Buscar contenidos

Búsqueda personalizada

Definición de absolutismo

Absolutismo es un sistema de gobierno absoluto donde poder sólo pertenece a una persona, que manda sin tener que justificarse a sí mismos a un Parlamento o a la sociedad en general. Absolutismo fue muy habitual entre el siglo 16 y la primera mitad del siglo XIX, cuando lo derrocaron muchas revoluciones. Los orígenes del absolutismo llevaron a cabo en Francia, donde ha desarrollado la teoría del derecho divino de los Reyes esta postura admite que algunas personas han sido elegidos por Dios para la regla. Como tal, después de versiones, más radicalizado, el monarca es considerado como el Dios propio.
Bajo esta forma de gobierno, el rey es la ley, dado que es él quien decide qué se debe hacer y cómo. Las leyes son promulgadas según sus intereses y los de la nobleza, que da a Consejo al rey aunque esto es siempre tomar la decisión final (es siempre una última palabra para decir).
En general, el absolutista rey conserva un tratamiento paternal a la gente, incluso si es una prueba de despotismo si es necesario.
El absolutista rey toma su trono para la vida. El poder es hereditario: a la muerte del rey, es su hijo quien toma su lugar.
Del mismo modo, el rey controla la iglesia, especialmente su administración y cualquier parte que tiene que ver con riqueza. Cuestiones relacionadas con la fe y las creencias son el dominio del clérigo.
Aunque el poder está centralizado en una sola persona, el régimen absolutista depende de burócratas y funcionarios públicos (para el buen funcionamiento del sistema de carga), los embajadores y delegados (a firmar tratados comerciales y la guerra con otras regiones) y el ejército (para mantener el orden).

Buscar Contenidos

Búsqueda personalizada