Búsqueda personalizada

Falange

Definición de Falange


Falange: Definición, Concepto, Significado, Qué es Falange

1. Concepto de Falange

Las falanges de la mano (Phalanges digitorum manus) son huesos largos —pues predomina la longitud sobre el grosor y la anchura—, en número de tres para cada dedo (excepto el pulgar que tiene dos), denominados, comenzando a contar desde el metacarpo o el metatarso: 1ª, 2ª y 3ª o proximal, media y distal (en la antigua nomenclatura falange, falangina y falangeta). Cada una consta de dos caras: anterior y posterior; y dos extremos: proximal y distal (superior e inferior), articulares ambos en la 1ª y 2ª, y sólo el superior en la 3ª.
Las falanges proximales se articulan con los respectivos huesos metacarpianos (en el caso de la mano) en su epífisis proximal, mientras que en su epífisis distal se articulan con las falanges medias, excepto en el pulgar donde no existe este último hueso. Las falanges distales, solo se articulan en su epífisis proximal con la respectiva falange media o con la respectiva falange proximal, en el caso del pulgar.


2. Significado de Falange

La falange fue una organización táctica para la guerra creada en la Antigua Grecia y luego imitada por varias civilizaciones mediterráneas. Por extensión, los autores antiguos suelen llamar falange a cualquier ejército que combate formando una única fila de combatientes muy próximos entre sí, al estilo de la falange clásica, que formaba así con una profundidad de entre 8 y 16 guerreros. El término es de origen griego, φάλαγξ (phálanx), que se usaba para la formación defensiva utilizada por los hoplitas, que constituían la falange clásica.

El término phálanx en la Época Arcaica

El término phálanx es antiguo en la literatura de la Antigua Grecia. Abunda en Homero y aunque con menos frecuencia se halla a lo largo de esta época.
Parece que el término proviene del la raíz indoeuropea *bhel, con el significado de «hincharse, crecer», con un sufijo nasal -ng. En la tradición etimológica antigua se refería sobre todo a un segmento o fragmento alargado y sólido de cualquier material, a veces de forma cilíndrica. En el ámbito militar está relacionado con su forma rectangular, al hacer referencia a «segmentos» del ejército. Sin embargo, no se puede concluir de los usos del término y de su mera existencia en la literatura arcaica que las phálanges homéricas y arcaicas fueran un «segmento alargado». En la Ilíada aparece el término phálanx 34 veces y en todas menos una, en plural.
En otras fuentes literarias, en el lapso de dos siglos el término sólo aparece en cuatro ocasiones: en Hesíodo, en Teogonía 676 y 935; en Tirteo fr.12.21, y en Mimnermo 14.3. En estas menciones el término está en plural y «no se refiere a una unidad concreta, con un número determinado de efectivos o una formación táctica específica, sino que es un modo amplio de designar a las tropas».
En la épica y la lírica las falanges son unidades que evolucionan con rapidez e iniciativa por el campo de batalla, frente a la unidad cohesionada, en formación cerrada y en filas, de la época clásica.

El término phálanx en la época clásica

No existe ninguna cita del siglo V a. C a este término, ni en singular ni en plural como formación militar. Heródoto sólo la nombre una vez en su sentido etimológico, y el resto de autores no la recogen en su acepción militar.
El primero que designa a la phálanx, hasta 60 veces, como formación pesada de infantería es Jenofonte, y lo hace en singular. En general, el escritor ateniense denomina como phálanx al cuerpo de soldados griegos de infantería pesada formados en líneas, que normalmente ocupa el centro del campo de batalla y juega el papel más representativo en el combate.


3. Qué es Falange

La palabra falange tiene origen griego. Proviene de “phálangos”, designando los troncos de madera o trozos alargados de otros materiales, que haciéndolos rodar, servían para empujar cosas sobre el suelo, o para botar las naves. Más adelante, siempre en el sentido de segmentos, designó el ejército macedónico en pleno desplazamiento, formado por hoplitas, soldados de infantería pesada, que se formaban en línea, integrando una especie de muralla humana.
La estructura de las falanges griegas, fue ideada por los reyes macedónicos, Arquelao y Filipo II. Contaban con lanceros agrupados en dieciséis filas. Estas filas se redujeron a la mitad en tiempos de Alejandro Magno, para darles más ligereza. Las legiones romanas probaron su vulnerabilidad al derrotar a los griegos en Pidnia en el año 168 antes de Cristo.
Del griego, el término pasó al latín, como “phalangis”, usando también los romanos, la técnica de formación en falanges, en sus combates, hasta que al extender sus dominios más allá de las tierras llanas del lacio, debieron instrumentar otro sistema que les permitiera combatir en zonas montañosas, lo que es imposible con el sistema de falanges.
También reciben el nombre de falanges, los sistemas políticos de corte autoritario. La falange española fue un partido político de la época de la Segunda República española, contraria al capitalismo y al comunismo, y de ideas fascistas.
En Biología, se usa “falange” para nombrar, como ya lo hizo el filósofo griego Aristóteles, en el siglo IV antes de Cristo, a los huesos largos de las manos y los pies. Los dedos poseen tres falanges (primera, segunda y tercera) menos el pulgar, que posee dos.

« Webgrafía consultada al editar este artículo »


ShareThis

Búsqueda personalizada