Puntos Sobresalientes de Rut 1 a 4 - Escuela del Ministerio Teocrático

Escuela del Ministerio Teocrático - Información para el estudio personal

Lectura de la Biblia: Rut 1 a 4 (8 min.)


(Rut 1:1)

Ahora bien, aconteció en los días en que los jueces administraban justicia que surgió un hambre en el país, y un hombre procedió a ir de Belén de Judá a residir como forastero en los campos de Moab, él con su esposa y sus dos hijos.

*** w12 1/7 pág. 23 “A donde tú vayas yo iré” ***
El pequeño país de Moab, donde se crió Rut, estaba situado al este del mar Muerto. Se encontraba en una región de altas mesetas cortadas por profundos barrancos y donde los árboles escaseaban. “Los campos de Moab” solían ser tierras de cultivo fértiles, incluso cuando el hambre asolaba Israel. De hecho, esa fue la razón por la que Mahlón y su familia conocieron a Rut (Rut 1:1).
Debido a la hambruna que había en Israel, Elimélec —el esposo de Noemí— decidió abandonar su lugar de origen y mudarse a Moab con su esposa y sus dos hijos. Esta mudanza de seguro puso a prueba la fe de toda la familia, pues los israelitas debían ir periódicamente al lugar sagrado que Jehová eligiera para ser adorado (Deuteronomio 16:16, 17).

(Rut 1:4)

Más tarde los hombres tomaron para sí esposas, mujeres moabitas. El nombre de una era Orpá, y Rut el nombre de la otra. Y siguieron morando allá por unos diez años.

*** w12 1/7 págs. 23-24 “A donde tú vayas yo iré” ***
Es muy probable que Noemí volviera a sufrir al ver que sus hijos se casaban con mujeres moabitas (Rut 1:4). Ella sabía que Abrahán, antepasado de Israel, hizo todo lo posible por conseguir una esposa para su hijo Isaac de entre sus parientes, pues estos adoraban a Jehová (Génesis 24:3, 4). Además, la Ley mosaica advertía a los israelitas del peligro de que sus hijos e hijas se casaran con extranjeros: la nación podía caer en la idolatría (Deuteronomio 7:3, 4).
Aun así, Mahlón y Kilión eligieron a dos moabitas como esposas. Aunque tal vez Noemí estaba preocupada o decepcionada, se esforzó por mostrar bondad y amor a sus nueras, Rut y Orpá. A lo mejor abrigaba la esperanza de que algún día adoptaran su religión. De cualquier modo, sabemos que ellas la amaban.

(Rut 1:5)

Con el tiempo, ellos dos, Mahlón y Kilión, también murieron, de modo que la mujer quedó sin sus dos hijos y sin su esposo.

*** w12 1/7 págs. 24-25 “A donde tú vayas yo iré” ***
De cualquier modo, sabemos que ellas la amaban. La buena relación que las tres habían forjado las mantuvo en pie cuando la tragedia volvió a azotar a la familia. Cuando ni siquiera habían podido tener hijos, Rut y Orpá enviudaron (Rut 1:5).
Ante semejante golpe, ¿le sirvió de algo a Rut su religión? Lo más probable es que no. En Moab se rendía culto a muchos dioses, entre quienes destacaba Kemós (Números 21:29). Según parece, los moabitas llegaron a sacrificar niños, lo que muestra que la crueldad y los horrores de aquella época impregnaban su religión. Cualquier cosa que Mahlón o Noemí le hubieran enseñado a Rut sobre el amoroso y misericordioso Dios de Israel debió haberla impresionado muchísimo. ¡Tremenda diferencia! Jehová gobierna con amor y no infunde terror en sus siervos (Deuteronomio 6:5). Tras una pérdida tan devastadora, es probable que Rut se acercara más a Noemí. Podemos imaginarla escuchando a su envejecida suegra mientras esta le hablaba del Dios todopoderoso, de sus magníficas obras y de cómo cuida de su pueblo con amor y compasión.

*** w09 1/2 pág. 14 ¿Cuál es su nombre? ***
En ocasiones era un rasgo físico lo que determinaba el nombre de la persona. Por ejemplo, uno de los hijos de Isaac y Rebeca nació cubierto de vello rojizo. Así que lo llamaron Esaú, que en hebreo significa “Velludo” (Génesis 25:25). Por otra parte, el libro bíblico de Rut cuenta que Noemí tenía dos hijos: Mahlón (“Enfermizo”, “Inválido”) y Kilión (“Fragilidad”). No se sabe si los llamaron así al nacer o después; en cualquier caso, sus nombres fueron apropiados, pues ambos murieron jóvenes (Rut 1:5).

(Rut 1:6)

Y procedió a levantarse con sus nueras y a volver de los campos de Moab, porque en el campo de Moab había oído que Jehová había dirigido su atención a su pueblo y le había dado pan.

*** w12 1/7 pág. 25 “A donde tú vayas yo iré” ***
Noemí estaba pendiente de cómo iban las cosas por su país. Un buen día, tal vez de boca de un mercader, oyó que ya no había hambre en Israel porque Jehová había acudido en ayuda de su pueblo. Belén volvía a hacer honor a su nombre, que significa “Casa de Pan”. Así que Noemí decidió regresar a su antiguo hogar (Rut 1:6).

(Rut 1:8)

Por fin Noemí dijo a sus dos nueras: “Anden, vuélvanse, cada una a la casa de su madre. Que Jehová ejerza bondad amorosa para con ustedes, así como ustedes la han ejercido para con los hombres ya muertos y para conmigo.

*** w12 1/7 pág. 25 “A donde tú vayas yo iré” ***
A medida que las tres viudas avanzan por el camino, otra preocupación ronda por la cabeza de Noemí. Está pensando en las dos jóvenes que la acompañan y que tanto amor le han dado a ella y a sus hijos. No quiere que sufran más. Está convencida de que no tendrá nada que ofrecerles si dejan todo para ir con ella a Belén.
Noemí no puede contenerse más y les suplica: “Anden, vuélvanse, cada una a la casa de su madre. Que Jehová ejerza bondad amorosa para con ustedes, así como ustedes la han ejercido para con los hombres ya muertos y para conmigo”. Noemí les desea que Jehová las recompense a cada una con un esposo y una nueva vida. El relato continúa: “Entonces las besó, y ellas se pusieron a alzar la voz y llorar”. No es de extrañar que Rut y Orpá quisieran tanto a su bondadosa y generosa suegra. De hecho, las dos mujeres le responden con insistencia: “No, sino que contigo volveremos a tu pueblo” (Rut 1:8-10).

*** w05 1/3 págs. 26-27 Puntos sobresalientes del libro de Rut ***
1:8. ¿Por qué dijo Noemí a sus nueras que volvieran “cada una a la casa de su madre” en vez de a la casa de su padre? No se indica si el padre de Orpá había fallecido o no, pero el padre de Rut aún vivía (Rut 2:11). Con todo, Noemí hizo alusión a la casa de su madre, tal vez con la idea de evocar el consuelo del cariño materno. Aquel recuerdo sería un bálsamo para esas dos mujeres afligidas por tener que separarse de su querida suegra. Este comentario quizás indique también que, a diferencia de Noemí, las madres de Rut y Orpá tenían hogares sólidamente establecidos.

Descargar la información completa en archivo digital para Computadora Portatil (Laptop), Tableta (Tablet PC) y Teléfono Inteligente (Smartphone)

Descargar información para el Estudio Personal para Computadora Portatil (Laptop), Tableta (Tablet PC) y Teléfono Inteligente (Smartphone)

Descargar información para el Estudio Personal para Computadora Portatil (Laptop), Tableta (Tablet PC) y Teléfono Inteligente (Smartphone)