BUSCAR CONTENIDOS

Búsqueda personalizada

Concesiones e inversiones extranjeras en Venezuela

ADS

Educación Primaria - Cuarto a Sexto Grado



Una concesión es derecho que le otorga el Estado venezolano a una persona o institución para que realice actividades que, de acuerdo con la ley, están reservadas para el Estado. El Estado es el propietario de todas las riquezas que se encuentran en el suelo y subsuelo venezolano, para realizar la exploración y la explotación de un recurso se tiene que solicitar un permiso. Una vez que se da la autorización, el país entrega la concesión a la persona o institución que lo solicita. Al obtener la concesión comienza el proceso de inversión, que no es otra cosa que la utilización del capital con la finalidad de obtener un beneficio económico. 
En los primeros años de vida independiente, después de la liberación de España, en Venezuela no se hicieron grandes inversiones extranjeras. Fue a partir de 1870 en los períodos de Guzmán Blanco y Joaquín Crespo cuando se abrieron las puertas para tales inversiones, ofreciendo todo tipo de garantía y estímulos. Así fue como las compañías extranjeras realizaron explotaciones de oro, cobre, carbón y asfalto, aportando al país, capital extranjero y tecnología.
Una de las mayores inversiones que se hizo fue la construcción de la red ferroviaria de algunas regiones, como Caracas - La Guaira, Caracas - Valencia, entre otras. Algunas de estas inversiones no produjeron las ganancias que se esperaba e incluso algunas tuvieron pérdidas. El Estado venezolano tuvo que pagar tanto esas pérdidas como las ganancias que esos capitales no obtuvieron, para ello se recurrió a la solicitud de préstamos con bancos exteriores para solventar las deudas trayendo como consecuencia mayor endeudamiento del país.
Para esa época una de las concesiones más conocidas fue la llamada "Concesión Hamilton", otorgada a Horacio Hamilton en 1883, quien le concedió a una compañía extranjera (New York and Bermúdez Company) el derecho de explotar el asfalto y otros productos naturales que pudiera obtener en las tierras del Estado Bermúdez (hoy Anzáategui, Sucre y Monagas). Se le exoneró, entre otros privilegios, el pago de impuestos de importación y la libre navegación por los ríos. A cambio, el empresario sólo pagaría dos bolívares por cada tonelada de asfalto exportada y cinco céntimos por cada kilogramo de otros productos.
341
Las concesiones e inversiones en materia petrolera se vieron favorecidas con el ascenso al poder de Juan V. Gómez, quien comenzó a entregar en concesiones vastas porciones del territorio nacional para la exploración y explotación petrolera. Las empresas petroleras favorecidas con las concesiones estaban obligadas a iniciar la explotación en un periodo no mayor de cuatro años, el cual podría prorrogarse si se pagaba una multa de 2.500Bs y gozaban de los siguientes derechos:
  • Podían explotar cualquier riqueza del país.
  • Podían importar la maquinaria que necesitaran sin pagar el impuesto correspondiente.
  • Las concesiones se daban por un tiempo de 50 años.
    Los deberes de estas empresas petroleras con el Estado venezolano eran pagar:
  • Un bolívar por hectárea, como impuesto superficial,
  • Un royalty o regalía de 2Bs por cada tonelada métrica de petróleo producido, y 
  • El 50% de lo que pagaban por la importación de los productos refinado.
Se dice que las concesiones se le otorgaban primero a un venezolano y éste de inmediato las traspasaba a un inversionista extranjero a cambio de una millonaria suma de dinero. Además el área otorgada era muchas veces monstruosa, por la cantidad de hectáreas concedidas (millones), a cambio de ese regalo de la nación, la persona que lo recibió debía pagar al Estado lo expuesto anteriormente. Entre las primeras compañías a las que se le otorgaron concesiones a partir de 1913 se encontraban:
  • La New York and Bermúdez Company, la cual descubrió el campo Guanaco en Maturín (Monagas), que fue explotado dentro de los conceptos de la moderna industria petrolera.
  • En 1914, La Caribean Petroleum, hizo la perforación del pozo Zumaque 1 con el que se descubrió el primer campo gigantesco de petróleo crudo denominado Mene Grande (Edo. Zulia).
  • En 1917 la Venezuela Oil Concessions (Shell) exploró el pozo Sta. Bárbara 1 y encontró uno de los depósitos más grandes del mundo para la época, en el pozo Barroso 2, ubicado en la costa oriental del lago de Maracaibo (Edo. Zulia). Esta explotación llamó la atención por la potencialidad de los yacimientos nacionales y provocó una competencia desenfrenada entre las compañías petroleras por adquirir concesiones en Venezuela.
shell
  • Entre 1928 y 1913, la Standard Oil (Creole) descubrió grandes yacimientos.
  • La British Equatorial, en 1922, exploró el campo La Rosa en Cabimas (Edo. Zulia).
  • Lago Petroleum, descubrió yacimientos en Lagunillas (Edo. Zulia).
  • En 1923 se creó la Compañía Venezolana de Petróleo, conocida para la época como la compañía del General Gómez y era manejada por sus allegados. El gobierno les asignaba las áreas a ser explotadas y la compañía las traspasa a empresas extranjeras, obteniendo beneficios considerables.
El ingreso recibido por el fisco nacional con esta nueva actividad económica petrolera, controlada por los capitales y la tecnología extranjera, era muy modesto en relación con la producción petrolera, sólo una pequeña parte recibía el Estado venezolano por concepto de impuesto y la mayor proporción era tomada por los dueños de las compañías extranjeras que controlaban la economía monoproductora y monoexportadora de Venezuela.
torre
La legislación existente desde el periodo gomecista estaba dirigida a garantizar mayores ventajas y facilidades a las compañías petroleras, éstas gozaban de un régimen de exoneración de impuestos de aduana para la libre importación de todo lo que necesitaban para el desarrollo de la industria. Fue en el año 1943 cuando se promulgó la Ley de Hidrocarburos o Reforma petrolera. Esta ley decretada en el gobierno de Isaías Medina Angarita unificó y regularizó el desordenado régimen de concesiones petroleras que existía. Eliminó definitivamente las exoneraciones de impuestos a las compañías petroleras, determinó el impuesto que debería cobrarse por las diferentes actividades de exploración, explotación, refinación, tecnología y transporte. Además, previó un lapso de 40 años para que la industria petrolera revirtiera a manos del Estado, a fin de que en 1983 se vencieran las concesiones y pasaran en forma automática al Estado venezolano. En general, esta ley permitió al país mayor participación en los beneficios de la explotación petrolera.
pdvsa
maraven
lagologo
corpoven
La participación del capital extranjero en la actividad petrolera terminó con la nacionalización del petróleo en 1976. Desde entonces todas las fases de la actividad petrolera como la exploración, explotación, refinación, transporte, almacenamiento y comercialización interna y externa, están en manos del consorcio Petróleos de Venezuela (P.d.V.S.A). Éste agrupa a todas las compañías petroleras nacionales: Lagoven, Maraven, Corpoven.
concesiones

Tomado de:

Arias, A. (1979). Historia contemporánea de Venezuela. Venezuela: Editorial Romor
Rivas, E. (1993). Mi mundo 6º. Estudios sociales. Venezuela: Editorial Excelencia
Fundación Polar (2000). El negocio petrolero: Venezuela por un carril. El Nacional. Fascículo 17. pp. 193 - 204.


BUSCAR CONTENIDOS

Búsqueda personalizada

ADD THIS