Expansión árabe

clip_image001
Arabia está situada en el Asia meridional (cercano oriente) o sudoeste de Asia limita por el Norte con Siria, por el Sur con el Mar de Omán y el Golfo de Adén, por el Este con el Golfo Pérsico, y por el oeste con el Mar Rojo. Su clima es predominantemente desértico, a excepción de los oasis.

Los árabes antes de Mahoma.

En la antigüedad, según la tradición, existían en Arabia tres clases de habitantes: los cusitas mencionados en la Biblia, los árabes yectanidas y los ismaelitas.
Su cultura era rudimentaria; su religión politeísta, sus letras estaban dedicadas a la genealogía y la poesía, en la que sobresalían por su viva imaginación y su lengua rica en formas elegantes, también componían himnos religiosos y bélicos.
Los árabes no tenían unificación política. Estaban divididos en tribus independientes unas de otras, gobernadas por un jeque y cada familia por un Sheik o anciano. En épocas de guerra eran gobernadas por un Emir.
clip_image002
Así era la vida en la tierra en que Mahoma empezó a predicar la nueva religión.
Cuenta la historia que en el año 610 Mahoma se encontraba meditando en la cima de un monte, cuando se le apareció el Ángel Gabriel y le ordenó que predicara la religión en el nombre de Dios: Alá. Inició pues la prédica de la nueva religión, que contenía elementos judíos y cristianos.
clip_image003

El profeta del Islam

clip_image004

la piedra negra sagrada

Sus prédicas se iniciaron en La Meca en el año 611, primero entre sus familiares y después públicamente. Allí se encontraban los coreischitas, tribu que cuidaba según la tradición del momento la piedra negra sagrada a la que rendían culto, pues creían que ésta había sido dejada allí a Abraham por el Ángel Gabriel, ángel en el cual creían a pesar de existir numerosos dioses tribales y familiares.
Es por ello que las prédicas de la religión monoteísta planteada por Mahoma no gozaron de aceptación inmediata entre los hombres de La Meca. Por el contrario, los coreischitas iniciaron una persecución contra Mahoma y sus seguidores. Esta persecución los obligó a huir en el año 622 hacia Medina ya que Mahoma estaba amenazado de muerte por los hombres de La Meca. Este año es llamado el de la Egira o Era de los musulmanes y es tomado como el inicio del calendario islámico o musulmán.
clip_image005

La Meca

En Medina cambió radicalmente el discurso de Mahoma. De la prédica de paz y amor al prójimo hecha en La Meca, en ésta predicó el odio y la guerra hacia los enemigos de la nueva religión.
Inició así el combate contra los infieles. Se enfrentó a los coreischitas, sometió a sus tribus y destruyó sus ídolos. Comenzó así su engrandecimiento y envió emisarios a todos los lugares de Arabia con el fin de expandir su religión a todos los confines hasta que conquistó Arabia.
clip_image006

El Corán

El código religioso y civil del islamismo se encuentra en el Corán que según Mahoma, le fue entregado por el arcángel Gabriel.
Esta religión une lo temporal con lo religioso, su dogma fundamental es el monoteísmo. Un solo Dios, conocido como Alá, excluye el misterio de la Trinidad y el culto a las imágenes, considera que Abraham, Mahoma y Cristo son sólo profetas y que ninguno es representante de Dios.
Postula la resurrección final, el infierno y el paraíso. Este último consiste en la satisfacción de todas las pasiones humanas. Impone la oración cinco veces al día, el ayuno en el noveno mes o Ramadán, el cual consiste en no consumir alimentos sólidos desde que sale el sol hasta que se oculta, todos los días del mes. Impone también la Peregrinación a La Meca al menos una vez en la vida.
Toda autoridad está representada en el Corán y en él somete a la mujer a una condición inferior a la del hombre. Permite también la poligamia y el divorcio.
Pero, la prédica de Mahoma que alcanzó mayor espíritu religioso fue la prédica de la Guerra Santa, la cual estaba dirigida contra todos los infieles, pero respetaba a todos los cristianos y judíos.
clip_image007

Expansión del Islam

Tiene como base justificativa la Guerra Santa predicada por Mahoma que decía "Haced la guerra a los que no creen en Dios ni en su profeta. Hacedles la guerra hasta que paguen el tributo y sean humillados"
La Guerra Santa tenía un doble fin: ganar prosélitos o seguidores de la nueva religión e imponer el dominio árabe a otros pueblos.
La expansión árabe se produjo en tres períodos a los que se les ha dado el nombre de califatos:

Consecuencias de la expansión árabe.

La expansión árabe en el aspecto cultural representó un papel trascendental. Los árabes crearon una nueva cultura formada con los aportes árabes, orientales (persa, hindúes, chinos), helenísticos (aspectos bizantinos o griegos) y europeos (aportes españoles).
El uso de la matemática, su sistema de numeración y el uso del cero son producto de la cultura árabe al igual que el álgebra, la geometría y la trigonometría.
La práctica de la y el uso de numerosas sustancias, entre ellas el alcohol, también son aportes de los árabes.
Las obras de pensadores orientales y griegos fueron traducidas al árabe, y gracias a ellas los europeos volvieron a sus raíces culturales. La astronomía y la geografía, alcanzaron gran desarrollo.

De esta manera desaparece el imperio romano de Occidente. No así el de Oriente, el cual logró sobrevivir a los ataques de los bárbaros para desaparecer diez siglos después, cuando Constantinopla, su capital, cayó en poder de los turcos otomanos.
El periodo comprendido entre la caída del imperio romano de Occidente y el ocaso del de Oriente es importante, porque marca una etapa de la historia que se llama Edad Media o medioevo y que representa la segunda etapa de la historia de la humanidad.
clip_image008

Expansión Árabe


Bibliografía utilizada: tomado de:
- Fuentes Figueroa, Julián. Historia Universal. Edit Natura, SRL. Caracas 1976.
- De los Ríos, Miguel. Historia Universal. Editorial Santillana. Caracas 1997.
- Yépez Castillo, Aureo. Historia Universal. Editorial Larense. Caracas 1995.
Bibliografía recomendada:
- Cróquer Matilde. De ayer y hoy. Ediciones Cobo. Caracas s/a.
- Castillo Cruz. Historia Universal. Editorial Básica. Caracas 1989.
- Landaeta Belén. Historia Universal. Editorial Eneva. Caracas 1983
Fuentes de fotografias
http://www.el-mundo.es/ladh/numero41/dossier.html
http://www.culturabrasil.pro.br/imagens/caaba.jpg
http://www.ziad.hpg.com.br/meca.jpg
http://www.codeconet.com/lectorlibro/testimonio/coran.jpg

Contenidos Recomendados