La Gran Colombia

En 1819, en plena guerra por la Independencia, Bolívar propuso ante el Congreso de Angostura que Nueva Granada, Venezuela y Ecuador se unieran en una sola gran República llamada Colombia. Sin embargo, la idea de Bolívar no logró prosperar.
Mientras Bolívar trataba de consolidar la unión de Venezuela, Ecuador y Nueva Granada, ya Páez había convocado a un congreso para discutir los intereses del país a inicios de 1830. El 6 de mayo de ese año, el Congreso Constituyente de Venezuela se reunió en Valencia, formado en su mayoría por los personajes más notables de las regiones, terratenientes, militares y comerciantes.

Congreso de 1811

La Junta Suprema Conservadora de los Derechos de Fernando VII, surgida a partir de los sucesos del 19 de abril de 1810, convocó a elección de diputados para deliberar y decidir la emancipación política de Venezuela.
El 2 de marzo de 1811, se instala el primer Congreso de Venezuela, con la asistencia de diputados de Caracas, Barinas, Cumaná, Margarita, Trujillo, Mérida y Barcelona. Se procedió entonces a organizar al gobierno de manera provisional. Este Congreso aprobó por mayoría el proyecto de Declaración de la Independencia de Venezuela, iniciándose así la etapa histórica nacional de país independiente.
Sin embargo, el 21 de diciembre de 1811, el Congreso sanciona la primera Constitución. Así es disuelto el 4 de abril de 1812, cuando se le confieren facultades al Poder Ejecutivo para enfrentar la crisis de la recién creada República.
clip_image001

Simón Bolivar

Congreso de Angostura de 1819

Después de recuperar Oriente, controlar los Llanos y ocupar Guayana, Bolívar convocó al segundo Congreso de Venezuela. Éste se instaló el 15 de febrero de 1819 con representantes de las provincias venezolanas y de la provincia de Casanare de la Nueva Granada.
Al instalarse el Congreso, Bolívar pronuncia su célebre discurso y exclama: "¡Dichoso el ciudadano que bajo el escudo de las armas de su mando a convocado la Soberanía Nacional para que ejerza su voluntad absoluta!". Reconoce al Congreso como frente de la autoridad legítima, depósito de la voluntad soberana y árbitro del destino de la nación. Ante él depone el mando supremo y dice que solamente una necesidad forzosa, unida a la voluntad imperiosa del pueblo, le habría sometido al terrible y peligroso encargo de dictador.
Posteriormente, se dispuso a hacer la exposición de motivos del Proyecto de Constitución. Revisó el pretérito para ver cuál era la base de la República de Venezuela, repasando algunos conceptos de la Carta de Jamaica, cita a Montesquieu respecto a los ciudadanos para hacer las leyes y a Rousseau en cuanto a la desigualdad entre los hombres para afirmar: "El sistema de gobierno más perfecto es aquel que produce mayor suma de felicidad posible, mayor suma de seguridad social y mayor suma de estabilidad política".
clip_image002
Esto le sirve de fundamento para recomendar: "Un gobierno republicano ha sido, es y debe ser el de Venezuela. Sus bases deben ser la soberanía del pueblo, la división de los poderes, la libertad civil, la proscripción de la esclavitud y la abolición de la monarquía y de los privilegios".
Propuso la creación de un gran Estado con la reunión de la Nueva Granada y Venezuela y termina con las siguientes palabras dirigidas a los legisladores: "Dignaos conceder a Venezuela un gobierno eminentemente popular, eminentemente justo y eminentemente moral que encadene la opresión, la anarquía y la culpa. Un gobierno que haga reinar la inocencia, la humanidad y la paz. Un gobierno que haga triunfar, bajo el imperio de leyes inexorables, la igualdad y la libertad".
Después que Bolívar regresa victorioso de la campaña de liberación de la Nueva Granada, el Congreso le aprobó su solicitud de aprobar la ley fundamental de la República de Colombia, que consagró jurídicamente la formación de una sola República.

El Congreso de Cúcuta de 1821

Después de la Batalla de Carabobo, Bolívar amplía su visión para observar el panorama y buscar la manera de asegurar la libertad de toda América. Sabe que mientras haya países bajo el dominio español, la República de Colombia no puede considerarse totalmente libre.
Organiza en forma provisional el gobierno y dicta algunas medidas. Entre ellas, dejar en sus cargos a los regidores y alcaldes de la capital, declarar en vigencia la ley de sobre secuestros de propiedades de los emigrados dictada en Angostura y exigir empréstitos a los comerciantes y hacendados para la confección de uniformes militares.
clip_image003

General Francisco de Paula Santander

Pero estos empréstitos no dieron el resultado esperado debido a las condiciones paupérrimas en que se encontraba Venezuela. Sin embargo, Santander envió desde Bogotá a Bolívar treinta mil pesos para que emprendiera con su ejército el viaje hacia Nueva Granada.
El Congreso, reunido desde el 6 de mayo de 1821 en El Rosario de Cúcuta, lo había llamado. Pero antes de irse, encarga a Soublette de la vicepresidencia de Venezuela, nombrándolo director de las operaciones militares. Bajo las órdenes de Soublette, quedan tres generales en jefe. Bermúdez en las provincias Orientales (Guayana, Cumaná, Barcelona y Margarita), Páez en las de Caracas y Barinas, y Mariño en las provincias Occidentales (Coro, Trujillo, Mérida y Maracaibo). Al llegar a Cúcuta, Bolívar se da cuenta de las graves divisiones que se inician y de la anarquía que se hace latente.
clip_image004

Carlos Soublette

Con fecha 30 de agosto, el Congreso promulga la Carta Fundamental y dicta una ley de organización política que divide la República en siete departamentos: Orinoco, con las provincias de Guayana, Cumaná, Barcelona y Margarita; Venezuela, con las de Caracas y Barinas; Zulia, con las de Coro, Trujillo, Mérida y Maracaibo; Boyacá con las de Tunja, Socorro, Pamplona y Casanare; Cundinamarca, con las de Bogotá, Antioquía, Mariquita y Neiva; Cauca con las de Popayán y El Chocó y el departamento de Magdalena con las provincias de Cartagena e Islas adyacentes, Santa Marta y Río Hacha. En lo que respecta a Venezuela, la división corresponde a la organización militar que había dejado Bolívar.

Bolívar es elegido presidente y presta juramento como tal.

Mientras tanto, en Venezuela, un grupo de hombres influyentes, comienza a trabajar para lograr la disolución de la Gran Colombia, pues muchos caraqueños no estaban de acuerdo con los resultados del Congreso de Cúcuta. Estos sucesos hicieron que el Vicepresidente Santander enviara una comunicación al Senado para darle a conocer el malestar que reinaba en Caracas, lo cual podía traer graves consecuencias para la República.
Denunciaba que desde 1821 existía un partido que se proponía desacreditar la Constitución, atacar la unión entre Venezuela y la Nueva Granada, objetar las leyes, incitar el odio del pueblo contra las instituciones, el Congreso, el Ejecutivo y toda clase de autoridad.
El Congreso autorizó a Bolívar para que tomara medidas que juzgara oportuno y él, el 10 de marzo de 1825, dicta un decreto sobre conspiradores, con vigencia en la Provincia de Caracas y otros lugares donde lo exigieran las circunstancias.
La Municipalidad de Caracas, al analizar este decreto, encontró que era violatorio de la Constitución Nacional y reafirmó su oposición legal al gobierno central de Bogotá.

La Cosiata

Fue un movimiento separatista ocurrido en 1826, cuyo centro estuvo en la municipalidad de la ciudad de Valencia.
En este movimiento se colocan alrededor de la figura de José Antonio Páez dos grupos. Por una parte el de los antisanderistas valencianos, comandados por el doctor Miguel Peña y, por otra, el de los antibogotanos, reformistas dirigidos por la oligarquía caraqueña, este último grupo se le une como aliado en la búsqueda de sus fines políticos.
clip_image005

José Antonio Páez

Tanto el paecismo en Venezuela, como el santanderismo en la Nueva Granada y el grupo de catedráticos de legislación y economía política que mueven la masa estudiantil, se encargan de fomentar el descontento contra el Libertador. Lo presentan como una figura proclive a la tiranía y critican todos los actos de su gobierno.
Para ellos Bolívar era un usurpador de los derechos del pueblo, que quería imponer el despotismo militar por encima del orden y la potestad de las leyes. Predicaban el odio contra él, mientras procuran enaltecer la personalidad de Santander como digna de respeto y admiración.
clip_image006

Templo de San Francisco. Lugar donde se dió la Convención de Ocaña

La Convención de Ocaña y la dictadura de Bolívar.

Bolívar llegó a Bogotá de regreso de Venezuela el 10 de septiembre de 1827. El Congreso lo esperaba reunido en la iglesia de Santo Domingo, en donde presta el juramento de ley. Luego se dirigió al Palacio de Gobierno para asumir la Presidencia.
Después de aprobar todas las medidas que en ejercicio del poder extraordinario había dictado el Libertador, el Congreso clausuró sus sesiones el 5 de octubre.
El 30 de diciembre se efectuaron las elecciones para diputados a la convención. Ésta se realizó en Ocaña el 9 de abril de 1828. En ella, tenían mayoría los santanderistas, y los que estaban dispuestos a oponerse a Bolívar, a quien desacreditaban para obligarlo a dejar el gobierno.
clip_image007

General Pedro Alcántara Herrán

Los bolivarianos, quienes defienden el centralismo, llegan desorganizados y confiados en el prestigio del Libertador. Bolívar se traslada a Bucaramanga y deja la acción a sus seguidores. Santander, por el contrario, va a la Convención como diputado y dirige personalmente su fracción.
La Asamblea se transforma en un centro de acaloradas disputas. Los santanderistas, al salir de la Convención, celebraron una reunión donde planearon acciones revolucionarias.
Mientras tanto, el intendente de Cundinamarca, General Pedro Alcántara Herrán, convocó una asamblea popular el 13 de junio. En esta asamblea se acordó desconocer los actos emanados de la Convención de Ocaña, revocar los poderes conferidos a los diputados de la provincia y llamar a Bolívar para que se encargara del mando, con plenitud de facultades.
El Acta de Bogotá fue reproducida en todas sus partes, y el 24 de junio Bolívar hace su entrada a la capital para asumir la dictadura. Comenzó a legislar sobre materias importantes y el 27 de agosto dictó un decreto orgánico que sustituyó la Constitución. En él se reglamentaba la dictadura, se suprimía la Vicepresidencia de la República y se organizaba en forma distinta el Consejo de Estado.
Desde entonces, Bolívar se unió a las fuerzas retrógradas de la reacción colombiana para enfrentarse a los liberales. Se alió al clero, persiguió a las sociedades secretas (entre ellas a la masonería), restringió la enseñanza y puso en vigencia algunas leyes coloniales.
Bolívar duró en el mando supremo de la República desde el 24 de junio de 1828 hasta marzo de 1830.

El Congreso de Valencia.

Nuevamente, el sector paecista se reúne en Valencia para tratar si se debe esperar que el constituyente decrete la separación o si es conveniente separarse de hecho. El 28 de diciembre, resuelven desconocer la autoridad de Bolívar, la de su Consejo de Gobierno y la del Congreso, y declarar a Venezuela separada de la Gran Colombia. Encargan a Páez del mando, para que éste a su vez convoque un Congreso que redacte una Constitución.
La idea separatista de los paecistas no era un concepto unánime en toda Venezuela. La Provincia de Maracaibo se pronunció por la integridad de Colombia y la Presidencia Vitalicia de Bolívar. En Oriente, al igual que en otras ciudades como San Felipe, Barinas y El Tocuyo, predominaba la tendencia de que se constituyera una Confederación de Estados.
El 13 de enero de 1830, Páez promulga un decreto en el cual ordena la realización de elecciones para un Congreso que debe instalarse en Valencia el 30 de abril.
Bolívar había convocado a una Asamblea Constituyente hacía un año, y ésta inició sus sesiones en Bogotá el 20 de enero. La preside el general Antonio José de Sucre, y actúa como Vicepresidente el Obispo de Santa Marta, Monseñor José María Esteve.
Bolívar llamó a esta Asamblea "El Congreso Admirable". Asimismo, presentó ante el Congreso Constituyente su renuncia irrevocable a la Presidencia de la República y el 1 de mayo de 1830 encargó del Ejecutivo al General Domingo Caicedo.
clip_image008

General Domingo Caicedo

La nueva Constitución fue concluida por el Congreso Admirable el 29 de abril, fue firmada el 4 de mayo, y el 5, mediante un decreto, se le ofreció a las provincias venezolanas. El 6 se instaló el Congreso de Valencia y ante él fue enviado, en misión especial, el granadino Juan de Dios Aránzazu, pero sus gestiones conciliatorias no resultaron.
El 22 de septiembre el Congreso de Valencia sancionó la nueva Constitución, con lo cual quedaba consumada definitivamente la separación de Venezuela de la Gran Colombia.
El Libertador pasa de Cartagena a Soledad y de allí a Barranquilla. El 1 de diciembre llega por mar a Santa Marta, el 6 es llevado a la Quinta San Pedro Alejandrino, donde murió el 17 de diciembre a la edad de 47 años.
clip_image009

Tomado de:

Gil Fourtoul, José (1954). Historia constitucional de Venezuela. Tomo II. Colección Bohemia. Caracas.
Hurtado Leña, Miguel (1998). Historia de Venezuela. Oxford University. Caracas.
Magallanes, Manuel Vicente (1972). Historia Política de Venezuela. Tomo 2. Madrid.
Bibliografía recomendada:
Bracho, América y Cróques, Matilde (1994). Nuestra Historia. Ediciones Cobo. Caracas.
González, Eloy (1930). Historia de Venezuela. Desde el descubrimiento hasta 1830. Tomo II. Editorial Elite. Caracas.
Fuentes de fotografias
http://www.arts.auckland.ac.nz/online/history103/images/bolivar.jpg
http://www.asambleanacional.gov.ve/ns2/arte.asp?codp=62
http://www.asambleanacional.gov.ve/ns2/arte\p70.jpg
http://www.asambleanacional.gov.ve/ns2/arte\p72.jpg
http://www.mincultura.gov.co/museos/museos.htm#
http://www.geocities.com/raicespaisas/independencia_y_republica.htm
http://www.banrep.gov.co/blaavirtual/letra-b/biogcircu/caycdomi.htm









































Contenidos Recomendados