Cuál es el Significado de Burgués - Concepto, Definición, Qué es Burgués

Definición, Concepto, Significado, Qué es Burgués




1. Concepto de Burgués

Burguesía es un término de origen francés (bourgeoisie), . Al menos desde principios del siglo XVII ya era utilizado literariamente en las enciclopedias españolas y en el mismo sentido mercantilista que más tarde inmortalizaría Karl Marx:
Los nobles franceses huyen las ciudades y residen en sus villas, gozando sus haciendas, y gastandolas en caballos y en armas, con desprecio de la mercancía (mercantilismo), juzgando por plebeyos los que habitan en las ciudades, a quien llaman Burgueses. Cristóbal Suárez de Figueroa, «Plaza universal de todas ciencias y artes». 1615
En el siglo XIX, el término se haría celebre como uno de los elementos argumentales de las tesis de Karl Marx y también extensivamente en economía política, filosofía política, sociología e filosofía de la historia. Designa a la clase media acomodada; aunque su utilización inicial y su uso específico en las ciencias sociales o en el ideoléxico (especialmente en la fraseología marxista) tiene muy diversas variantes y matices.
Burguesía para el marxismo
Según la interpretación marxista de la historia (materialismo histórico) la burguesía se identifica por su papel en el modo de producción capitalista, donde se caracteriza por su posición en las estructuras de producción y por las relaciones de producción que establece con otras clases, especialmente con el proletariado. Su función es la posesión de los medios de producción, por la que establece su relación desigual con el proletariado, que al no poseer estos medios debe venderle su fuerza de trabajo. La extracción de la plusvalía de ese trabajo permite la acumulación de capital por parte de la burguesía.

2. Significado de Burgués

La palabra burgués presenta varias referencias, una de las más extendidas es aquella que refiere que burgués es aquel individuo que en una sociedad determinada pertenece a la burguesía.
La burguesía es un término que se emplea para denominar a la clase media acomodada y que se haría especialmente popular en el siglo XIX como consecuencia del uso exacerbado que le dio al mismo el filósofo alemán y creador del Marxismo, Karl Marx, para designar justamente a la clase social que detentaba los medios de producción y que se oponía al proletariado.
Por caso, el proletario, es el concepto opuesto al de burgués, ya que los proletarios eran aquellos individuos que trabajan a cambio de la percepción de un salario y que como tales no disponen de los medios de producción.
Cabe destacarse que el origen de la palabra burguesía se debe al concepto de burgos, término que se remonta a la Edad Media, donde se empleaba para designar a aquellas ciudades urbanas, pobladas justamente por individuos que se dedicaban al comercio y las artesanías y que asimismo eran llamados burgos.
Recordemos que en aquel tiempo había un dominio del ámbito rural en materia económica y la burguesía irrumpió en el sistema social para quedarse e imponerse cada vez más.
Aún más, cuando se descubre América, en el siglo XV, la actividad comercial se hace mucho más intensa y entonces esta clase comenzaría a enriquecerse y crecer como consecuencia del activo comercio con las nuevas colonias.
Unos siglos después, en el siglo XVIII, el término vuelve a recobrar presencia a causa de la Revolución Industrial y del Marxismo, ya que al proliferarse la actividad fabril comandada por los ricos comerciantes se generaría la rivalidad que comentábamos, entre estos y el proletariado, los asalariados que eran duramente explotados por los más poderosos.
Como era de esperarse este poder económico que detentaba el burgués hizo que demandase una participación política que le era negada, en tanto, lo conseguiría durante la Revolución Francesa, cuando junto a sus obreros se enfrentaron a la autoridad del rey.
Una vez lograda la tan ansiada presencia en el poder en vez de reconocer a la clase trabajadora la sometieron y así la burguesía dio paso a lo que se conoce hoy como capitalismo, el sistema económico en el cual el capital es el gran impulsor de la economía.
Y en el lenguaje coloquial la palabra se emplea para dar cuenta de aquel que se inclina hacia una existencia en la cual mandan la comodidad y la relajación.

3. Definición de Burgués

Burguesía. Término de origen francés que comenzó a utilizarse en la Edad Media para designar a aquellos habitantes urbanos que realizaron las primeras actividades comerciales de cambio, como ser mercaderes y artesanos. Con el término burguesía se designaba a aquellas personas que residían en los burgos o ciudades, desarrollando tareas típicamente urbanas, y diferenciadas de las agrícolas-ganaderas. El término burguesía es utilizado en Economía política, Sociología, Filosofía e Historia.
Historia
Con el término burguesía se designaba a aquellas personas que residían en los burgos o ciudades, desarrollando tareas típicamente urbanas, y diferenciadas de las agrícolas-ganaderas.
Si bien la economía de la Edad Antigua y Media se basaba sobre todo en el trabajo rural, no dejaba de reconocerse la existencia de otras actividades como las artesanales o comerciales.
Edad Media
En la Edad Media el desarrollo del comercio fue incipiente, y no bien visto por la iglesia, ya que el fin de lucro le restaba a esa actividad carácter ético.
Siglo XI
A partir del siglo XI la gente comienza a desplazarse del campo a las ciudades, originando gran cantidad de población burguesa, alguna muy enriquecida, sobre todo la constituida por los poderosos comerciantes y banqueros.
Las ciudades surgieron en lugares donde confluía mucha gente, por ejemplo, donde había puertos, o en los cruces de caminos, en lugares destinados originariamente a ferias o santuarios, todos sitios atractivos para los viajeros. Las ciudades fueron fuente de dinero, y éste les permitió a sus habitantes, obtener el permiso de los señores feudales para su autogobierno.
Siglo XIV
En el siglo XIV ocurrió una gran crisis rural, la crisis del siglo XIV, en la parte occidental del continente europeo, ocasionada por malas cosechas, donde el hambre provocó enfermedades y decrecimiento poblacional. Muchos campesinos sobrevivientes, decidieron probar mejor suerte en las ciudades, lo que les complicó a los señores feudales conseguir mano de obra en sus tierras. Los feudales les ofrecieron dinero a cambio de su trabajo que hasta entonces era gratuito, o les alquilaron campos, pero los campesinos no pudieron competir con la producción de los feudales, que poseían mayor tecnología, abonos y calidad de tierras. Así, los que se quedaron, pronto también abandonaron la vida rural hacia la urbana, favoreciendo la ampliación y el desarrollo de las ciudades, donde convivían los ex campesinos pobres, en busca de trabajo, y los ricos comerciantes y banqueros.
El poder económico creciente de esta clase social, la burguesía, no les permitía, sin embargo, acceder a formar parte de los estados privilegiados, que eran la nobleza y el clero, salvo por matrimonio entre personas pertenecientes a familias burguesas ricas y nobles pobres, aunque estos nuevos nobles no eran bien vistos por la antigua nobleza tradicional. La burguesía continuaba integrando el tercer estado o estado llano, sector poblacional que comprendía desde el mendigo al rico comerciante, pasando por los obreros proletarios y la clase media profesional, que sostenían al Estado, pues eran los únicos que pagaban impuestos. Estos ricos mercaderes comenzaron a diferenciarse del resto del estado llano, realizando importantes obras, como escuelas, hospitales o asilos.
Siglo XV
El siglo XV, trajo nuevo impulso a la actividad mercantil, al producirse el descubrimiento de nuevos territorios que intensificaron el comercio entre Europa y los ricos territorios americanos, desde los cuales se traía materia prima y metales preciosos, a cambio de productos elaborados (manufacturas).
La división del cristianismo con el nacimiento del protestantismo, cambió la imagen que se tenía hasta entonces del hombre de negocios, considerando su acción especulativa como positiva, y no contraria a la religión, sino todo lo contrario.
El desarrollo científico y tecnológico, impulsado desde la nueva concepción del Mundo, que colocó al ser humano en el centro del mundo (Humanismo) y propugnó el desarrollo artístico y literario a través del Renacimiento y el resurgir de las ideas a través del Iluminismo, transformó a la burguesía en una clase social poderosa, sobre todo a partir de la Revolución Industrial, donde, a través de las fábricas acumularon enormes ganancias, en detrimento de los obreros asalariados.
Estos burgueses ricos, comenzaron una lucha por la reivindicación de sus derechos políticos, que no poseían, intentando derribar los cimientos del antiguo régimen, tratando de lograr tres ideales: Libertad, igualdad y fraternidad, estableciendo un nuevo sistema de gobierno: la Democracia, donde el poder residiera en el pueblo y no en un rey que justificaba su inmenso y omnímodo poder, como proveniente de Dios.
Si bien la burguesía luchaba para erradicar los privilegios, también los había en su propio seno, ya que los pequeños burgueses, comerciantes de poco capital o artesanos, pasaron a integrar la lista de pobres asalariados, empleados en las fábricas de los burgueses ricos.
La monarquía absolutista debió ceder, ante la necesidad de recursos económicos a conceder por dinero, cargos a los burgueses en los aparatos burocráticos del Estado, pero esto no fue suficiente.
Inglaterra. Triunfo de la burguesía
En Inglaterra, la guerra entre los parlamentarios, al mando de Oliver Cromwell, y el monarca Carlos I, significó con la ejecución del monarca, el triunfo de la burguesía que logró al apoyar al Parlamento, establecer una República como forma de gobierno, que defendiera los intereses de su clase, el desarrollo de la actividad comercial e industrial. Cromwell desarrolló una política protectoria del comercio inglés, sobre todo de sus barcos destinados a la exportación de mercancías, que durante la monarquía se hallaban desprotegidos.
Revolución Francesa
En Francia, esa lucha se concretó en la Revolución Francesa, nacida para lograr una igualdad de clases que en la práctica dividió a sus mismos líderes, ya que algunos pretendían excluir del derecho a voto a quienes no pagaran impuestos. La Revolución Francesa, significó un gran logro de la alta burguesía, sobre todo por el reconocimiento por primera vez en la historia de la humanidad, de los derechos naturales del hombre, de su libertad, igualdad, propiedad y resistencia a la opresión. Sin embargo, los obreros debieron soportar otro siglo de injusticias y sometimiento, sin poseer derechos laborales, ya que los burgueses si bien proclamaron el derecho al trabajo, no establecieron sus dignas condiciones, ya que a ellos, como patrones de fábrica no les convenía.
Ideas socialistas
Fueron las ideas socialistas y comunistas las que crearon en los obreros la conciencia de clase, y su oposición a la sociedad capitalista, basada en un nuevo privilegio, ahora determinado por la riqueza, para reclamar por condiciones equitativas de labor.