Anglicanismo

La Iglesia Anglicana o Iglesia Nacional de Inglaterra fue fundada por el Rey Enrique VIII, quien fue inicialmente enemigo de los reformadores religiosos. Escribió contra ellos un libro que ganó las alabanzas del Papa León X y por él le otorgó el título de "Defensor de la Fe".
clip_image001

Rey Enrique VIII

Enrique VIII, después de diecisiete años de matrimonio con Catalina de Aragón, se enamoró de una dama de la reina, Ana Bolena, e inició entonces una lucha para lograr la anulación de su matrimonio con Catalina de Aragón. Recurrió al Papa, pero éste tampoco quería enemistarse con España, corte a la que pertenecía Catalina y, por lo tanto no dio la anulación del matrimonio.
Tomás Moro, erudito cercano al rey, quiso hacerlo desistir de su idea, pero el Consejero del Rey, Cromuel, le aconsejó que siguiera el ejemplo de los príncipes de Alemania: que se separara de Roma, se proclamara Jefe de la Iglesia y se apoderara de los bienes del clero. El rey siguió sus consejos, y una vez Jefe de la Iglesia anuló su matrimonio con Catalina y se desposó con Ana Bolena. El Papa rogó, amenazó y terminó excomulgando al rey.
clip_image002

Catalina de Aragón

Sin embargo, Enrique VIII consumó su revolución religiosa y obligó a todos a reconocer su supremacía religiosa. El Parlamento decretó que el clero debía plegarse a las órdenes reales y que el rey era el máximo poder dentro de la Iglesia Anglicana o Iglesia de Inglaterra. Todos los obispos fueron suspendidos, 370 monasterios fueron cerrados y sus bienes pasaron a manos de los aristócratas, 110 hospitales fueron suprimidos y los antiguos colonos de las tierras del clero quedaron sin tierras que cultivar.
A la muerte de Enrique VIII le sucedió en el trono su hijo menor Eduardo, bajo la regencia de un Consejo, en el que formaban parte Crammer y el Duque de Somerset, quienes eran calvinistas y le dieron al joven rey una educación fanática. El parlamento aprobó el uso del idioma inglés en sustitución del latín en los ritos religiosos, la abolición de la misa y el matrimonio de los sacerdotes.
A Eduardo VI, quien sólo duró 6 años en su reinado, le sucedió en el trono Juana Gray, otra hija del Rey Enrique VIII.
clip_image003

Eduardo VI

Pero el pueblo no la aceptó, e impuso a María Tudor, hija de Catalina, quien, como era católica, reestableció este culto en Inglaterra e impuso tribunales que juzgaban a aquellos que no profesaban la religión católica. Estos tribunales condenaban a "los sacrílegos" a la hoguera. Estos castigos le ganaron a María Tudor el apodo de María "la sanguinaria". María sólo gobernó entre 1553 y 1558, año en el cual murió.
En 1558 muere María Tudor y le sucede en el trono Isabel, la hija de Enrique VIII y Ana Bolena. La reina impuso el anglicanismo nuevamente y, como su padre, se declaró jefe de la Iglesia, imponiéndosele al Parlamento, el cual reconoció todo lo expuesto por Isabel.
Isabel I inició una persecución aún más fuerte contra los católicos que la que había realizado su padre, calificándoles como enemigos del trono.
En relación con la formación de la nueva Iglesia, en ella conjugaron elementos dogmáticos y prácticas religiosas del catolicismo y el calvinismo.
Del calvinismo tomó los dogmas, los sacramentos y el uso del idioma nacional como lengua religiosa.
clip_image004
De los anglicanos toma el dogma de la predestinación como forma de alcanzar el cielo. Mantiene sólo dos sacramentos: el bautismo y la cena. No llevan a cabo misas, sino reuniones comunitarias para hacer prédicas, oraciones y cantar himnos. Para sus oraciones usan el "Prayer Book" libro de oraciones que deben usar todos los anglicanos.
clip_image005

Tomado de:
Figueroa F., Julián. Historia Universal. Edit. Natura S.R.L., Caracas 1976.
Grimberg, Carl. La Reforma y Contrarreforma, Sociedad Comercial y Editorial Santiago Lameda. Caracas 1988.
Tovar, Delia. Historia Universal. Editorial Teduca. Santillana Caracas. S/A.
Yépez Castillo Aureo. Historia Universal. Editorial Larenda. Caracas 1995.
Bibliografía recomendada.
Marín Nelci y Leonor Acosta. Historia Universal. Edit. Santillana. Caracas 1997.
Ortega, David. Historia Universal. Edit. Oxford. University Press Venezuela C.A. Caracas 1999.
De los Ríos, Miguel. Historia Universal. Edit. Biosfera. Caracas Venezuela S/A.
Gómez Antonio y Gladis Camejo, Historia Universal. Edit. Salesiana Caracas 1993.
Direcciones web recomendadas.
www.encarta.com
http:/www.msstate.edu/archives/history

Contenidos Recomendados