sábado, septiembre 07, 2013

Consolidación institucional

ADS

Capítulo 5. El guzmancismo: Un proyecto de país 1870 / 1899

Unidad 12. Falcón y Guzmán Blanco, el ejercicio federal 1870 / 1877


139-01

139-02El sistema político de Guzmán Blanco se basa en las obras públicas, la modernización legal e institucional del Estado, y la articulación entre su proyecto político y los negocios económicos, todo esto sumado a la fuerza de su liderazgo personal. Es un hombre cuidadoso con las formalidades legales; por eso, su primer paso después del 27 abril de 1870 es legitimar su gobierno mediante la convocatoria de un Congreso de Plenipotenciarios en Valencia, que lo nombra presidente del gobierno provisional con poderes dictatoriales, en vista de que debe pacificar el país. Y aunque la proclama revolucionaria desconoce las decisiones del gobierno anterior, aclara que los contratos no serán revisados.
La labor legislativa comienza enseguida: los decretos en favor de los agricultores y el de instrucción obligatoria, son decisiones destacadas en 1870. Les siguen otros que también persiguen objetivos programáticos: el registro civil de nacimientos, matrimonios y muertes y la ley del matrimonio civil, aprobada en 1873, que es incorporada junto a otras disposiciones en el Código Civil. En el mismo año se aprueban los códigos de Comercio, Penal, Militar, de Procedimiento Civil, de Hacienda. Se elimina la legislación colonial que obstaculiza las actividades económicas. En 1874, según los deseos de Guzmán, es reformada la Constitución federal: se adopta el sufragio público, escrito y firmado, un paso atrás en la democratización del sistema; se establece la responsabilidad legal de los funcionarios públicos por faltas a la constitución; se elimina la figura del designado en caso de ausencia del presidente, y se reduce el período presidencial a dos años.
Pese al intento de dar fuerte sustentación legal al sistema de gobierno, la cultura política basada en la personalidad del caudillo o del gobernante sigue siendo un elemento central. El sistema político descansa en gran medida en la autoridad de Guzmán y en su capacidad para manejar a sus acólitos y controlar o derrotar a sus enemigos. En su periplo, ningún otro personaje puede competir con él o poner en peligro su indiscutible liderazgo, aunque varios lo intentan desde la trinchera de la oposición armada o desde los mismos círculos que supuestamente le son afectos.
139-04

Contenidos Recomendados