La Comunidad Económica Europea (CEE)

clip_image001
La Comunidad Económica Europea nace con el fin de constituir una agrupación que luche y vele por los intereses económicos de los habitantes de los países miembros, de este modo establecer las condiciones necesarias para la formación y desarrollo de la industria y elevación del nivel de vida.
Alemania Federal, Bélgica, Francia, Italia, Luxemburgo y Holanda son los primeros países que la integran en 1957; primeramente instauran la EURATOM (para el desarrollo común de la energía atómica con fines pacíficos) y el Mercado Común Europeo, cuya finalidad es la eliminación de todos los derechos aduaneros dentro de la Comunidad y el establecimiento de aranceles comunes para las importaciones. Igualmente determinan el tipo de producción y la cuota que debe desarrollar cada nación.
Dinamarca, Inglaterra e Irlanda ingresan a la Comunidad En 1973, España en 1988; luego entran Portugal y Grecia. A partir de Enero de 1995 se incorporaron Finlandia, Suecia y Austria.
Son innumerables los logros que ha tenido la CEE a lo largo de su existencia pero cabe resaltar que ha logrado desarrollar una fuerza integradora y una importante acción que le ha permitido asegurar definitivamente el desarrollo de los países integrantes. Se presenta ante el mundo como ejemplo de lo que puede lograr la mutua cooperación, cuando se trata de solucionar los diferentes problemas, por graves que sean, que en un momento determinado afectan la vida de las naciones y el desarrollo pleno de sus comunidades.
A raíz de la Segunda Guerra Mundial (1939 - 1945) Europa había quedado muy maltrecha: gravísimos problemas de todo orden aquejaban a los pueblos debilitados y empobrecidos; pero la voluntad del hombre fue mayor que las dificultades producidas por las adversas circunstancias. Los líderes tomaron la determinación de unirse en bloque compacto para hacer resurgir a Europa de la terrible situación creada por la guerra durantes seis largos años.
De esa determinación surgió la Organización Europea para la Cooperación Económica; este organismo plurinacional se creó para programar, planificar y coordinar todos los aportes económicos dados por el grupo de naciones pactantes: Francia, Italia, Alemania Occidental, Luxemburgo, Holanda y Bélgica.
No obstante; la ayuda más significativa provino de los Estados Unidos con el llamado "Plan Marshall"; nombre obtenido del general Marshall, jefe del Estado Mayor de los Ejércitos Aliados, quien lo programó y lo puso en práctica con la aprobación del gobierno norteamericano. Con un poco más de 300 millones de dólares, Estados Unidos, a través del Plan, contribuyó en gran medida a resolver las graves dificultades de la economía europea.
En 1951 comenzó a operar la Comunidad Económica Europea del Carbón y del Acero, creada según el Plan Schuman de 1950; con ello esta Comunidad obtuvo consecuencias económicas importantes, además de las políticas, como fue el acercamiento de dos países, que para el momento se mantenían como enemigos irreconciliables: Francia y Alemania. Los seis estados de la llamada Pequeña Europa: Holanda, Bélgica, Italia, Francia, Luxemburgo y Alemania, aceptaron en esta institución una autoridad supranacional, lo que dio lugar al Mercado Común Europeo, constituido a través del tratado del 25 de marzo de 1957.
Actualmente la Comunidad Económica Europea que ahora se denomina CE- Comunidad Europea - UE Unión Europea, porque va más allá de los aspectos económicos, atiende todo lo relacionado con la flexibilidad y fortalecimiento de las tres cuartas partes de las transacciones comerciales de Europa, en lo interno y en las proyecciones internacionales.

Objetivos de la comunidad europea

clip_image002

Hoy día, la mayor parte de los países del llamado Mundo Libre Europeo, son integrantes de la Comunidad Económica; en Enero de 1995 llegaron a 15 naciones.
Cada nación - miembro nombra sus representantes para el Parlamento Europeo, que se reúne en Estrasburgo, Francia; allí, en forma conjunta, se discute y se acuerda la política económica de esos estados.
La integración se ha ido haciendo por etapas; en 1992 se llegó al total funcionamiento del Mercado Común: no hay aranceles aduaneros ni limitaciones fronterizas para los viajeros de esas nacionalidades; hay pasaporte común: Comunidad Europea y el nombre de cada país; el sistema bancario es unificado y moneda única.
Europa Oriental, ubicada en 1949 dentro de la órbita soviética, se agrupó en lo que se conoció como Consejo de Asistencia Económica Mutua, COMECON, integrado por: Unión de República Socialistas Soviéticas (URSS), Alemania Democrática Oriental, Polonia, Hungría, Checoslovaquia, Rumania y Bulgaria.
Como consecuencia de las reformas soviéticas (perestroika) los países de Europa Oriental se separaron del Bloque Soviético y dejó de funcionar el COMECON.
Todas esas transformaciones cambiaron el mapa de Europa: Alemania Oriental se unió a Alemania Occidental y formaron una sola nación; se separaron las quince repúblicas que habían formado la URSS; se dividió Checoslovaquia (República Checa y Eslava); y se dividió Yugoslavia (Croacia, Eslovenia, Bosnia - Herzegovina, Yugoslavia y Macedonia).
Las naciones que en la actualidad integran la Comunidad Europea (C.E.) son 15: República de Alemania, Francia, Italia, Reino Unido (Inglaterra), Irlanda del Norte, España, Portugal, Bélgica, Holanda, Dinamarca, Luxemburgo, Grecia, Finlandia, Suecia y Austria.

Importancia del comercio exterior en los países europeos.

El mundo moderno y las exigencias del desarrollo obligan a robustecer periódicamente los lazos comerciales con todas las naciones. El grupo de naciones integrantes de la UE tiene abundantes recursos de la tierra para abastecerse, pero ello no es suficiente para atender las demandas de su industrialización. En esto se basa el programa de comercial de la UE en la creación de una política de intercambio comercial, donde la escasez de unos sea atendida por la abundancia de otros.
La actividad del mercado internacional es sumamente dinámica; sin embargo se encuentra sometida a un conjunto de problemas y tendencias que afectan ese movimiento, tales como:
a. Las presiones de índole político a las que se ven sometidas las actividades del mercado exterior de las naciones. Esas presiones surgen de las tensiones establecidas en los bloques inscritos en la economía capitalista y en la economía socialista, presiones que han descendido en la actualidad.
b. Dificultades existentes entre los países de la Comunidad Europea y los países no integrantes de ese organismo internacional; esas dificultades son consecuencia de las barreras arancelarias que interfieren la fluidez del comercio, aún cuando esas naciones giran en la órbita de la economía capitalista.
Sin embrago en la actualidad se observa en CE perspectivas mayores y más, como:
1.- Las posibilidades de expansión del Mercado Común Europeo con la integración de Dinamarca, España, Portugal, Grecia, Finlandia, Austria y Suecia; naciones que, a partir del momento de su ingreso al organismo, han establecido variables que denotan el fortalecimiento y agilización de sus mercados con la globalidad del mercado de la Comunidad.
2.- Las políticas de la perestroika, el glasnot y la apertura que se ha implementado desde Moscú, establecen fórmulas avanzadas para estructurar una flexible programación de mercado entre los dos grupos, con miras a establecer efectivas relaciones.
3.- Una nueva proyección para la Comunidad Económica Europea con la ampliación de nuevas políticas comerciales con Estados Unidos, Japón y algunas otras naciones, lo que viene a favorecer decididamente los lazos comerciales entre las naciones del occidente europeo y los países ya mencionados.

Venezuela y la Comunidad Económica Europea.

Venezuela es un país que debe afianzar su política comercial con el exterior: ésta ha sido la más firme aspiración de los gobiernos venezolanos. En los últimos años los gobiernos democráticos han venido reforzando las estrategias para mantener el ritmo comercial, especialmente con las naciones del occidente de Europa.
Los grandes recursos petroleros de que dispone el país son la base más sólida para afianzar los lazos comerciales; pues, en estos últimos años, las tres cuartas partes de las exportaciones de petróleo, se destinaron a los países integrantes de la Comunidad Europea.
Pero no solamente es petróleo lo que puede venderse al exterior, especialmente hacia la Comunidad Europea; debe incentivarse y aumentarse, de manera sustancial, las exportaciones de otros productos nuestros que, por su excelente calidad, pueden enfrentar el reto de la competencia y conquistar nuevos mercados en Europa.
Así mismo, la política de importaciones debe orientarse hacia productos europeos que no se conozcan en nuestro mercado y que no produzcan los centros manufactureros venezolanos, pero que sirvan para mejorar la calidad de lo que aquí producimos.


Tomado de:
Encarta 2001.
Enciclopedia interactiva Santillana.
Gómez Espinoza,A. Arco Iris Básico. Editorial Salesiana. Caracas. 1.997.
García, P. y Vargas Ponce, J. Geografía General 7º Grado. Editorial Romor. Caracas. 2.000
Zamora H. Geografía General. 7º Grado. Ediciones Co-Bo. Caracas. 1.999
Manual del Docente Tercera Etapa Educación Básica, Area: Estudios Sociales
García P. y Vargas Ponce J. Geografía de Venezuela. 9º Grado. Editorial Romor. Caracas. 2.000
Zamora H. Geografía de Venezuela 9º Grado. Ediciones Colegial Bolivariana. Caracas. 1.999
Manual del Docente Tercera Etapa Educación Básica, Area: Estudios Sociales



















Contenidos Recomendados