Descarga cada semana Información de Estudio para Reuniones Cristianas

Búsqueda personalizada

Cuál es el Significado de Pantalla Táctil. Concepto, Definición, Qué es Pantalla Táctil

Definición de Pantalla Táctil


1. Significado de Pantalla Táctil

Una pantalla táctil es una pantalla que mediante un toque directo sobre su superficie permite la entrada de datos y órdenes al dispositivo. A su vez, actúa como periférico de salida, mostrando los resultados introducidos previamente. Este contacto también se puede realizar con lápiz u otras herramientas similares. Actualmente hay pantallas táctiles que pueden instalarse sobre una pantalla normal. Así pues, la pantalla táctil puede actuar como periférico de entrada y periférico de salida de datos, así como emulador de datos interinos erróneos al no tocarse efectivamente.
Las pantallas tactiles se han ido haciendo populares desde la invención de la interfaz electrónica táctil en 1971 por el Dr. Samuel C. Hurst. Han llegado a ser comunes en TPV, en cajeros automáticos y en PDA donde se suele emplear un estilete para manipular la interfaz gráfica de usuario y para introducir datos. La popularidad de los teléfonos inteligentes, PDA, de las vídeo consolas portátiles o de los navegadores de automóviles está generando la demanda y la aceptación de las pantallas táctiles.
La interacción efectuada por tal objeto permitió que en 1993 se integraran al mercado varios productos interactivos para niños tales como los libros gráficos de la Matel.
El HP-150 fue, en 1983, uno de los primeros ordenadores comerciales del mundo que disponía de pantalla táctil. En realidad no tenía una pantalla táctil en el sentido propiamente dicho, sino una pantalla de tubo Sony de 9 pulgadas rodeada de transmisores y receptores infrarrojos que detectaban la posición de cualquier objeto no-transparente sobre la pantalla.
Las pantallas táctiles de última generación consisten en un cristal transparente donde se sitúa una lámina que permite al usuario interactuar directamente sobre esta superficie, utilizando un proyector para lanzar la imagen sobre la pantalla de cristal. Se sale de lo que hasta hoy día se entendía por pantalla táctil que era básicamente un monitor táctil.
Las pantallas táctiles son populares en la industria pesada y en otras situaciones, tales como exposiciones de museos donde los teclados y los ratones no permiten una interacción satisfactoria, intuitiva, rápida, o exacta del usuario con el contenido de la exposición.

2. Definición de Pantalla Táctil

Pantalla es una noción con distintos usos. En este caso nos interesa su acepción como el dispositivo que se emplea para la proyección y la visualización de imágenes. Táctil, por su parte, es el adjetivo que refiere a lo que está vinculado al tacto (una acción asociada a tocar algo con los dedos o las manos).
La pantalla táctil, por lo tanto, es aquella que permite la interacción a través de un toque por parte del usuario. Esto quiere decir que las personas pueden tocar la superficie de la pantalla para interactuar con el aparato en cuestión.
Por ejemplo: “Me compré un nuevo teléfono con pantalla táctil”, “No me gustan las tabletas ni ningún otro dispositivo que tenga pantalla táctil”, “Una vez que te acostumbras a la pantalla táctil, puedes escribir con gran rapidez”.
Las pantallas táctiles, debido a sus características, actúan como dispositivos de entrada / salida: es posible ingresar datos y, a su vez, extraer los resultados. En otras palabras, la pantalla táctil permite que el usuario introduzca información al sistema y también se encarga de mostrar el resultado del procesamiento de dicha información.
El uso de las pantallas táctiles está cada vez más extendido. Hay cajeros automáticos (ATMs) con pantalla táctil, a través de la cual el usuario puede ingresar información sobre su cuenta bancaria, elegir el tipo de operación que desea realizar, etc. También es posible encontrar pantallas táctiles en los museos (destinadas a presentar información de manera interactiva), en computadoras portátiles, en teléfonos móviles y en muchos otros dispositivos.

3. Concepto de Pantalla Táctil

Pantalla Táctil Capacitiva

Pantalla táctil que depende de la capacidad de conductividad del cuerpo humano para detectar donde y como toca el usuario a la pantalla.
Una pantalla táctil capacitiva está cubierta con un material, habitualmente óxido de indio y estaño que conduce una corriente eléctrica continua a través del sensor. El sensor por tanto muestra un campo de electrones controlado con precisión tanto en el eje vertical como en el horizontal, es decir, adquiere capacitancia.
El cuerpo humano también se puede considerar un dispositivo eléctrico en cuyo interior hay electrones, por lo que también dispone de capacitancia. Cuando el campo de capacitancia normal del sensor (su estado de referencia) es alterado por otro campo de capacitancia, como puede ser el dedo de una persona, los circuitos electrónicos situados en cada esquina de la pantalla miden la 'distorsión' resultante en la onda senoidal característica del campo de referencia y envía la información acerca de este evento al controlador para su procesamiento matemático.
Los sensores capacitivos deben ser tocados con un dispositivo conductivo en contacto directo con la mano o con un dedo, al contrario que las pantallas resistivas o de onda superficial en las que se puede utilizar cualquier objeto. Las pantallas táctiles capacitivas no se ven afectadas por elementos externos y tienen una alta claridad, pero su complejo procesado de la señal hace que su coste sea elevado.
Las pantallas táctiles capacitivas son más caras de fabricar. El cristal con una capa óxido de indio y estaño permite el paso de la corriente eléctrica hasta un sensor y se carga de una determinada cantidad de electrones. La conductividad eléctrica de la piel humana hace que varíe esta capacitancia y que genere una distorsión, midiendo esta distorsión se puede ubicar con precisión el dedo humano.
Este tipo de pantallas pueden detectar varias pulsaciones simultáneas o gestos, lo que permite diversas formas de actuar con ellas. Las pulsaciones o gestos no requieren presión, basta con deslizar el dedo para controlar la pantalla del dispositivo. Esto hace que la impresión para el usuario sea de rapidez e inmediatez, siempre que el sistema operativo y el programa que estemos manejando este bien diseñado, claro está.
No son aptas para los stylus ni tampoco se pueden usar guantes ya que son aislantes y no conducen electricidad. En cuanto a sus limitaciones, tener que usar los dedos, menor precisión y no detectar la presión limitan las posibilidades del software que pueden ejecutar.


ShareThis

Búsqueda personalizada