Cuál es el Significado de Control Fiscal. Concepto, Definición, Qué es Control Fiscal

Definición de Control Fiscal


1. Concepto de Control Fiscal

El Control Fiscal es el conjunto de actividades realizadas por Instituciones competentes para lograr, mediante sistemas y procedimientos diversos, la regularidad y corrección de la administración del Patrimonio Publico.
El Control Fiscal, como función del Estado, esta distribuido entre diversas Entidades de Derecho Público, que realizan actividades de la más variada índole, de acuerdo con la estructura y naturaleza que les es propia. No puede pensarse que solo las llamadas Instituciones de Control o "Entidades Fiscalizadoras", realizan actos de Control Fiscal. El Control Fiscal deriva del poder de control. Ya suficientemente analizado, aunque circunscrito al aspecto fiscal, que come analizamos anteriormente, es la denominación convencionalmente aceptada para designar la actividad del Estado, en cuanto se relaciona con el patrimonio de la colectividad, o Hacienda Pública. De este modo puede entenderse come existe un Control Fiscal Parlamentario, ya que un conjunto de actividades del órgano legislativo van encaminadas al control de la administración patrimonial y un Control Fiscal Interno, de marcado carácter administrativo por cumplir además de la función de control propiamente dicha, la de colaborar en el desenvolvimiento de la Administración como función ejecutiva. Asimismo. Dentro del Control Externo, puede observarse también, la existencia de Instituciones Superiores "ad-hoc" creadas especialmente para absorber un amplio sector del control del Patrimonio Público.
La actuación de estas Entidades debe estar enmarcada dentro de la, súper legalidad (Normas Constitucionales) y dentro de la legalidad (Leyes, Reglamentos, Decretos, etc.) que domina en nuestros sistemas de gobierno la actuación de los Órganos del Poder Público.
Dentro de la función de control existe, igualmente, la discrecionalidad en algunos aspectos de su ejercicio, pero ella, necesariamente debe estar circunscrita también a la competencia que sobre supuestos y modalidades determinados, establece la legislación.
Los sistemas y procedimientos aplicables al Control Fiscal, varían de acuerdo con la naturaleza de los órganos que lo ejecutan. Esto es fácil de comprender por cuanto entre la estructura y complejo funcionamiento del Parlamento y la simple de una unidad de control interno existen notorias diferencias que repercuten, lógicamente, en sus actividades. Como se verá al hacer un análisis de los sistemas y procedimientos del Control Fiscal, son diferentes los medios de control de que se valen, por ejemplo, los Parlamentos y las oficinas de control de una dependencia del Ejecutivo.
Los fines del Control Fiscal son variables en cuanto a la intensidad con que lo aplican unas y otras instituciones, y en atención a la diversidad de legislaciones, pero puede afirmarse que aun dentro de estas reconocidas diferencias, y variados matices que analizaremos al hablar del "Alcance del Control Fiscal"; sus objetivos básicos son la regularidad y la corrección de la administración del Patrimonio Publico.


2. Concepto de Control Fiscal

El Fisco, es aquella parte de la administración estatal que se dedica a recaudar impuestos, para sostener los gastos públicos, y administrarlos. Si bien es mirada por la ciudadanía con recelo, pues son los aportes de quienes componen el pueblo del Estado los que conforman el Tesoro nacional, el cobro de tributos es necesario para que puedan cumplirse los servicios públicos esenciales y distribuir la riqueza de un modo más equitativo, evitando la concentración de dinero en pocas manos, y que a otros les falten recursos para cubrir sus necesidades más básicas. Con lo recaudado se pagan los gastos de los hospitales públicos, escuelas públicas, seguridad y justicia, por lo cual se cobraron impuestos o tributos desde el nacimiento mismo de los Estados.
Los Estados poseen mecanismos de control fiscal para detectar evasiones, ya que si no hay seguimiento del cumplimiento, es altamente probable que quienes pagan, se sientan tentados a no hacerlo, si comprueban a que aquellos renuentes no se les aplican sanciones.
En Argentina, la AFIP, es la entidad encargada de la administración de los fondos públicos y de realizar a nivel nacional el control de los contribuyentes. Sin embargo para imponer una carga impositiva debe existir una ley que lo autorice, y si esta es inconstitucional puede ser objeto de un proceso judicial para invalidarla. Por lo tanto existe un control fiscal sobre los contribuyentes y a su vez un control por parte de los organismos legislativos (que sancionan las leyes impositivas) y del Poder Judicial, para proteger a la ciudadanía de excesos.