BUSCAR CONTENIDOS

Búsqueda personalizada

TDAH, Trastorno de déficit de atención e hiperactividad | Patologías del Cerebro y nervios

ADS


Patologías y Salud



  • TDAH, Deficiencia de atención
  • Trastorno de hiperactividad con déficit de atención
  • Síntomas y Diagnóstico del TDAH

TDAH, Deficiencia de atención

¿Es difícil que su hijo se esté quieto? ¿Su hijo actúa sin pensar primero? ¿Empieza por hacer algo y no lo termina? Si es así, es posible que padezca del trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH). Casi todas las personas a veces muestran algunas de estas conductas, pero el TDAH persiste más de 6 meses y causa problemas en la escuela, el hogar y en circunstancias de carácter social.
El TDAH es más común entre los niños que entre las niñas y afecta entre el 3 y el 5% de los niños en los Estados Unidos.

Las principales características del TDAH son:
• Falta de atención
• Hiperactividad
• Impulsividad
No se sabe exactamente cuál es la causa del TDAH. Existe una tendencia familiar, de modo que puede haber factores genéticos. Algunos factores ambientales también pueden influir.
Una evaluación completa realizada por un profesional capacitado es la única manera de saber con seguridad si su hijo padece de TDAH. El tratamiento puede incluir medicinas para controlar los síntomas, terapia o una combinación de ambos. La estructura del hogar y la escuela también son importantes. El entrenamiento para los padres también puede ayudar.
NIH: Instituto Nacional de la Salud Mental

Trastorno de hiperactividad con déficit de atención

Es un problema de no ser capaz de concentrarse, ser hiperactivo, no ser capaz de controlar el comportamiento o una combinación de éstos. Para diagnosticar estos problemas como trastorno de hiperactividad con déficit de atención (THDA), deben estar por fuera del rango normal para la edad y desarrollo del niño.

Causas

El THDA generalmente comienza en la niñez pero puede continuar en la adultez. Es el trastorno de la conducta más comúnmente diagnosticado en los niños. Este trastorno se diagnostica mucho más frecuentemente en niños que en niñas.
No hay claridad sobre la causa del THDA. Una combinación de factores genéticos y medioambientales probablemente interviene en el desarrollo del trastorno. Los estudios imagenológicos sugieren que los cerebros de los niños con trastorno de hiperactividad con déficit de atención (THDA) son diferentes de los cerebros de niños sin este trastorno.

Síntomas

Los síntomas de THDA encajan en tres grupos:
• No ser capaz de concentrarse (desatención o falta de atención)
• Ser extremadamente activo (hiperactividad)
• No ser capaz de controlar el comportamiento (impulsividad)
Algunos niños con THDA tienen principalmente el tipo de trastorno de desatención. Algunos tienen principalmente síntomas impulsivos e hiperactivos. Otros tienen una combinación de diferentes tipos de síntomas. Aquellos con síntomas más que todo de desatención se dice que tienen el trastorno de déficit de atención (TDA). Ellos tienden a ser menos perturbadores y es más probable que no se les diagnostique el THDA.
Síntomas de falta de atención:
• No logra prestar atención cuidadosa a los detalles o comete errores por descuido en el trabajo escolar.
• Tiene dificultad para mantener la atención en tareas o juegos.
• Parece no escuchar cuando se le habla directamente.
• No sigue instrucciones y no logra terminar el trabajo escolar, los deberes u obligaciones en el lugar de trabajo.
• Tiene dificultad para organizar sus tareas y actividades.
• Evita o le disgusta comprometerse en tareas que requieran esfuerzo mental continuo (como las tareas escolares).
• Con frecuencia pierde juguetes, tareas escolares, lápices, libros o herramientas necesarias para las tareas o actividades.
• Se distrae fácilmente.
• Se muestra a menudo olvidadizo en las actividades diarias.
Síntomas de hiperactividad:
• Juega con las manos o los pies o se retuerce en su asiento.
• Abandona su asiento cuando lo que se espera es que se quede sentado.
• Corre y trepa excesivamente en situaciones inapropiadas.
• Tiene dificultad para jugar o trabajar en forma silenciosa.
• A menudo está "en movimiento" o actúa como si fuera "impulsado por un motor".
• Habla excesivamente.
Síntomas de impulsividad:
• Emite respuestas antes de que termine de escuchar la pregunta.
• Tiene dificultades para esperar su turno.
• Se entromete o interrumpe a los demás (irrumpe en conversaciones o juegos).

Pruebas y exámenes

Si se sospecha de THDA, la persona debe ser evaluada por un profesional de la salud. No hay ninguna prueba que pueda hacer o excluir un diagnóstico de THDA. El diagnóstico se basa en un patrón de los síntomas mencionados anteriormente. Cuando la persona de la que se sospecha THDA es un niño, los padres y maestros están generalmente involucrados durante el proceso de evaluación.
La mayoría de los niños con THDA tiene al menos otro problema de salud mental o del desarrollo. Este problema puede ser un trastorno del estado de ánimo, de ansiedad o de uso de sustancias; una discapacidad de aprendizaje; o un tic. Un médico puede ayudar a determinar si estas otras afecciones están presentes.

Tratamiento

El tratamiento del trastorno de hiperactividad con déficit de atención (THDA) es una cooperación entre el médico y el paciente. Si el paciente es un niño, participan los padres y usualmente los profesores. Para que la terapia sea eficaz, es importante:
• Establecer metas específicas y apropiadas.
• Iniciar la terapia farmacológica y/o la psicoterapia.
• Tener controles regulares con el médico para revisar las metas, los resultados y cualquier efecto secundario de los medicamentos. Durante estos chequeos, se debe recoger información del paciente y si es relevante, de los padres y los profesores.
Si el tratamiento parece no funcionar, es posible que el médico:
• Confirme que la persona padece este trastorno.
• Busque otros posibles problemas de salud que puedan causar síntomas similares.
• Constate que se esté siguiendo el plan de tratamiento.
Medicamentos
Los medicamentos combinados con psicoterapia generalmente funcionan mejor. Hay varios diferentes tipos de medicamentos para el THDA que se pueden usar solos o combinados. El médico decidirá el medicamento apropiado basado en los síntomas y en las necesidades del paciente.
Los psicoestimulantes (también conocidos como estimulantes) son los fármacos que más comúnmente se utilizan para el THDA. Aunque estos fármacos se denominan estimulantes, realmente tienen un efecto tranquilizante en las personas con este trastorno.
Siga las instrucciones del médico sobre cómo tomar los medicamentos para el THDA
Algunos de los medicamentos para el trastorno de hiperactividad con déficit de atención tienen efectos secundarios. Si la persona presenta estos efectos, comuníquese con el médico inmediatamente. Es posible que sea necesario cambiar la dosis o el medicamento mismo.
Terapia
La psicoterapia tanto para el niño como para la familia, si es relevante, puede ayudarle a todos a entender y controlar las sensaciones estresantes relacionadas con el THDA.
Un tipo común de terapia para el THDA se llama terapia conductual. Ésta les enseña a los niños y a los padres comportamientos saludables y cómo manejar comportamientos perjudiciales. Para los casos leves de THDA, la terapia conductual sola (sin medicamentos) a veces puede ser eficaz.
Los grupos de apoyo pueden ayudar a la persona y a la familia a conectarse con otros que tengan problemas similares.
Otras sugerencias para ayudarle a un niño con THDA abarcan:
• Comunicarse regularmente con el profesor del niño.
• Mantener un horario diario constante, que incluya horas regulares para las tareas, las comidas y las actividades al aire libre. Haga cambios al horario con anticipación y no a última hora.
• Limite las distracciones en el ambiente del niño.
• Constate que el niño consuma una alimentación saludable y variada, con bastante fibra y nutrientes básicos.
• Cerciórese de que el niño duerma lo suficiente.
• Elogie y premie el buen comportamiento.
• Mantenga reglas claras y constantes para el niño.
Existe poca evidencia de que los tratamientos alternativos para el THDA, entre ellos hierbas, suplementos y tratamientos quiroprácticos sirvan.

Expectativas (pronóstico)

El THDA es una afección crónica y prolongada que, de no tratarse apropiadamente, puede llevar a:
• Drogadicción y alcoholismo
• Bajo rendimiento escolar
• Problemas para conservar un trabajo
• Problemas legales
De un tercio a la mitad de los niños con THDA continuarán teniendo síntomas de falta de atención o de hiperactividad-impulsividad como adultos. Los adultos con THDA con frecuencia son capaces de controlar su comportamiento y de disimular sus dificultades.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si usted o el personal de la escuela de su hijo sospechan de trastorno de hiperactividad con déficit de atención. Usted también debe comentarle al médico respecto a:
• Problemas en el hogar, la escuela y en las relaciones con los compañeros.
• Efectos secundarios de los medicamentos para el THDA.
• Signos de depresión.

Nombres alternativos

Hipercinesia en la niñez; THDA; TDA

Referencias

American Academy of Pediatrics, Subcommittee on Attention-Deficity/Hyperactivity Disorder, Steering Committee on Quality Improvement and Management. ADHD: Clinical practice guideline for the diagnosis, evaluation, and treatment of attention-deficit/hyperactivity disorder in children and adolescents.Pediatrics
American Psychiatric Association.Diagnostic and statistical manual of mental disorders.
Bostic JQ, Prince JB. Child and adolescent psychiatric disorders. In: Stern TA, Rosenbaum JF, Fava M, et al., eds.Massachusetts General Hospital Comprehensive Clinical Psychiatry
Knouse LE, Safren SA. Current status of cognitive behavioral therapy for adult attention-deficit hyperactivity disorder.Psychiatr Clin N Am
Prince JB, Spencer TJ, Wilens TE, Biederman J. Pharmacotherapy of attention-deficit/hyperactivity disorder across the lifespan. In: Stern TA, Rosenbaum JF, Fava M, et al., eds.Massachusetts General Hospital Comprehensive Clinical Psychiatry

Síntomas y Diagnóstico del TDAH

Determinar si un niños tiene el TDAH es un proceso que requiere de varios pasos. No existe una prueba única para diagnosticar el TDAH; además, muchos otros problemas, como la ansiedad, la depresión y ciertos tipos de discapacidades del aprendizaje pueden presentar síntomas similares.
Para ayudar a diagnosticar el TDAH, los profesionales de salud mental usan la quinta edición del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-5)1 de la Asociación Estadounidense de Siquiatría. El estándar de diagnóstico ayuda a que las personas reciban un diagnóstico y tratamiento para el TDAH adecuadamente. La utilización del mismo estándar en todas las comunidades ayudará a determinar cuántos niños tienen el TDAH y el impacto de este trastorno en la salud pública.
A continuación presentamos los criterios de manera resumida. Por favor tenga en cuenta que se exhiben solo para proporcionarle información. Solo proveedores de atención médica capacitados pueden diagnosticar o tratar el TDAH.

Criterios del DSM-5 para diagnosticar el TDAH

Las personas con el TDAH muestran un patrón constante de falta de atención o hiperactividad impulsiva que interfiere con su desempeño y desarrollo:
1. Falta de atención: Seis o más síntomas de falta de atención en niños hasta de 16 años, o cinco o más en los adolescentes de 17 o más y en adultos; síntomas de falta de atención que se hayan presentado al menos durante 6 meses y que sean inadecuados para el nivel de desarrollo:
o A menudo no presta la debida atención a los detalles o por descuido comete errores en las tareas de la escuela, el trabajo y otras actividades.
o A menudo tiene problemas para concentrarse en las tareas o en los juegos.
o A menudo parece que no escucha cuando se le habla directamente.
o A menudo no sigue las instrucciones y no termina las tareas de la escuela, los quehaceres o cualquier otra responsabilidad en el trabajo (por ejemplo, pierde la concentración y se despista).
o A menudo tiene dificultad para organizar sus tareas y actividades.
o A menudo evita, no le gusta o se niega a hacer cosas que requieran mucho esfuerzo mental por un periodo largo (como trabajo en la escuela o tareas).
o A menudo pierde las cosas que necesita para hacer ciertas tareas o actividades (p. ej. materiales escolares, lápices, libros, herramientas, billeteras, llaves, papeleo, anteojos, teléfonos celulares).
o A menudo se distrae fácilmente.
o Tiende a ser olvidadizo en sus actividades cotidianas.
2. Hiperactividad e impulsividad: Seis o más síntomas de hiperactividad impulsiva en niños hasta de 16 años, o cinco o más en adolescentes de 17 o más y en adultos; síntomas de hiperactividad impulsiva que se hayan presentado al menos durante 6 meses al punto que perturban y son inadecuados para el nivel de desarrollo de la persona:
o Se la pasa jugueteando con las manos y los pies o se mueve todo el tiempo mientras está sentado.
o A menudo se levanta de la silla en situaciones en las que debe permanecer sentado.
o A menudo corretea y se sube a cosas en situaciones en momentos no adecuados (en los adultos o adolescentes esto es posible que se manifieste con la sensación de inquietud).
o A menudo no puede jugar ni participar de las actividades recreativas de manera tranquila.
o A menudo "está en constante movimiento" como si "tuviera un motor".
o A menudo habla demasiado.
o A menudo suelta una respuesta antes de haber escuchado toda la pregunta.
o A menudo le cuesta esperar su turno.
o A menudo interrumpe a la persona que está hablando o se entromete con los demás (p. ej., se mete bruscamente en las conversaciones o los juegos).

Además, se deben cumplir las siguientes condiciones:

• Varios de los síntomas de falta de atención o hiperactividad impulsiva se presentaron antes de los 12 años.
• Varios síntomas se presentan en dos o más entornos (p.ej., en la casa, la escuela o el trabajo; con amigos o familiares; en otras actividades).
• Hay evidencia clara de que los síntomas interfieren o reducen la calidad del desempeño social, escolar o laboral.
• Los síntomas no se presentan únicamente durante el curso de la esquizofrenia u otro trastorno psicótico. Los síntomas no se explican mejor para otro trastorno mental (p. ej., trastorno del humor, trastorno de ansiedad, trastorno disociativo o trastorno de la personalidad).

Con base en los tipos de síntomas, es posible presentar tres clases de TDAH:

Combinado: si se ha presentado suficientes síntomas de tanto el criterio de falta de atención como el de hiperactividad impulsiva en los últimos seis meses.
Predominantemente inatento: si ha presentado falta de atención, pero no se ha presentado hiperactividad compulsiva en los últimos seis meses.
Predominantemente hiperactivo impulsivo: si ha presentado suficientes síntomas de hiperactividad impulsiva, pero no ha tenido falta de atención en los últimos seis meses.
Debido a que los síntomas pueden cambiar con el tiempo, también es posible que con el tiempo cambie el tipo.

El TDAH en los adultos

El TDAH a menudo perdura hasta la edad adulta. Para obtener más información acerca del diagnóstico y tratamiento a lo largo de la vida, visite los sitios web del Centro Nacional de Recursos para el TDAH y de los Institutos Nacionales de Salud Mental.

Cambios en el DSM-5

La quinta edición del DSM fue publicado en mayo del 2013 y remplaza la versión previa, la revisión del texto de la cuarta edición (DSM-IV-TR). Hay algunos cambios en el DSM-5 para el diagnóstico del TDAH: los síntomas ahora pueden ocurrir a partir de los 12 años en vez de a los 6; muchos síntomas ahora necesitan presentarse en más de un solo entorno en vez de solo algunas limitaciones en más de un solo entorno; se añadieron nuevas descripciones para mostrar cómo los síntomas podrían verse a más edad; y para los adultos y adolescentes de 17 años o más; solo 5 síntomas son necesarios en vez de los 6 que se necesitan para los niños pequeños.

Referencia

American Psychiatric Association: Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, 5th edition. Arlington, VA., American Psychiatric Association, 2013.

Tratamiento del TDAH

Es muy comprensible la preocupación de los padres de niños a los que se les ha diagnosticado el TDAH, especialmente en cuanto a lo que se refiere a tratamientos. Es importante que los padres recuerden que si bien el TDAH no se puede curar, se puede tratar de manera eficaz. Hay muchas opciones de tratamiento, por lo que los padres y los médicos deben trabajar en forma muy cercana con todas las personas involucradas en el tratamiento del niño: profesores, entrenadores, terapeutas y otros miembros de la familia. Si aprovecha todos los recursos disponibles estos le servirán para guiar a su niño a alcanzar su máximo potencial. Recuerde, ¡usted es el principal defensor de su niño!
En la mayoría de los casos, el mejor tratamiento para el TDAH consiste en una combinación de terapia conductual y medicamentos. Para niños en edad prescolar (de 4 a 5 años) con TDAH, se recomienda terapia conductual como la primera línea de tratamiento. Los buenos planes de tratamiento incluirán una atenta vigilancia, seguimiento y los ajustes necesarios a lo largo del proceso.
Opciones de tratamiento del TDAH:
• Medicamentos
• Estrategias de intervención conductual
• Entrenamiento de los padres
• TDAH y la escuela
Para consultar la declaración de la Academia Americana de Pediatría (AAP) sobre las normas para el tratamiento del TDAH en niños de edad escolar, visite la página de recomendaciones.

Medicamentos

Los medicamentos pueden ayudar a un niño con TDAH en su vida cotidiana y constituir una parte valiosa de su tratamiento. Los medicamentos son una opción para ayudar a controlar mejor algunos problemas de comportamiento que en el pasado le han ocasionado conflictos con la familia, los amigos y en la escuela.
Hay distintos tipos de medicamentos para tratar el TDAH:
• Estimulantes: Son los más conocidos y los más utilizados en los tratamientos. Entre el 70 y el 80 por ciento de los niños con TDAH reacciona de manera positiva a estos medicamentos.
• Medicamentos no estimulantes: Fueron aprobados para el tratamiento del TDAH en el 2003. Parecen tener menos efectos secundarios que los estimulantes y su efecto puede durar hasta 24 horas.
Los medicamentos afectan de manera distinta a los niños, por lo que un niño puede reaccionar bien a un medicamento mientras que otro no. Para determinar el mejor tratamiento, es posible que el médico pruebe medicamentos y dosis distintas, por lo que es importante mantener una colaboración cercana con el pediatra del niño para identificar el medicamento que mejor le funcione.
Para obtener más información sobre tratamientos, haga clic en los enlaces siguientes:

Terapia conductual

Las investigaciones demuestran que la terapia conductual es una parte importante del tratamiento de los niños con TDAH. Este trastorno no solo afecta la capacidad de un niño para poner atención o permanecer sentado en la escuela, sino que también afecta sus relaciones con la familia y su rendimiento académico. La terapia conductual es otra opción de tratamiento que puede ayudar a minimizar estos problemas en los niños y debe comenzarse tan pronto como se haga el diagnóstico.
Estos son algunos ejemplos que pueden servirle durante la terapia conductual de su niño:
• Cree una rutina. Intente apegarse a un mismo horario de actividades todos los días, desde que se levantan hasta que se acuestan.
• Organícese. Coloque las mochilas para el colegio, la ropa y los juguetes en el mismo lugar todos los días para que sea menos probable que su hijo los pierda.
• Evite las distracciones. Apague la TV, la radio y la computadora, especialmente cuando su niño esté haciendo la tarea.
• Limite las opciones. Dele a escoger entre dos cosas (esta ropa, comida, juguete, etc. o la otra) para que su niño no se sienta abrumado ni sobreestimulado.
• Cambie la forma en que interactúa con su niño. En lugar de largas explicaciones o de intentar engatusarlo, dele instrucciones claras y breves para recordarle sus responsabilidades.
• Póngale metas y prémielo. En una tabla ponga una lista de las metas y hágale un seguimiento a las buenas conductas premiando sus esfuerzos. Asegúrese de que las metas sean realistas, ¡los pasos pequeños son importantes!
• Ejerza una disciplina eficaz. En lugar de gritos y nalgadas, déjelo castigado sin que pueda hacer nada que lo divierta o quítele permisos como consecuencia de un comportamiento inadecuado.
• Ayude a su niño a descubrir sus talentos. Todos los niños necesitan experimentar logros para sentirse bien con ellos mismos. Descubrir las habilidades de su hijo, sea en los deportes, el arte o la música, puede fomentar sus destrezas sociales y autoestima.

Entrenamiento de los padres

Otra parte importante del tratamiento para un niño con TDAH es el entrenamiento de los padres. Los niños con TDAH puede que no respondan a los métodos tradicionales de crianza, por lo que los expertos recomiendan la educación de los padres. Este enfoque ha sido eficaz para educar a los padres sobre cómo enseñar a sus hijos la manera de organizarse, desarrollar destrezas para resolver problemas y sobrellevar los síntomas de TDAH.
El entrenamiento para padres se puede realizar en grupos o con familias individuales ya sea por terapeutas o en clases especiales. La organización Niños y Adultos con Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (Children and Adults with Attention Deficit/Hyperactivity Disorder o CHADD) ofrece un programa educativo único para ayudar a los padres y a otras personas a sortear los retos del TDAH que se presentan en su vida. Para obtener más información sobre el programa "Parent to Parent" de CHADD, visite su sitio web CHADD *.

Terapia conductual para niños en edad prescolar

Las directrices de práctica clínica del 2011 de la Academia Americana de Pediatría (en inglés) recomiendan que los médicos prescriban intervenciones conductuales que se basen en evidencia como la primera línea de tratamiento para niños en edad prescolar (de 4 a 5 años) con TDAH. Los padres o maestros pueden proveer este tratamiento.
La Agencia de Investigación y Calidad de la Atención Médica (AHRQ, por sus siglas en inglés) revisó en el 2010 todos los estudios existentes acerca de las opciones de tratamiento para niños en edad prescolar. La revisión halló suficiente evidencia para recomendar las intervenciones conductuales de padres como una buena opción de tratamiento para los niños en edad prescolar con una conducta perturbadora general, y como una opción útil para aquellos con síntomas de TDAH.
La revisión de la AHRQ encontró que los programas de crianza eficaces ayudan a los padres a desarrollar una relación positiva con sus hijos, les enseña cómo se desarrollan los niños y los ayuda a manejar las conductas negativas con disciplina positiva.

TDAH y el salón de clases

De la misma manera que los padres necesitan entrenamiento, es importante que los maestros cuenten con las destrezas necesarias para ayudar a los niños a controlar su TDAH. Sin embargo, debido a que la mayoría de los niños con TDAH no están matriculados en clases de educación especial, lo más probable es que sus maestros sean docentes tradicionales con poco conocimiento sobre el TDAH, por lo que estas recomendaciones les resultarán útiles.
Estos son algunos consejos para que los maestros manejen eficazmente su clase:
• Asigne una carpeta para la comunicación entre padres y maestros.
• Explique claramente las tareas.
• Ofrezca comentarios positivos.
• Tenga en cuenta si existen problemas de autoestima.
• Mantenga comunicación con el consejero o psicólogo escolar.

Lo que todos los padres deben saber...

Como el principal defensor de su niño, usted debe familiarizarse con los derechos médicos, legales y educativos de su hijo. Los niños con TDAH pueden calificar para recibir servicios especiales o tener derecho a asistir a una escuela bajo la llamada Ley sobre Personas con Discapacidades (Individuals with Disabilities in Education Act o IDEA) y una legislación que prohíbe la discriminación conocida como Sección 504.

El TDAH en los adultos

El TDAH a menudo perdura hasta la edad adulta. Para obtener más información acerca del diagnóstico y tratamiento a lo largo de la vida, visite los sitios web del Centro Nacional de Recursos para el TDAH y de los Institutos Nacionales de Salud Mental.

Recuperado con fines educativos del website: MedlinePlus
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica.

BUSCAR CONTENIDOS

Búsqueda personalizada