Definición de Poder ‒ Significado de Poder

Poder – Su Definición y Conceptos 


Poder – Definición de Poder, Concepto de Poder, Significado de Poder

Concepto de Poder

La palabra poder presenta varios usos en nuestro idioma que a continuación repasaremos.
La potestad, la autoridad y la competencia que alguien dispone para llevar el mando de una organización, una empresa o grupo, o bien para llevar a la práctica alguna tarea, trabajo, o actividad, se conoce popularmente como poder. Por ejemplo, el gerente de recursos humanos de una empresa tiene el poder para de decidir, llegado el caso, quien ocupará un determinado puesto vacante en la empresa para la cual trabaja.
Por otra parte, la palabra poder es usada para referir la fuerza y el vigor que presenta alguna cosa o persona. Juan tiene un poder de convencimiento sobre sus amigos que es realmente digno de admiración; todos siempre terminan haciendo lo que él les aconseja.
Asimismo, cuando una persona, hoy, cuenta con la posesión y la tenencia de algo, se dirá que tendrá tal o cual cosa que sea en su poder. María Laura tiene los documentos de la cesión en su poder, pedíselos a ella.
También, en el ámbito político nos encontramos con una referencia para la palabra, asumiendo entonces la misma una consideración de tipo política, porque el poder en este contexto es la suprema autoridad que rige los destinos de una nación. En los sistemas democráticos de tendencia presidencialista, el presidente, máximo representante del poder ejecutivo, es quien asume y ostenta todo el poder de decisión y de coacción en el estado en el cual se desempeña como tal.
Por otro lado, el poder es un tipo de documento que un individuo realiza a favor de otro con la misión de otorgarle a este la facultad para que lo represente en alguna situación o en varias. Así, el presidente de una empresa puede realizar un poder general amplio a favor de su abogado para que este lo represente en asambleas, en entidades financieras y en cualquier otro tipo de evento. Solamente deberá presentar este documento que se rubrica ante escribano público y se asienta en escritura pública.

Definición de Poder

Aunque es muy importante conocer el significado de la palabra poder, también lo es el hecho de saber a ciencia cierta donde se encuentra el origen etimológico de la misma. Y tenemos que decir que este se halla en el latín vulgar y más concretamente en el concepto posere.
Un verbo el citado que vendría a traducirse como “ser posible” o “ser capaz de”, y que emana de la una expresión, pote est, que tiene el mismo significado que la mencionada forma verbal.
El término poder tiene múltiples definiciones y usos. Esta palabra, como sabrán muchos de ustedes, se utiliza para describir la facultad, habilidad, capacidad o autorización para llevar a cabo una determinada acción. El poder implica también poseer mayor fortaleza corporal e intelectual en relación a otro individuo y superarlo en una lucha física o en una discusión.
Por otra parte, tal como se puede leer en el diccionario de la Real Academia Española (RAE), el concepto de poder señala la posibilidad de que algo ocurra: “Puede que nieve esta noche”.
De todas formas, el uso más habitual del término refiere al control, imperio, dominio y jurisdicción que un hombre dispone para concretar algo o imponer un mandato. Así, el poder se relaciona con el gobierno de un país o con la herramienta en el que consta la facultad que un ser humano le otorga a otro para que, en representación suya, pueda llevar a cabo un cierto plan. El poder es, además, una posesión o la tenencia de algo (por ejemplo: “Ya tengo los documentos en mi poder”).
De esta forma, una oración que podría reflejar a la perfección lo señalado podría ser la siguiente: En el ayuntamiento de aquella gran ciudad, los candidatos a las elecciones dieron todo de sí para lograr salir vencedores pues quedó claro que todos querían hacerse con el poder.
Este concepto, al ser utilizado en combinación con otras palabras, permite nombrar diferentes situaciones. Así, el poder absoluto describe al despotismo; el poder adquisitivo, a la disponibilidad económica para comprar bienes y contratar servicios de diversa índole; el poder constituyente, a aquel que hace foco en la soberanía popular para lograr una organización mediante sus Constituciones; el poder ejecutivo, al que tiene a su cargo el gobierno del Estado y la observación de las leyes; el poder legislativo, al que supone la potestad para hacer y reformar las leyes; y el poder judicial, al que ejerce la administración de la justicia, entre otros.
Además de todo lo subrayado también hay que añadir que es muy frecuente que se hable de lo que se conoce como el cuarto poder. Esta es una expresión con la que intenta plasmarse la gran importancia que tiene la prensa hoy en la sociedad de todo el mundo. Y es que se considera que a través de los distintos medios que la integran se puede conseguir influir en la ciudadanía así como ofrecer una fuerte presión sobre los distintos dirigentes políticos.
De la misma forma, hay que hablar de lo que es el quinto poder. En este caso, bajo dicha denominación se engloba la Iglesia y la religión. Una institución o una doctrina que también tiene la capacidad para influir sobremanera sobre el ser humano.

Significado de Poder

La palabra poder, como verbo, se emplea como posibilidad de que suceda algún evento: “Puede ser que hoy ocurra el arribo de la nave”, o también como capacidad para realizar alguna cosa: “Puedo aprobar un examen, si estudio”
El poder implica además, el dominio o posesión sobre una cosa o persona, con facultad de determinar su destino, o producir consecuencias sobre ella “Estás en mi poder” “Tengo poder de decisión”. Ese poder puede ser ejercido por fuerzas sobrenaturales, como cuando hablamos del infinito poder de Dios, de decidir sobre la vida y la muerte, o corresponder al poder de fuerzas naturales, como el poder destructivo de una inundación o de un rayo.
Cuando el poder es ejercido por personas, se configura una relación de mando- obediencia, como cuando hablamos del poder de los padres sobre los hijos, conferido por la patria potestad, o el poder de los patrones sobre sus empleados, o el del maestro sobre sus alumnos. Generalmente el poder humano actúa ofreciendo premios o castigos para lograr en quienes deben obedecer, determinadas conductas. Muchas veces se emplea también el miedo o la coacción. Es deseable que en todos los casos el poder se ejerza dentro de límites razonables y con un propósito valioso y justificable. Por ejemplo, el padre que ejerza su poder para obligar al niño a asistir al colegio. El poder necesita consenso y legitimación, por lo cual quienes obedecen deben reconocer la autoridad de quien manda como legítima.
El poder como concepto político, se da dentro de la relación de mando y obediencia en las esferas de gobierno. En las democracias actuales, el poder como capacidad de mando y decisión, lo tiene el pueblo, que decide por mayoría quien o quienes lo representarán. Una vez elegidos los gobernantes estos reciben el poder delegado del pueblo, limitado por los otros poderes, y por un período de tiempo determinado. Los poderes del estado son: el ejecutivo, el legislativo y el judicial. Antes de la aparición de los gobiernos democráticos de la Edad Contemporánea, los reyes ejercían sobre sus súbditos un poder sin límites.