Luteranismo

Recibe el nombre de Luteranismo, la iglesia protestante surgida en Alemania como consecuencia de la protesta al estado de corrupción en que vivía la Iglesia Católica. Su creador fue Martín Lutero, quien después de la publicación de Bula de las Indulgencias por el Papa León X, consideró que la corrupción eclesiástica había alcanzado el límite. Por ello publicó un documento conocido como las 95 tesis de Lutero. En él, Lutero resume la doctrina cristiana en su forma primitiva y luego hace una crítica de la situación de la iglesia, protestando la prédica de la indulgencia como medio para alcanzar la salvación del alma, ya que ni el papa, ni los sacerdotes tenían ingerencia sobre la vida después de la muerte.
clip_image001

Martin Lutero

Lutero fue llamado por el Cardenal de Sajonia, para que se retractara de sus planteamientos. Sin embargo, Lutero no lo hizo y continuó publicando escritos alusivos a la situación de la Iglesia. Escribió entre otras obras el "Cautiverio Babilónico de la Iglesia", el "Manifiesto a Nobleza Cristiana de Alemania", "La Libertad del Cristiano" y finalmente "Contra la Bula de Anticristo".
clip_image002

Lutero expone sus tesis ante Carlos V

Cuando publicó esta última, el Papa León X publicó una nueva Bula: la "Decet Romanun Pontificem", según la cual Lutero era expulsado de Alemania y si no se retractaba de lo planteado en sus escritos podía ser condenado a la hoguera. Lutero no se retractó, pero, sin embargo, no fue condenado de muerte.
Le fue otorgado un salvoconducto que le permitía abandonar Alemania. Posteriormente Federico de Sajonia le permitió permanecer escondido en su territorio. Lutero permaneció allí durante 10 meses, tiempo que aprovechó para traducir el nuevo testamento de la Biblia al alemán.
Las prédicas de Lutero se fueron propagando entre los príncipes y campesinos de Alemania, quienes aprovecharon estas prédicas como justificación para confiscarle los bienes a la iglesia. En 1530 el Emperador llamó a otra reunión con el fin de lograr una reconciliación entre los católicos y los protestantes.
En esta reunión, conocida como la Dieta de Augsburgo, no se logró la reconciliación de las iglesias. Por el contrario, el seguidor de Lutero, Melanchton, publicó la Confesión de Augsburgo, en la que presentó los dogmas y principios de la Iglesia Luterana. Con estos dogmas comenzó la existencia y ordenamiento de la Iglesia Luterana como tal.

clip_image003

Tomado de:
Figueroa F., Julián. Historia Universal. Edit. Natura S.R.L., Caracas 1976.
Grimberg, Carl. La Reforma y Contrarreforma, Sociedad Comercial y Editorial Santiago Lameda. Caracas 1988.
Tovar, Delia. Historia Universal. Editorial Teduca. Santillana Caracas. S/A.
Yépez Castillo Aureo. Historia Universal. Editorial Larenda. Caracas 1995.
Bibliografía recomendada.
Marín Nelci y Leonor Acosta. Historia Universal. Edit. Santillana. Caracas 1997.
Ortega, David. Historia Universal. Edit. Oxford. University Press Venezuela C.A. Caracas 1999.
De los Ríos, Miguel. Historia Universal. Edit. Biosfera. Caracas Venezuela S/A.
Gómez Antonio y Gladis Camejo, Historia Universal. Edit. Salesiana Caracas 1993.
Direcciones web recomendadas.
www.encarta.com
http:/www.msstate.edu/archives/history

Contenidos Recomendados