Unidades del Paisaje Natural

Sobre la superficie terrestre los fenómenos guardan una estrecha relación; en algunos casos estas relaciones son fáciles de observar, en otras no es tan sencillo distinguirlas.
En este tema se tratará la influencia ejercida por el clima sobre la vegetación y a su vez cómo las diferentes formaciones vegetales prácticamente están determinadas por el clima. Entre las formaciones vegetales se trataran: selvas, sabanas, desiertos, estepas, taings, tundras, además de bosques y praderas.

Formaciones Vegetales

clip_image001

Selva:

Son grandes formaciones de heterogénea complejidad, tanto en sus especies arbóreas como en los ejemplares de vegetación complementaria como parásitas, musgos, helechos, bejucos, etc.
La región selvática se localiza a lo largo y ancho de la zona ecuatorial, entre los 10º de latitud norte y los 10º de latitud sur, son áreas de gran temperatura e índice de pluvialidad, resaltan en el ámbito mundial, las selvas del Amazonas, de la cuenca del Río Congo y las selvas del Archipiélago polinésico.
En Venezuela tenemos como prototipo de región de selvas, la mayor parte de las tierras ubicadas al sur del río Orinoco, donde las condiciones del clima y de las tierras favorecen este tipo de vegetación.

Sabanas:

Son tierras extensas de relieve casi plano, con moderado declive, en las cuales la vegetación herbácea es predominante. La aparición de la sabana podría deberse a las características del suelo, o fuegos periódicos provocados por rayos o por la acción humana y a la influencia del clima.
Este tipo de región se localiza después de los 10º de latitud norte o sur y se presenta casi siempre adyacente a la región selvática.
El clima en esta región es cálido, por encima de los 25º C. Se presentan abundantes precipitaciones en un marco estacional.
Su vegetación es esencialmente de gramíneas; pero en las orillas de los ríos se encuentran, en forma densa, los llamados bosques de galería.
La hidrografía en estas regiones está influenciada por el régimen de las precipitaciones estacionales.
Los suelos, en las sabanas tienen poca profundidad y en algunas áreas muestran capas de naturaleza ferruginosa.

Desiertos:

Son las regiones áridas de la tierra, con escasez o carencia de precipitaciones, poca o mala vegetación.
Los desiertos se localizan entre los 10º y 23º de latitudes norte y sur.
Las precipitaciones se presentan con menos de 100 mm anuales de lluvia, por consiguiente, no hay condiciones para la existencia de vegetación, a excepción de la xerófila.
La hidrografía es escasa y las corrientes se consumen en las arenas calcinadas.
En la actualidad la palabra desierto, también se aplica a las regiones de hielos y nieves perpetuas de latitudes polares (Groenlandia); así como las regiones de latitudes medias del interior de los continentes con escasas precipitaciones (Gobi), así como las regiones costeras comprendidas entre los 5º y 30º de latitud, sometidas a la influencia de las corrientes marítimas frías y con temperaturas estivales frescas para su latitud (Atacama).
Los desiertos aparecen por una combinación de climas, rasgos geológicos y acción antrópica.

Estepa:

Se trata de un paraje llano y muy extenso que carece casi por completo de vegetación arbórea. El término estepa, en sentido estricto, tiene su origen en la palabra rusa stepj (traducido como desierto, no cultivado).
Pertenece al bioclima semiárido, frontera entre el desierto y las zonas con vegetación arbolada, en este clima aumenta la amplitud térmica, los veranos son más calurosos, los inviernos mucho más fríos y la temperatura media anual desciende; las precipitaciones disminuyen y los veranos se vuelven cada vez más áridos.

Taing:

Término ruso que designa el área boscosa constituida por coníferas, que se extienden por el norte de Eurasia y Norteamérica, entre los territorios ocupados por las praderas de los climas templados y la tundra de la región polar.
Las escasas especies arbóreas que se desarrollan en esas latitudes, representadas por las piceas, pinos silvestres, abetos y abedules plateados, se adaptan a las difíciles condiciones climáticas ya que tienen que soportar fuertes vientos y temperaturas muy bajas durante los largos y fríos inviernos.

Tundra:

Es un terreno abierto y llano que ocupa la mayor parte de la tierra, se extiende entre el límite septentrional del bosque y las regiones polares de hielo y nieves perpetuas. La superficie presenta un aspecto pedregoso o pantanoso, la vegetación dominante se compone de ciperáceas, ericáceas, musgos y líquenes, así como sauces del Ártico en algunas zonas más restringidas; en las montañas de la zona templada aparece un tipo de planicie altitudinal de los árboles, a la que se denomina tundra alpina. En la región antártica también existen algunas zonas de tundra.

Bosques:

Son comunidades vegetales, predominantemente de árboles u otra vegetación leñosa, que ocupa gran extensión de tierra con temperatura cálida.
Estas regiones se localizan desde los 30º hasta los 50º de latitud norte.
Por lo general la vegetación es de coníferas y en las partes bajas del suelo sobresalen helechos, musgos y algunas parásitas.
Los suelos tienen capa más o menos gruesa de humus y elementos de alguna condición fértil.
La hidrografía se muestra con buen caudal en la primavera y verano, a mediados de otoño empiezan las aguas a mostrarse en condición gélida.
Clasificación de los bosques:
  • Bosques Caducifolios: regiones templadas
  • Bosques Monzónicos: sureste asiático e India.
  • Bosques de Sabana: regiones entre el desierto y el bosque tropical.
  • Bosques de Coníferas: Norte de Eurasia y América del Norte.
  • La Pluvisilva: África central, cuenca de Amazonas.
  • Bosques Templados y Subtropicales: costa de América del Norte y regiones de Asia oriental e islas del Caribe.

Pradera:

Es un ecosistema en el que las gramíneas, juncias y otras plantas de pastizal constituyen la vegetación dominante. Aunque en las praderas de las regiones templadas pueden existir más de 50 especies de plantas vasculares y en las praderas tropicales más de 200, en general, dos o tres especies de gramíneas son las que dominan más del 60% de la biomasa del terreno.
Las praderas pueden clasificarse como naturales, seminaturales y cultivadas, y ocupan grandes masas continentales.
La precipitación en las praderas está entre los 250 y 750 mm anuales, con un alto grado de evaporación y sequías anuales estacionales.
Los suelos son muy fértiles, la hierba produce un mantillo de especial riqueza orgánica.

Tomado de:
Encarta 2001.
Enciclopedia interactiva Santillana.
Gómez Espinoza,A. Arco Iris Básico. Editorial Salesiana. Caracas. 1.997.
García, P. y Vargas Ponce, J. Geografía General 7º Grado. Editorial Romor. Caracas. 2.000
Zamora H. Geografía General. 7º Grado. Ediciones Co-Bo. Caracas. 1.999
Manual del Docente Tercera Etapa Educación Básica, Area: Estudios Sociales
García P. y Vargas Ponce J. Geografía de Venezuela. 9º Grado. Editorial Romor. Caracas. 2.000
Zamora H. Geografía de Venezuela 9º Grado. Ediciones Colegial Bolivariana. Caracas. 1.999
Manual del Docente Tercera Etapa Educación Básica, Area: Estudios Sociales

Contenidos Recomendados