BUSCAR CONTENIDOS

Búsqueda personalizada

Recuperación de un ACV: ataque cerebrovascular | Patologías del Cerebro y nervios.

ADS


Patologías y Salud

  • Recuperación después de un accidente cerebrovascular
  • Alta tras accidente cerebrovascular
  • Programa de cuidado diario del intestino

REHABILITACIÓN DE UN ATAQUE CEREBROVASCULAR (ACV)

Un ataque cerebrovascular (ACV) puede causar daño cerebral permanente. La gente que sobrevive a un derrame cerebral necesita volver a aprender ciertas habilidades que se pierden a causa del daño al cerebro. La rehabilitación puede ayudarle a aprender de nuevo esas habilidades.
Un ataque cerebral puede causar cinco tipos de discapacidades:
• Parálisis o problemas de control del movimiento
• Dolor u otros problemas con los sentidos
• Problemas para usar o entender lo que se le dice
• Problemas con el pensamiento y la memoria
• Alteraciones emocionales
Varios profesionales de la salud se ocupan de la recuperación de un ataque cerebral. El objetivo es ayudar a los sobrevivientes a ser lo más independiente posible y a tener la mejor calidad de vida posible.
NIH: Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares

RECUPERACIÓN DESPUÉS DE UN ACCIDENTE CEREBROVASCULAR

Un accidente cerebrovascular sucede cuando el flujo de sangre a cualquier parte del cerebro se detiene.
Cada persona tiene un tiempo de recuperación y necesidad de un tratamiento prolongado diferentes. Los problemas con el hecho de movilizarse, pensar y hablar con frecuencia mejoran en las primeras semanas o meses después de un accidente cerebrovascular. Algunas personas continuarán mejorando en los meses o años después de dicho evento.

Información

DÓNDE VIVIR DESPUÉS DE UN ACCIDENTE CEREBROVASCULAR
La mayoría de los pacientes necesitará rehabilitación de un accidente cerebrovascular para ayudarlos a recuperarse después de que salen del hospital. La rehabilitación del accidente cerebrovascular le ayudará a recobrar la capacidad para cuidar de sí mismo.
La mayoría de los tipos de terapia puede hacerse donde usted vive, incluso en la casa.
• Las personas que no pueden cuidar de sí mismas en la casa después de un accidente cerebrovascular pueden tener la terapia en una parte especial de un hospital o en un centro de rehabilitación o clínica particular.
• Aquéllos que pueden regresar a su casa podrían ir a una clínica especial o procurar que alguien vaya a su casa.
El hecho de si puede o no regresar a su casa después de un accidente cerebrovascular depende de:
• Si usted es capaz de cuidar de sí mismo.
• Cuánta ayuda habrá en casa.
• Si la casa es un lugar seguro (por ejemplo, las escaleras en la casa podrían no ser seguras para un paciente de accidente cerebrovascular que tenga problema para caminar).
Usted posiblemente necesite ir a un internado o a una clínica de reposo para tener un ambiente seguro.
Para aquéllos que reciben cuidados en el hogar:
• Puede ser necesario hacer cambios para permanecer libre de caídas en el hogar y el baño, evitar deambular y facilitar el uso de la casa. La cama y el baño deben ser fáciles de acceder. Se deben retirar elementos (como alfombras) que pueden causar una caída.
• Muchos dispositivos pueden ayudar con actividades como cocinar o comer, bañarse o ducharse, desplazarse por la casa o en otra parte, vestirse y asearse, escribir y usar una computadora, y muchas más actividades.
• La asesoría familiar puede ayudar a hacerle frente a los cambios requeridos para el cuidado en el hogar. Las enfermeras visitadoras o auxiliares de enfermería, los servicios de voluntarios, las amas de casa, los servicios de protección de adultos, las guarderías para adultos y otros recursos de la comunidad (como el Departamento local para el Envejecimiento [Department of Aging]) pueden servir.
• La asesoría legal puede ser necesaria. Los documentos de voluntades anticipadas, un poder notarial y otras acciones legales pueden facilitar la toma de decisiones con respecto al cuidado de una persona.
HABLAR Y COMUNICARSE
Después de un accidente cerebrovascular, algunas personas pueden tener problemas para encontrar una palabra o para poder hablar más de una palabra o frase a la vez. O pueden tener problema para hablar del todo, lo cual se denomina afasia.
• Las personas que han tenido un accidente cerebrovascular pueden ser capaces de juntar muchas palabras, pero éstas pueden no tener ningún sentido. Estos pacientes generalmente no saben que lo que están diciendo no es fácil de entender y pueden resultar frustrados cuando se dan cuenta que otros no los pueden comprender.
• Puede tomar hasta dos años recuperar el habla y no todas las personas se recuperan por completo.
Un accidente cerebrovascular también puede dañar los músculos que ayudan a hablar. Como resultado, estos músculos no se mueven de la manera correcta cuando usted trata de hablar.
Un terapeuta del lenguaje y un logopeda trabajarán con usted y su familia o los cuidadores. Usted puede aprender muchas formas de comunicarse.
Ver también:
• Comunicarse con alguien con afasia
• Cuidado de la disartria
PENSAMIENTO Y MEMORIA
Después de un accidente cerebrovascular, las personas pueden tener:
• Cambios en su capacidad para pensar o razonar
• Cambios en el comportamiento
• Problemas de memoria
• Pobre capacidad de discernimiento
Estos problemas aumentan la necesidad de precauciones de seguridad.
La depresión después de un accidente cerebrovascular es común y puede empezar poco después un accidente cerebrovascular, aunque los síntomas pueden no comenzar hasta por 2 años después de dicho accidente. Los tratamientos para la depresión abarcan:
• Incremento de la actividad social (más visitas en la casa o ir a una guardería para adultos en busca de actividades).
• Medicamentos para la depresión y visitas a un terapeuta o asesor.
PROBLEMAS MUSCULARES, NEUROLÓGICOS Y ARTICULARES
Moverse de un lado para otro y realizar algunas o todas las tareas normales, como vestirse y alimentarse, pueden ser más difíciles después de un accidente cerebrovascular.
Los músculos en un lado del cuerpo pueden estar más débiles o pueden no moverse en lo absoluto. Esto puede comprometer sólo parte del brazo o la pierna o el lado completo del cuerpo.
• Los músculos en el lado débil del cuerpo pueden estar muy tensos.
• Puede resultar difícil mover diversas articulaciones en el cuerpo. El hombro y otras articulaciones pueden dislocarse.
Muchos de estos problemas pueden causar dolor después de un accidente cerebrovascular. El dolor también puede ocurrir por cambios en el cerebro mismo. Se pueden usar analgésicos, pero consulte primero con el médico. Las personas que tienen dolor debido a músculos tensos pueden recibir medicamentos que los ayuden con los espasmos musculares.
Los fisioterapeutas, los terapeutas ocupacionales y los médicos entrenados en la rehabilitación le ayudarán a aprender de nuevo a:
• Vestirse, asearse y comer.
• Bañarse, ducharse y usar el inodoro.
• Usar bastones, caminadores, sillas de ruedas y otros dispositivos de apoyo para permanecer tan móvil como sea posible.
• Posiblemente retornar a trabajar.
• Mantener todos los músculos tan fuertes como sea posible y permanecer lo más activo físicamente que pueda, incluso si usted no puede caminar.
• Manejar los espasmos o la rigidez muscular con ejercicios de estiramiento al igual que dispositivos ortopédicos que se ajustan alrededor del tobillo, el codo, el hombro y otras articulaciones.
CUIDADO DE LA VEJIGA Y EL INTESTINO
Un accidente cerebrovascular puede llevar a problemas con el control de esfínteres. Estos problemas puede ser causados por:
• Daño a parte del cerebro que ayuda a que los intestinos y la vejiga trabajen sin dificultad.
• No notar la necesidad de ir al baño.
• Problemas para llegar a tiempo al baño.
Los síntomas pueden abarcar:
• Pérdida del control intestinal, diarrea (deposiciones sueltas) o estreñimiento (deposiciones duras).
• Pérdida del control vesical, sentir necesidad de orinar con frecuencia o problemas para vaciar la vejiga.
Ciertos medicamentos que el médico puede recetar pueden ayudar con el control vesical. Es posible que se necesite una remisión a un especialista en la vejiga o el intestino.
Algunas veces, un horario para vaciar la vejiga o los intestinos ayudará. También puede ayudar el hecho de colocar una sillarretrete cerca de donde usted se sienta la mayor parte del día. Algunas personas necesitan una sonda vesical permanente para drenar la orina de su cuerpo.
Para prevenir úlceras en la piel o úlceras de decúbito:
• Limpiarse después de la incontinencia.
• Cambiar la posición con frecuencia y saber cómo moverse en una cama, silla o silla de ruedas.
• Verificar que la silla de ruedas ajuste correctamente.
• Procurar que los miembros de la familia u otros cuidadores aprendan a tener cuidado con las úlceras cutáneas.
Ver también: prevenir las úlceras de decúbito.
DEGLUTIR Y COMER DESPUÉS DE UN ACCIDENTE CEREBROVASCULAR
Los problemas para deglutir pueden deberse a la falta de atención apropiada al comer o daño a los nervios que lo ayudan a uno a tragar.
Los síntomas de problemas de deglución son:
• Toser o ahogarse, ya sea durante o después de comer.
• Sonidos de gorgoteos provenientes de la garganta durante o después de comer.
• Aclararse la garganta después de beber o tragar.
• Comer o masticar lentamente.
• Regurgitar alimento después de comer.
• Hipo después de tragar.
• Molestia en el pecho durante o después de tragar.
Un logopeda puede ayudar con los problemas para deglutir y comer después de un accidente cerebrovascular. Se pueden necesitar cambios en la dieta, como espesar los líquidos o comer alimentos en puré. Algunas personas necesitarán una sonda de alimentación permanente, llamada sonda de gastrostomía.
Algunas personas no consumen suficientes calorías después de un accidente cerebrovascular. Los alimentos ricos en calorías o suplementos de alimentos que también contengan vitaminas o minerales pueden prevenir la pérdida de peso y para mantenerlo saludable.
OTRAS CUESTIONES IMPORTANTES
Tanto los hombres como las mujeres pueden tener problemas con la función sexual después de un accidente cerebrovascular, para lo cual pueden servir los medicamentos llamados inhibidores de la fosfodiesterasa de tipo 5 (Viagra o Cialis). Pregúntele al médico si estos fármacos son apropiados para usted. Hablar con un terapeuta o un consejero también puede ayudar.
El tratamiento y los cambios en el estilo de vida para prevenir otro accidente cerebrovascular son importantes. Esto incluye el hecho de comer sanamente, controlar enfermedades como la diabetes y la hipertensión arterial y, algunas veces, tomar medicamentos para ayudar a prevenir dicho accidente cerebrovascular.

Nombres alternativos

Rehabilitación de accidente cerebrovascular; Rehabilitación para accidente cerebrovascular; Recuperación de accidente cerebrovascular; Recuperarse de un derrame cerebral

Referencias

Dobkin BH. Principles and practice of neurological rehabilitation. In: Bradley WG, Daroff RB, Fenichel GM, Jankovic J, eds.Neurology in Clinical Practice
Stein J. Stroke. In: Frontera, WR, Silver JK, eds.Essentials of Physical Medicine and Rehabilitation.

ALTA TRAS ACCIDENTE CEREBROVASCULAR

Usted estuvo en el hospital después de tener un accidente cerebrovascular. El accidente cerebrovascular sucede cuando el flujo sanguíneo a una parte del cerebro se detiene. Primero, usted recibió tratamiento para prevenir cualquier daño adicional al cerebro y para ayudar al corazón, los pulmones y otros órganos importantes a sanar.
Después de estabilizarlo, los médicos le hicieron exámenes y tratamiento para ayudar con la recuperación de un accidente cerebrovascular y la prevención de otro en el futuro. Es posible que usted haya permanecido en unidades especiales que ayudan a las personas a recuperarse después de un accidente cerebrovascular.

Qué esperar en el hogar

Debido a la posible lesión al cerebro a raíz del accidente cerebrovascular, usted puede notar problemas con respecto a:
• Cambios en el comportamiento
• Realizar tareas fáciles
• Memoria
• Mover un lado del cuerpo
• Espasmos musculares
• Prestar atención
• Sensibilidad o percepción de una parte del cuerpo
• Tragar
• Hablar o entender a los demás
• Pensar
• Ver hacia un lado (hemianopía)
Usted puede necesitar ayuda con muchas actividades diarias que solía hacer solo antes del accidente cerebrovascular.
La depresión después de un accidente cerebrovascular es bastante común mientras usted o su ser querido aprende a vivir con los cambios. Se puede presentar poco después del accidente cerebrovascular o hasta dos años después del problema.

Movilizarse

Movilizarse y hacer las tareas normales puede ser difícil después de un accidente cerebrovascular.
Verifique si su casa es segura. Pregúntele al médico, al terapeuta o a la enfermera si puede hacer cambios en su casa que le faciliten la realización de las actividades cotidianas.
Averigüe respecto a lo que puede hacer para prevenir caídas y mantener seguro el baño para su uso.
La familia y los cuidadores pueden necesitar ayuda con:
• Ejercicios para mantener sus codos, hombros y otras articulaciones flexibles
• Tener cuidado con la rigidez articular (contracturas)
• Comprobar que las férulas se usen en la forma correcta
• Comprobar que los brazos y las piernas estén en una buena posición al sentarse o al acostarse.
Si usted, o su ser querido, está usando una silla de ruedas, las visitas de control para constatar que se ajuste bien son importantes para prevenir úlceras en la piel.
• Verifique todos los días para ver si hay úlceras de decúbito en los talones, los tobillos, las rodillas, las caderas, el cóccix (rabadilla) y los codos.
• Cambie de posiciones en la silla de ruedas varias veces por hora durante el día para prevenir las úlceras de decúbito.
• Si tiene problemas con la espasticidad, aprenda respecto a lo que la empeora. Usted y su cuidador pueden aprender ejercicios para mantener los músculos sueltos.
• Aprenda cómo prevenir las úlceras de decúbito.

Pensar y hablar

Las sugerencias para hacer que sea más fácil ponerse y quitarse la ropa son:
• No brinde demasiadas opciones.
• El velcro es mucho más fácil de usar que los botones y las cremalleras. Todos los botones y las cremalleras deben estar en la parte de adelante de una prenda de vestir.
• Use ropa de ponerse por la cabeza y zapatos sin cordones.
Las personas que han tenido un accidente cerebrovascular pueden tener problemas del habla o del lenguaje. Las sugerencias para hablar con su ser querido son:
• Reduzca las distracciones y el ruido: Trasládese a un cuarto más silencioso.
• Dele tiempo suficiente a la persona para contestar. Después de un accidente cerebrovascular, tardará más tiempo en procesar lo que le han dicho.
• Use palabras y frases simples, y hable lentamente. Mantenga la voz baja y repita si es necesario. Use nombres y lugares familiares. Avísele cuando vaya a cambiar de tema. No vocifere ni grite.
• Si es posible, mírelo a los ojos antes de tocarlo o hablarle.
• Hágale preguntas de una manera que le pueda responder con un sí o no. Cuando sea posible, dele opciones claras. Use puntos de apoyo o avisos visuales cuando pueda. No le dé demasiadas opciones.
Al darle instrucciones a alguien después de un accidente cerebrovascular:
• Desglóselas en pasos pequeños y simples.
• Dé tiempo para que las entiendan.
Trate de usar otras maneras de comunicarse:
• Usted puede usar gestos con las manos, señalar o hacer dibujos.
• A la persona con afasia y a sus cuidadores puede ayudarles el hecho de hacer un libro con fotografías o palabras sobre temas o personas comunes para que puedan comunicarse mejor.

Cuidado de los intestinos

Los nervios que ayudan a los intestinos a trabajar sin dificultad pueden dañarse después de un accidente cerebrovascular. Tenga una rutina. Una vez que usted encuentre una rutina intestinal que funcione, consérvela. Ver también: Programa de cuidado diario de los intestinos
• Escoja una hora regular, como después de una comida o de un baño caliente, para tratar de hacer una evacuación.
• Sea paciente. Una evacuación puede tardar de 15 a 45 minutos.
• Pruebe frotándose suavemente el estómago para ayudar al movimiento de las heces a través del colon.
Evite el estreñimiento:
• Tome más líquidos.
• Permanezca activo o vuélvase más activo.
• Consuma alimentos con mucha fibra.
Pregúntele al médico acerca de medicamentos que esté tomando que puedan causar estreñimiento (tales como algunos medicamentos para la depresión, el dolor, el control de la vejiga y los espasmos musculares).

Medicación

Procure que le despachen todas las recetas antes de regresar a su casa. Es muy importante que usted tome los medicamentos en la forma como el médico o la enfermera se lo indicaron. No tome ningún tipo de fármacos, suplementos, vitaminas ni hierbas diferentes sin preguntarle primero a su médico.
A usted le pueden suministrar uno o más de los siguientes medicamentos, los cuales están destinados a controlar la presión arterial o el colesterol. Éstos pueden ayudar a prevenir otro accidente cerebrovascular:
• Los fármacos antiplaquetarios, ácido acetilsalicílico (aspirin) o clopidogrel, ayudan a evitar que la sangre se coagule.
• Los betabloqueadores, diuréticos ( o los inhibidores de la ECA controlan su presión sanguínea y protegen su corazón.
• Las estatinas bajan el colesterol.
• Si tiene diabetes, controle su azúcar en la sangre al nivel que el proveedor de atención médica le recomienden.
NO deje de tomar ninguno de estos medicamentos.
Si está tomando un anticoagulante, como warfarina (Coumadin), es posible que necesite hacerse exámenes de sangre adicionales.

Permanecer saludable

Si tiene problemas para tragar, debe aprender a seguir una dieta especial que hace más seguro el proceso de comer. Pregúntele al médico cuáles son los signos de los problemas para deglutir. Aprenda consejos para hacer que la alimentación y la deglución sean más fáciles y más seguras. Ver también: Problemas de deglución
Evite los alimentos salados y grasos y manténgase alejado de los restaurantes de comida rápida para que su corazón y sus vasos sanguíneos sean más saludables.
Limite la cantidad de alcohol que toma a un máximo de una bebida al día si es mujer o dos bebidas al día si es hombre. Pregunte al proveedor de atención médica si está bien tomar alcohol.
Mantenga sus vacunas al día. Hágase aplicar la vacuna antigripal cada año y pregúntele al médico si necesita una vacuna contra la neumonía.
NO fume. Pídale a su proveedor de atención médica que le ayude a dejar de fumar si es necesario. NO le permita a nadie fumar en su casa.
Trate de alejarse de situaciones estresantes. Si se siente estresado todo el tiempo o se siente muy triste y melancólico, hable con su proveedor de atención médica.
Muchos pacientes que han tenido un accidente cerebrovascular se sienten tristes o deprimidos a veces. Hable con amigos o la familia sobre esto. Pregúntele al proveedor de atención médica acerca de la posibilidad de buscar ayuda profesional.

Cuándo llamar al médico

Llame al médico si usted tiene:
• Problemas para tomar los medicamentos para los espasmos musculares
• Problemas para mover las articulaciones (contractura articular)
• Problemas para movilizarse o bajarse de la cama o la silla
• Enrojecimiento o úlceras en la piel
• Dolor que está empeorando
• Caídas recientes
• Asfixia o tos al comer
• Signos de una infección en la vejiga (fiebre, ardor al orinar o micción frecuente)
Llame al número local de emergencias (911 en los Estados Unidos) si los siguientes síntomas se presentan repentinamente o son nuevos:
• Entumecimiento o debilidad de la cara, el brazo o la pierna
• Visión borrosa o disminuida
• Incapacidad para hablar o entender
• Vértigo, pérdida del equilibrio o desmayo
• Dolor de cabeza intenso

Nombres Alternativos

Alta tras enfermedad cerebrovascular; Alta tras ECV; Alta tras infarto cerebral; Alta tras hemorragia cerebral; Alta tras accidente cerebrovascular isquémico; Alta tras accidente cerebrovascular secundario a fibrilación auricular; Alta tras accidente cerebrovascular cardioembólico; Alta tras sangrado cerebral; Alta tras hemorragia en el cerebro; Alta tras accidente cerebrovascular hemorrágico; Alta tras enfermedad cerebrovascular hemorrágica; Alta tras derrame cerebral

Referencias

Furie KL, Kasner SE, Adams RJ, et al. Guidelines for the prevention of stroke in patients with stroke or transient ischemic attack: a guideline for healthcare professionals from the American Heart Association/American Stroke Association.Strokewww.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20966421
National Institutes of Health. National Institute of Neurological Disorders and Stroke. Post-stroke rehabilitation fact sheet. Available at: www.ninds.nih.gov/disorders/stroke/poststrokerehab.htm. Accessed September 2, 2014.
The American Occupational Therapy Association. Recovering from stroke. Available at: www.aota.org/-/media/Corporate/Files/AboutOT/consumers/Adults/Stroke/Stroke%20Tip%20Sheet.pdf. Accessed September 2, 2014.

PROGRAMA DE CUIDADO DIARIO DEL INTESTINO

Los nervios que ayudan a los intestinos a trabajar sin dificultad pueden dañarse después de una lesión del cerebro o la médula espinal. Las personas con esclerosis múltiple también tienen problemas similares con sus intestinos. Los síntomas pueden incluir:
• Estreñimiento (deposiciones duras)
• Diarrea (diaposiciones blandas)
• Pérdida de control de las deposiciones
Un programa de cuidado diario del intestino puede ayudarle a evitar vergüenza. Trabaje con su proveedor de atención médica.

Programa intestinal básico

Mantenerse activo ayuda a prevenir el estreñimiento. Trate de caminar, si puede. Si está en una silla de ruedas, pregúntele al médico o a la enfermera por ejercicios.
Coma una abundante cantidad de alimentos ricos en fibra. Lea las etiquetas en los paquetes y las botellas.
• Hasta 30 g al día
• Para los niños, agregue cinco a la edad del niño para obtener el número de gramos de fibra que necesita.
Una vez que usted encuentre una rutina intestinal que funcione, consérvela.
• Escoja una hora regular para sentarse en el baño, como después de una comida o de un baño caliente. Es posible que necesite hacer esto 2 ó 3 veces por día.
• Sea paciente. Una evacuación puede tardar de 15 a 45 minutos.
• Pruebe frotándose suavemente el estómago para ayudar al movimiento de las heces a través del colon.
• Cuando sienta ganas de defecar, use el baño en seguida. No espere.
• Piense en la posibilidad de tomar jugo de ciruela todos los días, de ser necesario.

Cuando tenga problemas con las deposiciones

Use jalea K-Y, vaselina o aceite de vaselina para ayudar a lubricar la abertura rectal.
Es probable que necesite insertar un dedo en el recto. La enfermera puede mostrarle cómo estimular suavemente el área para ayudar con las deposiciones. Algunas veces, es posible que necesite extraer parte de las heces.
Puede ser necesario usar un enema, un ablandador de heces o un laxante por un período de tiempo hasta que el tamaño de las heces sea menor y sea más fácil evacuar.
• Cuando se regularice y pase aproximadamente un mes, disminuya en forma lenta el uso de estas ayudas.
• Verifique siempre con su proveedor de atención médica antes de usar laxantes todos los días. Usar enemas y laxantes con demasiada frecuencia algunas veces puede empeorar la situación.

Pérdida del control de intestinos (incontinencia)

Seguir un programa intestinal regular a menudo puede ayudar a prevenir accidentes. Aprenda a percatarse de pequeñas señales de que usted necesita evacuar como:
• Sentirse inquieto o irritable
• Tener más flatulencias
• Náuseas
• Sudar por encima del ombligo, si tuvo una lesión de la médula espinal
Si usted pierde el control de las deposiciones, pregúntese lo siguiente:
• ¿Qué comí o bebí?
• ¿He estado siguiendo mi programa de control intestinal?
Otros consejos abarcan:
• Trate siempre de estar cerca de un orinal o bacín. Cerciórese de tener acceso a un baño.
• Siéntese siempre en un baño o bacín aproximadamente de 20 o 30 minutos después comer.
• Utilice un supositorio de glicerina o Dulcolax en horas planeadas cuando esté cerca de un baño o bacín.
Tenga presente los alimentos que estimulan el intestino o le causan diarrea. Los ejemplos comunes son leche, jugo de fruta, frutas crudas, frijoles o legumbres.
Cerciórese de no estar estreñido. Algunas personas con estreñimiento muy severo tienen problemas con el escape de heces o la filtración de líquido alrededor de las heces.

Cuándo llamar al médico

Llame al proveedor de atención médica si nota:
• Dolor en el abdomen que no desaparece
• Sangre en las heces
• Que el tiempo que usted dedica al cuidado de los intestinos está aumentando
• Qué tiene el abdomen muy inflado o distendido

Nombres Alternativos

Cuidados con la incontinencia; Cuidados del intestino disfuncional; Cuidados con el intestino neurógeno

Referencias

Rao, SSC. Fecal incontinence. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds.Sleisenger & Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease

Recuperado con fines educativos del website: MedlinePlus
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica.

BUSCAR CONTENIDOS

Búsqueda personalizada