Puntos sobresalientes de la Biblia: 1 Samuel 19 a 22 > Escuela del Ministerio Teocrático

ADSBYGOOGLE

Escuela del Ministerio Teocrático - Información para el estudio personal

Lectura de la Biblia: 1 Samuel 19 a 22 (8 min.)


1 SAMUEL 19:5


“Y procedió a poner su alma en la palma de su mano y a derribar al filisteo, de modo que Jehová ejecutó una gran salvación para todo Israel. Tú lo viste, y te entregaste al regocijo. ¿Por qué, pues, debes pecar contra sangre inocente, haciendo que se dé muerte a David sin causa?”.”

*** it-2 pág. 293 Mano ***
‘poner la propia vida de uno en su mano o en la palma de su mano’, arriesgar la vida (1Sa 19:5; Job 13:14);

1 SAMUEL 19:11


“Más tarde Saúl envió mensajeros a la casa de David para vigilarla y para que se le diera muerte por la mañana; pero Mical su esposa informó a David, y dijo: “Si no dejas que tu alma escape esta noche, mañana serás hombre muerto”.”

*** it-2 pág. 925 Samuel, Libros de ***
El que el rey Saúl enviase mensajeros para vigilar la casa de David a fin de matarlo sirve de fondo para el Salmo 59. (1Sa 19:11.)

1 SAMUEL 19:13


“Entonces Mical tomó la imagen de terafim y la colocó sobre el lecho, y puso una red de pelo de cabra en el lugar de su cabeza, después de lo cual la cubrió con una prenda de vestir.”

*** w04 1/6 pág. 29 Preguntas de los lectores ***
Preguntas de los lectores
¿Por qué permitió David, un siervo fiel de Jehová, que su esposa Mical tuviera una imagen de terafim, es decir, un ídolo, como se indica en 1 Samuel 19:12, 13?
En primer lugar, examinemos brevemente el contexto. Cuando la esposa de David se enteró de que el rey Saúl había tramado matar a este, ella actuó sin demora. La Biblia dice: “Mical hizo que David descendiera por la ventana, para que se fuera y huyera y escapara. Entonces Mical tomó la imagen de terafim [que al parecer, tenía el tamaño y la forma de un hombre] y la colocó sobre el lecho, y puso una red de pelo de cabra en el lugar de su cabeza, después de lo cual la cubrió con una prenda de vestir”. Cuando los enviados de Saúl llegaron para apoderarse de David, Mical les dijo: “Está enfermo”. La estratagema permitió ganar un tiempo valioso, y David logró escapar (1 Samuel 19:11-16).
Los hallazgos arqueológicos indican que en tiempos antiguos, las imágenes de terafim no solo se usaban con fines religiosos, sino también para propósitos legales. Así como las escrituras de propiedad y los testamentos escritos determinan los derechos hereditarios hoy día, en aquel entonces las imágenes de terafim podían, en ciertas circunstancias, dar a un yerno el derecho de reclamar la herencia de su difunto suegro. Este hecho tal vez explique por qué, en una ocasión anterior, Raquel tomó las imágenes de terafim de su padre, y por qué él estaba tan ansioso por recuperarlas. En este caso, el esposo de Raquel, Jacob, no sabía lo que había hecho su esposa (Génesis 31:14-34).
Cuando los israelitas llegaron a ser una nación, recibieron los Diez Mandamientos, y el segundo de estos prohíbe expresamente la fabricación de ídolos (Éxodo 20:4, 5). Más tarde, el profeta Samuel aludió a esta ley cuando dijo al rey Saúl: “La rebeldía es lo mismo que el pecado de adivinación, y el adelantarse presuntuosamente lo mismo que usar poder mágico y terafim” (1 Samuel 15:23). Por esta razón, no es probable que el terafim se utilizara en Israel para asuntos relacionados con las herencias. No obstante, parece que algunas familias israelitas continuaron apegándose a esta antigua superstición judía (Jueces 17:5, 6; 2 Reyes 23:24). El hecho de que Mical guardara un terafim entre sus posesiones indica que su corazón no era completo para con Jehová. En cuanto a David, o no sabía que ella tenía tal imagen, o lo toleraba porque era la hija del rey Saúl.
El punto de vista de David sobre la devoción exclusiva a Jehová se expresa en las siguientes palabras: “Jehová es grande y ha de ser alabado en gran manera, y se le ha de temer más que a todos los demás dioses. Porque todos los dioses de los pueblos son dioses que nada valen. En cuanto a Jehová, él hizo los cielos” (1 Crónicas 16:25, 26).
[Ilustración de la página 29]
El segundo de los Diez Mandamientos prohibía fabricar ídolos, como el terafim que se muestra aquí
[Reconocimiento]
Del libro The Holy Land, vol. II, 1859

*** it-2 pág. 1105 Terafim ***
Por consiguiente, el hecho de que Mical, la esposa de David, tuviera una imagen de terafim entre sus posesiones indica que su corazón no era completo para con Jehová, y hay que entender que David, o bien no sabía que ella la tenía o bien lo toleraba porque era la hija del rey Saúl. (1Sa 19:12, 13.)

1 SAMUEL 19:20


“En seguida Saúl envió mensajeros para prender a David. Cuando llegaron a ver a los de edad madura de los profetas profetizando, y a Samuel de pie en su posición sobre ellos, el espíritu de Dios vino a estar sobre los mensajeros de Saúl, y empezaron a portarse como profetas, ellos también.”

*** it-2 pág. 727 Profeta ***
Más bien, el registro bíblico indica que el espíritu de Dios ‘caía sobre ellos’ en ciertas ocasiones, y revelaba los mensajes que debían anunciar. (Eze 11:4, 5; Miq 3:8.) Esto tenía un efecto animador en ellos y los impelía a hablar. (1Sa 10:10; Jer 20:9; Am 3:8.) Seguramente, no solo hicieron cosas fuera de lo normal, sino que también su porte y manera de expresarse reflejarían una intensidad y sentimiento extraordinarios. Este hecho puede explicar en parte lo que significa la expresión ‘portarse como profeta’. (1Sa 10:6-11; 19:20-24; Jer 29:24-32; compárese con Hch 2:4, 12-17; 6:15; 7:55.)

*** it-2 pág. 728 Profeta ***
“Hijos de los profetas.” Como explica la obra Gesenius’ Hebrew Grammar (Oxford, 1952, pág. 418), el término hebreo ben (hijo de), o benéh (hijos de), puede indicar “pertenencia a un gremio o sociedad (o a una tribu o clase definida)”. (Compárese con Ne 3:8, donde “miembro de los mezcladores de ungüentos” es literalmente “hijo de los mezcladores de ungüentos”.) Por consiguiente, la expresión “hijos de los profetas” puede que designe una escuela de instrucción para los que habían sido llamados a esta vocación o simplemente un grupo de profetas que se ayudaban entre sí. Se menciona que había dichos grupos en Betel, Jericó y Guilgal. (2Re 2:3, 5; 4:38; compárese con 1Sa 10:5, 10.) Samuel presidía un grupo en Ramá (1Sa 19:19, 20),

*** it-2 pág. 975 Saúl ***
Esa noche David escapó por una ventana de su casa y corrió a Ramá, donde residía Samuel. Luego se puso a residir con Samuel en Nayot. Cuando Saúl se enteró, envió mensajeros para atrapar a David, pero al llegar, “empezaron a portarse como profetas”. El espíritu de Dios debió actuar en ellos de tal manera que olvidaron por completo el propósito de su misión. Cuando les sucedió lo mismo a otros dos grupos de mensajeros que fueron enviados, Saúl se dirigió personalmente a Ramá. Él también quedó bajo el control del espíritu de Dios por un período prolongado, lo que dio a David suficiente tiempo para huir. (1Sa 19:12–20:1; véase PROFETA [Cómo se les nombraba e inspiraba.)

1 SAMUEL 19:21


“Cuando refirieron esto a Saúl, este inmediatamente envió otros mensajeros, y estos empezaron a portarse como profetas, ellos también. De modo que Saúl volvió a enviar mensajeros, el tercer grupo, y empezaron a portarse como profetas, ellos también.”

*** it-2 pág. 727 Profeta ***
Más bien, el registro bíblico indica que el espíritu de Dios ‘caía sobre ellos’ en ciertas ocasiones, y revelaba los mensajes que debían anunciar. (Eze 11:4, 5; Miq 3:8.) Esto tenía un efecto animador en ellos y los impelía a hablar. (1Sa 10:10; Jer 20:9; Am 3:8.) Seguramente, no solo hicieron cosas fuera de lo normal, sino que también su porte y manera de expresarse reflejarían una intensidad y sentimiento extraordinarios. Este hecho puede explicar en parte lo que significa la expresión ‘portarse como profeta’. (1Sa 10:6-11; 19:20-24; Jer 29:24-32; compárese con Hch 2:4, 12-17; 6:15; 7:55.)

*** it-2 pág. 975 Saúl ***
Esa noche David escapó por una ventana de su casa y corrió a Ramá, donde residía Samuel. Luego se puso a residir con Samuel en Nayot. Cuando Saúl se enteró, envió mensajeros para atrapar a David, pero al llegar, “empezaron a portarse como profetas”. El espíritu de Dios debió actuar en ellos de tal manera que olvidaron por completo el propósito de su misión. Cuando les sucedió lo mismo a otros dos grupos de mensajeros que fueron enviados, Saúl se dirigió personalmente a Ramá. Él también quedó bajo el control del espíritu de Dios por un período prolongado, lo que dio a David suficiente tiempo para huir. (1Sa 19:12–20:1; véase PROFETA [Cómo se les nombraba e inspiraba.)

Clic en la Imagen para Descargar la información completa en archivo digital para Computadora Portatil (Laptop), Tableta (Tablet PC) y Teléfono Inteligente (Smartphone)

Descargar información para el Estudio Personal para Computadora Portatil (Laptop), Tableta (Tablet PC) y Teléfono Inteligente (Smartphone)

Descargar información para el Estudio Personal para Computadora Portatil (Laptop), Tableta (Tablet PC) y Teléfono Inteligente (Smartphone)