Primera guerra púnica › Las lamentaciones de Isis y Neftis » Orígenes e Historia

Artículos y Definiciones › Contenido

  • Primera guerra púnica › Historia antigua
  • Las lamentaciones de Isis y Neftis › Orígenes antiguos

Civilizaciones antiguas › Lugares históricos y sus personajes

Primera guerra púnica › Historia antigua

Definición y orígenes

por Mark Cartwright
publicado el 26 de mayo de 2016
Roman Beach Attack (La Asamblea Creativa)
La Primera Guerra Púnica se libró entre Cartago y Roma entre 264 y 241 aC, en gran parte por el control de Sicilia. La guerra continua más larga de la historia hasta ese momento se libró en la isla, en el mar y en el norte de África, con ambos bandos disfrutando de victorias y sufriendo derrotas casi catastróficas. Los romanos, con recursos aparentemente inagotables, se adaptaron a las necesidades de la guerra naval y finalmente prevalecieron. Sicilia se convirtió en su primera provincia extranjera. Sin embargo, Cartago no había terminado, y una vez que había resuelto sus problemas internos y obtenido nuevas finanzas, el conflicto se reanudaría con la Segunda Guerra Púnica en una generación.

CAUSAS DE LA GUERRA

Las relaciones entre las dos potencias habían sido en gran parte pacíficas durante siglos antes de la guerra. Los tratados de paz se firmaron en 509 aC, 348 aC, 306 aC y 279 aC, que describen la esfera de influencia de cada imperio, pero cuando Roma se volvió más ambiciosa en Magna Grecia, Cartago buscó defender sus intereses. El motivo principal de discordia era Sicilia, una isla estratégicamente importante y próspera que los cartagineses habían disputado durante mucho tiempo con losestados de la ciudad griega y que ahora también atraía la atención de Roma. Cuando Roma tomó el control de Rhegium y Messana buscó la protección romana de la doble amenaza de Cartago e Hierón II (tirano de Siracusa ), las relaciones se amargaron aún más entre las dos grandes potencias del Mediterráneo, recelosas y ansiosas por superar a la otra.
Messana había sido conquistada por los mamertinos, un grupo de mercenarios de mala reputación de Campania en Italia, en 288 a. Perdiendo una batalla con Hieron II c. 265 aC, primero buscaron ayuda de los cartagineses, quienes lo obligaron a establecer una guarnición en la ciudad. Los mamertinos también vieron a Roma como un poderoso aliado que podía garantizar su independencia, y cuando se les ofreció su ayuda, eliminaron a la guarnición cartaginesa. Roma envió al cónsulApio Claudio Caudex y dos legiones a Sicilia, mientras que Cartago respondió crucificando primero al comandante de la guarnición que había sido expulsado de Messana y luego formando una alianza tanto con Acragas ( Agrigento ) como con Siracusa. Al llegar, la flota cartaginesa unió fuerzas con Hierón, asedió a Mesana y esperó a interceptar el desembarco romano de Apio Claudio. Hanno, el comandante cartaginés, advirtió a los romanos que su flota aseguraría que los romanos ni siquiera podrían lavarse las manos en el mar. Ante esta respuesta dramática de Cartago, el cónsul romano, ahora en Messana, ofreció un acuerdo de paz, pero fue rechazado por el comandante cartaginés Hanno.

PARA ROMA PARA DERROTAR LA CARTAGENA Y PREVENIR EL REFUERZO CONTINUO DE SICILIA POR MAR ELLA NECESITABA UNA FLOTA NAVAL CAPAZ DE TRABAJAR.

Sin embargo, los barcos romanos y las 16,000 tropas de Claudio no pudieron ser detenidos y, en el segundo intento, llegaron a Messana de la noche a la mañana para romper el asedio de la ciudad, derrotando tanto a los ejércitos cartagineses como a los de Siracusa. Un nuevo comandante romano, el cónsul Manius Valerius Maximus Messalla, tomó el relevo de Claudio y atacó a Siracusa. Hieron se rindió antes de que la flota cartaginesa pudiera ofrecer ayuda y, al aceptar convertirse en aliada de Roma, se le permitió permanecer en el poder. Perder a su aliado no disuadió a Cartago y, probablemente alentado por la retirada de la mitad de las fuerzas romanas a Italia, envió otro ejército a Sicilia en 262 a. La Primera Guerra Púnica estaba en marcha.

COMPROMISOS INAUGURABLES - VICTORIAS ROMANAS

Los romanos sitiaron Acragas con cuatro legiones dirigidas por los dos cónsules L. Postumius Megellus y Q. Mamilius Vitulus en 262 a. C., y cuando los cartagineses intentaron defender a su aliado, fueron derrotados y saquearon la ciudad. El trato severo de Acragas reveló a las ciudades estado sicilianas de lo que Roma era capaz. Segesta fue otra pérdida para Carthage, la ciudad decidió unirse a la causa romana en 263 a. Entonces, se produjeron pequeños enfrentamientos sin ningún resultado decisivo, y Acragas fue saqueada por segunda vez con 50,000 de sus habitantes esclavizados. Sin embargo, fue claro en 261 a. C. que si Roma quería derrotar a Cartago, evitar el refuerzo continuo del enemigo por mar y controlar toda Sicilia, necesitaría una fuerza naval capaz de realizar el trabajo.
El Mediterráneo occidental 264 a.

El Mediterráneo occidental 264 a.

En la primavera de 260 a. C., Roma había logrado construir en tan solo 60 días una flota de 20 trirremes y 100 navíos de guerra quinquereme que tenían tres bancos de remeros organizados en grupos de cinco. Al no tener una gran experiencia de guerra naval en este punto, los romanos probablemente copiaron las naves cartaginesas que habían logrado capturar antes en la guerra y los remeros se entrenaron en bancos especiales en tierra mientras se construían los barcos.
Como en muchas otras áreas de la tecnología, los romanos agregaron innovaciones a los diseños existentes. En este caso, agregaron el corvus (cuervo), una plataforma giratoria con una espiga gigante (como un pico, de ahí el nombre del pájaro).Este puente tenía 11 metros de largo y se podía bajar a un buque enemigo para permitir que una unidad de infantería pesada (quizás 80-120 hombres) los abordara. La idea negaría la habilidad marinera superior de los cartagineses y haría el combate naval más parecido a una batalla terrestre, con la que los romanos estaban más familiarizados. La invención fue un éxito y trajo la victoria inmediata de los romanos cuando su flota de 145 naves, comandadas por Duilius, derrotó a la flota cartaginesa de 130 naves en la batalla de Mylae (Milazzo) en 260 a. Duilius fue honrado con un triunfo romano, el primero en la historia de Roma en ser galardonado con una victoria naval.
Guerra Naval Romana

Guerra Naval Romana

Después de dos años de estancamiento en el cual los romanos se contentaron con incursiones en Córcega y Cerdeña, ganaron otra batalla naval en Sulcis en 258 a. Los cartagineses crucificaron a su comandante como resultado de la derrota.Luego, en el 256 a. C., una gran flota romana (de 330 naves según Polibio ) ganó otra importante victoria, en la batalla de Ecnomus (Licata). Los cartagineses parecían no tener respuesta a la táctica de embarque de corvus. El cónsul Marcus Regulus Atilius luego aterrizó con un ejército de cuatro legiones en Clupea, también conocido como Aspis (en la moderna Túnez). La guerra ahora se estaba expandiendo al suelo de Cartago.

CARTUCHA LUCHA CONTRA

Una vez en África y de forma algo inexplicable, los romanos eligieron este momento para recuperar la mitad del ejército y la flota, pero esta confianza excesiva aún le dejaba a Regulus unos 15,000 soldados de infantería y 500 de caballería a su disposición. El Senado romano pudo haber pensado que un ataque a Cartago tendría que esperar hasta que se acercara el invierno y por lo tanto retiró dos legiones a Italia. En cualquier caso, Regulus ganó una batalla terrestre integral al sur de Túnez, donde los cartagineses, con no menos de tres comandantes, no fueron ayudados por el terreno accidentado que hizo imposible el uso de sus elefantes. Regulus ocupó la ciudad y en el año 255 a. C. se sucedieron las conversaciones de paz entre las dos partes, pero colapsaron bajo las excesivas demandas del comandante romano, que incluyeron a Cartago renunciando a Sicilia por completo.
Elefante de la guerra cartaginesa

Elefante de la guerra cartaginesa

Las fortunas cartaginesas mejoraron cuando su comandante espartano mercenario Xanthippus reorganizó el ejército y, con 12,000 infantes y 4,000 caballeros, se preparó para enfrentar a los romanos. Xanthippus combinó brillantemente su caballería y 100 elefantes de guerra, derrotando por completo al enemigo y capturando al general romano en el proceso. 12,000 romanos fueron asesinados contra 800 cartagineses. Los restos del ejército de Regulus (apenas 2.000 hombres) lograron huir y fueron recogidos por una flota recién despachada en Clupea, pero la mayoría de estos barcos fueron destruidos por una tormenta que ahogaba a 100.000 hombres. Polybius lo describió como el mayor desastre naval de la historia. Quizás si los romanos no hubieran retirado la mitad de su número y hubieran hecho un mejor uso de los levantamientos libios locales en Cartago, la guerra podría haber terminado en 255 a. En cambio, todavía quedaban 14 años más en lo que resultó ser un conflicto brutal y agotador.

LA GUERRA REGRESA A SICILIA

Habiendo fracasado en capitalizar su temprano éxito en África, los romanos regresaron a un terreno familiar en Sicilia en el 254 aC cuando capturaron Panormus (Palermo). De las 70,000 personas, aquellos que podían pagar 200 dracmas recibieron su libertad, el resto fueron esclavizados. Los cartagineses, mientras tanto, saquearon y arrasaron Acragas, pero ahora se quedaron con solo una estrecha franja costera bajo su control. Una vez más, sin embargo, los elementos conspiraron contra los romanos cuando una tormenta destruyó 150 barcos de la flota de C. Sempronius Blaesus mientras regresaba de otra incursión en el norte de África. Una vez más, miles de hombres se ahogaron y es posible que el corvus fuera en parte culpable de su mayor peso en los barcos cuando el mal tiempo pudo haber sido un factor en el hundimiento de tantos barcos.El corvus podría, por supuesto, haber sido desmantelado y estibado para viajes, pero es interesante observar que el dispositivo no se menciona de nuevo después de este desastre.
Después de un período en el que Cartago tuvo que concentrarse en asuntos más cercanos a su hogar y asegurar su control de sus territorios africanos, las ambiciones de la ciudad una vez más se extendieron a Sicilia, y otro ejército fue enviado a la isla en 251 a. La expedición, dirigida por Asdrúbal, fue otro fracaso, sin embargo, y el ejército fue derrotado cerca de Panormus por dos legiones comandadas por el cónsul Lucio Cecilio Metelo en junio de 250 a. Caecilius incluso capturó los elefantes cartagineses, que, de hecho, habían causado más problemas a la infantería cartaginesa que al enemigo, y los enviaron de vuelta a Roma para entretener al pueblo durante su triunfo. Regulus (de nuevo) y su compañero cónsul L. Manius Vulso procedieron a realizar un largo, y finalmente infructuoso, asedio de Lilybaeum (Marsala). La ciudad y las otras ciudades de la fortaleza cartaginesas estaban demostrando ser una locura imposible de romper.
Aterrizaje naval

Aterrizaje naval

LA GUERRA SE ARRASTRA EN LOS COMANDOS DE HAMILCAR

Así como Cartago siguió perdiendo terreno y los romanos sufrieron pérdidas en el mar, la tendencia continuó en 249 a. C. cuando la flota cartaginesa, liderada por Adherbal, derrotó a la flota romana en Drepana (Trapani) y capturó 93 de las 120 naves enemigas. Los romanos habían sido dirigidos por el cónsul impopular del año 249 a. C., P. Claudio Pulcher, el famoso que arrojó sus sagrados pollos al mar después de que se negaron a proporcionar el buen augurio de comer antes de la batalla. Los romanos pronto seguirían la ruta de los pollos cuando otra gran flota, que incluía 800 barcos de suministro, fue hundida por tercera vez por una tormenta, esta vez en la Bahía de Gela. Esto no evitó que los romanos tomaran Eryx (Erice), pero la guerra ahora estaba pasando factura a ambos lados y sus finanzas fueron incapaces de financiar más ejércitos hasta el 247 a. Cartago incluso había recurrido a pedir al gobernante egipcio Ptolomeo II 2.000 talentos para ayudarlos a financiar el esfuerzo bélico. Como era de esperar, no pudo persuadirse para que se despidiera de una suma tan grande.
Entonces el emprendedor Hamilcar Barca (padre de Aníbal ) saltó a primer plano. Reemplazó a Carthalo, que no había fracasado del todo, como comandante de la flota cartaginesa. Amílcar asaltó por primera vez la costa italiana en 247 aC, tal vez en busca de botín para pagar a sus mercenarios, y luego desembarcó en Sicilia en Heircte, cerca de Panormus. Esta posición permitió a Hamilcar hostigar a la retaguardia de las fuerzas romanas que sitiaban Drepana y Lilybaeum, que eran las últimas plazas fuertes de Cartago en Sicilia. Amílcar se adhirió a tácticas de guerrilla rápidas (de ahí su nombre Barca del púnico Baraq que significa relámpago) ya que Cartago ya no tenía los recursos para un gran ejército, pero sí capturó a Eryx en el 244 a. C. que se convirtió en su nueva base. El comandante cartaginés también continuó atacando el continente italiano, pero sin una fuerza significativa a su disposición, su efecto sobre la guerra fue limitado. Tal vez más útil para Cartago a más largo plazo fueron las campañas de Hanno el Grande en Libia, que expandió el imperio africano de Cartago y así aumentó la fuente de ingresos fiscales necesarios para financiar la guerra escandalosamente cara.
Procesión de la victoria romana

Procesión de la victoria romana

ROMA VICTORIOSA

242 aC vieron a los romanos con una nueva flota de 200 naves, financiada esta vez por préstamos de ciudadanos ricos, bajo el mando del cónsul Gaius Lutatius Catulus. Le dio un buen uso y asedió, una vez más, a Drepana. El 10 de marzo de 241 aC, los romanos derrotaron a una flota cartaginesa dirigida por Hanno y enviada a relevar a la ciudad sitiada frente a las Islas Egatas (Isole Egadi). 50 barcos cartagineses fueron hundidos, 70 capturados y 10.000 prisioneros capturados. Esta pérdida no fue enorme pero, después de décadas de guerra, obligó a los cartagineses con problemas de liquidez a buscar condiciones de paz.
Carthage se hizo retirar de Sicilia y tuvo que pagar a Roma 3,200 talentos de plata en reparaciones durante la próxima década. Sicilia se convirtió en la primera provincia extranjera de Roma ( provincia ) y Córcega y Cerdeña pronto caerían también bajo control romano. En el evento, Roma ignoró a Sicilia en las siguientes décadas, y los cartagineses tuvieron que lidiar con revueltas y guerras de mercenarios no pagados en Libia. Dentro de una generación, sin embargo, y esta vez dirigida por su general más talentoso Hannibal, los cartagineses se concentrarían en la guerra terrestre y volverían a atacar Roma mucho más cerca de casa en otro conflicto épico, la Segunda Guerra Púnica de 218-201 a.

Las lamentaciones de Isis y Neftis › Orígenes antiguos

Civilizaciones antiguas

por Joshua J. Mark
publicado el 01 de abril de 2016
Lamentaciones de Isis y Neftis es un antiguo texto egipcio en el que las dos hermanas diosas llaman al alma del dios Osirispara reunirse con los vivos. El poema toma la forma casi de una liturgia de llamado y respuesta en la cual las declaraciones de un oficiante obtienen una respuesta similar de otra. En las Lamentaciones, las dobles súplicas de las dos hermanas se hicieron eco mutuamente en sus intentos de revivir simbólicamente a Osiris.
La versión mejor conservada de este trabajo proviene del Papiro de Berlín 3008 que data de la Dinastía Ptolemaica (323-30 aC) aunque el trabajo es mucho más antiguo. Este papiro fue anexado a una copia de El Libro de los Muertos, propiedad de una mujer llamada Tentruty (también llamada Teret) y escrita con guión hierático (el guión cursivo y cotidiano de los egipcios). El trabajo no es parte de El Libro de los Muertos, sin embargo, que es una compilación de hechizos para ayudar a los difuntos a navegar la otra vida, no como una pieza narrativa.
En las Lamentaciones, las dos diosas suplican al alma de los difuntos que regrese, que viva de nuevo entre ellos, e invocan a Horus, el hijo de Osiris, como su protector en la vida que le proporcionará "pan, cerveza, bueyes y aves" y cuyos hijos protegerán su cuerpo y protegerán su alma. Al final, Osiris vuelve a la vida cuando el poema termina con la frase: "¡He aquí, viene!" Aunque recitado a Osiris, se convirtió en una parte regular de los servicios funerarios donde se pretendía 'despertar a los muertos' para la otra vida. Cuando una persona moría, se pensaba que su alma estaba atrapada en el cuerpo, la casa a la que se habían acostumbrado, y las Lamentaciones despertaban ese alma enredada y la ayudaban a seguir adelante.
El Papiro de Bremner-Rhind

El Papiro de Bremner-Rhind

El poema se deriva de un trabajo más largo, Festival Songs of the Two Weepers o The Songs of Isis and Nephthys. La becaria Miriam Lichtheim analiza el trasfondo de la pieza:
El texto pertenece básicamente al ritual de los misterios de Osiris tal como se realiza en los templos. Pero al ser incluido en un Libro de los Muertos, fue adaptado al servicio funerario de una persona privada, una adaptación hecha posible por la asociación tradicional de cada persona muerta con el dios Osiris. El texto se asemeja a un trabajo más largo encontrado en el papiro Bremner-Rhind (Papyrus British Museum 10188), conocido como "Las canciones de Isis y Nephthys". Este trabajo, que data del siglo IV aC, fue claramente diseñado para el funcionamiento en los templos de Osiris en ciertos días festivos. La comparación de las dos composiciones muestra que el trabajo más corto, las Lamentaciones, no era una abreviación de Canciones mucho más elaboradas, sino una versión diferente (116).
El poder emocional de las Canciones y Lamentaciones proviene del Mito de Osiris, que para el Nuevo Reino (1570-1069 aEC) era la historia más popular en Egipto, y el Culto de Osiris, que se convirtió en el Culto de Isis, el más amplio e influyente.

LAS LAMENTACIONES DE ISIS Y NEPHTHYS TEXT

La siguiente traducción de Las Lamentaciones de Isis y Neftis proviene del trabajo de R. O Faulkner sobre el Papiro de Berlín 3008. La introducción fue pronunciada por un sacerdote y la referencia a "Osiris Tentruty, nacido de Tekhao, llamado Persis " es el nombre de la mujer fallecida Tentruty, cuyo padre era Tekhao de la familia de Persis. La introducción personalizó las Lamentaciones para que el alma de los muertos escuchara, prestara atención al llamado y se levantara del cuerpo a una nueva vida.
Recitación de las bendiciones hechas por las Dos Hermanas en la casa de Osiris-Khentamenti, el gran dios, señor de Abydos, en el cuarto mes de la Inundación, día 25, cuando lo mismo se hace en cada lugar de Osiris, en cada fiesta de su :
Para bendecir su ba [alma], estabilizar su cuerpo, exaltar su ka [ser astral], darle aliento a la nariz del que no tiene aliento.
Para calmar el corazón de Isis y Neftis, coloca a Horus en el trono de su padre y da el dominio de la estabilidad de la vida a Osiris Tentruty, nacido de Tekhao, llamado Persis, el justificado.
Beneficia tanto al hacedor como a los dioses. Recitación:
Isis habla, ella dice:
Ven a tu casa, ven a tu casa!
Tú de On, ven a tu casa,
¡Tus enemigos no lo son!
¡Oh, buen músico, ven a tu casa!
Contempladme, soy tu amada hermana,
¡No te separarás de mí!
¡Oh, buena juventud, ven a tu casa!
Mucho, mucho tiempo no te he visto.
Mi corazón llora por ti, mis ojos te buscan,
¡Te busco para verte!
Ven a tu amado, ven a tu amado!
Wennefer, justificado, ¡ven a tu hermana!
Ven a tu esposa, ven a tu esposa,
¡Desanimado, venga a su ama de casa!
Soy tu hermana por tu madre,
¡No me dejarás!
Dioses y hombres te buscan,
Lloramos por ustedes juntos.
Mientras puedo verte, te llamo
Llorando a la altura del cielo!
Pero no escuchas mi voz,
Aunque soy tu hermana a quien amaste en la tierra,
No amabas a nadie más que a mí, a la hermana, a la hermana.
Nephthys habla, ella dice:
¡Oh, buen rey, ven a tu casa!
Por favor, tu corazón, ¡todos tus enemigos no lo son!
Tus dos hermanas a tu lado protegen tu féretro,
¡Llama para ti en lágrimas!
¡Dale la vuelta a tu féretro!
¡Mira a las mujeres, háblanos!
Rey, nuestro Señor, aleja todo el dolor de nuestros corazones.
Tu patio de dioses y hombres te contempla,
¡Muéstrales tu rostro, Rey nuestro Señor!
¡Nuestras caras viven viéndote la cara!
¡Deja que tu rostro no evite nuestras caras!
Nuestros corazones están felices de verte, Rey.
¡Nuestros corazones están felices de verte!
¡Soy Neftis, tu amada hermana!
Tu enemigo ha caído, ¡no lo será!
Estoy contigo, tu guardaespaldas,
Por toda la eternidad.
Isis habla, ella dice:
¡Ho, tú de On, te levantas para nosotros todos los días en el cielo!
¡No dejamos de ver tus rayos!
Thoth, tu guardia, levanta tu ba,
En el ladrido diurno en este tu nombre de "Luna".
He venido a ver tu belleza en el Horus-Eye
En tu nombre de "Señor-de la fiesta del sexto día".
Tus cortesanos a tu lado no te abandonarán,
Conquistó el cielo con el poder de su majestad,
En este su nombre de "Señor de la fiesta del décimo quinto día".
Te levantas para nosotros como Ra todos los días,
Brillas para nosotros como Atum,
Dioses y hombres viven bajo tu vista.
Cuando te levantas para nosotros, enciendes las Dos Tierras,
Lightland está lleno de tu presencia;
Dioses y hombres te miran,
No les sucede ningún mal cuando brillas.
Al cruzar el cielo tus enemigos no lo son,
Yo soy tu guardia todos los días!
Vienes a nosotros como un niño en la luna y el sol,
¡No dejamos de mirarte!
Tu imagen sagrada, Orión en el cielo,
Sube y se pone todos los días;
Soy Sothis quien lo sigue,
¡No me apartaré de él!
La noble imagen emitida por ti
Nutre dioses y hombres,
Reptiles y manadas viven de eso.
Fluyes de tu caverna por nosotros en tu tiempo,
Vertiendo agua a tu ba,
Haciendo ofrendas a tu ka,
Para nutrir a dioses y hombres por igual.
Ho, mi señor! ¡No hay un dios como tú!
El cielo tiene tu ba, la tierra es tu forma,
Netherworld está lleno de tus secretos,
Tu esposa es tu guardia,
¡Tu hijo Horus gobierna la tierra!
Nephthys habla, ella dice:
¡Oh, buen rey, ven a tu casa!
Wennefer, justificado, ven a Djedet,
¡Oh toro lujurioso, ven a Anpet!
Oh amante de las mujeres, ven a Hat-mehyt,
¡Ven a Djedet, el lugar que a tu ba le encanta!
Los ba's de tus padres son tus compañeros,
Tu pequeño hijo Horus, el hijo de las hermanas, está delante de ti;
Yo soy la luz que te protege todos los días,
¡No te dejaré nunca!
Oh tú de On, ven a Sais,
"Saite" es tu nombre;
Ven a Sais para ver a tu madre Neith,
Buen niño, no debes separarte de ella.
Ven a sus pechos que se desbordan,
¡Buen hermano, no debes separarte de ella!
¡Oh hijo mío, ven a Sais!
Osiris Tentruty, llamado Nyny, nacido de Persis, justificado.
Ven a Sais, tu ciudad !
Tu lugar es el Palacio,
¡Descansarás para siempre junto a tu madre!
Ella protege tu cuerpo, repele a tus enemigos,
¡Ella guardará tu cuerpo para siempre!
Oh, buen rey, ven a tu casa,
¡Señor de Sais, ven a Sais!
Isis habla, ella dice:
Ven a tu casa, ven a tu casa,
Buen Rey, ven a tu casa!
Ven, mira a tu hijo Horus
Como Rey de dioses y hombres!
Él ha conquistado pueblos y nomos
¡Por la grandeza de su gloria!
El cielo y la tierra están en asombro de él,
The Bow-land le teme.
Tu corte de dioses y hombres es su
En las Dos Tierras, al hacer tus ritos;
Tus dos hermanas a tu lado, libate a tu ka,
Tu hijo Horus te presenta ofrendas
De pan, cerveza, bueyes y aves.
Thoth recita tu liturgia,
Y te llama con sus hechizos;
Los Hijos de Horus protegen tu cuerpo,
Y diariamente bendice tu ka.
Tu hijo Horus, campeón de tu nombre y tu santuario,
Hace oblaciones a tu ka;
Los dioses, con jarras de agua en sus manos,
Vierta agua en su ka
Ven a tus cortesanos, Rey nuestro Señor!
¡No te separe de ellos!
Lo, Él viene!

EL MITO OSIRIS

El contexto de Las Lamentaciones de Isis y Neftis se entiende en el marco de la historia del asesinato de Osiris por parte de su hermano y su regreso a la vida. Aunque el mito se hizo popular más adelante en la historia de Egipto, es posible que el paradigma se conociera presentando a otros dioses mucho antes, como Min, un dios de la fertilidad temprana, que más tarde se asoció con Osiris.
La historia comienza en los albores de la creación cuando nacieron cinco dioses de Geb y Nut: Osiris, Isis, Set, Nephthys y Horus (conocido como Horus el Viejo para diferenciarlo de Horus, el hijo de Osiris e Isis). A Osiris se le dio la responsabilidad de gobernar la tierra y cuidar a las frágiles criaturas conocidas como seres humanos. Osiris se casó con su hermana Isis y la llevó con él como reina a la tierra de los seres humanos. Osiris e Isis encontraron a estos mortales en un estado bárbaro, matándose el uno al otro sin ninguna razón, y careciendo de cualquier forma de cultura o civilización. Osiris, con Isis como consorte, les dio leyes, cultura, les enseñó la debida reverencia por los dioses y las formas de adoración, y les proporcionó los dones de la agricultura. Isis otorgó a hombres y mujeres el don de la igualdad en todas las cosas y pronto la tierra fue un paraíso.
El hermano de Osiris, Set, se puso celoso de su éxito y poder. Ya estaba conspirando contra el rey cuando su esposa, Neftis, vencida por la belleza de Osiris, se transformó en la forma de Isis y sedujo al rey. Set no culpó a su esposa por ser infiel, pero culpó al encanto y la belleza irresistible de su hermano. Tenía un ataúd adornado hecho, el más bello jamás creado, para las medidas exactas de Osiris y luego lanzó una gran fiesta en la que ofreció el cofre a cualquiera que pudiera caber en él. Osiris encajaba perfectamente, por supuesto, y cuando se acostó en el cofre, Set cerró la tapa y la arrojó al río Nilo. Luego tomó el trono por la fuerza y declaró su reinado con Neftis como su consorte.
Osiris

Osiris

El ataúd flotó hacia el Nilo y finalmente se alojó en un árbol tamarisco a orillas de la ciudad de Byblos. El árbol creció alrededor y encerró el cofre, pero la belleza de Osiris y su dulce aroma infundieron el árbol y atrajeron la atención del rey y la reina de Biblos, Malcander y Astarté. Les cortaron el árbol y lo trajeron de vuelta a su palacio como un pilar ornamental en la corte.
Mientras tanto, Isis había ido en busca de su marido y finalmente había llegado a las costas de Byblos. Como siempre cuando iba entre los mortales, se disfrazó de anciana y se hizo amiga de las doncellas de la reina cuando llegaron a las costas para bañarse. Las doncellas la trajeron de vuelta al palacio con ellos, donde rápidamente se congraciaron con la pareja real, y Astarte la instaló como niñera para sus dos hijos pequeños.
Todavía de luto por la pérdida de su esposo, Isis se encariñó mucho con el hijo menor, Dictys, y decidió hacerlo inmortal para que su madre nunca sepa la pérdida. Para hacer esto, ella tenía que bañarlo en la llama eterna todas las noches para quemar su mortalidad. Una noche, Astarte entró en la habitación mientras Isis estaba realizando el ritual y, al ver a su hijo enciende el fuego, gritó. Isis se enfureció por la perturbación y se quitó su disfraz, revelándose a sí misma. Malcander y Astarte cayeron al suelo, rogándole que los perdonara y le ofreciera todo lo que deseara. Ella solo quería el árbol que estaba en la corte, y ellos rápidamente la dejaron tomarlo.
Isis liberó el cuerpo de Osiris del árbol y lo trajo de vuelta a Egipto, donde lo ocultó de Set en los pantanos del Delta. Le pidió a Neftis que protegiera el cuerpo mientras iba a recoger hierbas para las pociones que lo devolverían a la vida. Set, sin embargo, había oído hablar del regreso de su hermano y salió a buscarlo cuando Isis fue a buscar sus hierbas. Encontró a Neftis y la engañó para que revelara dónde estaba escondido el cuerpo. Set entonces cortó a Osiris en pedazos y arrojó las partes a través de la tierra y hacia el río. Cuando Isis regresó, Nephthys le contó lo sucedido y se ofreció a hacer cualquier cosa para ayudar a que Osiris regresara. Las dos hermanas recorrieron la tierra, encontraron cada pieza de Osiris y lo volvieron a armar.
A medida que la historia continúa, Isis y Nephthys han convertido a Osiris en un todo, a excepción de su pene, que se había comido un pez y se había perdido. Aunque estaba incompleto, todavía podía ser revivido. La gente sufría bajo el gobierno de Set, ya que se había olvidado de ellos y permitió que los vientos del desierto soplasen desde los lugares secos, por lo que las cosechas fallaron. La igualdad fue olvidada cuando todos lucharon por sobrevivir y se enfrentaron. Isis sabía que era imperativo que Osiris regresara para traer orden y armonía a la tierra. Ella y Neftis trabajaron juntas para llamar al alma de Osiris de vuelta a su cuerpo, este momento recreado en las Lamentaciones, y sus hechizos y cánticos tuvieron éxito.
Osiris revivió pero, como no estaba completo, ya no podía reinar en la tierra de los vivos; Tendría que descender al inframundo donde gobernaría a los muertos. Antes de irse, Isis se transformó en un halcón (una cometa) y voló alrededor de su cuerpo, atrayendo su semilla y quedando embarazada de un hijo, Horus. Osiris luego descendió e Isis, con la ayuda de diosas como Neftis, Serket y Neith, criaron a su hijo en los pantanos del Delta. Cuando alcanzó la mayoría de edad, Horus derrotó a Set en una serie de batallas por el reino y ganó. Luego gobernó con justicia, como lo hizo su padre, restableciendo el orden en la tierra con su madre y su tía como consejeros.

ESTRUCTURA Y DETALLE DE LAS LAMENTACIONES

Lamentaciones comienza con Isis gritando: "¡Ven a tu casa, ven a tu casa! ¡Tú de On, ven a tu casa, tus enemigos no están!"Le está diciendo a Osiris que su cuerpo, su antiguo hogar, está a salvo y que puede volver a él. Ella dice: "Mi corazón te llora, mis ojos te buscan" y se describe a sí misma como "llorando a la altura del cielo" mientras llora por su regreso. Ella se dirige a él como Wennefer, que significa "El hermoso".
Isis

Isis

Nephthys luego llama a Osiris a su casa, dirigiéndose a él como rey, describiendo cómo lo llaman llorando para que regrese.Ella le ruega que "aleje todo el dolor de nuestros corazones" y viva y hable de nuevo, mantenga la corte como lo hizo una vez, y permita que las personas vuelvan a ver su belleza. Ella se hace eco de Isis al asegurarle que él estará a salvo ya que su "enemigo ha caído" y le promete que ella será su guardaespaldas por toda la eternidad.
Isis retoma la llamada describiendo cómo todos esperan su regreso y comparándolo con Ra, el dios del sol, que se levanta de la oscuridad todas las mañanas y vuelve a brillar en la vida como lo hizo el día anterior. Como el sol, dice ella, Osiris llena la tierra con su presencia y cómo "los dioses y los hombres te miran a ti / no les sucede ningún mal cuando brillas". Isis se compromete a protegerlo todos los días de cualquier daño y nunca lo dejará. Él estará a salvo, y prevalecerá la justicia ya que su hijo gobernará en lugar de Set. Ella se hace llamar Sothis, una referencia a la estrella Sirius, la estrella más brillante en el cielo nocturno, tradicionalmente asociada con Isis y con constancia. Ella hace referencia a su ba y ka que eran aspectos del alma. El ba era lo que podía viajar entre la tierra y los cielos, mientras que el ka era el cuerpo espiritual doble de uno, una especie de yo astral. Cuando dice: "El cielo tiene tu ba, la tierra es tu forma", le recuerda a su esposo que su alma puede viajar desde la otra vida al mundo que solía conocer.
Nephthys habla de nuevo evocando a Osiris con imágenes de "el toro lujurioso" y "amante de las mujeres" para convencer a su alma del mundo físico. Ella hace referencia a nombres específicos (Djedet y Anpet) para la ciudad más conocida como Mendes, uno de los centros de culto más conocidos dedicados a Osiris, y Hat-mehyt, el nome (provincia) donde se encuentra.Ella le recuerda a su hijo, Horus, y a otros que lo extrañan. Nephthys lo llama para que regrese con su madre Neith, para regresar a Sais, una ciudad en el Delta cerca de donde se crió Horus, sagrado para Neith, donde estará a salvo. Esta referencia a la diosa Neith alude a una versión del mito egipcio de la creación donde Neith era la esposa de Atum, padre de la creación y, por lo tanto, madre de todos.
Neftis

Neftis

La recitación concluye con Isis repitiendo las líneas de apertura y luego centrándose en Horus y las grandes cosas que ha hecho. Ella le promete a Osiris "ofrendas de pan, cerveza, bueyes y aves" y le dice que sus amigos, como el dios Thoth, lo esperan, que su hijo está ansioso por verlo, y le ruega que no se aparte de todos aquellos quienes lo aman tan cariñosamenteLa línea, "Los Hijos de Horus protegen tu cuerpo" se refiere a las cuatro deidades, conocidas como Los Cuatro Hijos de Horus, que protegían los órganos vitales de los muertos. Isis está diciendo que estos dioses han bendecido su ka, su ser astral, con su protección y que no tiene nada que temer. La pieza termina con Isis o ambas hermanas gritando: "¡He aquí, viene!" indicando que sus oraciones han sido respondidas y Osiris ha vuelto a la vida.

LAS LAMENTACIONES EN LA PRÁCTICA


LAS LAMENTACIONES, QUE FUERON RECIBIDAS ORIGINALMENTE EN LOS FESTIVALES DE OSIRIS O EN LOS FUNERALES DE LA REALEZA, VAN A UTILIZARSE EN LOS SERVICIOS FUNERARIOS DE TODOS.

Osiris, como el primer rey, se asoció con el gobernante de Egipto en la muerte, mientras que Horus, como el Uniter de las Dos Tierras que restauró el orden, se vinculó con el rey en la vida. Con algunas pocas excepciones, cada rey tenía un "Nombre de Horus" que tomaron en su coronación y se identificaron a sí mismos como Horus encarnado con Isis como su madre y su protector. Fueron considerados como Osiris una vez que murieron y pasaron a la otra vida. Con el tiempo, a medida que el mito de Osiris creció en popularidad, todo el pueblo de Egipto se asoció con Osiris, y aquellos que podían permitírselo incluso tenían a sí mismos y a sus familiares enterrados en el centro de culto de Osiris en Abydos para estar cerca de él. Las Lamentaciones, que originalmente se recitaban en los Festivales de Osiris o en los funerales de la realeza, llegaron a ser utilizadas en los servicios funerarios de todos. Las mujeres comenzaron a asociarse más con Hathor en la muerte mientras que los hombres continuaron alineándose con Osiris, pero, de cualquier manera, las lamentaciones de Isis y Neftis fueron recitadas en funerales de ambos sexos por dolientes profesionales conocidos como The Kites of Nephthys. Estas mujeres, que usualmente se muestran con túnicas negras, alentarían a los dolientes a llorar abiertamente en los funerales por su interpretación emocional del poema.
Sin embargo, las Lamentaciones se consideraban más importantes en los festivales dedicados a Osiris para invocar al dios.La becaria Geraldine Pinch escribe:
Cuando se hizo común identificar a todas las personas muertas con Osiris, a menudo se mostraba a Isis y Neftis de pie en cada extremo del féretro funerario. Se dice que las hermanas, a veces en forma de dos cometas (rapaces pequeñas), mantuvieron una larga vigilia sobre la momia de Osiris para protegerlo de nuevos ataques de Set. Esta vigilia fue recreada por dos mujeres jóvenes, que representaban a Isis y Neftis, en las fiestas de Osiris y en los funerales de personas importantes y animales sagrados (171).
Estas fiestas fueron extremadamente importantes ya que, honrando a Osiris, la gente mostraba gratitud por los regalos de la tierra, particularmente la inundación del Nilo, de la cual dependían para sus cultivos, y su gesto se vería recompensado por la abundancia continua. Era imperativo que las Lamentaciones fueran recitadas en los dos principales festivales de Osiris; uno en otoño, La caída del Nilo, que fue un tiempo de luto por la muerte de Osiris, y el otro en primavera, conocido como Las puertas del horizonte se abren, celebrando su renacimiento. La historiadora Margaret Bunson explica:
Cuando el Nilo retrocedió, los egipcios fueron a la orilla para otorgar obsequios y mostrar pena por la muerte de Osiris en otra ocasión. El Nilo representaba la capacidad de Osiris para renovar la tierra y devolverle la vida a la nación. Cuando el Nilo comenzó su constante ascenso hacia la etapa de inundación, Osiris nuevamente fue honrado. Pequeños santuarios fueron arrojados a la deriva en el río, y los sacerdotes vertieron agua dulce en el Nilo, declarando que Osiris fue encontrado nuevamente (198).
Las Lamentaciones comenzaron estos festivales, así como otros, y tuvieron que ser recitados en un momento particular y de manera precisa. Una vez que se había completado la primera recitación, el festival podía comenzar, pero era importante que se volviera a recitar durante las celebraciones o el luto para garantizar la participación del dios. Los sacerdotes escribas dieron instrucciones muy cuidadosas sobre cómo y cuándo se debían hablar las Lamentaciones :
Ahora, cuando esto se recita, el lugar debe estar completamente aislado, no visto ni escuchado por nadie, excepto el sacerdote lector en jefe y el sacerdote del setem. Uno traerá dos mujeres con cuerpos hermosos.Deberán sentarse en el suelo en el portal principal de la Sala de las apariciones. En sus brazos se escribirán los nombres de Isis y Neftis. Se colocarán jarras de fayenza llenas de agua en sus manos derechas, que ofrecerán panes hechos en Memphis en sus manos izquierdas, y sus rostros se doblarán. Para hacer en la tercera hora del día, también en la octava hora del día. No debes holgazanear al recitar este libro en la hora del festival. Esta terminado.
Las Lamentaciones de Isis y Neftis también se realizaron regularmente en templos como parte de los servicios. Las dos jóvenes, que siempre fueron bellas vírgenes, cantaron las Lamentaciones con el acompañamiento de panderetas y otros instrumentos musicales. La música, sin embargo, no fue para abrumar a las voces, sino que solo proporcionó un ambiente emocional, ya sea alegre o sombrío, dependiendo de la ocasión. El énfasis siempre estaba en las voces de las dos diosas lamentando su pérdida y llamando a los difuntos.

LICENCIA:

Artículo basado en información obtenida de estas fuentes:
con permiso del sitio web Ancient History Encyclopedia
El contenido está disponible bajo licencia Creative Commons: Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported. Licencia CC-BY-NC-SA

Artículos Relacionados de Historia Antigua ››

Contenidos Recomendados