. Esta recuperación de la fiesta tuvo lugar en el primer año del reinado del fiel Ezequías. Ha de decirse sobre esta celebración que debido a las obras de limpieza y reparación del templo, no tuvieron tiempo suficiente para prepararla y celebrarla el 15 de Nisán, pues las obras terminaron el día 16, por lo que, en atención al precepto legal que así lo estipulaba, la celebraron el mismo día del mes siguiente. (2Cr 29:17; 30:13, 21, 22; Nú 9:10, 11.)

(2 CRÓNICAS 30:23)

“Entonces toda la congregación se decidió a celebrarla por siete días más, y por lo tanto la celebraron por siete días con regocijo.”

*** it-1 pág. 935 Fiesta de las tortas no fermentadas ***
Fue una ocasión tan gozosa y reavivó de tal modo el espíritu religioso, que los siete días previstos para la celebración resultaron insuficientes, de modo que se prolongó por otros siete días. (2Cr 30:23.) El rey Ezequías y sus príncipes contribuyeron generosamente 2.000 toros y 17.000 ovejas, con el fin de dar de comer a las multitudes.

(2 CRÓNICAS 31:1)

“Y tan pronto como acabaron todo esto, todos los israelitas que se hallaban [allí] salieron a las ciudades de Judá, y procedieron a quebrar las columnas sagradas y a cortar los postes sagrados y a demoler los lugares altos y los altares de todo Judá y Benjamín, y en Efraín y Manasés, hasta que hubieron acabado; después de lo cual todos los hijos de Israel regresaron a sus ciudades, cada cual a su propia posesión.”

*** it-1 pág. 905 Ezequías ***
Lo que aconteció después prueba que hubo una verdadera restauración y revivificación de la adoración verdadera y no una mera reunión emocional de efectos transitorios. Antes de regresar a sus casas, los que habían participado en la celebración salieron y destruyeron las columnas sagradas, derribaron los lugares altos y los altares, y cortaron los postes sagrados que había en todo Judá y Benjamín, así como en Efraín y Manasés. (2Cr 31:1.)

(2 CRÓNICAS 31:5)

“Y tan pronto como la palabra prorrumpió, los hijos de Israel aumentaron las primicias del grano, vino nuevo, y aceite y miel y todo el producto del campo, y el décimo de todo lo trajeron en abundancia.”

*** it-2 pág. 385 Miel, panal de miel ***
Como la mayor parte de la miel que usaban los israelitas era miel silvestre, la “miel” que se ofreció como primicias cuando Ezequías animó al pueblo a apoyar el sacerdocio debió ser el jugo o el zumo espesado de frutas. (2Cr 31:5.)

>> Comentarios sugeridos de esta semana en el archivo para descargar

Clic en la Imagen para Descargar la información completa en archivo digital para Computadora de escritorio, portátil, tableta, móvil y Smartphone

Descargar información para el Estudio Personal para Computadora de escritorio, portátil, tableta, móvil y Smartphone

Descargar información para el Estudio Personal para Computadora de escritorio, portátil, tableta, móvil y Smartphone

BUSCAR CONTENIDOS

Búsqueda personalizada

ADD THIS