BUSCAR CONTENIDOS

Búsqueda personalizada

Un simple trabajador - Educar Valores y el Valor de Educar. Parábolas

ADS

Parabolas e Ilustraciones para Educar en Valores

Contenidos de Parabolas e Ilustraciones
Cuenta Ed Paterman que nunca le gustó oír a hurtadillas las conversaciones ajenas, pero una noche, al cruzar el patio, se sorprendió haciéndolo. Su esposa, en la cocina, hablaba con su hijo menor que estaba sentado en e¡ suelo. Se detuvo junto a la puerta a escuchar sin hacer ruido y luego escribió este relato.
Al parecer, algunos chicos habían estado en mi casa vanagloriándose de sus padres que eran altos ejecutivos. Luego todos le preguntaron a nuestro hijo Roberto:
—Y tu papá ¿a qué se dedica?
Roberto murmuró, apartando la vista:
—Es un simple trabajador.
Mi esposa esperó a que todos se fueran y luego llamó a nuestro pequeño.
—Tengo algo que decirte, hijo. —Le dio un beso en el hoyuelo de la barbilla—. Has dicho que tu papá es un simple trabajador y es verdad. Pero como dudo lo que eso significa para ti, quiero explicártelo.
Esas importantes industrias que hacen grande a nuestro país, las pequeñas tiendas, los camiones que llevan y traen las mercancías, todo depende de simples trabajadores. Cada vez que veas construir una casa, hijo, recuerda que es el simple trabajador el que hace las grandes obras.
Es cierto que los ejecutivos tienen lindos escritorios y nunca se ensucian la ropa. Planean operaciones importantes o diseñan grandes proyectos. Pero sin el simple trabajador no podrían llevarlos a cabo.
Si los jefes abandonan sus despachos para tomarse un año de vacaciones, las ruedas de la industria podrían seguir girando. Pero si los hombres como tu papá no se presentan a trabajar, las empresas no funcionan. El más simple de los trabajadores es indispensable para hacer una gran obra—.
Disimulé una lágrima y, carraspeando para hacerme oír, abrí la puerta. Mi hijo se levantó de un brinco con los ojos encendidos de alegría y me dio un abrazo. Enseguida me dijo:
—¿Sabes, papá?, estoy muy orgulloso de ser hijo tuyo.

Recuperado para fines educativos del libro:
Educar Valores y el Valor de Educar. Parábolas
Autor: Antonio Pérez Esclarin

BUSCAR CONTENIDOS

Búsqueda personalizada