Cuál es el Significado de Propaganda . Concepto, Definición, Qué es Propaganda

Conceptos de Propaganda

Significado de Propaganda

La propaganda es una forma de comunicación que desde la antigüedad está dirigida a influir en la actitud de una comunidad hacia algo.
Al contrario que el suministro de información imparcial, la propaganda, presenta información sobre todo para influir en una audiencia. La propaganda presenta a menudo hechos de forma selectiva, por lo tanto, puede llegar a mentir para fomentar un particular, o utiliza los mensajes para producir una respuesta más emocional que racional a la información presentada. El objetivo deseado es promover como resultado un cambio de la percepción del tema, incluyendo la percepción de la importancia, en el público. La propaganda puede ser utilizada como un arma de guerra.
La propaganda abarca a muchos términos relacionados, en su sentido original podía referirse a usos en general, como vender un producto desconocido, recomendaciones de salud pública, participar en un censo o elecciones, o alentar a las personas para comunicar crímenes a la policía, entre otros. La propaganda en publicidad es una forma de comunicación comercial que intenta incrementar el consumo de un producto o servicio. Mientras que los términos "propaganda subliminal" o "propaganda política" por ejemplo, han adquirido connotaciones negativas por la asociación con sus ejemplos más manipuladores.
Se articula a partir de un discurso persuasivo que busca la adhesión del otro a sus intereses. Es de carácter monológico y requiere el recurso del anuncio. La propaganda generalmente se repite y se dispersa sobre una amplia variedad de medios con el fin de crear el resultado deseado en las actitudes de la audiencia.
La propaganda es definida como una forma intencional y sistemática de persuasión con fines ideológicos, políticos o comerciales, con el intento de influir en las emociones, actitudes, opiniones y acciones de los grupos de destinatarios específicos mediante la transmisión controlada de información parcial (que puede o no basarse en hechos) a través de los medios de comunicación masiva y directa."
—Richard Alan Nelson, A Chronology and Glossary of Propaganda in the United States, 1996
Su planteamiento consiste en utilizar una información presentada y difundida masivamente con la intención de apoyar una determinada opinión ideológica o política. Aunque el mensaje contenga información verdadera, es posible que sea incompleta, no contrastada y partidista, de forma que no presente un cuadro equilibrado de la opinión en cuestión, que es contemplada siempre en forma asimétrica, subjetiva y emocional. Su uso primario proviene del contexto político, refiriéndose generalmente a los esfuerzos patrocinados por gobiernos o partidos para convencer a las masas; secundariamente se alude a ella como publicidad de empresas privadas. Propaganda, difusión de ideas e información con el fin de inducir o intensificar actitudes y acciones específicas. Dado que la propaganda con frecuencia va acompañada de distorsiones de los hechos y de llamamientos a la pasión y a los prejuicios, a menudo es considerada como falsa o engañosa. Sin embargo, este punto de vista es relativo. A pesar de que algunos propagandistas pueden distorsionar los hechos de forma intencionada, otros los presentan de forma tan fiable como cualquier observador objetivo. El alegato de un abogado puede ser tan propagandístico como el anuncio de una valla publicitaria. Incluso la educación, cualquiera que sea su objetivo, podría ser considerada en último término como una forma de propaganda. La principal diferencia reside en la intención del propagandista al intentar convencer a una audiencia de que adopte la actitud o acción que él representa.
La propaganda puede ser difundida para o por personas, empresas, minorías étnicas, organizaciones religiosas o políticas y gobiernos a cualquier nivel. Miles de grupos con intereses específicos difunden propaganda: sociedades patrióticas, ligas antialcohol, comités de prevención de accidentes y de seguridad vial, asociaciones que promocionan la conservación del medio ambiente o que defienden los derechos de los animales, sindicatos y cámaras de comercio. Sea cual sea su objetivo, intenta la persuasión a través de los sentimientos o de la razón. El uso eficaz de los medios de comunicación es una herramienta fundamental en este sentido. El nivel de éxito de una acción propagandística está en relación directa con la dificultad que tengan aquéllos a los que va dirigida de acceder a una información alternativa.
La propaganda puede utilizarse en contextos muy diferentes. Así, la propaganda religiosa ha sido muy difundida a lo largo de la historia, como cuando san Pablo ejerció el apostolado de la nueva religión y estableció las primeras iglesias cristianas en Asia Menor, Grecia e Italia. Algunos libros, incluso novelas, también han sido utilizados como vehículo para la propaganda. Entre las novelas famosas de propaganda literaria se encuentran Los viajes de Gulliver (1726) del escritor satírico y panfletista político Jonathan Swift, que atacó la vanidad e hipocresía de la política de su tiempo, o La cabaña del tío Tom (1852) de Harriet Beecher Stowe, que al describir la esclavitud en los estados sureños de Estados Unidos, contribuyó al desarrollo del movimiento abolicionista. Una forma habitual de propaganda política es la denominada propaganda 'blanca', cuyo objetivo es crear una opinión favorable sobre una organización, grupo o gobierno específico, como la que difundían los nazis en la década de 1930 para destacar la supremacía y la prosperidad de su país. De forma análoga, la propaganda política, denominada con poco acierto 'propaganda negra', intenta fomentar la intranquilidad y la superstición con respecto a las acciones o intenciones de otra entidad. Un ejemplo de este tipo de propaganda es la difundida durante la Guerra fría a través de las emisoras de radio, donde cada país cantaba sus excelencias y atacaba a sus enemigos. Los avances tecnológicos de los medios de comunicación, especialmente los electrónicos, están ampliando los canales de propaganda y es probable que en el futuro tengan un enorme impacto.
Meta de la propaganda
La meta de la propaganda es aumentar el apoyo (o el rechazo) a una cierta posición, antes que presentarla simplemente en sus pros y sus contras. El objetivo de la propaganda no es hablar de la verdad, sino convencer a la gente: pretende inclinar la opinión general, no informarla. Debido a esto, la información transmitida es a menudo presentada con una alta carga emocional, apelando comúnmente a la afectividad, en especial a sentimientos patrióticos, y apela a argumentos emocionales más que racionales.
En inglés, la palabra "propaganda" tiene connotaciones negativas. No es necesariamente así en otras lenguas, y el uso del término puede llevar a malentendidos con gente de otros idiomas. Por ejemplo, en Brasil y algunos países de habla hispana, España y zonas de Sudamérica, "propaganda" usualmente se emplea como sinónimo de publicidad comercial.
La propaganda, cuando es utilizada de forma no ética, es en realidad un modo de desinformación y censura y usa la metodología de la retórica para convencer a los destinatarios de la misma. En el sentido político del término se desarrolló fundamentalmente en el siglo XX con la Sociología moderna y la consolidación de la sociedad de masas. El ministro de propaganda de Adolf Hitler, Joseph Goebbels, sociólogo, lo primero que hizo para llegar al poder fue apoderarse de los medios de comunicación de masas para adoctrinar al pueblo con propaganda política. La famosa frase de "Una mentira repetida mil veces se transforma en una verdad" refleja ese modo de proceder.


Definición de Propaganda

Propaganda es la acción y efecto de dar a conocer algo. La informacióntransmitida mediante una propaganda tiene como objetivo seducir a los potenciales compradores de un producto o contratantes de un servicio, aunque también puede estar destinada a sumar adeptos a una causa o campaña.
Por ejemplo: “La propaganda del nuevo coche fue un éxito: toda la gente habla de ella en la calle”, “No entendí la propaganda de la compañía de telefonía”, “La propaganda del Ejército para captar reclutas no tuvo la repercusión esperada”, “La revista trae más páginas de propaganda que de contenido”.
La noción de propaganda suele utilizarse como sinónimo depublicidad. En este sentido, la propaganda puede transmitirse por televisión, radio, medios gráficos, Internet o incluso a través de afiches en la vía pública. Todas las empresas que desean dar a conocer un producto o un servicio deben desarrollar propagandas para llegar a los consumidores.
Otro uso del concepto está asociado a los mensajes que se difunden desde un cierto sector con la intención de ejercer una influencia en los valores o en la conducta de los ciudadanos. La propaganda supone una búsqueda de la persuasión con intención política o ideológica.
Un ejemplo de este tipo de propaganda suele tener lugar durante las guerras o conflictos armados. El invasor tiende a desarrollar acciones de propaganda en el territorio invadido con el objetivo de que la población deje de lado la resistencia, expresando que llega con el fin de liberar al pueblo, de derrocar a los tiranos, etc.

Concepto de Propaganda

Del latín “propagare” que significa difundir o multiplicar, la propaganda es un mensaje que tiene una finalidad de persuasión o convencimiento del público al que se dirige, que a veces puede ser a la población en general, y en otros casos a un sector particular.
Se utilizó en sus comienzos en la agricultura, luego en las guerras de conquistas, y a posterior lo usó la iglesia católica para imponerse al avance de las ideas protestantes. La aparición de la imprenta facilitó la propaganda, que a partir del siglo XVIII fue utilizada políticamente tanto por regímenes liberales como autoritarios.
El régimen nazi, utilizó la propaganda para lograr la adhesión del pueblo a su ideología totalitaria y a la adopción de costumbres que se consideraban típicas de la raza aria, a la par que fomentaba el odio a los judíos, usando para ello, desfiles, actos públicos y medios masivos de comunicación, entre los cuales se destacaron la radio y el cine.
De acuerdo a su contenido, existen entre otras, propagandas políticas, religiosas, literarias o sanitarias. Cuando las propagandas son comerciales, tendientes a promover el consumo de un bien o servicio, con finalidad de lucro, reciben el nombre de publicidades, siendo un valioso recurso de marketing.
Tanto las propagandas como las publicidades utilizan diversos medios de comunicación masiva, como carteles, murales, radio, televisión o Internet. Con estos recursos, y utilizando imágenes sugestivas y palabras convincentes intentan atrapar la opinión en favor del objeto o idea que se quiere imponer. No se exige que sean afirmaciones verdaderas, pues siempre se tratará de exagerar los atributos y ocultar los defectos, con el fin de convencer.

Qué es Propaganda

Propaganda es una palabra derivada del latín “Propagare” que significa “Difundir o Multiplicar” por lo que es clara la idea y el objetivo de que la propaganda es una herramienta publicitaria con el fin de dar a conocer algo con el fin de que se comercialice o distribuya. Los bienes y servicios en la actualidad requieren de un sistema de promoción que le oferte a la población las cualidades que este tiene, esto es lo que se le conoce como propaganda o recurso publicitario.
La propaganda, como técnica de marketing está asociada a una serie de pasos los cuales se deben cumplir para revelar cuales son las necesidades del consumidor respecto a los productos que se ofertan. Primero, mediante un estudio de mercadeo se identifica que tanto podría ser la cantidad que podrían comprar las personas de lo que se busca hacer propaganda. En casos eventuales se harían encuestas preguntándoles a las personas ¿Que buscan del producto? ¿Qué esperan que haga el producto? ¿Qué expectativas tienen? ¿Cuáles creen que serían las ofertas y demanda de este producto?
La innovación en la propaganda debe ser uno de los principales rasgos característicos, esto contribuye a que la propaganda sea agradable al ojo receptor el cual busca algo nuevo entre la monotonía. La calidad del producto es también una variable destacable a la cual la propaganda debe hacer mención. La competencia constante en términos de propaganda hacen que el usuario revise entre la gama de opciones disponible, en este caso, el comprador evaluará la publicidad y probará cual es el mejor. La propaganda tiene la particularidad que cuando causa impacto en la sociedad con una simple frase o un personaje en específico esta se inmortaliza, esto representa un importante logro en la realización de publicidad en el mundo del comercio ya que este tipo de simpatía recolecta buenos consumidores.
Entre los otros tipos de propaganda destaca, la propaganda política, la cual busca hacer que un candidato político simpatice entre la sociedad de cara a elecciones administrativas en el estado las cuales buscan la renovación del sistema político. Las campañas de concientización buscan hacer que la población tome conciencia y piense en el impacto que están haciendo respecto a algo que está mal que afecta al entorno. Este tipo de propaganda es social y no busca dejarle ganancia a ningún lucro en específico.