Cuál es el Significado de Apartheid - Concepto, Definición, Qué es Apartheid

Definición, Concepto, Significado, Qué es Apartheid


Concepto de Apartheid

1. Concepto de Apartheid

El apartheid es el resultado de lo que fue, el siglo XX, un fenómeno de segregación racial en Sudáfrica. Estuvo en vigor hasta los años noventa, siendo en 1992 la última vez en que sólo votaron los blancos, y fue implantado por colonizadores ingleses y holandeses (bóeres), como símbolo de una sucesión de discriminación política, económica, social y racial. Fue llamado así porque significa "separación" en afrikáans, lengua germánica, criolla del neerlandés, hablada principalmente en Sudáfrica y Namibia. Este sistema consistía básicamente en la división de los diferentes grupos raciales para promover el "desarrollo". Todo este movimiento estaba dirigido por la raza blanca, que instauró todo tipo de leyes que cubrían, en general, aspectos sociales. Se hacía una clasificación racial de acuerdo a la apariencia, a la aceptación social o a la ascendencia. Este nuevo sistema produjo revoluciones y resistencias por parte de los ciudadanos negros del país.
El apartheid fueron actos de racismo practicado en Sudáfrica durante muchos años, pero no fue sino hasta 1948 que tomó forma jurídica al ser respaldado por leyes promulgadas a tal efecto. En las elecciones de 1947, el radical Partido Nacionalista ganó las elecciones en una coalición con el Partido Afrikáans, dirigido por el pastor protestante Daniel François Malan. Por una perversión de la ley electoral, que le dio mayoría a pesar de obtener menos votos que su rival, el Partido Unido, ocurrió lo mismo en 1953.
Poco después del triunfo nacionalista, el gobierno segregó a cada individuo de acuerdo a su raza. Una ley promulgada en 1950 reservaba ciertos distritos en las ciudades donde sólo podían ser propietarios los blancos, forzando a los no blancos a emigrar a otros lugares. Las leyes establecieron zonas segregadas tales como playas, autobuses, hospitales, escuelas y hasta bancos en los parques públicos. Los negros debían, por otra parte, portar documentos de identidad en todo momento y les estaba prohibido quedarse en algunas ciudades o incluso entrar en ellas sin el debido permiso.
Johannes Gerhardus Strijdom, que sucedió a Malan como primer ministro, instauró las siguientes leyes:
• Los negros no podían ocupar posiciones en el gobierno y no podían votar excepto en algunas aisladas elecciones para instituciones segregadas.
• Los negros no podían habilitar negocios o ejercer prácticas profesionales en las áreas asignadas específicamente para los blancos.
• El transporte público era totalmente segregado.
• A los negros no les estaba permitido entrar en zonas asignadas para población blanca, a menos que tuvieran un pase. Los blancos también tenían que portar un pase para entrar en las zonas asignadas a los negros.
• Edificios públicos tales como juzgados u oficinas de correos, disponían de accesos diferentes para blancos y negros.
• Las áreas asignadas a los negros raramente tenían electricidad o agua. Los hospitales también eran segregados: los hospitales para los blancos tenían la calidad de cualquier nación desarrollada, mientras que los asignados a los negros estaban pobremente equipados, faltos de personal y eran muy pocos en relación a la población que servían.
• En 1970 la educación de un niño negro costaba el 10% de la correspondiente a un blanco. La educación superior era prohibitiva para los negros.
• El ingreso mínimo para el pago de impuestos era de 360 rand para los negros y mucho más alto para los blancos, unos 750 rand.

2. Significado de Apartheid

El termino “apartheid”, con el significado de destinados o rumbos separados, es africaans, idioma que se formó del holandés antiguo al que se le introdujeron giros idiomáticos al llegar la población blanca, en especial holandeses e ingleses, a Sudáfrica.
El apartheid fue un sistema de discriminación social que se aplicó en el territorio de la República de Sudáfrica, consistente en la segregación de la población negra, que era considerada como de segunda, con relación a los blancos. Si bien era una práctica habitual, su consagración legal fue en el año 1948, con la asunción del partido nacionalista, irónicamente cuando en el mundo se dictaba la Declaración Universal de los Derechos Humanos, tras la gran masacre a la comunidad judía, por parte de los nazis.
Entre las medidas discriminatorias pueden mencionarse: Se les prohibió ser propietarios; se les asignó lugares apartados en establecimientos y vehículos públicos; zonas de residencia especiales en estados independientes por lo cual les fue privada la nacionalidad sudafricana, requiriéndose pases para entrar a zonas de blancos; carecían de derechos políticos, ni estaban facultados para ejercer su comercio o profesión donde lo hacía la población blanca. No podían acceder a estudios superiores.
En 1990 el apartheid fue suprimido, luego de un gran período de resistencia. En esa lucha se destacó Néstor Mandela que sufrió una condena a reclusión perpetua por delito de traición, en 1964.
La Proclamación de Teherán, organizada por la ONU condenó al apartheid como delito de lesa humanidad en el año 1968.
La discriminación de los negros, un caso atípico de discriminación de una minoría blanca sobre una mayoría negra, fue en aumento y alcanzó su máxima expresión con la matanza de Soweto en junio de 1976, donde murieron más de quinientas personas, que luchaban para impedir que se impusiera el africaans como idioma oficial en sus escuelas.
Por este antecedente también se habla de apartheid para referirse a toda segregación que se haga a nivel nacional de un grupo específico, a quienes se les restringen injustificadamente sus derechos.

3. Definición y Qué es Apartheid

Este término significa en Afrikaans, variante sudafricana del holandés, separación. Apareció oficialmente en Sudáfrica en 1944 y sirve para designar la política de segregación racial y de organización territorial aplicada de forma sistemática en África del Sur, un estado multiracial, hasta 1990.
El objetivo del apartheid era separar las razas en el terreno jurídico (Blancos, Asiáticos, Mestizos o Coloured, Bantúes o Negros), estableciendo una jerarquía en la que la raza blanca dominaba al resto (Population Registration Act) y en el plano geográfico mediante la creación forzada de territorios reservados: los Bantustanes (Group Areas Act).
En 1959, con el Self Government Act el apartheid alcanzó su plenitud cuando la población negra quedó relegada a pequeños territorios marginales y autónomos y privada de la ciudadanía sudafricana.
Hasta ese momento, Sudáfrica con sus importantes riquezas mineras y su situación geoestratégica se había alineado con el bloque occidental. Sin embargo, el sistema racista hizo que, en un momento en que se desarrollaba la descolonización, las presiones de la comunidad internacional se acrecentaran contra el gobierno de Pretoria.
En 1960 fue excluida de la Commonwealth. En la ONU se planteó la demanda de sanciones. En 1972, Sudáfrica quedó excluida de los Juegos Olímpicos de Munich ante la amenaza de boicot general de los países africanos. Finalmente en 1977, el régimen sudafricano fue oficialmente condenado por la comunidad occidental y sometido a un embargo de armas y material militar, y en 1985, el Consejo de Seguridad de la ONU llamó a los estados miembros a adoptar sanciones económicas.
En todo estas condenas internacionales hubo una cierta hipocresía. En el marco de la guerra fría el régimen racista fue visto por Europa y los Estados Unidos como un muro de contención a la expansión del comunismo en África. Moscú, por el contrario, animó la lucha contra el apartheid armando a Angola y Mozambique, países cuyos gobiernos pro-soviéticos se enfrentaban a guerrillas subvencionadas por Occidente y apoyadas por Sudáfrica. En el marco de ese conflicto, el ejército surafricano hizo diversas incursiones en el territorio de sus países vecinos.
El fin de la guerra fría precipitó el fin del apartheid. El presidente Frédérik de Klerk, tras diversas negociaciones con los representantes de las comunidades étnicas del país, puso fin al régimen racista en junio de 1991. En adelante la población negra recuperó sus derechos civiles y políticos.
El proceso culminó con la llegada Nelson Mandela, mítico militante anti-apartheid que había pasado veintisiete años en la cárcel, a la presidencia de la República de Sudáfrica.