1 Crónicas 8-9-10-11, Puntos sobresalientes de la Biblia: semana del 19 de octubre

Puntos sobresalientes de la lectura de la Biblia: 1 Crónicas 8 a 11. Información para el estudio personal

Leer y Escuchar la lectura de la Biblia en JW.org




Investigación para los Puntos sobresalientes de: 1 Crónicas 8 a 11


(1 CRÓNICAS 8:29)

“Y fue en Gabaón donde moró el padre de Gabaón, [Jeiel,] y el nombre de su esposa fue Maacá.”

*** it-1 pág. 22 Abiel ***
ABIEL
([Mi] Padre Es Dios).
1. Hijo de Zeror y descendiente de Becorat y Afías, de la tribu de Benjamín. Una comparación de 1 Crónicas 8:29-33 y 9:35-39 con 1 Samuel 9:1, 2 y 14:50, 51 da base para creer que a Abiel también se le llama “Jeiel” en el relato de Crónicas, ya que allí se dice que Jeiel era padre de Ner, quien llegó a ser padre de Quis, el padre de Saúl, y en 1 Samuel 14:50, 51 también se muestra que Abiel (o Jeiel) era el padre de Ner. El registro de Crónicas indica que Jeiel (o Abiel) tuvo otros nueve hijos, a uno de los cuales se le llamó Quis, y este Quis, de más edad, sería, por lo tanto, el tío del hijo de Ner que tenía el mismo nombre.
En caso de que Abiel y Jeiel sean dos nombres de la misma persona, su genealogía debió ser como se presenta a continuación.
[Tabla]
(Para ver el texto en su formato original, consulte la publicación)
Afías (descendiente de Benjamín)
Becorat
Zeror
Abiel o Jeiel
Abdón Zur Quis Baal Ner Nadab Guedor Ahió Zacarías Miqlot
(Zéker)
Abner Quis
Saúl
De modo que cuando leemos en 1 Samuel 9:1 que Quis (esto es, el segundo Quis, el padre de Saúl) era el “hijo de Abiel”, parece que con ello se quiere decir que era su nieto, como sucede en otros casos de la genealogía bíblica en los que se omiten uno o más eslabones.

*** it-1 pág. 22 Abiel ***
El registro de 1 Crónicas (8:33; 9:39), obviamente el más explícito de los dos relatos, parece presentar con claridad a Ner como padre inmediato del segundo Quis. (Véase QUIS núms. 2 y 3.)

(1 CRÓNICAS 8:33)

“En cuanto a Ner, él llegó a ser padre de Quis; Quis, a su vez, llegó a ser padre de Saúl; Saúl, a su vez, llegó a ser padre de Jonatán y Malki-súa y Abinadab y Esbaal.”

*** it-1 pág. 22 Abiel ***
ABIEL
([Mi] Padre Es Dios).
1. Hijo de Zeror y descendiente de Becorat y Afías, de la tribu de Benjamín. Una comparación de 1 Crónicas 8:29-33 y 9:35-39 con 1 Samuel 9:1, 2 y 14:50, 51 da base para creer que a Abiel también se le llama “Jeiel” en el relato de Crónicas, ya que allí se dice que Jeiel era padre de Ner, quien llegó a ser padre de Quis, el padre de Saúl, y en 1 Samuel 14:50, 51 también se muestra que Abiel (o Jeiel) era el padre de Ner. El registro de Crónicas indica que Jeiel (o Abiel) tuvo otros nueve hijos, a uno de los cuales se le llamó Quis, y este Quis, de más edad, sería, por lo tanto, el tío del hijo de Ner que tenía el mismo nombre.
En caso de que Abiel y Jeiel sean dos nombres de la misma persona, su genealogía debió ser como se presenta a continuación.
[Tabla]
(Para ver el texto en su formato original, consulte la publicación)
Afías (descendiente de Benjamín)
Becorat
Zeror
Abiel o Jeiel
Abdón Zur Quis Baal Ner Nadab Guedor Ahió Zacarías Miqlot
(Zéker)
Abner Quis
Saúl
De modo que cuando leemos en 1 Samuel 9:1 que Quis (esto es, el segundo Quis, el padre de Saúl) era el “hijo de Abiel”, parece que con ello se quiere decir que era su nieto, como sucede en otros casos de la genealogía bíblica en los que se omiten uno o más eslabones.

*** it-1 pág. 22 Abiel ***
El registro de 1 Crónicas (8:33; 9:39), obviamente el más explícito de los dos relatos, parece presentar con claridad a Ner como padre inmediato del segundo Quis. (Véase QUIS núms. 2 y 3.)

*** it-1 pág. 264 Baal ***
Algunos piensan que el escritor de Segundo de Samuel usó los nombres “Is-bóset” y “Mefibóset” (bó•scheth significa vergüenza) en vez de “Esbaal” y “Merib-baal”, debido a la mala connotación que parece que llegó a tener la palabra hebrea bá•ʽal por su relación con la adoración degradada de Baal. (2Sa 2:8; 9:6; 1Cr 8:33, 34; véase IS-BÓSET.)

*** it-1 pág. 1250 Is-bóset ***
IS-BÓSET
(Hombre de Vergüenza).
El más joven de los cuatro hijos de Saúl y su sucesor en el trono. Parece ser que en las listas genealógicas a Is-bóset se le llama por el nombre de Esbaal, que significa “Hombre de Baal”. (1Cr 8:33; 9:39.) Sin embargo, en otros lugares, como en Segundo de Samuel, se utiliza el nombre Is-bóset, en el que se sustituye “baal” por “bóset”. (2Sa 2:10.) Esta palabra hebrea, bó•scheth, se halla en Jeremías 3:24 y se traduce “cosa vergonzosa” (MK, Mod, NM) o “lo vergonzoso” (BAS; Val, 1989). En dos ocasiones báʽ•al y bó•scheth se utilizan en aposición, donde un término es aclaración o especificación del otro. (Jer 11:13; Os 9:10.) Hay otras ocasiones en las que el término “baal” también se sustituyó por “bóset” o una forma derivada. Por ejemplo, “Jerubéset” sustituyó a “Jerubaal” (2Sa 11:21; Jue 6:32) y “Mefibóset”, a “Merib-baal”, que era sobrino de Is-bóset. (2Sa 4:4; 1Cr 8:34; 9:40.)
Se desconoce el porqué de estos nombres dobles o sustituciones. Algunos eruditos proponen la teoría de que los nombres dobles se deben a un cambio ocurrido cuando la palabra “baal” (amo; dueño) llegó a identificarse casi exclusivamente con el desagradable dios cananeo de la fertilidad, Baal. No obstante, en el mismo libro de Segundo de Samuel, donde aparece el relato de Is-bóset, se informa que el rey David llama a un lugar de batalla Baal-perazim (que significa “Dueño de Rompimientos a Través [Dueño de Irrupciones”]) en honor del Señor Jehová, pues dijo: “Jehová ha irrumpido a través de mis enemigos”. (2Sa 5:20.) Según otro punto de vista, el nombre de Is-bóset podría haber sido premonitorio de la muerte vergonzosa de este personaje, así como del fin calamitoso de la dinastía de Saúl.

(1 CRÓNICAS 8:34)

“Y el hijo de Jonatán fue Merib-baal. En cuanto a Merib-baal, él llegó a ser padre de Miqueas.”

*** it-1 pág. 264 Baal ***
Algunos piensan que el escritor de Segundo de Samuel usó los nombres “Is-bóset” y “Mefibóset” (bó•scheth significa vergüenza) en vez de “Esbaal” y “Merib-baal”, debido a la mala connotación que parece que llegó a tener la palabra hebrea bá•ʽal por su relación con la adoración degradada de Baal. (2Sa 2:8; 9:6; 1Cr 8:33, 34; véase IS-BÓSET.)

*** it-2 pág. 371 Merib-baal ***
MERIB-BAAL
(posiblemente: Contendiente contra Baal; o, Baal Hace una Defensa Legal).
Nieto del rey Saúl, hijo de Jonatán y padre de Miqueas. (1Cr 8:33, 34.) Probablemente se trata de otro nombre de Mefibóset. Hubo otras personas que también tuvieron dos nombres, como Esbaal, a quien también se conocía como Is-bóset. (Compárese 2Sa 2:8 con 1Cr 8:33.)
El nombre Merib-baal aparece con dos grafías hebreas algo diferentes en 1 Crónicas 9:40 (Merív bá•ʽal y Meri-vá•ʽal). La primera se emplea también en 1 Crónicas 8:34.

(1 CRÓNICAS 9:11)

“y Azarías hijo de Hilquías hijo de Mesulam hijo de Sadoc hijo de Merayot hijo de Ahitub, un caudillo de la casa del Dios [verdadero],”

*** it-1 pág. 261 Azarías ***
23. Sacerdote que vivió en Jerusalén después del exilio. (1Cr 9:11.) En la lista paralela de Nehemías (Ne 11:11) se le llama Seraya. Es posible que sea el mismo que el anterior, el núm. 22.

(1 CRÓNICAS 9:18)

“y hasta entonces él estaba en la puerta del rey hacia el oriente. Estos eran los porteros de los campamentos de los hijos de Leví.”

*** it-2 pág. 762 Puerta, paso de entrada ***
Puertas del templo. Puerta Oriental. El relato de la reconstrucción que efectuó Nehemías dice que el guarda de la Puerta Oriental participó en el “trabajo de reparaciones”. (Ne 3:29.) De manera que no se considera que la Puerta Oriental fuera una puerta del muro de Jerusalén, como algunos han pensado. Puede que haya estado más o menos enfrente de la Puerta de la Inspección. Debía ser la puerta a la que en 1 Crónicas 9:18 se llama “la puerta del rey hacia el oriente”, y por ella el rey entraba y salía del templo.

(1 CRÓNICAS 9:19)

“Y Salum hijo de Qoré hijo de Ebiasaf hijo de Coré y sus hermanos de la casa de su padre, los coreítas, sobre la obra del servicio, los guardas de la puerta de la tienda, y sus padres sobre el campamento de Jehová, los guardas del paso de la entrada.”

*** it-2 pág. 769 Qoré ***
1. Levita qohatita de “los hijos de Asaf” y descendiente de Coré. (Éx 6:16, 18, 21; 1Cr 9:19; 26:1.) En 1 Crónicas 9:19 se dice que Salum, uno de “los guardas de la puerta de la tienda”, era “hijo de Qoré hijo de Ebiasaf hijo de Coré”. No se mencionan en este pasaje todas las generaciones que hubo entre Salum y Ebiasaf, pero sus nombres pertenecen a esta misma genealogía. En 1 Crónicas 26:1 se dice que Meselemías, uno de los porteros, era “hijo de Qoré”.

(1 CRÓNICAS 9:22)

“Todos los que fueron seleccionados para porteros en los umbrales eran doscientos doce. Estaban en sus poblados por su registro genealógico. A estos David y Samuel el vidente ordenaron en su cargo de confianza.”

*** it-2 pág. 923 Samuel ***
Los días de Samuel se caracterizaron, por un lado, por el hecho de que los filisteos sufrieron más reveses (1Sa 7:13, 14), y, por otro, por las sobresalientes celebraciones de la Pascua que hubo. (2Cr 35:18.) Parece ser que Samuel también organizó algún programa para los porteros levitas que quizás sirvió de base para la organización de David. (1Cr 9:22.) Desde su casa en Ramá, en la región montañosa de Efraín, Samuel hacía anualmente el circuito de Betel, Guilgal y Mizpá, juzgando a Israel en esos lugares. (1Sa 7:15-17.) Nunca abusó de su posición, y su registro fue sin tacha. (1Sa 12:2-5.) Sin embargo, sus hijos, Joel y Abías, “pervertían el juicio”. (1Sa 8:2, 3.)

(1 CRÓNICAS 9:26)

“Porque en cargo de confianza había cuatro hombres poderosos de los porteros. Eran levitas, y se hallaban encargados de los comedores y de los tesoros de la casa del Dios [verdadero].”

*** w05 1/10 págs. 9-10 Puntos sobresalientes del libro de Primero de las Crónicas ***
9:26, 27. Los porteros levitas ocupaban un puesto de gran confianza, pues tenían a su cargo las llaves de los recintos sagrados del templo. Demostraron ser responsables en sus funciones al abrir las puertas todos los días. A nosotros se nos ha encomendado ayudar a las personas de nuestro territorio para que vengan a adorar a Jehová. ¿No deberíamos, pues, realizar esta comisión con la misma responsabilidad que demostraron los porteros levitas?

*** w88 1/12 pág. 21 Graduación de la clase número 85 de Galaad... una ocasión de gozo ***
Despertó curiosidad el tema del siguiente orador, F. D. Songer, del Comité de la Fábrica, “Una encomienda singular y una llave especial”. Songer basó sus comentarios en 1 Crónicas 9:26, 27 y lo que dice allí de los porteros levitas. ‘Tenían como función una encomienda singular’, explicó Songer. Tenían la llave... el instrumento que expresaba el mismísimo control de la entrada en las zonas sagradas del templo. Eran confiables, pues sin falta abrían las puertas cada mañana. Las palabras finales de Songer a los graduandos fueron: ‘A ustedes se les ha dado una encomienda singular y una llave especial, por decirlo así, con la cual abrir las puertas, cada mañana, a los que quieren entrar en los patios de la adoración verdadera. Guarden bien esa encomienda y sean confiables en el uso de esa llave’.

(1 CRÓNICAS 9:27)

“Y pasaban la noche todo en derredor de la casa del Dios [verdadero]; porque el servicio de guardia estaba impuesto sobre ellos, y ellos estaban encargados de la llave, aun [de abrir] de mañana en mañana.”

*** w05 1/10 págs. 9-10 Puntos sobresalientes del libro de Primero de las Crónicas ***
9:26, 27. Los porteros levitas ocupaban un puesto de gran confianza, pues tenían a su cargo las llaves de los recintos sagrados del templo. Demostraron ser responsables en sus funciones al abrir las puertas todos los días. A nosotros se nos ha encomendado ayudar a las personas de nuestro territorio para que vengan a adorar a Jehová. ¿No deberíamos, pues, realizar esta comisión con la misma responsabilidad que demostraron los porteros levitas?

*** w88 1/12 pág. 21 Graduación de la clase número 85 de Galaad... una ocasión de gozo ***
Despertó curiosidad el tema del siguiente orador, F. D. Songer, del Comité de la Fábrica, “Una encomienda singular y una llave especial”. Songer basó sus comentarios en 1 Crónicas 9:26, 27 y lo que dice allí de los porteros levitas. ‘Tenían como función una encomienda singular’, explicó Songer. Tenían la llave... el instrumento que expresaba el mismísimo control de la entrada en las zonas sagradas del templo. Eran confiables, pues sin falta abrían las puertas cada mañana. Las palabras finales de Songer a los graduandos fueron: ‘A ustedes se les ha dado una encomienda singular y una llave especial, por decirlo así, con la cual abrir las puertas, cada mañana, a los que quieren entrar en los patios de la adoración verdadera. Guarden bien esa encomienda y sean confiables en el uso de esa llave’.

(1 CRÓNICAS 9:33)

“Y estos eran los cantores, los cabezas de los padres de los levitas en los comedores, aquellos a quienes se dejó libres de deberes; porque de día y de noche era su responsabilidad estar en la obra.”

*** it-2 pág. 444 Música ***
El canto en el templo recibía una importancia considerable. Prueba de ello son las muchas referencias bíblicas a los cantores, así como el hecho de que se les “dejó libres de deberes” comunes a los demás levitas con el fin de que pudieran dedicarse por completo a su servicio. (1Cr 9:33.)

(1 CRÓNICAS 9:35)

“Y en Gabaón fue donde moró el padre de Gabaón, Jeiel. Y el nombre de su esposa fue Maacá.”

*** it-1 pág. 22 Abiel ***
ABIEL
([Mi] Padre Es Dios).
1. Hijo de Zeror y descendiente de Becorat y Afías, de la tribu de Benjamín. Una comparación de 1 Crónicas 8:29-33 y 9:35-39 con 1 Samuel 9:1, 2 y 14:50, 51 da base para creer que a Abiel también se le llama “Jeiel” en el relato de Crónicas, ya que allí se dice que Jeiel era padre de Ner, quien llegó a ser padre de Quis, el padre de Saúl, y en 1 Samuel 14:50, 51 también se muestra que Abiel (o Jeiel) era el padre de Ner. El registro de Crónicas indica que Jeiel (o Abiel) tuvo otros nueve hijos, a uno de los cuales se le llamó Quis, y este Quis, de más edad, sería, por lo tanto, el tío del hijo de Ner que tenía el mismo nombre.
En caso de que Abiel y Jeiel sean dos nombres de la misma persona, su genealogía debió ser como se presenta a continuación.
[Tabla]
(Para ver el texto en su formato original, consulte la publicación)
Afías (descendiente de Benjamín)
Becorat
Zeror
Abiel o Jeiel
Abdón Zur Quis Baal Ner Nadab Guedor Ahió Zacarías Miqlot
(Zéker)
Abner Quis
Saúl
De modo que cuando leemos en 1 Samuel 9:1 que Quis (esto es, el segundo Quis, el padre de Saúl) era el “hijo de Abiel”, parece que con ello se quiere decir que era su nieto, como sucede en otros casos de la genealogía bíblica en los que se omiten uno o más eslabones.

*** it-1 pág. 22 Abiel ***
El registro de 1 Crónicas (8:33; 9:39), obviamente el más explícito de los dos relatos, parece presentar con claridad a Ner como padre inmediato del segundo Quis. (Véase QUIS núms. 2 y 3.)

(1 CRÓNICAS 9:39)

“En cuanto a Ner, él llegó a ser padre de Quis; Quis, a su vez, llegó a ser padre de Saúl; Saúl, a su vez, llegó a ser padre de Jonatán y Malki-súa y Abinadab y Esbaal.”

*** it-1 pág. 22 Abiel ***
ABIEL
([Mi] Padre Es Dios).
1. Hijo de Zeror y descendiente de Becorat y Afías, de la tribu de Benjamín. Una comparación de 1 Crónicas 8:29-33 y 9:35-39 con 1 Samuel 9:1, 2 y 14:50, 51 da base para creer que a Abiel también se le llama “Jeiel” en el relato de Crónicas, ya que allí se dice que Jeiel era padre de Ner, quien llegó a ser padre de Quis, el padre de Saúl, y en 1 Samuel 14:50, 51 también se muestra que Abiel (o Jeiel) era el padre de Ner. El registro de Crónicas indica que Jeiel (o Abiel) tuvo otros nueve hijos, a uno de los cuales se le llamó Quis, y este Quis, de más edad, sería, por lo tanto, el tío del hijo de Ner que tenía el mismo nombre.
En caso de que Abiel y Jeiel sean dos nombres de la misma persona, su genealogía debió ser como se presenta a continuación.
[Tabla]
(Para ver el texto en su formato original, consulte la publicación)
Afías (descendiente de Benjamín)
Becorat
Zeror
Abiel o Jeiel
Abdón Zur Quis Baal Ner Nadab Guedor Ahió Zacarías Miqlot
(Zéker)
Abner Quis
Saúl
De modo que cuando leemos en 1 Samuel 9:1 que Quis (esto es, el segundo Quis, el padre de Saúl) era el “hijo de Abiel”, parece que con ello se quiere decir que era su nieto, como sucede en otros casos de la genealogía bíblica en los que se omiten uno o más eslabones.

*** it-1 pág. 22 Abiel ***
El registro de 1 Crónicas (8:33; 9:39), obviamente el más explícito de los dos relatos, parece presentar con claridad a Ner como padre inmediato del segundo Quis. (Véase QUIS núms. 2 y 3.)

*** it-1 pág. 1250 Is-bóset ***
IS-BÓSET
(Hombre de Vergüenza).
El más joven de los cuatro hijos de Saúl y su sucesor en el trono. Parece ser que en las listas genealógicas a Is-bóset se le llama por el nombre de Esbaal, que significa “Hombre de Baal”. (1Cr 8:33; 9:39.) Sin embargo, en otros lugares, como en Segundo de Samuel, se utiliza el nombre Is-bóset, en el que se sustituye “baal” por “bóset”. (2Sa 2:10.) Esta palabra hebrea, bó•scheth, se halla en Jeremías 3:24 y se traduce “cosa vergonzosa” (MK, Mod, NM) o “lo vergonzoso” (BAS; Val, 1989). En dos ocasiones báʽ•al y bó•scheth se utilizan en aposición, donde un término es aclaración o especificación del otro. (Jer 11:13; Os 9:10.) Hay otras ocasiones en las que el término “baal” también se sustituyó por “bóset” o una forma derivada. Por ejemplo, “Jerubéset” sustituyó a “Jerubaal” (2Sa 11:21; Jue 6:32) y “Mefibóset”, a “Merib-baal”, que era sobrino de Is-bóset. (2Sa 4:4; 1Cr 8:34; 9:40.)
Se desconoce el porqué de estos nombres dobles o sustituciones. Algunos eruditos proponen la teoría de que los nombres dobles se deben a un cambio ocurrido cuando la palabra “baal” (amo; dueño) llegó a identificarse casi exclusivamente con el desagradable dios cananeo de la fertilidad, Baal. No obstante, en el mismo libro de Segundo de Samuel, donde aparece el relato de Is-bóset, se informa que el rey David llama a un lugar de batalla Baal-perazim (que significa “Dueño de Rompimientos a Través [Dueño de Irrupciones”]) en honor del Señor Jehová, pues dijo: “Jehová ha irrumpido a través de mis enemigos”. (2Sa 5:20.) Según otro punto de vista, el nombre de Is-bóset podría haber sido premonitorio de la muerte vergonzosa de este personaje, así como del fin calamitoso de la dinastía de Saúl.

(1 CRÓNICAS 9:40)

“Y el hijo de Jonatán fue Merib-baal. En cuanto a Merib-baal, él llegó a ser padre de Miqueas.”

*** it-2 pág. 371 Merib-baal ***
El nombre Merib-baal aparece con dos grafías hebreas algo diferentes en 1 Crónicas 9:40 (Merív bá•ʽal y Meri-vá•ʽal). La primera se emplea también en 1 Crónicas 8:34. Como prueba de que ambos nombres se refieren a la misma persona está el hecho de que Mefibóset tuvo un hijo llamado Micá y Merib-baal tuvo un hijo llamado Miqueas. (Compárese 2Sa 9:12 con 1Cr 9:40.) Las formas “Micá” y “Miqueas” son simples variaciones del mismo nombre hebreo.

(1 CRÓNICAS 10:1)

“Y los filisteos, por su parte, hicieron guerra contra Israel; y los hombres de Israel echaron a huir de delante de los filisteos y siguieron cayendo muertos en el monte Guilboa.”

*** it-1 pág. 746 La época de David ***
Guilboa (Mte.) 1Cr 10:1-6

(1 CRÓNICAS 10:10)

“Al fin pusieron su armadura en la casa del dios de ellos, y su cráneo lo fijaron en la casa de Dagón.”

*** it-1 pág. 198 Arqueología ***
Fue de particular interés el descubrimiento en esta ciudad de ciertos templos cananeos. En 1 Samuel 31:10 se dice que los filisteos pusieron la armadura del rey Saúl “en la casa de las imágenes de Astoret, y su cadáver lo fijaron en el muro de Bet-san”, mientras que 1 Crónicas 10:10 lee: “Pusieron su armadura en la casa del dios de ellos, y su cráneo lo fijaron en la casa de Dagón”. Dos de los templos descubiertos pertenecían a la misma época, y uno de ellos al parecer era el templo de Astoret, mientras que se considera que el otro correspondía a Dagón. Esto armonizaría con los textos citados antes, que hablan de la existencia de dos templos en Bet-san.

*** it-1 pág. 343 Bet-seán, Bet-san ***
Bet-seán estaba bajo el dominio filisteo en el tiempo del reinado de Saúl. Después de la derrota que este sufrió en el cercano monte Guilboa, los filisteos, victoriosos, colocaron su armadura en la “casa de las imágenes de Astoret” y su cabeza, en la casa de Dagón, y colgaron su cuerpo junto con los cadáveres de sus hijos en el muro de Bet-san (Bet-seán), seguramente por su parte interior, que daba a la plaza pública de la ciudad. No obstante, unos valientes israelitas de Jabés-galaad, situada a unos 20 Km. al otro lado del Jordán, recuperaron los cadáveres, posiblemente entrando de noche en la ciudad. (1Sa 31:8-13; 2Sa 21:12; 1Cr 10:8-12.)
Cabe mencionar a este respecto que en las excavaciones de Tell el-Husn se han descubierto las ruinas de dos templos: se cree que uno de ellos es el templo de Astoret, y el otro, más al S., el de Dagón.

(1 CRÓNICAS 10:13)

“Así murió Saúl por su infidelidad con que había obrado infielmente contra Jehová respecto a la palabra de Jehová que no había guardado, y también por preguntar a una médium espiritista para inquirir.”

*** it-1 pág. 52 Adivinación ***
El deseo natural del hombre de conocer el futuro queda satisfecho cuando adora y sirve a su Gran Creador, pues, a través de su conducto de comunicación, Dios amorosamente revela con antelación al hombre aquello que le es bueno saber. (Am 3:7.) Sin embargo, cuando los hombres rechazan a Jehová y se alejan del Único que conoce el fin desde el principio, caen con facilidad víctimas de la influencia demoniaca espiritista. Un ejemplo notable es Saúl: en un principio acudía a Jehová por conocimiento de los acontecimientos futuros, pero después de perder la comunicación con Dios debido a su infidelidad, se volvió a los demonios en sustitución de la guía divina. (1Sa 28:6, 7; 1Cr 10:13, 14.)

*** it-1 pág. 854 Espiritismo ***
La obra Commentary on the Old Testament (de C. F. Keil y F. Delitzsch, 1973, vol. 2, “First Samuel”, pág. 265) remite a 1 Crónicas 10:13 en la Versión de los Setenta, que añade las palabras “y Samuel el profeta le respondió”. (Bagster [en inglés].) El Commentary apoya lo que dan a entender estas palabras no inspiradas de la Versión de los Setenta,

(1 CRÓNICAS 11:7)

“Y David se puso a morar en el lugar de difícil acceso. Por eso lo llamaron la Ciudad de David.”

*** it-1 pág. 640 David, Ciudad de ***
Este emplazamiento era muy apropiado para una “fortaleza”, ya que tenía tres de sus lados protegidos por profundos valles: al O., el valle de Tiropeón, y al E., el valle de Cedrón, que se junta con el valle de Hinón en el extremo S. de la estribación. (1Cr 11:7.) La ciudad tan solo requería fortificaciones de mayor envergadura en el N., donde la serranía aún se estrechaba más, haciendo difícil cualquier ataque.

*** it-2 pág. 69 Jerusalén ***
Parece ser que para entonces los jebuseos tenían su ciudad hacia el extremo S. de la colina oriental. Confiaban en que su ciudad fortificada era inexpugnable, con las laderas empinadas de los valles por tres de sus lados como defensas naturales y probablemente fortificaciones especiales en el lado N. Se la conocía como “el lugar de difícil acceso” (1Cr 11:7), y los jebuseos se burlaron de David diciendo que ‘los ciegos y los cojos de la ciudad’ podrían repeler sus ataques. No obstante, David conquistó la ciudad con Joab al frente del ataque, quien probablemente entró en la ciudad a través del “túnel del agua”. (2Sa 5:6-9; 1Cr 11:4-8.)

(1 CRÓNICAS 11:11)

“Y esta es la lista de los hombres poderosos que pertenecían a David: Jasobeam hijo de un hacmonita, el cabeza de los tres. Él estuvo blandiendo su lanza sobre trescientos que fueron muertos de una sola vez.”

*** w05 1/10 pág. 10 Puntos sobresalientes del libro de Primero de las Crónicas ***
11:11. ¿Por qué aquí se cifran los muertos en 300 y no en 800, como dice el relato paralelo de 2 Samuel 23:8? El principal de los tres hombres más valientes de David era Jasobeam, o Joseb-basébet. Los otros dos eran Eleazar y Samah (2 Samuel 23:8-11). La diferencia tal vez estribe en que los dos relatos narran proezas distintas realizadas por el mismo hombre.

*** it-2 pág. 129 Joseb-basébet ***
JOSEB-BASÉBET
Cabeza de los tres hombres poderosos más sobresalientes de David. (2Sa 23:8.) En 1 Crónicas 11:11 se le llama Jasobeam, posiblemente la forma más correcta. Segundo de Samuel 23:8 presenta otras dificultades debidas a la transcripción, que han hecho necesario corregir el texto masorético hebreo, un tanto confuso (donde al parecer dice: “Era Adino el eznita”), para que lea “Estuvo blandiendo su lanza” (NM). Muchas versiones modernas ofrecen una lectura similar (CI; EMN; FS; RH; Val, 1989). De este modo, Samuel concuerda con el registro de las Crónicas y con el estilo de escritura que caracteriza a esta sección. Se está hablando de “los tres”, pero si se introduce otro nombre, Adino, hay cuatro. Además, se rememoran las hazañas de los tres hombres poderosos, pero si la derrota de los ochocientos se atribuye a un cuarto personaje, no se mencionaría la de Joseb-basébet (Jasobeam). (Véase JASOBEAM núm. 2.)
Cabe la posibilidad de que la hazaña que se atribuye a Joseb-basébet en 2 Samuel 23:8 no sea la misma que se narra en 1 Crónicas 11:11, lo que explicaría por qué Samuel dice que murieron 800, mientras que el relato de Crónicas da la cifra de 300.

(1 CRÓNICAS 11:17)

“Después de un rato David mostró su deseo vehemente y dijo: “¡Ay, que pudiera yo beber del agua de la cisterna de Belén, que está a la puerta!”.”

*** it-1 pág. 303 Belén ***
Tiempo después, mientras era fugitivo, David anheló beber del agua de la cisterna de Belén, que en aquel entonces estaba bajo el control de una guarnición filistea. (2Sa 23:14, 15; 1Cr 11:16, 17.) Hoy día aún hay tres pozos en la parte septentrional de la ciudad.

(1 CRÓNICAS 11:18)

“Con esto, los tres se abrieron paso por fuerza en el campamento de los filisteos y sacaron agua de la cisterna de Belén, que está a la puerta, y vinieron llevándola y trayéndosela a David. Y David no consintió en beberla, sino que se la derramó a Jehová.”

*** w12 15/11 pág. 6 párrs. 12-13 “Enséñame a hacer tu voluntad” ***
Analicemos lo que ocurrió cuando expresó que tenía muchas ganas de “beber del agua de la cisterna de Belén”. Tres de sus hombres entraron por la fuerza en la ciudad —ocupada entonces por los filisteos— y volvieron con el agua. Sin embargo, “David no consintió en beberla, sino que se la derramó a Jehová”. ¿Por qué? Él mismo explicó: “¡Es inconcebible, de parte mía, en lo que respecta a mi Dios, hacer esto! ¿Es la sangre de estos hombres lo que debería beber a riesgo de sus almas? Porque fue a riesgo de sus almas que la trajeron” (1 Crón. 11:15-19).
13 Como conocía la Ley, David sabía que la sangre no debía ingerirse, sino derramarse ante Jehová. También entendía el porqué, ya que la Ley indicaba que “el alma de la carne [es decir, su vida] está en la sangre”. Pero si aquello era agua y no sangre, ¿por qué se negó a beberla? Porque comprendía el principio en que se basaba ese requisito legal: que Jehová considera sagrada la sangre. En vista de que estos tres hombres habían arriesgado su vida, David llegó a la conclusión de que beber esa agua habría sido una falta de respeto a la sangre de ellos. Por lo tanto, le resultaba inconcebible beberla. Más bien, razonó que debía derramarla en el suelo (Lev. 17:11; Deut. 12:23, 24).

(1 CRÓNICAS 11:19)

“Y pasó a decir: “¡Es inconcebible, de parte mía, en lo que respecta a mi Dios, hacer esto! ¿Es la sangre de estos hombres lo que debería beber a riesgo de sus almas? Porque fue a riesgo de sus almas que la trajeron”. Y no consintió en beberla. Estas son las cosas que hicieron los tres hombres poderosos.”

*** w12 15/11 pág. 6 párrs. 12-13 “Enséñame a hacer tu voluntad” ***
Analicemos lo que ocurrió cuando expresó que tenía muchas ganas de “beber del agua de la cisterna de Belén”. Tres de sus hombres entraron por la fuerza en la ciudad —ocupada entonces por los filisteos— y volvieron con el agua. Sin embargo, “David no consintió en beberla, sino que se la derramó a Jehová”. ¿Por qué? Él mismo explicó: “¡Es inconcebible, de parte mía, en lo que respecta a mi Dios, hacer esto! ¿Es la sangre de estos hombres lo que debería beber a riesgo de sus almas? Porque fue a riesgo de sus almas que la trajeron” (1 Crón. 11:15-19).
13 Como conocía la Ley, David sabía que la sangre no debía ingerirse, sino derramarse ante Jehová. También entendía el porqué, ya que la Ley indicaba que “el alma de la carne [es decir, su vida] está en la sangre”. Pero si aquello era agua y no sangre, ¿por qué se negó a beberla? Porque comprendía el principio en que se basaba ese requisito legal: que Jehová considera sagrada la sangre. En vista de que estos tres hombres habían arriesgado su vida, David llegó a la conclusión de que beber esa agua habría sido una falta de respeto a la sangre de ellos. Por lo tanto, le resultaba inconcebible beberla. Más bien, razonó que debía derramarla en el suelo (Lev. 17:11; Deut. 12:23, 24).

(1 CRÓNICAS 11:20)

“En cuanto a Abisai hermano de Joab, él mismo llegó a ser cabeza de los tres; y estuvo blandiendo su lanza sobre trescientos que fueron muertos, y tenía una reputación como la de los tres.”

*** w05 1/10 pág. 10 Puntos sobresalientes del libro de Primero de las Crónicas ***
11:20, 21. ¿Qué posición ocupaba Abisai con respecto a los tres hombres poderosos de David? Aunque Abisai no era uno de los tres hombres más poderosos que tuvo David, estaba al mando de treinta guerreros y adquirió más fama que todos estos, según indica 2 Samuel 23:18, 19. Su reputación rivalizaba con la de los tres primeros porque había realizado una hazaña similar a la de Jasobeam.

(1 CRÓNICAS 11:21)

“De los tres él era más distinguido que los otros dos, y vino a ser jefe para ellos; y, no obstante, no subía a la categoría de los [primeros] tres.”

*** w05 1/10 pág. 10 Puntos sobresalientes del libro de Primero de las Crónicas ***
11:20, 21. ¿Qué posición ocupaba Abisai con respecto a los tres hombres poderosos de David? Aunque Abisai no era uno de los tres hombres más poderosos que tuvo David, estaba al mando de treinta guerreros y adquirió más fama que todos estos, según indica 2 Samuel 23:18, 19. Su reputación rivalizaba con la de los tres primeros porque había realizado una hazaña similar a la de Jasobeam.

(1 CRÓNICAS 11:25)

“Aunque era más distinguido que los treinta, no obstante no llegó al nivel de los [primeros] tres. Sin embargo, David lo puso sobre su propia guardia de corps.”

*** it-1 pág. 1052 Guardia ***
La palabra hebrea misch•má•ʽath, que se traduce “súbditos” en Isaías 11:14, significa básicamente “oyentes” y se usa para designar a la guardia de corps de David (2Sa 23:23; 1Cr 11:25) y a la guardia de corps de Saúl, de la que David había sido jefe. (1Sa 22:14.)

(1 CRÓNICAS 11:27)

“Samot el harorita, Hélez el pelonita,”

*** it-1 págs. 1089-1090 Harodita ***
HARODITA
(De [Perteneciente a] Harod).
Residente en las inmediaciones de un lugar llamado Harod. Se aplica este sobrenombre a Samah y Eliqá, dos de los hombres poderosos de David. (2Sa 23:8, 25.) En el supuesto de que “Samah” y “Samot” fuesen la misma persona, la utilización de la palabra “harorita” en 1 Crónicas 11:27 quizás se deba a un error en la transcripción, ocasionado tal vez por la similitud de los caracteres hebreos equivalentes a la “r” (ר) y la “d” (ד).

(1 CRÓNICAS 11:38)

“Joel hermano de Natán, Mibhar hijo de Hagrí,”

*** it-2 pág. 382 Mibhar ***
MIBHAR
(de una raíz que significa: “escoger”).
Hijo de Hagrí. Fue uno de los hombres poderosos de las fuerzas militares de David. (1Cr 11:26, 38.) Algunos dicen que existe una discrepancia en el texto de 1 Crónicas 11:38, pues en la lista paralela de 2 Samuel 23:36 se menciona a “Baní el gadita” en lugar de a Mibhar. Sostienen que Mibhar es una alteración de la expresión hebrea que significa “de Zobá”, y que las palabras finales de 1 Crónicas 11:38 son el resultado de leer ben-hagh•rí (Mibhar hijo de Hagrí) en lugar de ba•ní hag•ga•dhí (Bani el gadita). En cualquier caso, se trata de una hipótesis.

(1 CRÓNICAS 11:44)

“Uzía el asteratita, Sama y Jeiel, hijos de Hotam el aroerita,”

*** it-1 pág. 193 Aroerita ***
AROERITA
(De [Perteneciente a] Aroer).
Habitante de una de las ciudades llamadas Aroer. En 1 Crónicas 11:44 se llama aroerita a Hotam, el padre de Sama y Jeiel, dos de los hombres poderosos de David. El que sus hijos tuvieran relación con David puede ser una indicación de que la ciudad natal de Hotam estaba ubicada en el territorio de Judá. (Véase AROER núm. 3.)

Clic en la Imagen para Descargar la información completa en archivo digital para Computadora de escritorio, portátil, tableta, móvil y Smartphone

Descargar información para el Estudio Personal para Computadora de escritorio, portátil, tableta, móvil y Smartphone

Descargar información para el Estudio Personal para Computadora de escritorio, portátil, tableta, móvil y Smartphone