Cuál es el Significado de Jornada - Concepto, Definición, Qué es Jornada

Definición de Jornada



1. Concepto de Jornada

La palabra jornada significa día, lo que es equivalente a las 24 horas que dura ese espacio temporal. Sin embargo hay jornadas que no duran todo el día, sino que se reducen a un cierto lapso dentro de esas 24 horas. Así se habla de jornada simple en el ámbito escolar cuando el aprendizaje se extiende en un solo turno: diurno (mañana o tarde) o vespertino. Las escuelas de doble jornada comprenden dos turnos: mañana y tarde.

La jornada laboral es el espacio de tiempo que se destina al trabajo. Durante la Edad Media los gremios fijaban las condiciones laborales y entre ellas, limitaban la jornada de trabajo. Durante la Revolución Industrial, la jornada laboral se hizo abusiva, trabajando los obreros de sol a sol, llegándose a trabajar hasta 16 horas diarias. Desde 1860 se comenzó a luchar para conseguir la jornada laboral de 8 horas. En 1884 la Federación de Trabajadores de EEUU y Canadá se reunió para lograr estas demandas.
A partir del 1 de mayo de 1886 manifestantes de Chicago que luchaban por este derecho, primero en huelgas y luego con manifestaciones, fueron brutamente reprimidos por la policía. Sin embargo esta lucha no fue vana, pues hoy la jornada laboral de 8 horas es una realidad en casi todo el mundo.
Cuando a los trabajadores se les abona su salario por día trabajado, a esa paga se la denomina jornal.
Cuando se reúnen en ámbitos académicos profesionales de cierta rama de actividad durante un día completo (con recesos de descanso) para debatir asuntos científicos se llaman jornadas profesionales o de capacitación.

2. Definición de Jornada

El término jornada generalmente se utiliza para designar el día completo compuesto por 24 horas, aunque esta duración en el tiempo y el espacio variarán dependiendo el contexto en el cual será aplicado el concepto.
Así y si bien no es muy común, la palabra jornada se utiliza en la jerga teatral para denominar a los distintos actos que la componen. Por ejemplo, se suele decir en la tercera jornada de la pieza aparecerá el personaje central de la misma. El término procede de las antiguas denominaciones del teatro clásico, pese a lo cual no ha perdido vigencia en el ambiente.
Asimismo, el término sirve para denominar a la reunión que un grupo de personas per se o agrupadas en algún tipo de organización celebran en un solo día o varios, durante seis horas aproximadamente, aunque, por supuesto, esto dependerá del tipo de convocatoria, la gente que asiste y la cantidad de disertantes que se presenten con la meta de expresar sus opiniones o ideas. Este tipo de reuniones suelen ser muy comunes entre los profesionales de la medicina, cualquiera sea la especialidad, para debatir, analizar y encontrar respuestas sobre determinadas afecciones y tratamientos a los que se suelen enfrentar. De acuerdo con la magnitud del evento, estas jornadas se denominan ateneos, talleres, workshops o comités.
También, las jornadas suelen ser muy comunes en las instituciones académicas, empresas y organismos públicos para celebrar o dedicarle el día a un tema en particular que está relacionado a sus quehaceres y que demanda una atención particular. Por ejemplo, un organismo público puede llevar a cabo unas jornadas para concientizar acerca de la discriminación.
Y por último la palabra jornada adquiere una especial importancia en el ámbito laboral, ya que el tiempo que cada empleado o trabajador dedica a cumplir con la tarea por la cual fue contratado se denomina jornada laboral o jornada de trabajo. Debe distinguirse el concepto de jornada de su parónimo y derivado “jornal”, relacionado con la ganancia por el trabajo desempeñado.
Generalmente, y a partir de lo que quedó establecido luego de la Conferencia General de la Organización Internacional del Trabajo que se llevó a cabo en la ciudad de Washington el 29 de Octubre del año 1919, la jornada laboral quedó establecida en las industrias a un máximo de 8 horas diarias y 48 semanales.
Una jornada de trabajo puede ser reducida, es decir, no llegar a las ocho horas diarias que señalamos antes, como consecuencia que el trabajo que se realiza este catalogado como insalubre, como puede ser aquel que se realiza en una cámara frigorífica, en un subterráneo o una mina. Asimismo, las guardias de los profesionales de la salud suelen considerarse como insalubres. En este contexto, es creciente la demanda por jornadas abreviadas en diversas partes del mundo.
Otras formas de jornada incluyen el formato continuado (extendido por más de 8 horas), las jornadas partidas, las tareas por turnos (en especial rotativos), las jornadas nocturnas y las denominadas horas extras o adicionales. Debe citarse en este contexto que la prolongación de la jornada de trabajo, motivada ya sea por motivos financieros (necesidad de más de un trabajo para lograr un ingreso hogareño básico) o profesionales (guardias médicas o policiales) se vinculan con numerosas repercusiones sobre la salud y la calidad de vida del trabajador. Por lo tanto, en condiciones óptimas, la jornada de trabajo debe acotarse a los términos de la Conferencia que indicábamos líneas arriba, para evitar repercusiones perjudiciales para la fuerza laboral individual y, a gran escala, sobre la sociedad toda. se considera prudente recordar que un trabajador de la salud o de la seguridad pública que se encuentra agotado física e intelectualmente durante su desempeño puede precipitar graves consecuencias para terceras personas.