Buscar contenidos

Búsqueda personalizada

Crisis del orden hispánico

Capítulo III. La ruptura independentista 1780 / 1821


Los imperios no son eternos. Llega un momento en el que hacen crisis y se desintegran. Así, los extensos dominios españoles se fueron deshaciendo y dieron origen al numeroso grupo de repúblicas independientes que en la actualidad ocupan el continente desde México hasta la Patagonia.
Pero no fue esa una desintegración pacífica. Venezuela y algunos de sus grandes hombres –como Miranda, Bolívar y Páez– jugaron un papel protagónico en ese proceso del que surgió una nación soberana, aunque obligada a reponerse de infinitas pérdidas y profundas heridas ocasionadas por la larga guerra que hizo posible su liberación.

Unidad 6. Crisis del orden hispánico 1780 / 1810


061-01
Conocido como el “primer criollo universal”, Francisco de Miranda participó en los acontecimientos más importantes de su época.

Durante el siglo XVIII se definen los rasgos más contradictorios de la sociedad colonial venezolana, la que se altera con la ruptura del nexo colonial. Los grupos subordinados expresan sus divergencias en aspiraciones de igualdad, asonadas y sublevaciones. Entre las más estudiadas, la primera es la sublevación de negros libres, esclavos e indios de Coro (1795); le sigue la conspiración de Manuel Gual y José María España, de la cual participan blancos y españoles de oficios liberales de La Guaira y Caracas (1797). Como una secuela de la anterior se produce el alzamiento de pardos, negros y mulatos en Maracaibo (1799).
Las invasiones de Miranda en 1806, responden a un proyecto de lucha por la independencia de América, sostenido por él en conexión con la política europea.
El rasgo común de estos procesos y de los subsiguientes esla influencia de las ideas de la Ilustración vigentes en Europa, sobre todo en Francia, relativas a la formación de estados independientes, la división de poderes y el reconocimiento de los derechos del hombre y del ciudadano.

Buscar Contenidos

Búsqueda personalizada