Buscar contenidos

Búsqueda personalizada

Cuál es el Significado de Evolución. Concepto, Definición, Qué es Evolución


Evolución: Compendio de Definiciones y Conceptos

Definición de Evolución

La evolución biológica es el conjunto de transformaciones o cambios a través del tiempo que ha originado la diversidad de formas de vida que existen sobre la Tierra a partir de un antepasado común. La palabra evolución para describir tales cambios fue aplicada por primera vez en el siglo XVIII por el biólogo suizo Charles Bonnet en su obra Consideration sur les corps organisés. No obstante, el concepto de que la vida en la Tierra evolucionó a partir de un ancestro común ya había sido formulado por varios filósofos griegos, y la hipótesis de que las especies se transforman continuamente fue postulada por numerosos científicos de los siglos XVIII y XIX, a los cuales Charles Darwin citó en el primer capítulo de su libro El origen de las especies. Sin embargo, fue el propio Darwin, en 1859, quien sintetizó un cuerpo coherente de observaciones que consolidaron el concepto de la evolución biológica en una verdadera teoría científica.
La evolución como una propiedad inherente a los seres vivos ya no es materia de debate entre los científicos. Los mecanismos que explican la transformación y diversificación de las especies, en cambio, se hallan todavía bajo intensa investigación. Dos naturalistas, Charles Darwin y Alfred Russel Wallace, propusieron en forma independiente en 1858 que la selección natural es el mecanismo básico responsable del origen de nuevas variantes genotípicas y, en última instancia, de nuevas especies. Actualmente, la teoría de la evolución combina las propuestas de Darwin y Wallace con las leyes de Mendel y otros avances posteriores en la genética; por eso se la denomina síntesis moderna o «teoría sintética». Según esta teoría, la evolución se define como un cambio en la frecuencia de los alelos de una población a lo largo de las generaciones. Este cambio puede ser causado por diferentes mecanismos, tales como la selección natural, la deriva genética, la mutación y la migración o flujo genético. La teoría sintética recibe en la actualidad una aceptación general de la comunidad científica, aunque también algunas críticas. Ha sido enriquecida desde su formulación, en torno a 1940, gracias a los avances de otras disciplinas relacionadas, como la biol0ogía molecular, la genética del desarrollo o la paleontología. De hecho, las teorías de la evolución, o sea, los sistemas de hipótesis basadas en datos empíricos tomados sobre organismos vivos para explicar detalladamente los mecanismos del cambio evolutivo, continúan siendo formuladas.

Concepto de Evolución

La evolución es todo proceso de cambio y pasaje de una generación de elementos a otra. El término evolución es utilizado en la mayoría de los casos en relación con procesos biológicos, genéticos y físicos, aunque también puede recurrirse a él para describir fenómenos sociales e individuales. La evolución humana es por ello una de las principales nociones que se aplican a este concepto y en ella se combinan tanto elementos biológicos y naturales con elementos sociales y culturales.
La evolución implica siempre una alteración de las condiciones existentes hacia un estadío superior en el cual se hace presente una mayor complejización de las mismas. Cuando se hace referencia a la evolución natural, se habla entonces del desarrollo de los microorganismos que debido a la necesidad de adaptarse a diferentes condiciones ambientales presentaron alteraciones en sus características principales. Estas transformaciones permitían a los organismos vivos entonces sobrevivir a los cambios medioambientales. La no posibilidad de evolución significó para miles de especies de seres vivos la extinción.
Cuando hablamos de evolución humana, estamos refiriéndonos al proceso de desarrollo de las características que terminarían por resultar en lo que hoy en día es el ser humano actual. Se cree que este proceso de evolución habría comenzado entre hace 5 y 7 millones de años con la separación sucedida entre los primeros homínidos y los primates. De acuerdo a los registros encontrados en este sentido, el primer homínido que contaba ya con elementos diferenciados a los de los primates fue el Australopithecus a partir del cual la evolución permitió llegar al Homo Sapiens Sapiens, hombre actual.
A lo largo del período a través del cual los primeros homínidos lograron transformarse en el ser humano de mayor evolución, numerosos logros tomaron lugar: el desarrollo de herramientas (en primer instancia, primitivas; luego, de mayor complejidad), el dominio del fuego, el perfeccionamiento de todas las técnicas de supervivencia, la creación de la agricultura y el consiguiente establecimiento de la vida social organizada.


Definición de Evolución

En términos generales, por evolución se refiere a aquel desarrollo gradual, avance o crecimiento que experimentan las cosas o bien los organismos.
Por otra parte a través de la palabra evolución también se puede referir a aquel cambio de conducta, actitud o propósito que puede presentar o evidenciar una persona en determinado momento de su vida.
Y al conjunto de movimientos, giros o ejercicios desplegados por alguien o algo, suelen denominárselos con la palabra evolución.
Pero básicamente, el uso más difundido del término es aquel que nos propone la idea de pasar de un estado a otro, siendo que aquel al cual se pasa presenta y reporta una mayor perfección o sofisticación que el inmediatamente anterior.
En tanto, sin dudas, el concepto de evolución donde mayor difusión e importancia presenta y ostenta es a instancias de la Biología, en lo que se conoce formalmente con la denominación de evolución biológica.
La evolución Biológica es aquel proceso continuo de transformación de las especies a través de los cambios que se produjeron en las sucesivas generaciones y que se verá reflejado y plasmado en el cambio de las frecuencias alélicas de una población. Este proceso implica un cambio en el perfil genético de la población de individuos que afecta y que incluso puede llevar a a la aparición de nuevas especies, a la adaptación en nuevos ambientes o bien a la aparición de novedades evolutivas.
Dentro de esta materia quien ha propuesto importantísimas definiciones y estudios fue el biólogo británico Charles Darwin quien propuso el concepto de selección natural para explicar esto de la evolución de las especies. La selección natural es un mecanismo evolutivo que supone y propone una reproducción diferencial de los genotipos en el seno de una población biológica.
Y por otra parte, en la Filosofía, el término evolución refiere a aquella doctrina que explica todos los fenómenos cósmicos, físicos y mentales como consecuencia de las transformaciones sucesivas de una sola realidad primera que está sometida a perpetuo y eterno movimiento intrínseco.

Concepto de Evolución

El concepto de evolución proviene del término latino evolutio y hace referencia al verbo evolucionar y a sus efectos. Esta acción está vinculada con un cambio de estado o a un despliegue o desenvolvimiento y su resultado es un nuevo aspecto o forma del elemento en cuestión.
Podemos encontrar el término en frases como: “Tenemos que esperar por la evolución del paciente en la etapa post-quirúrgica antes de determinar los pasos a seguir”, “El joven tenista colombiano ha mostrado una gran evolución en su juego”, “La evolución del negocio no fue la que esperábamos y tuvimos que abandonar el proyecto”.
Puede entenderse la evolución como un proceso que deben atravesar algunas cosas y que consiste en el abandono de una etapa para pasar a otra, ya sea de manera gradual o progresiva. Podemos ejemplificar esto en el proceso de publicación de un libro, por citar un caso, donde aparecen etapas sucesivas: una idea surge en la cabeza de un escritor, el mismo comienza a escribir unos borradores, después pasa el texto en limpio y finalmente da por terminado el trabajo de escritura. Llega entonces el momento de buscar un editor para la publicación y comercialización de la obra. A esta altura lo que queda de esa idea surgida en el autor es un recuerdo vago que poco se parece al resultado final.
Otra forma en la que puede comprenderse el término es como sinónimo de movimiento, en cuanto a esa trayectoria curva que realizan los seres humanos, los animales o algunos objetos. Es decir que analizando cada una de las etapas de la vida de un individuo podría conocerse o comprenderse la evolución por él alcanzada.
Podemos hablar también de evolución biológica. Éste es un proceso a través del cual las especies van modificándose a lo largo del tiempo (modificaciones a medida que pasan las generaciones). Esta evolución genera una alteración en la genética de una población que podría derivar en la adaptación de la especie a un nuevo hábitat o el surgimiento de una especie diferente.
Aspectos importantes de la teoría de la evolución
Al pensar en el término evolución el primer nombre que nos surge es Charles Darwin, sin embargo es importante aclarar que no fue él el primero en hablar de la cuestión evolutiva de las especies, ni siquiera quien acuñó el termino. El mismo Charles mencionó a una decena de autores y científicos que le habían precedido cuyos estudios eran fundamentales para la clara explicación de esta teoría. Entre estos investigadores se encontraba su abuelo Erasmus Darwin, quien en sus libros “Zoonomia” y “Las leyes de la Vida Orgánica” hacía un extensivo análisis sobre el tema. De todas formas, es necesario señalar que el gran salto hacia la concepción de evolución en la que hoy se basa la ciencia la dio Charles, con su teoría sobre la Selección Natural.
Dentro de la teoría de la evolución existen dos líneas de pensamiento bien marcadas. Una de ellas es la teoría creacionista, que se encuentra basada en las directrices que la religión impuso a través de su Génesis, donde la vida es posible gracias a la existencia de un dios y es él quien decide qué especies nacen y cómo lo hacen y cuáles deben morir. La otra línea es la evolucionista que se inclinaba por afirmar que las especies cambiaban con el tiempo y que de cada una dependía su supervivencia; y las variaciones a lo largo del tiempo y el grado de adaptación que cada una presentaba (forma en la que evolucionaban), eran los elementos decisivos para dicha supervivencia.
La teoría de la evolución de Darwin se caracterizó por imponer nuevos patrones para analizar a la línea evolutiva de las especies. La suya fue la primera explicación que pudo considerarse creíble donde los seres más aptos para enfrentarse a las variaciones en el tiempo conseguían sobrevivir y quienes perecían eran los que no conseguían hacerlo. Las que lograban aclimatarse a dichos cambios eran especies que mostrarían modificaciones generación tras generación, a fin de que las futuras generaciones nacieran con las características necesarias para aprovechar eficientemente los nuevos recursos.
En este punto se plantea una diferencia importante entre el pensamiento de algunos evolucionistas como Lamarck y el propio Darwin. Los primeros evolucionistas afirmaban que el motor del cambio de las especies era el deseo de cambio, denominado Besoin. Por ejemplo, que las jirafas tuvieran un cuello largo se debía a que habían deseado alcanzar las copas de los árboles y esa necesidad o deseo había generado la extensión de su cuello, característica que se transmitiría a los descendientes (esta teoría no pudo ser probada y se descartó). Darwin, en cambio, decía que la evolución tenía que ver con la adaptación a la nueva realidad; en el caso de las jirafas, decía que eran las que tenía el cuello ligeramente más largo las que tuvieron acceso al alimento, y por esa razón fueron las que pudieron sobrevivir, alimentándose y reproduciéndose con normalidad.
Es necesario aclarar que cuando Darwin mostró su teoría todavía no se tenía conocimiento de las leyes de la genética y la variación hereditaria (trabajo realizado por Gregor Mendel), teorías que podrían haberlo ayudado significativamente a probar sus estudios. Porque, gracias a la genética podemos saber por ejemplo que el uso o desuso de un miembro o la utilidad del mismo puede marcar importantes pautas en la evolución genética de una especie. Pese a ello, su teoría sobre la evolución se considera la forma más clara y evidente para entender las etapas evolutivas de la vida sobre nuestro planeta.

Definición de Evolución

Del latín evolución, alude a los cambios progresivos, que mejoran las condiciones originarias del objeto que evoluciona. Si el cambio es negativo se habla de involución.
Las sociedades humanas han sufrido un gran cambio evolutivo a los largo de la Historia. Han pasado de vivir en grupos nómades, valiéndose de la caza, la pesca, y la recolección de frutos, hacia sociedades sedentarias, organizadas políticamente en Estados, con gran desarrollo industrial y comercial, y relaciones internacionales.
También ha evolucionado la religión, que pasó del politeísmo al monoteísmo, y el lenguaje comunicacional, que se ha enriquecido con el surgimiento nuevas formas de contacto interpersonal gracias a los nuevos medios de comunicación masiva, sobre todo INTERNET.
Se utiliza la palabra evolución en Biología para designar a las fases de una enfermedad, y al proceso por el cual una célula se torna más compleja. La Teoría de la Evolución de las Especies fue propuesta por Charles Darwin en 1859, aunque ya había sido anunciada por Chevalier de Lamark, a principios de ese siglo, quien propuso dos cadenas evolutivas, una para los animales y otra para las plantas, siendo el inicio de la cadena generado en forma espontánea, pero que no logró el apoyo de la comunidad científica.
Se basa la evolución de las especies, en la transmisión de caracteres hereditarios, con cambios que ocurren luego de grandes períodos de tiempo, y que hacen que se vayan modificando, por el principio de selección natural, que hace que sólo los más aptos sobrevivan adaptándose a las condiciones requeridas por el medio, lo que implica transformarse.

Concepto de Evolución

La evolución es un proceso sumamente complejo, que consiste en el desarrollo gradual de los organismos o las cosas, es decir, actúa tanto en los factores bióticos como en los abióticos, produciéndose en ellos, el cambio o pasaje de un estado a otro. Es decir, que aunque los ejemplos más utilizados de la evolución sean los animales, también a través de la historia, los distintos lenguajes fueron evolucionando, así como todo lo que nos rodea.
Otra acepción de esta palabra se refiere a la modificación o cambio de la conducta, actitud o propósito. Evolución es además, una rama de la biología, que estudia justamente la evolución de las especies; y por otro lado, es el nombre que se le da al movimiento propio de las tropas o buques para pasar de una formación o situación a otra.
La evolución biológica, se da de forma lenta, pero constantemente, en todas las especies, y las modifica genéticamente de generación en generación, con el objetivo de adaptarse al medio en que viven y lograr la supervivencia. Incluso a través de la evolución, pueden llegar a aparecer nuevas especies, a partir de la modificación de las ya existentes.
Dentro de la evolución biológica, podemos encontrar diversas teorías, una de las más importantes es la teoría evolutiva de Darwin, llamada “selección natural”, que se impuso a la teoría de Lamarck. Hoy en día, existe una teoría que recopila las conclusiones de Darwin y Alfred Russel Wallace, además de las leyes de Mendel y demás información obtenida de forma posterior respecto de la genética de las especies; esta teoría es llamada síntesis evolutiva moderna o teoría sintética, ya que sintetiza los descubrimientos de varios científicos en una sola idea.

Definición de Evolución

Evolución es un término marcado por la historia, en el que se describe la superación de una etapa para entrar a otra de mayor complejidad, el termino proviene del latín “Evolutio” lo que nos da a entender que el conocimiento de que se crece y evoluciona en todo aspecto posible es un tema que proviene desde el fundamento de la conciencia del ser humano. La evolución es un concepto práctico aplicado a todo aquello que adopta nuevas funcionalidades o destrezas, hace crecer su cuerpo o simplemente comprende nuevas aptitudes y desarrolla habilidades que en el pasado.
La evolución de un organismo depende del entorno en el que este se desenvuelve, en épocas prehistóricas, existían organismos unicelulares que Vivian en un ambiente determinado, pero cuando se vieron en la necesidad de desprenderse de ese habitad, muchos no sobrevivieron, sin embargo la capacidad de los más fuertes se centró en cambiar su estilo de vida, lo que genero nuevas necesidad, consiguiente de esto, los cuerpos cambiaron, nuevas extremidades surgieron, con el fin de adaptarse a lo nuevo y convertirse en organismos multicelulares. Así continuo este proceso, la razón y la conciencia llegaron en un momento determinado, la forma de vida evoluciono hasta el punto de surgir la necesidad de la colonia, hoy en día se ven los cambios más significativos de la evolución, gracias a la invención de la tecnología. Todo este mecanismo fue desarrollado como campo de estudio por muchos científicos pero el trabajo más notable fue el de la Teoría de la Evolución por Charles Darwin. El en su opera prima manifestó la necesidad de los organismos de cambiar por el entorno, le llamo leyes naturales a todo aquel comportamiento preciso de los animales que se centraron en respuestas automáticas a estímulos específicos.
A partir de este concepto surge un tema muy discutido durante años, ¿de dónde proviene el hombre?, ¿De dónde venimos? Pues, la cultura y la religión se han encargado de difundir historias sin algún argumento científicamente comprobado por lo que la teoría de la evolución permanece en un sitial de honor, pero siempre acompañada de creencias religiosas e historias que difieren por completo de las teorías de la evolución.

Buscar Contenidos

Búsqueda personalizada