2 Reyes 12-13-14-15, Puntos sobresalientes de la Biblia: semana del 7 de septiembre

Puntos sobresalientes de la lectura de la Biblia: 2 Reyes 12 a 15. Información para el estudio personal

Leer y Escuchar la lectura de la Biblia en JW.org


Investigación para los Puntos sobresalientes de: 2 Reyes 12 a 15


(2 REYES 12:10)

“Y acontecía que, en cuanto veían que había una gran cantidad de dinero en el cofre, el secretario del rey y el sumo sacerdote subían, y lo ataban y contaban el dinero que se hallaba en la casa de Jehová.”

*** it-1 pág. 363 Bolsa ***
La palabra hebrea tseróhr se deriva de un verbo que significa “envolver” (Éx 12:34) y designa un tipo común de receptáculo atado con una cuerda o cordel, ya sea a modo de “atado” (Gé 42:35) o de “bolsa” anudada. (Pr 7:20; Can 1:13.) Parece ser que de este modo ataban el dinero del cofre de las contribuciones del templo, probablemente en cantidades uniformes. (2Re 12:10.)

(2 REYES 12:13)

“Solo que en lo tocante a la casa de Jehová no se hicieron fuentes de plata, apagadores, tazones, trompetas, ninguna clase de objeto de oro ni objeto de plata del dinero que se estaba trayendo a la casa de Jehová;”

*** it-1 pág. 151 Apagadores ***
APAGADORES
La palabra hebrea mezam•mé•reth, traducida “despabiladeras” (Mod, VP), “cuchillos” (BJ) y “apagadores” (NM), se deriva de una raíz (za•már) que significa “recortar; podar”, de ahí que algunos crean que con ella se hace referencia a unos utensilios semejantes a tijeras destinados a despabilar las mechas de las lámparas. No obstante, todo lo que se sabe a ciencia cierta de estos utensilios es que estaban hechos de oro o de cobre y que se usaban en los servicios del templo. (1Re 7:50; 2Re 12:13; 25:14; 2Cr 4:22; Jer 52:18.)

(2 REYES 13:3)

“Y la cólera de Jehová se enardeció contra Israel, de modo que los dio en mano de Hazael el rey de Siria y en mano de Ben-hadad hijo de Hazael todos los días de ellos.”

*** it-1 pág. 1094 Hazael ***
Hazael llegó a ser un gran opresor de Israel, en particular durante el reinado de Jehoacaz, hijo de Jehú, y de ese modo cumplió lo que el profeta Eliseo había previsto: Hazael entregaría los lugares fortificados de Israel al fuego, mataría a espada a sus hombres selectos, estrellaría a sus hijos y rajaría a sus mujeres que estaban encintas. (2Re 13:3, 22; 8:12.)

(2 REYES 13:5)

“Por lo tanto, Jehová dio a Israel un salvador, de modo que ellos salieron de debajo de la mano de Siria, y los hijos de Israel continuaron morando en sus hogares como antes.”

*** it-1 pág. 308 Ben-hadad ***
3. Ben-hadad III, hijo de Hazael rey de Siria (2Re 13:3), se asoció con su padre en los días de Jehoacaz para oprimir a Israel (876-c. 860 a. E.C.) y capturar algunas ciudades israelitas, pero Jehová levantó “un salvador” para Israel, papel que probablemente desempeñaron Jehoás, hijo de Jehoacaz (c. 859-845 a. E.C.), y Jeroboán II (c. 844-804 a. E.C.), su sucesor. (2Re 13:4, 5.) En cumplimiento de la profecía final de Eliseo, Jehoás reconquistó “de la mano de Ben-hadad hijo de Hazael las ciudades que él había tomado de la mano de Jehoacaz”, derrotando en tres ocasiones a las fuerzas sirias. (2Re 13:19, 23-25.) Jeroboán II consolidó las victorias de su padre sobre Siria y restituyó los límites de Israel a su estado anterior, actuando así como un salvador para su país. (2Re 14:23-27.) No se hace mención de Ben-hadad III en las conquistas de Jeroboán, y puede que ya no viviese para ese entonces.

(2 REYES 13:7)

“Porque no le había dejado a Jehoacaz gente alguna sino cincuenta hombres de a caballo y diez carros y diez mil hombres de a pie, porque el rey de Siria los había destruido, para hacerlos como el polvo cuando se trilla.”

*** it-2 pág. 1160 Trillar ***
La acción de trillar también se ha usado como ejemplo del trato aplastante que algunos hombres dan a otros. (2Re 13:7.)

(2 REYES 13:17)

“Entonces [Eliseo] dijo: “Abre la ventana hacia el este”. De modo que él la abrió. Por fin Eliseo dijo: “¡Dispara!”. De manera que él disparó. [Eliseo] ahora dijo: “¡La flecha de salvación de Jehová, aun la flecha de salvación contra Siria! Y ciertamente derribarás a Siria en Afeq hasta el punto de acabar”.”

*** it-1 pág. 63 Afeq ***
5. Ciudad mencionada en 1 Reyes 20:26 como el lugar de la derrota del rey sirio Ben-hadad II. Los sirios se retiraron a la ciudad, pero el muro cayó sobre ellos, y mató a 27.000 soldados. (1Re 20:29, 30.) También parece que este fue el lugar donde el moribundo profeta Eliseo le dijo al rey Jehoás que los sirios sufrirían futuras derrotas a manos de los israelitas. (2Re 13:17-19, 25.) Algunos eruditos ubican a la Afeq mencionada en estos textos a unos 5 Km. al E. del mar de Galilea, en el pueblo moderno de Afiq o Fiq, pero hasta la fecha no se han encontrado en ese lugar restos anteriores al siglo IV a. E.C. Sin embargo, en la cercana ʽEn Gev, en la costa del mar de Galilea, se han descubierto restos de una ciudad de los siglos X a VIII a. E.C.

(2 REYES 13:21)

“Y aconteció que, mientras estaban enterrando a un hombre, pues, aquí vieron la partida merodeadora. Al punto arrojaron al hombre en la sepultura de Eliseo, y se fueron. Cuando el hombre tocó los huesos de Eliseo, inmediatamente llegó a vivir, y se levantó sobre sus pies.”

*** w05 1/8 pág. 11 Puntos sobresalientes del libro de Segundo de los Reyes ***
13:20, 21. ¿Apoya este milagro la veneración de reliquias? No. La Biblia no indica que los huesos de Eliseo se hubieran venerado alguna vez. El milagro se debió al poder de Dios, como fue el caso de todos los portentos que el profeta realizó en vida.

*** w91 15/11 pág. 5 ¿Agrada a Dios la devoción a reliquias? ***
Ciertos defensores de la veneración de reliquias citan 2 Reyes 13:21, que dice: “Aconteció que, mientras estaban enterrando a un hombre, pues, aquí vieron la partida merodeadora. Al punto arrojaron al hombre en la sepultura [del profeta] Eliseo, y se fueron. Cuando el hombre tocó los huesos de Eliseo, inmediatamente llegó a vivir, y se levantó sobre sus pies”. Este fue un milagro relacionado con los huesos sin vida de un profeta de Dios. Pero Eliseo estaba muerto y no tenía “conciencia de nada en absoluto” al tiempo del milagro. (Eclesiastés 9:5, 10.) Por lo tanto, aquella resurrección tiene que atribuirse al poder obrador de milagros de Jehová Dios, quien la efectuó mediante su espíritu santo o fuerza activa. También debe notarse que las Escrituras no dicen que alguna vez se veneraran los huesos de Eliseo.

*** it-1 págs. 1183-1184 Huesos ***
Un milagro que aconteció con relación a Eliseo (después de muerto) fue la inmediata resurrección de un hombre cuyo cuerpo muerto fue arrojado en la sepultura de Eliseo y tocó sus huesos. Este milagro sirvió para probar que Eliseo no ejecutó milagros por su propio poder, sino gracias al de Dios. Además, fue un claro testimonio o sello divino por parte de Dios, quien demostró que el fiel Eliseo había sido un profeta verdadero. (2Re 13:20, 21.)

(2 REYES 13:22)

“En cuanto a Hazael el rey de Siria, él oprimió a Israel todos los días de Jehoacaz.”

*** it-1 pág. 1094 Hazael ***
Hazael llegó a ser un gran opresor de Israel, en particular durante el reinado de Jehoacaz, hijo de Jehú, y de ese modo cumplió lo que el profeta Eliseo había previsto: Hazael entregaría los lugares fortificados de Israel al fuego, mataría a espada a sus hombres selectos, estrellaría a sus hijos y rajaría a sus mujeres que estaban encintas. (2Re 13:3, 22; 8:12.)

(2 REYES 14:1)

“En el año segundo de Jehoás hijo de Jehoacaz el rey de Israel, Amasías hijo de Jehoás el rey de Judá llegó a ser rey.”

*** it-2 pág. 106 Joacaz ***
1. Variante del nombre de Jehoacaz, rey de Israel, según lo traducen la mayoría de las versiones en 2 Reyes 14:1. Aunque el texto masorético lee Yoh•ʼa•jáz, la Traducción del Nuevo Mundo, de acuerdo con los manuscritos hebreos que usan la forma Yehoh•ʼa•jáz, vierte el nombre Jehoacaz. (Véase JEHOACAZ núm. 2.)

(2 REYES 14:2)

“Veinticinco años de edad tenía cuando empezó a reinar, y por veintinueve años reinó en Jerusalén. Y el nombre de su madre era Jehoadín de Jerusalén.”

*** it-2 pág. 28 Jehoadín ***
JEHOADÍN
(Jehová Es Placer).
Madre del rey Amasías de Judá y esposa de Jehoás. (2Re 14:1, 2.) En el texto hebreo el nombre se escribe “Jehoadín”, pero una nota marginal indica que debe leerse “Jehoadán”, como en 2 Crónicas 25:1.

(2 REYES 14:8)

“Entonces fue cuando Amasías envió mensajeros a Jehoás hijo de Jehoacaz hijo de Jehú el rey de Israel, a decir: “Ven, sí. Mirémonos al rostro uno al otro”.”

*** it-1 pág. 111 Amasías ***
La segunda campaña de Amasías fue trágica desde el comienzo hasta el fin. Los 100.000 hombres de Israel a los que se había despedido hicieron incursiones en las ciudades de Judá mientras regresaban al N. Quizás haya sido esto lo que impulsó a Amasías a desafiar insensatamente a Jehoás, el rey del fuerte reino norteño, diciendo: “Ven, sí. Mirémonos al rostro uno al otro”. La respuesta de Jehoás fue: ‘¡Qué necio es que un yerbajo espinoso se enfrente a un cedro macizo tan solo para ser hollado por una bestia salvaje!’; no obstante, Amasías rehusó escuchar. Al parecer estaba hinchado de orgullo por su reciente victoria, pero Jehová había predeterminado su derrota debido a su idolatría. La batalla se libró en Bet-semes. Judá huyó, Amasías fue capturado, se abrió una brecha de unos 178 m. en el muro de Jerusalén y gran parte de los tesoros del templo fueron llevados a Samaria junto con muchos rehenes. (2Re 14:8-14; 2Cr 25:13, 17-24.)

(2 REYES 14:9)

“Ante eso, Jehoás el rey de Israel envió a decir a Amasías el rey de Judá: “El yerbajo espinoso mismo que estaba en el Líbano envió a decir al cedro que estaba en el Líbano: ‘Da, sí, tu hija a mi hijo por esposa’. Sin embargo, una bestia salvaje del campo que estaba en el Líbano pasó y holló al yerbajo espinoso.”

*** it-1 pág. 452 Cedro ***
Uso figurado. El majestuoso cedro se usa en las Escrituras en sentido figurado para representar dignidad real, gran altura y fuerza, tanto real como aparente. (Eze 31:2-14; Am 2:9; Zac 11:1, 2.) En este sentido, el rey Jehoás de Israel pretendió que su respuesta al rey Amasías de Judá fuese un insulto humillante cuando comparó el reino de Amasías a un “yerbajo espinoso”, mientras asemejaba su propio reino a un enorme cedro del Líbano. (2Re 14:9; compárese con Jue 9:15, 20.)

(2 REYES 14:13)

“Y fue a Amasías el rey de Judá hijo de Jehoás hijo de Ocozías a quien Jehoás el rey de Israel capturó en Bet-semes, después de lo cual vinieron a Jerusalén, y él hizo una brecha en el muro de Jerusalén, desde la Puerta de Efraín hasta la misma Puerta de la Esquina, cuatrocientos codos.”

*** it-2 pág. 760 Puerta, paso de entrada ***
Puerta de Efraín. La Puerta de Efraín estaba situada en el Muro Ancho, a 400 codos (178 m.) al E. de la Puerta de la Esquina. (2Re 14:13; 2Cr 25:23.) Esta salida daba al N., en la dirección del territorio de Efraín. Algunos investigadores la han identificado con la Puerta del Medio (Jer 39:3) y otros, con la Primera Puerta. (Zac 14:10.) Se cree que corresponde con la puerta llamada Genat, o del Jardín, de la que habla el historiador judío Josefo. (La Guerra de los Judíos, libro V, cap. IV, sec. 2.) Cerca de esta puerta había una plaza pública, en la que en el tiempo de Nehemías se erigían cabañas para la celebración de la fiesta de las cabañas. (Ne 8:16.) Esta puerta no se menciona en el relato de Nehemías sobre la reedificación seguramente debido a que no necesitó que se le hicieran grandes reparaciones.

*** it-2 pág. 760 Puerta, paso de entrada ***
Puerta de la Esquina. Esta puerta debía estar situada en el ángulo noroccidental del muro de la ciudad, al O. de la Puerta de Efraín. (2Re 14:13; 2Cr 25:23.) Estaba en el lado E. del valle de Hinón, al parecer en el punto donde el muro occidental de la ciudad vieja se unía al Muro Ancho.

(2 REYES 14:23)

“En el año quince de Amasías hijo de Jehoás el rey de Judá, Jeroboán hijo de Jehoás el rey de Israel llegó a ser rey en Samaria por cuarenta y un años.”

*** si pág. 153 párr. 2 Libro bíblico número 32: Jonás ***
En 2 Reyes 14:23-25 leemos que Jeroboán el rey de Israel extendió el límite de la nación según la palabra que Jehová habló por medio de Jonás. Esto indicaría que Jonás profetizó alrededor de 844 a.E.C., el año del ascenso de Jeroboán II de Israel y muchos años antes de que Asiria, con su capital en Nínive, empezara a dominar a Israel.

(2 REYES 14:25)

“Él fue quien restauró el límite de Israel, desde el punto de entrada de Hamat hasta el mismo mar del Arabá, conforme a la palabra de Jehová el Dios de Israel que él habló por medio de su siervo Jonás hijo de Amitai, el profeta que era de Gat-héfer.”

*** ia cap. 13 págs. 108-109 párr. 4 Aprendió de sus errores ***
La Biblia revela algunos detalles que nos ayudan a conocerlo mejor (lea 2 Reyes 14:25). Por ejemplo, sabemos que procedía de Gat-héfer, que estaba a solo cuatro kilómetros (dos millas y media) de Nazaret, el pueblo donde unos ochocientos años después se criaría Jesús. Jonás desempeñó su comisión de profeta cuando el malvado rey Jeroboán II gobernaba sobre las 10 tribus del reino de Israel. Ya hacía mucho que Elías no estaba, y su sucesor, Eliseo, había muerto durante el reinado del padre de Jeroboán II. Por medio de estos dos profetas, Jehová había erradicado el culto de Baal, pero Israel había vuelto a descarriarse. El país se hallaba ahora bajo un rey que persistía en hacer “lo que era malo a los ojos de Jehová” (2 Rey. 14:24). De modo que ser profeta en esos tiempos no debió ser fácil. Aun así, Jonás cumplió fielmente su misión.

*** w09 1/1 pág. 25 Aprendió de sus errores ***
Sabemos, por lo que dice 2 Reyes 14:25, que procedía de Gat-héfer, que estaba a solo cuatro kilómetros (dos millas y media) de Nazaret, el pueblo donde unos ocho siglos después se criaría Jesucristo. Jonás profetizó cuando Jeroboán II gobernaba sobre las diez tribus del reino de Israel. Ya hacía mucho tiempo que Elías había desaparecido; y su sucesor, Eliseo, había muerto durante el reinado del padre de Jeroboán II. Ambos profetas —enviados por Jehová— habían conseguido erradicar la adoración de Baal, pero Israel había vuelto a descarriarse. El país se hallaba ahora bajo la influencia de un rey que “hac[ía] lo que era malo a los ojos de Jehová” (2 Reyes 14:24). De modo que ser profeta en esos tiempos no debió ser fácil ni agradable. Aun así, Jonás cumplió fielmente su comisión.

*** it-2 pág. 307 Mar Salado ***
MAR SALADO
Una de las designaciones bíblicas del gran lago o mar conocido en la actualidad como el mar Muerto. En el mar Salado (Yam ha-Melah) desemboca el río Jordán.
Nombre. “Mar Salado” es la primera denominación que aparece en la Biblia para designar este mar, y también la más frecuente. El término es muy apropiado, pues esta es la masa de agua más salada que hay en la Tierra. (Gé 14:3; Nú 34:3, 12; Jos 15:2, 5.) Está en la gran falla en la que se encuentra el Arabá, por lo que también recibe el nombre de mar del Arabá. (Dt 4:49; 2Re 14:25.) No obstante, a veces se añade el nombre “mar Salado” después de decir “mar del Arabá”, quizás para dejar claro a qué masa de agua se hace referencia con este último nombre. (Dt 3:17; Jos 3:16; 12:3.)

(2 REYES 14:28)

“En cuanto al resto de los asuntos de Jeroboán y todo lo que hizo, y su poderío, cómo peleó y cómo restituyó Damasco y Hamat a Judá en Israel, ¿no están escritos en el libro de los asuntos de los días de los reyes de Israel?”

*** it-1 pág. 623 Damasco ***
Como rey de Damasco, Hazael continuó una política agresiva hacia Israel. (2Re 10:32.) Al extender el poder damasceno hasta la ciudad filistea de Gat, llegó a invadir Judá e intimidar al rey Jehoás (898-859 a. E.C.), de manera que el rey de Judá tuvo que pagar un enorme tributo para librar a Jerusalén del ataque sirio. (2Re 12:17, 18; 13:3, 22; 2Cr 24:23, 24.) Durante el reinado de Ben-hadad III, sucesor de Hazael, Jehoás de Israel (c. 859-845 a. E.C.) derrotó en tres ocasiones a Siria, lo que hizo que remitiese el yugo de Damasco sobre el territorio de Israel. (2Re 13:24, 25.) Posteriormente, Jeroboán II de Israel (c. 844-804 a. E.C.) penetró en Siria hasta el “punto de entrada de Hamat”, y “restituyó Damasco y Hamat a Judá en Israel”. (2Re 14:23-28.) Se cree que esto significa que hizo tributarios a tales reinos, una situación similar a la de los días de David y Salomón. (1Re 4:21.)

*** it-2 pág. 66 Jeroboán ***
Sin embargo, el logro sobresaliente de su reinado fue la recuperación de territorio que el reino había perdido antes. En cumplimiento de la profecía de Jonás, Jeroboán “restauró el límite de Israel, desde el punto de entrada de Hamat hasta el mismo mar del Arabá [mar Muerto]”. También se le atribuye la restitución de “Damasco y Hamat a Judá en Israel”. (2Re 14:25-28.) Esto posiblemente signifique que Jeroboán convirtió Damasco y Hamat en reinos tributarios, como lo habían sido durante los reinados de David y Salomón. (Compárese con 2Sa 8:5-10; 1Re 4:21; 2Cr 8:4.)

(2 REYES 15:1)

“En el año veintisiete de Jeroboán el rey de Israel, Azarías hijo de Amasías el rey de Judá llegó a ser rey.”

*** it-2 pág. 1178 Uzías ***
Después de la muerte de su padre, el pueblo de Judá hizo rey a Uzías cuando solo contaba con dieciséis años de edad. (2Re 14:21; 2Cr 26:1.) Sin embargo, según 2 Reyes 15:1, Uzías llegó a ser rey en el año vigésimo séptimo del rey israelita Jeroboán (II). Como esto colocaría el comienzo del gobierno de Uzías aproximadamente doce años después de la muerte de su padre, la referencia del pasaje mencionado debe aludir a ‘llegar a ser rey’ en un sentido especial. Es posible que en el año vigésimo séptimo del rey Jeroboán, el reino de dos tribus de Judá se liberase de su sujeción al reino septentrional, sujeción que pudo haber empezado cuando el rey israelita Jehoás derrotó a Amasías, el padre de Uzías. (2Cr 25:22-24.) Por consiguiente, puede que Uzías llegase a ser rey por segunda vez en el sentido de estar libre de la dominación del rey israelita Jeroboán (II).

(2 REYES 15:5)

“Por fin Jehová plagó al rey, y este continuó leproso hasta el día de su muerte, y siguió morando en su casa, exento de deberes, mientras Jotán el hijo del rey estaba sobre la casa y juzgaba a la gente de la tierra.”

*** w05 1/8 pág. 11 Puntos sobresalientes del libro de Segundo de los Reyes ***
15:1-6. ¿Por qué plagó Jehová con lepra a Azarías (Uzías, según la nota del versículo 6)? “Tan pronto como [Uzías] se hizo fuerte, su corazón se hizo altivo [...], de modo que actuó infielmente contra Jehová su Dios y entró en el templo de Jehová para quemar incienso sobre el altar del incienso.” Cuando los sacerdotes “se plantaron contra Uzías” y le mandaron que “[saliera] del santuario”, él se enfureció con los sacerdotes y fue castigado con lepra (2 Crónicas 26:16-20).

(2 REYES 15:16)

“Fue entonces cuando Menahem procedió a derribar a Tifsah y a todo lo que había en ella, y a su territorio desde Tirzá afuera, porque ella no abrió, y él se puso a derribarla. A todas sus mujeres encintas las rajó.”

*** it-2 pág. 361 Menahem ***
MENAHEM
(Consolador).
Hijo de Gadí y rey de Israel durante diez años, aproximadamente desde 790 a. E.C. Cuando se enteró de que Salum había asesinado al rey Zacarías, fue de Tirzá a Samaria para dar muerte allí al asesino, tras lo cual asumió el poder. Debió ser durante la primera parte de su reinado cuando Menahem arrasó Tifsah “y a todo lo que había en ella, y a su territorio desde Tirzá afuera, porque ella no abrió”. Al parecer la ciudad se resistió a abrirle la puerta (LXX, Sy, Vg). El pueblo recibió un trato cruel: “A todas sus mujeres encintas las rajó”. (2Re 15:10, 13-17.)

(2 REYES 15:19)

“Pul el rey de Asiria entró en el país. En consecuencia, Menahem dio a Pul mil talentos de plata, para que sus manos resultaran estar con él para fortalecer el reino en su propia mano.”

*** it-1 pág. 237 Asiria ***
Tiglat-piléser III. El primer rey asirio que se menciona por nombre en la Biblia es Tiglat-piléser III (2Re 15:29; 16:7, 10), también llamado “Pul” en 2 Reyes 15:19. Debido a que en 1 Crónicas 5:26 aparecen ambos nombres, en el pasado se pensó que se trataba de dos reyes distintos. Sin embargo, la lista “A” de reyes babilonios da el nombre de “Pulu” e indica que ambos nombres corresponden a la misma persona. De modo que es posible que en un principio se conociera a este rey por el nombre de Pul y que al ascender al trono asirio, adoptara el nombre de Tiglat-piléser.

*** it-1 pág. 237 Asiria ***
Durante el reinado de Menahem de Israel (c. 790-781 a. E.C.) Tiglat-piléser III invadió el territorio del reino septentrional. Menahem le pagó 1.000 talentos de plata (6.606.000 dólares [E.U.A.]) y así consiguió la retirada de los asirios. (2Re 15:19, 20.)

*** it-2 pág. 361 Menahem ***
Durante su reinado, el rey asirio Pul (Tiglat-piléser III) invadió Israel y obligó a Menahem a pagarle “mil talentos de plata” (6.606.000 dólares [E.U.A.]). Menahem consiguió esta suma poniendo un impuesto de 50 siclos de plata sobre cada uno de los “hombres valientes y poderosos” de Israel. Como un talento de plata equivalía a unos 3.000 siclos, la cantidad total de plata se obtuvo de unas 60.000 personas. Menahem le dio la plata al rey asirio “para que sus manos resultaran estar con él para fortalecer el reino en su propia mano”. Cuando Pul recibió esta cantidad, se retiró del país. (2Re 15:19, 20.)

*** it-2 págs. 1126-1127 Tiglat-piléser III ***
Este rey aparece primero en el relato bíblico con el nombre de “Pul”. (2Re 15:19.) En 1 Crónicas 5:26 también se dice que Dios “excitó el espíritu de Pul el rey de Asiria, aun el espíritu de Tilgat-pilnéser el rey de Asiria, de manera que él se llevó al destierro” a las gentes de ciertas tribus de Israel. Los registros seglares antiguos aplican ambos nombres al mismo individuo; el nombre “Pulu” aparece en lo que se conoce como “Lista A de reyes babilonios”, mientras que la “Crónica Sincronística” menciona a “Tukulti-apal-isarra” (Tiglat-piléser). (Ancient Near Eastern Texts, edición de J. B. Pritchard, 1974, págs. 272, 273.) También se ha de mencionar que en hebreo el texto citado anteriormente emplea el verbo llevar en singular en vez de en plural. La opinión común es que “Pul” era el nombre personal del monarca y que adoptó el de “Tiglat-piléser” (el nombre de un famoso rey asirio anterior) cuando ascendió al trono.
Al parecer, durante la primera parte de su reinado, Tiglat-piléser III se ocupó en extender los dominios del imperio hacia el S., el E., y el N. Sin embargo, la sombra amenazadora de Asiria se cernería pronto sobre Siria y Palestina, hacia el O.
Algunas inscripciones asirias que narran una campaña de Tiglat-piléser III en Siria mencionan a cierto Azriau de Ia-ú-da-a-a (Judá). (Ancient Near Eastern Texts, págs. 282, 283.) Al parecer se alude al rey Azarías de Judá, más conocido como Uzías (829-778 a. E.C.), pero este sigue siendo un asunto discutible, pues hay quien asegura que al pequeño reino de Samʼal, en Siria, también se le llamaba Judá en algunas ocasiones. Parece remota la posibilidad de que existiese un rey pagano conocido por un nombre que incluyera el nombre de Jah (la forma abreviada de Jehová) y que además fuera contemporáneo de un rey de Judá llamado igual; sin embargo, la Biblia no vincula a Tiglat-piléser III con Azarías (Uzías), y los registros asirios están considerablemente mutilados.
Durante el reinado del rey Menahem de Israel (c. 790-781 a. E.C.), Tiglat-piléser III (Pul) penetró en Palestina, por lo que Menahem buscó el favor de los asirios pagando como tributo “mil talentos de plata” (6.606.000 dólares [E.U.A.] según valores actuales). Apaciguado temporalmente, Tiglat-piléser retiró sus fuerzas. (2Re 15:19, 20.) Los documentos asirios se refieren a Me-ni-hi-im-me (Menahem), junto con Rezón (Rezín) de Damasco e Hiram de Tiro, como reyes tributarios de Tiglat-piléser.
Posteriormente, en el tiempo del rey Acaz de Judá (761-746 a. E.C.), el rey Péqah de Israel formó una confederación con el rey Rezín de Damasco y atacó Judá. (2Re 16:5, 6; Isa 7:1, 2.) Aunque se aseguró al rey Acaz por medio del profeta Isaías que en un corto período de tiempo los dos reinos conspiradores serían borrados de la escena, él decidió enviar un soborno a Tiglat-piléser para que acudiese en su auxilio. (2Re 16:7, 8; Isa 7:7-16; 8:9-13.) Una inscripción asiria describe el tributo pagado por Ia-ú-ha-zi (Jehoacaz o Acaz) de Judá y otros reyes de esa zona con las siguientes palabras: “[...] oro, plata, estaño, hierro, antimonio, vestidos de lino de franjas multicolores, vestidos de sus (industrias) nativas (hechos de) lana purpúrea oscura... toda especie de objetos costosos tanto productos del mar como obtenidos en el continente, los productos (selectos) de sus regiones, los tesoros de (sus) reyes, caballos, mulas (acostumbradas a)l yugo”. (La Sabiduría del Antiguo Oriente, edición de J. B. Pritchard, 1966, pág. 228.) El agresivo rey asirio respondió a la súplica de Acaz con una incursión en Israel, en la que se apoderó de varias ciudades norteñas e invadió las regiones de Galaad, Galilea y Neftalí, de donde se llevó a muchos al exilio. (2Re 15:29; 1Cr 5:6, 26.) Damasco fue atacada y cayó ante las huestes asirias, y su rey Rezín fue asesinado. En Damasco, Tiglat-piléser III recibió la visita del rey Acaz de Judá, quien fue a expresar gratitud o sumisión a Asiria. (2Re 16:9-12.)
Isaías predijo por inspiración que Jehová se valdría del rey de Asiria como una “navaja alquilada” para ‘afeitar’ al reino de Judá. (Isa 7:17, 20.) Prescindiendo de si la “navaja alquilada” hacía referencia específica a Tiglat-piléser III —a quien Acaz sobornó— o no, el registro muestra que él le causó gran dificultad al rey de Judá y que el soborno de Acaz “no le fue de ningún auxilio”. (2Cr 28:20, 21.) Puede que esto haya marcado la fase inicial de la ‘inundación’ provocada por la invasión asiria de Judá, que con el tiempo tenía que ‘llegar hasta el cuello del reino’, tal como sucedió en el tiempo de Ezequías. (Isa 8:5-8; 2Re 18:13, 14.)
En sus inscripciones, Tiglat-piléser III dice lo siguiente con respecto al reino septentrional de Israel: “Destronaron a su rey Péqah (pa-qa-ha) y nombré a Oseas (a-ú-si-ʼ) por soberano sobre ellos. Recibí de ellos 10 talentos de oro [3.853.500 dólares (E.U.A.)], 1000 (?) talentos de plata [6.606.000 dólares (E.U.A.)] por [tri]buto suyo y los llevé a Asiria”. (La Sabiduría del Antiguo Oriente, pág. 230.) Así pues, el rey asirio se atribuye el mérito por la ascensión de Hosea al trono de Israel después de su asesina conspiración contra su antecesor, Péqah (c. 758 a. E.C.). (2Re 15:30.)

*** it-2 pág. 1127 Tiglat-piléser III ***
En 2 Crónicas 28:16 se dice que Acaz fue “a pedir ayuda a los reyes de Asiria”. En el texto hebreo masorético aparece “reyes” en plural, y aunque viene en singular (“rey”) en la Septuaginta y en otros manuscritos antiguos, un buen número de versiones apoya el plural hebreo (BAS, BJ, DK, FS, LT, MK, Mod, NM, RH, Str, Val). Algunos doctos opinan que este plural es mayestático y denota la grandeza que se le atribuye al monarca (Tiglat-piléser III) como “rey de reyes”. Sin embargo, también se han de destacar las palabras jactanciosas del monarca asirio registradas en Isaías 10:8: “¿No son mis príncipes al mismo tiempo reyes?”, de lo que se desprende que la referencia a “Pul el rey de Asiria” (2Re 15:19) podría corresponder a un tiempo en el que, antes de convertirse en cabeza de todo el imperio, tal vez fue gobernante de una provincia.

*** si pág. 69 párr. 3 Libro bíblico número 12: 2 Reyes ***
Están, además, las inscripciones del rey asirio Tiglat-piléser III (Pul), que nombran a varios reyes de Israel y Judá, entre ellos a Menahem, Acaz y Péqah (15:19, 20; 16:5-8).

*** w88 15/2 pág. 26 La cruel Asiria... la segunda gran potencia mundial ***
Tiglat-piléser III (también llamado Pul) es el primer rey asirio cuyo nombre se da en la Biblia. Él invadió el reino norteño o septentrional de Israel durante el reinado de Menahem (791-780 a.E.C.). La Biblia dice que Menahem le pagó mil talentos de plata para que se retirara. (2 Reyes 15:19, 20.)
En sus propios anales, hallados en Cálah, Tiglat-piléser confirma este dato bíblico, diciendo: “Recibí tributo de [...] Menahem de Samaria”.

(2 REYES 15:20)

“De manera que Menahem sacó la plata a expensas de Israel, a expensas de todos los hombres valientes y poderosos, para dar al rey de Asiria cincuenta siclos de plata por cada hombre. Con esto el rey de Asiria se volvió, y no se quedó allí en el país.”

*** it-2 pág. 361 Menahem ***
Durante su reinado, el rey asirio Pul (Tiglat-piléser III) invadió Israel y obligó a Menahem a pagarle “mil talentos de plata” (6.606.000 dólares [E.U.A.]). Menahem consiguió esta suma poniendo un impuesto de 50 siclos de plata sobre cada uno de los “hombres valientes y poderosos” de Israel. Como un talento de plata equivalía a unos 3.000 siclos, la cantidad total de plata se obtuvo de unas 60.000 personas. Menahem le dio la plata al rey asirio “para que sus manos resultaran estar con él para fortalecer el reino en su propia mano”. Cuando Pul recibió esta cantidad, se retiró del país. (2Re 15:19, 20.)

(2 REYES 15:29)

“En los días de Péqah el rey de Israel, Tiglat-piléser el rey de Asiria entró y procedió a tomar a Ijón y Abel-bet-maacá y Janóah y Quedes y Hazor y Galaad y Galilea, toda la tierra de Neftalí, y a llevárselos al destierro en Asiria.”

*** it-1 pág. 17 Abel-bet-maacá, Abel de Bet-maacá ***
Tiglat-piléser III de Asiria tomó Abel de Bet-Maacá durante el reinado de Péqah, y a sus habitantes se les envió al exilio. (2Re 15:29.) Esta ciudad, llamada Abilakka en los textos asirios, aparece en las inscripciones de Tiglat-piléser III en la lista de las ciudades que conquistó.

*** it-1 pág. 41 Acaz ***
Con relación a los “sesenta y cinco años” de Isaías 7:8, cuando, según este profeta, Efraín sería “hecho añicos”, el Comentario exegético y explicativo de la Biblia (de Jamieson, Fausset y Brown, C.B.P., 1981, vol. 1, pág. 560) dice: “Unos dos años después de esta fecha tuvo lugar una deportación de israelitas bajo Tiglat-pileser (2 Reyes 15:29). Unos veinte años más tarde, se efectuó otra por Salmanasar (2 Reyes 17:1-6), cuando reinaba Oseas. Pero la última, que ‘cortó’ enteramente a Israel, al punto de ‘no ser ya pueblo’, y fue seguida de la colonización de Samaria por extranjeros, tuvo lugar bajo Esar-hadón, quien se llevó también a Manasés, rey de Judá, el año vigésimo segundo de su reinado, sesenta y cinco años después de haberse proferido esta profecía (Cf. Esdras 4:2, 3, 10, con 2 Reyes 17:24; 2 Crónicas 33:11)”.

*** it-1 pág. 445 Cautiverio ***
Durante el reinado de Péqah, rey israelita de Samaria (c. 778-759 a. E.C.), el rey asirio Pul (Tiglat-piléser III) fue contra Israel, capturó una importante sección del N. del país y deportó a sus habitantes a las partes orientales de su imperio. (2Re 15:29.)

*** it-2 pág. 633 Péqah ***
Parece ser que en esta ocasión también tomó las regiones de Galaad, Galilea y Neftalí y varias ciudades del N. de Israel. (2Re 15:29.) Más tarde, Hosea, hijo de Elah, mató a Péqah, y se convirtió en el siguiente rey de Israel. (2Re 15:30.)
Un texto histórico fragmentario de Tiglat-piléser III informa de su campaña contra Israel: “Todos sus habitantes (y) sus posesiones llevé a Asiria. Destronaron a su rey Péqah (pa-qa-ha) y nombré a Oseas (a-ú-si-ʼ) por soberano sobre ellos”. (La Sabiduría del Antiguo Oriente, edición de J. B. Pritchard, 1966, pág. 230.)

(2 REYES 15:30)

“Por fin Hosea hijo de Elah formó una conspiración contra Péqah hijo de Remalías y lo hirió y le dio muerte; y empezó a reinar en lugar de él en el año veinte de Jotán hijo de Uzías.”

*** it-1 pág. 1178 Hosea ***
Segundo de los Reyes 15:30 indica que Hosea dio muerte a Péqah y “empezó a reinar en lugar de él en el año veinte de Jotán”. Dado que al rey Jotán de Judá solo se le atribuyen dieciséis años de reinado (2Re 15:32, 33; 2Cr 27:1, 8), esta referencia quizás aluda al año vigésimo contando desde el principio del reinado de Jotán, lo que en realidad sería el año cuarto del reinado de Acaz, su sucesor. (Véase JOTÁN núm. 3.)

*** it-2 pág. 135 Jotán ***
Puesto que Jotán solo gobernó dieciséis años, la referencia que se hace en 2 Reyes 15:30 al “año veinte de Jotán” parece que ha de entenderse como una referencia al año vigésimo después de llegar a ser rey, es decir, el año cuarto de Acaz. Puede que el escritor de Reyes prefiriese no introducir a Acaz, sucesor de Jotán, en este punto del relato debido a que aún tenía detalles que suministrar sobre el reinado de Jotán.

*** it-2 pág. 633 Péqah ***
Parece ser que en esta ocasión también tomó las regiones de Galaad, Galilea y Neftalí y varias ciudades del N. de Israel. (2Re 15:29.) Más tarde, Hosea, hijo de Elah, mató a Péqah, y se convirtió en el siguiente rey de Israel. (2Re 15:30.)
Un texto histórico fragmentario de Tiglat-piléser III informa de su campaña contra Israel: “Todos sus habitantes (y) sus posesiones llevé a Asiria. Destronaron a su rey Péqah (pa-qa-ha) y nombré a Oseas (a-ú-si-ʼ) por soberano sobre ellos”. (La Sabiduría del Antiguo Oriente, edición de J. B. Pritchard, 1966, pág. 230.)

*** it-2 pág. 1127 Tiglat-piléser III ***
En sus inscripciones, Tiglat-piléser III dice lo siguiente con respecto al reino septentrional de Israel: “Destronaron a su rey Péqah (pa-qa-ha) y nombré a Oseas (a-ú-si-ʼ) por soberano sobre ellos. Recibí de ellos 10 talentos de oro [3.853.500 dólares (E.U.A.)], 1000 (?) talentos de plata [6.606.000 dólares (E.U.A.)] por [tri]buto suyo y los llevé a Asiria”. (La Sabiduría del Antiguo Oriente, pág. 230.) Así pues, el rey asirio se atribuye el mérito por la ascensión de Hosea al trono de Israel después de su asesina conspiración contra su antecesor, Péqah (c. 758 a. E.C.). (2Re 15:30.)

(2 REYES 15:35)

“Fue solo que los lugares altos no desaparecieron. El pueblo todavía estaba sacrificando y haciendo humo de sacrificio en los lugares altos. Él fue quien edificó la puerta superior de la casa de Jehová.”

*** it-2 pág. 762 Puerta, paso de entrada ***
“Puerta superior de la casa de Jehová.” Parece que conducía al patio interior, y posiblemente era la “puerta nueva de Jehová”, donde se juzgó a Jeremías y donde Baruc, el secretario de Jeremías, leyó el rollo ante el pueblo. (Jer 26:10; 36:10.) Puede que Jeremías la llamase la “puerta nueva” porque no llevaba tanto tiempo construida como las otras. Es posible que se tratara de “la puerta superior de la casa de Jehová” que el rey Jotán hizo construir. (2Re 15:32, 35; 2Cr 27:3.)

Clic en la Imagen para Descargar la información completa en archivo digital para Computadora Portatil (Laptop), Tableta (Tablet PC) y Teléfono Inteligente (Smartphone)

Descargar información para el Estudio Personal para Computadora Portatil (Laptop), Tableta (Tablet PC) y Teléfono Inteligente (Smartphone)

Descargar información para el Estudio Personal para Computadora Portatil (Laptop), Tableta (Tablet PC) y Teléfono Inteligente (Smartphone)