Cuál es el Significado de Peregrino - Concepto, Definición, Qué es Peregrino

Definición, Concepto, Significado, Qué es de Peregrino

Definición, Concepto, Significado, Qué es de Peregrino

1. Concepto de Peregrino

Proveniente etimológicamente del vocablo latino “peregrīnus”, compuesto por “per” que significa a través, y “ager” que se traduce como campo, se aplicaba en Roma a los extranjeros residentes en su territorio, provenientes de lugares con los cuales Roma no se hallaba en guerra, que se regían por su propio Derecho aplicado por el pretor peregrino, cargo creado en el año 247 a.C, para acompañar al pretor urbano, que ya existía desde el año 367 a. C. y que se ocupaba de los litigios en que intervenían ciudadanos romanos. A ese Derecho propio de los peregrinos lo llamaban Derecho de Gentes. En el año 212 les fue concedida la ciudadanía romana, por el emperador Caracalla.
En La Edad Media recibieron el nombre de peregrinos los viajeros que se desplazaban por motivos religiosos, como los musulmanes que peregrinaban a La Meca. El poeta español Gonzalo de Berceo (1197-1264) en sus poemas religiosos, usó la palabra peregrino, refiriéndose a los cristianos que se dirigían en procesión religiosa a Santiago de Compostela, Jerusalén o a Roma. Los primeros recibían el nombre peregrinos propiamente dichos, los segundos el de palmeros, y los terceros el de romeros. El concepto se aplica también a quien por cualquier otro motivo deambula por tierras que no le son propias.
Por extensión se denomina peregrina a todo individuo humano o animal que se dirige de un sitio a otro, como ocurre con las aves que migran en determinadas épocas del año, por ejemplo, las golondrinas.
También se aplica el concepto a quien abandona la vida terrena para pasar por causa de muerte, a la eternidad.


2. Definición de Peregrino

Peregrino es un término cuya etimología nos lleva a la lengua latina (peregrīnus). El concepto se utiliza, en su sentido más amplio, para nombrar al sujeto que realiza un recorrido por regiones desconocidas para él.
Por ejemplo: “Voy a buscar un poco de agua para asistir al peregrino”, “Disculpe, ¿podría ayudarme? Soy un peregrino que no conoce la zona y se ha perdido”, “Muchos peregrinos desean alcanzar la cumbre de la sierra, aunque pocos lo consiguen”.
El uso más habitual, de todos modos, está vinculado a la religión. Un peregrino es quien decide realizar un viaje extenso para llegar a un templo o lugar sagrado como una muestra de su fe y compromiso con Dios.
La idea religiosa del peregrinaje se asocia a la vida como un camino a recorrer. En algunos casos, el peregrino es una penitente que inicia su trayecto como una manera de reparar sus faltas. También hay peregrinos que desarrollan la travesía a modo de promesa.
En la época medieval, los peregrinos católicos solían dirigirse hacia Jerusalén, Roma o Santiago de Compostela. Estos destinos aún se mantienen, sobre todo la ciudad española en la que se dice que reposan los restos del apóstol Santiago el Mayor.
Las aves peregrinas, por otra parte, son aquellas especies que se desplazan de una región a otra en búsqueda de alimentos o de condiciones climáticas apropiadas para su reproducción y subsistencia. Un ejemplo de ave peregrina es la golondrina
El halcón peregrino, por último, es un ave cuyo nombre científico es Falco peregrinus. Este animal se destaca por su velocidad cuando caza, alcanzando velocidades de unos trescientos kilómetros por hora en picada.